Asalto general a Port Arthur del 3 de noviembre de 1904


Relato de un testigo presencial del ataque general del 3 de noviembre de 1904 realizado por el Ejército Imperial sobre Port Arthur. Se encontraba en la colina Chouichine, y cuenta lo que desde allí vio en aquella jornada.

Los informes de la inteligencia japonesa obtenida de los desertores de Port Arthur los días anteriores al 3 de noviembre indicaban que los suministros y la moral de la tropa rusa estaba muy baja. En los hospitales comenzaba escasear casi de todo, las raciones de la tropa se estaban limitando y era difícil encontrar algunas clases de víveres. Los oficiales perdían la esperanza de que fueran socorridos, tanto por tierra como por mar. El ejército sitiado comenzaba a ser consciente de que la victoria japonesa era casi inevitable. Ante estas noticias el general Nogi, comandante en jefe del ejercito japonés, decidió continuar con los preparativos para el gran ataque que se llevaría a cabo en de unos días. Esperaba que fuera definitivo.

Noticia en el periodico Australiano The Advertiser el 4 de noviembre de 1904

Noticia en el periódico Australiano The Advertiser el 4 de noviembre de 1904

El 3 de noviembre era una fecha especial tanto para el ejército japonés como para el ruso. Era el día en que el Zar Nicolás había sido coronado y a la vez el cumpleaños del Mikado. Era previsible que algo ocurriera en aquel señalado día, otra jornada de muerte y destrucción en los alrededores de Port Arthur. Por una lado lo japoneses intentarían ofrecerle la conquista de la plaza a su Emperador y los rusos le dedicarían una jornada más de supremacía del ejército ruso ante los ataques de hordas amarillas.

Lugar donde se desarrollaron los acontecimientos que se relatan

Lugar donde se desarrollaron los acontecimientos que se relatan

El testigo que relata la historia se encontraba frente a una posición secundaria, cerca de la linea de ataque principal en dirección a en Er-Lung-Shan. El bombardeo nipón se inició muy de mañana. Por una parte la Marina Imperial, con su tiro parabólico, castigaba la parte oriental del puerto, el poblado chino y fueron alcanzados algunos buques entre ellos el acorazado Peresvet. Los cañones de grueso calibre se dedicaron a machacar durante varias horas las posiciones fortificadas que protegían la plaza.

Acorazado Peresvet tras la toma de Port Arthur

Acorazado Peresvet hundido en la rada de Port Arthur (1904)

Tras un pequeño periodo de descanso, el bombardeo se reinició. Esta vez eran granadas de metralla las que describían grandes arcos para caer tras las líneas rusas, con el objetivo de proteger el asalto de la infantería.

De las líneas japonesas se vio como avanzaban rápidamente oleadas de infantes. La distancia con las líneas rusas disminuía rápidamente. El avance se detuvo de repente. Los tiradores rusos habían abierto fuego, y las ametralladoras, en los extremos de las trincheras, no dejaban de segar las líneas enemigas. La primera línea de infantes japoneses pareció desintegrarse en un momento, gran numero cayeron otros se protegieron donde pudieron.

Ilustración tras el tercer asalto

Ilustración tras el tercer asalto

En pocos instantes llegó la segunda oleada sobre la que se desató la misma lluvia de muerte. Esta vez los infantes no se detuvieron y siguieron avanzando, subiendo la colina, relevándose y recorriendo una pequeña distancia más antes de volver a colapsar.

Llegó entonces una tercera oleada de ataque cuando aún no se había detenido los disparos de la anterior. Remontaron la colina y consiguieron avanzar sobre los restos de las dos primeras. Algunos infantes que se encontraban cuerpo a tierra, se izaron y se unieron al ataque. Detrás de esta tercera línea, en la llanura, se apreciaban una cuarta, una quinta … una décima… una vigésima… todas en orden, esperando su turno. Los japoneses pudieron alcanzar la cima de la colina, los sirvientes de las ametralladoras y los tiradores rusos fueron masacrados en sus trincheras.

Soldados japoneses muertos tras un asalto a las fortificaciones de Port Arthur

Soldados japoneses muertos tras un asalto a las fortificaciones de Port Arthur

Pero los rusos aún no habían dicho su última palabra, en ese momento sus obuses empezaron a caer sobre las posiciones recién conquistadas. Los disparos se realizaban desde una altura en que batían perfectamente la cima, los japoneses no tenían prácticamente sitios donde protegerse. Se podían ver infantes en posición de cuerpo a tierra agolpándose en los pocos ángulos muertos que tenían las baterías rusas. Mientras tanto por la loma se apreciaba como seguían subiendo columnas de infantes japoneses, y como la bandera japonesa ondeaba en lo alto de la colina acribillada de agujeros.

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

A mediodía reinó nuevamente la calma, el asalto había finalizado, y el ejercito japonés conservaba el fuerte. En el resto de la linea continuaron los combates hasta cerca de las cuatro. En ese sector el precio había sido muy alto para la toma de una posición secundaria

Anuncios

2 pensamientos en “Asalto general a Port Arthur del 3 de noviembre de 1904

  1. El salto a posiciones fortificadas no deja muchas opciones sobretodo si se tiene prisa y los japoneses tenían mucha prisa. Peores fueron los primeros ataques que resultaron totalmente inútiles y costosísimos.

    • Llevas razón, en esta guerra se comprobó que el asalto a posiciones bien fortificadas, aun con todos los adelantos técnicos de la época, no eran suficientes ante una marea humana (offensive a outrance) … Y demostró el poco respeto a la vida humana de sus subordinados que tenían los mandos supremos. (Si es que se puede hablar de respeto a la vida en una guerra, claro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s