Intentos de bloqueo del canal de Port Arthur.


Al comienzo de la guerra de 1904, las fuerzas navales enfrentadas en Extremo Oriente eran bastante parejas. Los japoneses habían dado el primer golpe, tras el primer ataque a la escuadra anclada en Port Arthur, aunque este no había sido todo lo definitivo que se esperaba. El siguiente paso fue intentar bloquear a la flota rusa dentro de su base utilizando brulotes que cegaran la salida de puerto, si esto se conseguía la supremacía en el mar sería completa y a un coste mínimo. Se realizaron 3 intentos:

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

1. Primer intento 23 de febrero de 1904

Bajo el mando del Capitán Arima, participaron en la operación 5 cargueros, dos escuadrillas de torpederos (una encargada de despejar la zona y otra de recoger los equipajes de los barcos hundidos) y un buque de aprovisionamiento.

La pequeña escuadra se reunió en Suni-do en la tarde del día 23. La 5º escuadrilla de torpederos en cabeza se presentó, sin ser detectada y ya anochecido, ante la bocana del puerto. Lanzaron los torpedos sin obtener daños en los buques de guardia rusos, abandonando posteriormente el lugar. Cuando una hora y media después llegaron los cargueros fueron rápidamente descubiertos, las baterías de costa rusa estaban alertadas.

Cegadas por los proyectores los brulotes, cargados de piedras, se dirigían hacia la entrada del puerto, el Tenshu Maru fue hundido por las baterías de costa. Dos buques consiguieron aproximarse lo suficiente:  el Hokoku Maru, acribillado, incendiado e incapaz de gobernar se hundió a menos de 200 metros de su objetivo. El Jinsen Maru que le seguía, al intentar evitarlo chocó con un arrecife que lo hundió. Los otros dos creyendo que estaban a la entrada del puerto fueron hundidos por sus dotaciones, aunque realmente se encontraban aún en la rada exterior.

Loa informes de las tripulaciones de estos dos últimos buques, hicieron creer a Togo que la operación había sido un completo éxito, las exploraciones posteriores confirmaron que dos cascos parecían embozar la entrada del canal y que dos cruceros y cinco destructores se encontraban en la rada exterior. Se preparó un ataque para acabar con los barcos aislados, que demostró que realmente la base seguía operativa.

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

 2. Segundo intento 26 de marzo de 1904

Con la llegada del vicealmirante Makarov a Port Arthur, la flota rusa dejó de tener un papel pasivo a empezar a realizar salidas y enfrentarse cara a cara a la escuadra japonesa. Togo decidió nuevamente intentar bloquear la bocana del puerto. Esta vez serían 4 brulotes llenos de explosivos y escoltados, como en la anterior ocasión, por dos escuadrillas de torpederos, una encargada de abrir camino y otra de recoger las tripulaciones de los barcos.

Se partió el 26 de marzo, tras varios días a la espera de un tiempo que posibilitara la operación. Esta vez los brulotes irían en cabeza con las ordenes de golpear rápido y fuerte. A las 2 de la mañana se encontraron en posición de ataque, pero no era el día de suerte para los japoneses, la flota rusa acababa de entrar en puerto tras unos ejercicios en Liau-ti-san. En cuanto los cargueros fueron detectados, un nutrido y preciso fuego cayó sobre ellos. El primero logró acercarse a la entrada del canal antes de saltar por los aires. El segundo fue alcanzado y hundido antes de alcanzar su posición. El tercero explotó lejos de su objetivo. El cuarto logró entrar en el canal, pero no pudo anclar y la corriente lo introdujo dentro de la rada interior donde fue cañoneado y hundido.

Togo creyó nuevamente que la operación había tenido éxito, idea que le duró poco tiempo al ver a las pocas horas como la flota rusa realizaba una nueva salida.

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

3. Defensas rusas

El fuego de las defensas costeras se había demostrado insuficiente para detener a los brulotes japoneses, incluso uno de ellos había conseguido entrar en el canal, como hemos visto. Makarov ordenó tender nuevos campos de minas y hundir unos viejos cargueros para impedir la ruta directa a la entrada a puerto para los ataques enemigos. Se usaron 4 buques de la compañía ruso-china, los dos primeros formaron una mole exterior cerca de la Cola del Tigre, los otros dos un poco más cerca de la tierra a los pies de la Montaña de Oro. Estos buques fueron unidos por gruesos cables de acero entre ellos y a los cascos de los buques japoneses hundidos en las cercanías.

Situación a finales de marzo

Situación a finales de marzo

4. Tercer intento de bloqueo 2 de mayo de 1904

El desembarco del 2º ejercito en la península de Liao-tung, peligraba por las amenaza que suponía la flota rusa todavía activa en Port Arthur. Togo decidió lanzar un nuevo ataque, esta vez serían 12 cargueros los encargados de bloquear la base naval.

A las 1800 del 2 de mayo partieron para su objetivo. A las 2100 el tiempo cambió rápidamente, lo que hizo a uno de los brulotes volver a puerto, así como disgregó a la pequeña escuadra la cual llegó a Port Arthur en pequeños grupos de 2 o 3 barcos.

Los rusos, que habían reforzado sus defensas, los recibieron con un nutrido fuego. Los obstáculos colocados impedían el gobernar directamente al objetivo hizo que nuevamente ningún brulote llegara a conseguir su objetivo.

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

5. Resumen

La inactividad del mando hizo más que los intentos japoneses por bloquear a la escuadra rusa. Ninguno de los tres ataques japoneses consiguió su objetivo de dejar encerrada a la flota rusa en su base de Port Arthur, si bien los primeros intentos tuvieron alguna oportunidad, los pocos medios empleados facilitaron la defensa rusa. Y en la tercera de las ocasiones, tras las defensas instaladas por Makarov, ni siquiera un masivo ataque pudo conseguir su objetivo.

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Si quieres saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s