Batalla de Sandepu (25-29 de enero de 1905)


Al comienzo del año 1905 encontrábamos una difícil situación para el bando ruso, donde se acumulaban noticias desalentadoras. Desde el frente de guerra con el Japón, la caída de Port Arthur, la fortaleza que se consideraba inexpugnable al inicio de la guerra, había supuesto un duro golpe para la moral del pueblo y del ejército, y aún peor liberaba un ejército japonés que en esta tarea se encontraba ocupado. La caída de la plaza supuso la pérdida de la flota que en aquel puerto se cobijaba, lo que dejaba a la escuadra de refuerzo que se había enviado en una posición comprometida, pues la superioridad que se esperaba tener al juntar ambas flotas se había perdido de un plumazo. Por otro lado en la capital, San Petersburgo, el año 1905 había comenzado con manifestaciones de decenas de miles de súbditos protestando por las condiciones en las que se encontraban, las cruda represión que trajeron consigo llevaron a que se conocieran como el Domingo Sangriento.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

Pero en el Lejano Oriente, las condiciones de los ejércitos rusos no eran las peores. Por primera vez desde el comienzo de la guerra disponían de suficientes fuerzas y suministros, el transiberiano ya se encontraba a pleno rendimiento. Las continuas retiradas habían acortado las líneas de suministro desde los centros de aprovisionamiento principales hasta la línea del frente.

Área de Sandepou

Área de Sandepou

Las condiciones climatológicas a finales de enero de 1905 eran extremas, con temperaturas de hasta 18 grados bajo cero, la que obligaba a las tropas a enterrarse vivas al abrigo de pobres hogueras hechas con cualquier combustible que estuviera a su alcance. Las líneas de avanzada de ambos ejércitos enemigos eran muy ligeras, pues el grueso de los ejércitos se encontraba en las poblaciones cercanas donde obtenían una mejor protección.

Es en esta coyuntura cuando se desarrolló la ofensiva rusa de Sandepu entre el 25 y 29 de enero de 1905.

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

La noche del 24 al 25 de enero de 1905, el 2º Ejército Ruso al mando del general Grippenberg se puso en marcha. A media noche las vanguardias partiendo de Tchan-Tan y de Nenioupou, en la rivera derecha del Kouen-Ho, hicieron una marcha de 7 millas, y atacaron las posiciones japonesas en Tou-Tai-Tse y Kailatoza. Mientras que otro destacamento, descendiendo por la rivera izquierda del rio, se apoderaba del puesto de Teou-Tai-Ho-za.

La resistencia japonesa no fue muy intensa, y se retiraron hacia Kekeoutai, la cual fue también tomada por los rusos al caer la noche.

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

Durante esta primera jornada, las tropas a caballo del general Michtchenko, se dirigieron hacia el sur siguiendo el curso del rio Kouen-Ho por su rivera izquierda y se apoderaron de los puestos de Tchi-Tai-tse y Mamykai.

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtenko

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtchenko

En este primer día de ofensiva las tropas rusas se habían apoderado de toda la línea defensiva a lo largo del ríos Kouen-Ho, y ponía en grave riesgo a toda el ala izquierda del general Oku, la cual podría ser envuelta por el sur, la posición clave de todo el sistema defensivo japonés se encontraba en Sandepou.

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

El 26 de enero continuaron los combates. Dos columnas rusas, partían de Teou-Tai-Ho-za y Kekeoutai y convergían sobre Sandepu, mientras el cuerpo montado de Michtenko hacia un movimiento envolvente sobre Niou-Tchou y Santiaza.

Los japoneses realizaron una contraofensiva sobre Kekeoutai, lo que detuvo el avance de la columna rusa que se dirigía a Sandepu. Pero la otra columna rusa, profundizó con éxito apoderándose casi por completo de la plaza.

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Los combates el 27 continúan en las mismas posiciones logrando los rusos romper la resistencia japonesa tanto en Sandepu como en Kekeoutai. Así como las tropas de Michtenko que continúan con su movimiento envolvente hacia Pao-Tsao, derrotando a la caballería japonesa que acudía en socorro de las tropas de pie en Kekeoutai, y apoderándose de Laboutai y Santiaza, al sur de Landounkeou en la importante ruta a Liao-Yang.

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

Viendo como la situación se volvía más y más comprometida por momentos el general Oku decidió mandar poderosos refuerzos. Durante el día 28 se procedió a reforzar las posiciones japonesas sin que se produjera ningún ataque de importancia por parte de los rusos. Se ordenaron ataque generales en toda la línea japonesa con objeto de distraer y entretener al resto de fuerzas rusas.

El 29 de enero a las cinco y media de la mañana, ante el asombro de los japoneses se comenzó la retirada general rusa hacia las posiciones que habían ocupado antes de la ofensiva. Las tropas japonesas volvieron a ocupar Sandepu y Kekeoutai sin oposición.

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

Según el parte médico del Ejercito de Manchuria entre el 26 de enero y 3 de febrero se registraron las siguientes bajas rusas: 317 oficiales heridos o enfermos y 10.765 soldados heridos o enfermos, la mayor parte pertenecientes al 2º Ejercito que había participado en esta ofensiva. Por parte japonesa se registraron 8.014 heridos de los cuales 271 eran oficiales. Muchos de las bajas fueron por congelación debido a las deplorables condiciones meteorológicas.

¿Qué ocurrió para que una de las pocas ofensivas rusas con éxito en la guerra se detuviera inexplicablemente? Hemos de buscar la explicación en dos pecados muy comunes en la raza humana, la envidia y la soberbia.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

El nombramiento del general Grippenberg, de origen sueco, al frente del 2º Ejercito de Manchuria en noviembre de 1904, no fue del agrado del general en jefe Kuropatkine, pues este era muy crítico con el desarrollo de la guerra hasta el momento. El inicio de la ofensiva del 25 de enero, no debió de tener el beneplácito de alto mando, aún así Grippenberg adoptó una política de hechos consumados, lanzando a sus hombres al combate pensando que una vez iniciada con éxito el resto de fuerzas rusas se unirían a él. La decisión de Kuropatkine no fue esa, los otros dos ejércitos rusos permanecieron en sus posiciones, y se ordenó volver a sus posiciones al 2º ejército a pesar de los éxitos cosechados. El general Grippenberg fue fulminantemente depuesto de su cargo el mismo día 29 de enero y llamado por el Zar a San Petersburgo, donde fue destinado a tareas administrativas.

Grippenberg mantuvo un odio feroz a Kuropatkine, y lo criticó en medios públicos y privados durante el resto de su vida, culpándolo de la derrota de Rusia en la guerra con el Japón.

Anuncios