Apariencias de neutralidad francesa en Indochina


A finales de abril de 1905 la escuadra rusa de Rozhensvensky esperaba la llegada del tercer Escuadrón del Pacífico al mando de Nobogatov a la altura de las costas de la Indochina francesa. Presiones diplomáticas japonesas habían surtido efecto y los buques rusos habían sido persuadidos el 27 de abril a dejar la bahía de Camranh. Este enclave, a pocos kilómetros de Saigón, era perfecto para aprovisionarse, los rusos usaban sin pudor alguno las instalaciones de los puertos cercanos, con plena connivencia de los funcionarios locales. Francia, la potencia colonizadora de la zona, había aceptado, tras más de dos semanas de estaría, reconocer sus obligaciones de país neutral al conflicto obligando a la escuadra rusa a abandonar la zona.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

La política exterior francesa jugaba en esos momentos a dos aguas. Consciente que su posición de apoyar explícitamente a Rusia en el conflicto que podría suponer, a corto plazo, una amenaza a sus posesiones en la zona tras una victoria de Japón. Debía guardar las apariencias de una mínima neutralidad, para ello movilizó a la división de la flota francesa en extremo-oriente, bajo el mando del almirante Jonquières con la misión de vigilar que la neutralidad fuera escrupulosamente respetada.

507_Flotterusse3 (1)

Vicealmirante le Jonquières

La escuadra rusa ‘expulsada’ de Camrahn no hizo un gran viaje, echando el ancla cuarenta millas más al norte a la altura de Port Dayot, en la bahía de Bing-koï, mientras que unos cuantos buques fueros destacados a la isla de Hainan para hacer labores de alerta.

Sin título

Fondeaderos de la flota rusa en la costa de Indochina (abril-mayo 1905)

Los trabajos de aprovisionamiento recomenzaron con la misma intensidad que en Camrahn. Rozhenvensky debía de suministrar al completo su flota de cara a la última etapa de su viaje. Para ello disponía en Saigon de setenta mil toneladas de carbón, en Shangai cincuenta mil y en Manila se encontraba el vapor Carlyle cargado de munición hasta la borda. Dos streamers, el Eva-Dagmar y el Bourbon, comenzaron a realizar viajes a Saigon y al cabo Saint Jacques, donde se encontraban  transportes rusos, ingleses y alemanes con el resto de los suministros de la flota.

upload_2016-7-1_14-43-22

Aprovisionamiento en la bahía de Cam-Rahn

La pretendida neutralidad francesa no pasaba de ser una mera farsa, los buques rusos no habían cesado de servirse de los puertos franceses, y de usar sus instalaciones para comunicarse por tierra. Tras la protesta diplomática, la prensa japonesa lo pregonaba a los cuatro vientos, gritando que si Francia no podía hacer respetar sus derechos de soberanía en sus posesiones, Japón sería libre de atacar a sus enemigos allí donde no había señor.

506_Flotterusse2

2º Escuadrón del Pacífico

Forzado por las circunstancias Jonquières se presentó el 3 de mayo a bordo del crucero Guichen en el fondeadero de la flota rusa para intimarla a dejar las aguas territoriales francesas. Curiosamente el grueso de la escuadra se encontraba de ejercicios tácticos y los franceses no encontraron más que unos cuantos transportes y destructores, aguardó un día el regreso sin que nada sucediera, el regreso de Rozhensvensky y sus acorazados se produjo en el momento en que se retiró el pequeño destacamento francés. Este suceso no está claro en las fuentes consultadas, pero huele  a contubernio franco ruso y guardar las apariencias de una forma más o menos decorosa.

Guichen Cuirassé

Crucero Acorazado Guichen

A las peticiones formales francesas de una satisfacción, las excusas puestas por los rusos para permanecer en aquellos parajes fueron tener noticias de la llegada de un tifón, debiendo haber buscado refugio. Qué decir tiene que fueron aceptadas sin discusión por los franceses.

La escuadra de Nebogatov fue avistada el 4 de mayo en los estrechos de Malaca, por lo que la crisis diplomática llegó a su fin, y comenzaba el camino hacia Tsushima.

Anuncios

3 pensamientos en “Apariencias de neutralidad francesa en Indochina

  1. Faltaba poco para los pactos entre Francia y Rusia, supongo que el ambiente diplomático sería ya favorable. Por otra parte seguramente los franceses preferirían que los rusos ganaran la guerra, ya que no se les conocían intereses fuera de China, mientras que los japoneses ya mostraban interés en todo lo que pudieran pillar.

    Muy interesante esta entrada. Ya hacía tiempo que no publicabas, pensaba que habías avandonado el proyecto.

    • Francia tenía intereses muy importantes en Rusia, entre otros eran el principal comprador de su deuda pública, una derrota rusa les iba a costar MUCHO dinero.

      Por otro lado, las obligaciones laborales, familiares, docentes, junto a viejas aficiones retomadas han hecho que tenga escasez de un bien como es el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s