Causas de la derrota según el General Kuropatin


Alekséi Nikoláyevich Kuropatkin fue Ministro de la Guerra en la Rusia Zarista desde 1898, hasta el día antes del comienzo del conflicto con el Japón en 1904, momento en que fue nombrado máximo responsable de los Ejércitos rusos en Extremo Oriente. Fue ‘cesado’ (solicitó ser relevado) de esta responsabilidad tras la batalla de Mukden en marzo de 1905. En el ejercicio de sus funciones recayeron pues las principales decisiones de antes y durante la guerra ruso japonesa.

General Alexei Kuropatkin

General Alexei Kuropatkin. (Fuente : Wikipedia)

El General Kuropatkin escribió un libro de Memorias en 1909, donde intentó justificar su actuación durante la guerra ruso japonesa. Es una enriquecedora lectura, digna de hacer un estudio de psicología humana, por la forma en que una persona puede delegar su responsabilidad en sus inferiores, afirmar una cosa y la contraria diez páginas después, obra culmen de la hipocresía y desfachatez humana. Vamos a hacer un resumen de las causas que, en opinión del General Kuropatkin, motivaron la derrota del ejército ruso para darnos una idea de la visión que tuvo el máximo responsable de las armas del Zar.

Kuropatkine divide las causas de la derrota en tres grupos:

    1. Causas independientes del Ministro de la Guerra:
    2. Causas dependientes del Ministro de la Guerra, de las que no son responsables los oficiales que están en campaña.
    3. Causas de las que los oficiales en campaña eran los únicos responsables.

Ya en esta primera lista podemos ver como la exposición giró entorno a justificar su actuación y repartir su responsabilidad entre otras carteras del gobierno y sus inferiores. Si hubiera estado en un pais ‘libre’ no hay duda que hubiera considerado como máximo responsable al mismísimo Zar. Pasemos a ver un detalle de las causas

Kuropatkin pasando revista al crucero Askold

Kuropatkin pasando revista al crucero Askold. (Fuente : cityofart)

1. Causas independientes del Ministro de la Guerra:

  • Ausencia de acuerdos diplomáticos que hubiera permitido despachar todo el ejército ruso con entera libertad como lo exigían las circunstancias
  • Papel insignificante que representó la escuadra durante la guerra
  • Inferioridad de los ferrocarriles siberiano y chino-oriental.
  • Desordenes en el interior de Rusia que afectaron al espíritu del ejército.

No hay duda de que estas causas fueron determinantes en el desarrollo del conflicto, aunque yo no estaría muy de acuerdo en que no hubieran dependido del ministro de la Guerra muchas de ellas.

Kuropatkin en un tren hospital

Kuropatkin en un tren hospital. (Fuente : feb-web.ru)

2. Causas dependientes del Ministro de la Guerra, de las que no son responsables los oficiales que están en campaña.

  • Tardanza en movilizar refuerzos para extremo oriente
  • Transferencia o pase a la reserva durante la guerra de los soldados mejor disciplinados e instruidos, mientras que los reservistas viejos y mal instruidos se mandaron a campaña.
  • Tardanza en mandar las partidas expedicionarias a campaña (por razón de las deficiencias del ferrocarril)
  • Tardanza en la promoción de los que se distinguieron particularmente en campaña (se ignoraban muchas de las recomendaciones)
  • Deficiencias del equipo técnico
  • Faltas de organización (ausencia de tropas para guardar las vías de comunicación, falta de medios de transporte, pesadez en la organización de los cuerpos de ejército)
  • Deficiencias en el personal, así en oficiales como entre los soldados.

Causas menores como podemos ver, sólo tardanzas y deficiencias.

Russian General Kuropatkin and his artillery officers in Manchuria. Harper's Weekly

Russian General Kuropatkin and his artillery officers in Manchuria. Harper’s Weekly. (Fuente : Japan-America Society of New Hampshire)

3. Causas de las que los oficiales en campaña eran los únicos responsables.

    • Ausencia de verdadero sentimiento militar entre las tropas.
    • La pusilanimidad que demostraron muchas de ellas.
    • La falta de determinación por parte de los comandantes de todas las guarniciones para cumplir las misiones que se les había conferido.
    • La destrucción de la organización bajo el peso de la guerra.

Aquí es donde Kuropatkine demuestra él mismo su supina pusilanimidad [falto de ánimo y valor para soportar las desgracias o hacer frente a grandes empresas] descargando en sus oficiales y soldados toda la responsabilidad de la derrota.

Russian General Aleksey Kuropatkin awarding the Order of St. George to a Soldier

General Aleksey Kuropatkin Recompensando con la Orden de San Jorge a un Soldado. (Fuente : Wikipedia)

Estas causas las resumía en 4 puntos débiles de las fuerzas armadas rusas desde la Guerra de Crimea (y que si las leemos detenidamente podríamos estar viendo igualmente al ejército ruso de la primera o segunda guerra mundial):

  1. Nuestra inferioridad respecto a nuestro enemigo en tropas técnicas y en equipos
  2. El “mando” dejaba mucho que desear
  3. El ejército no tenía la instrucción táctica necesaria
  4. No se pudo asegurar la victoria por medio de la superioridad numérica.

El General Kuropatkin expone también en sus Memorias que no todo estaba perdido, la guerra se podría haber ganado si se hubieran seguido sus consejos. La existencia de una ‘quinta columna’ en el momento de firmar la paz o de falta de espíritu militar (que a él no le faltaba) en la nación y sus gobernantes impidieron que la victoria final se pudiera alcanzar. En sus palabras:

…de no haberse firmado la paz tan precipitadamente, la victoria hubiera por fin coronado el esfuerzo de nuestras armas [las rusas] …

Su razonamiento se fundamenta en:

  1. El crecimiento firme y constante de nuestras fuerzas materiales
  2. El crecimiento de nuestras fuerzas morales.
  3. El deterioro gradual del enemigo en ambos aspectos.

No le faltaba razón en este planteamiento pues el Japón se encontraba agotado por la guerra (Rusia no lo estaba menos). Su incompetencia, antes y durante el conflicto  forzó a los políticos a la firma de la paz.

Kuropatkin en un lugar seguro

Kuropatkin en un lugar seguro. (Fuente : wdl.org)

Si quieres saber más:

  • KUROPATKIN, Aleksei. Memorias del General Kuropatkin. Barcelona : Montaner y Simon, 1909
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s