El “sauve-qui-peut” de la flota rusa de Port Arthur


En el consejo de guerra celebrado en Port Arthur el 1º de enero de 1905, se acordó la capitulación de la plaza. El contra-almirante Viren, que se encontraba al mando de los restos de la flota, pidió autorización para hacer un intento de romper el bloqueo japonés y salvar los navíos que se encontraran en estado de navegar.  El general Stoessel, agradecido por la muestra de valor, accedió a su petición, a la ve que ordenó que el resto de buques fueran destruidos. 

Los navíos encargados de esta salida a la desesperada tenían otra importante misión, salvar un preciado tesoro: todas las banderas de combate rusas de la plaza.

Robert Nikolayevich Viren

Robert Nikolayevich Viren

Ese mismo día a la caída de la noche, entre las seis y las once horas, por la bocana del puerto y con el mayor sigilo, se hicieron a la mar, cinco destructores (Skorny, Smelei, Statny, Ierdity, Boikri), un torpedero (Vlastny), un transporte y algunos buques más. Atrás dejaban Port Arthur entre explosiones que rompían de vez en cuando el silencio, esta vez no era la artillería japonesa, sino los propios rusos los que hacían saltar sus almacenes de torpedos, sus pañoles de pólvora y, también, sus propios navíos.

Бойкий (ex-Акула )

Бойкий (ex-Акула )

Cuando fueron detectados por los japoneses se declaró la caza general que continuó toda la noche. El Skorny, Statny, Ierdity y Vlastny lograron refugiarse en el puerto chino de Ché-Fou. El Smeley, Boikry y el transporte llegaron a Kiao-Tchéou, que se encontraba bajo control Alemán.

Puertos donde los buques fueron internados

Puertos donde los buques fueron internados

Japón, en esta ocasión, no violó la neutralidad de los puertos entrando en ellos, como sucedió tras la Batalla del Mar Amarillo. Sino que se procedió a su bloqueo hasta que se pudo verificar que los buques internados habían sido desarmados.

Ningún acorazado ruso se encontraba en condiciones intentar escapar, pues estaban en la rada interior con graves daños por el bombardeo continuo japonés. El Sebastopol era el único buque capital que no se encontraba atrapado, ya que se hallaba anclado en la Bahía del Lobo Blanco, al comienzo de la peninsula de Liao-ti- Shan y al exterior del puerto.

Acorazado Sevastopol

Acorazado Sevastopol

No podría acompañar a los que intentaban escapar de la capitulación pues había recibido severos daños en los ataques realizados por torpederos japoneses el 14 de diciembre, y su tripulación y parte de su artillería había sido desembarcada para colaborar con la defensa de la plaza. El Sebastopol recibió, como el resto de la flota que permanecía en Port Arthur, la orden de destruir el navío.

El Capitán de 1º clase von Essen no estaba dispuesto a que su buque fuera reflotado y que terminara en manos japonesas. Desembarcó las pertenencias personales de la tripulación, el resto de víveres que restaban a bordo, y encendió las calderas decidido a hundir su navío en un lugar en que no pudiera ser recuperado por el enemigo.

Nikolai Ottowitsch von Essen

Nikolai Ottowitsch von Essen

A las cinco de la mañana, con cuarenta hombres a bordo y remolcado por el Silatch, ya que el acorazado tenía problemas en su timón, el gran navío dejó su lugar de anclaje con destino a aguas profundas. A las ocho de la mañana, el cabo de remolque fue largado, se dio orden de abandonar el buque y de abrir todos los grifos y espitas. Cuando en el horizonte se avistaron unos torpederos japoneses, y tras una última revisión, abandonaron la nave el segundo, el jefe de máquinas y el capitán. El Sebastopol se fue rápidamente a pique dando la banda por estribor, sus chimeneas tocaron el agua mientras comenzaba a mostrar su obra viva pintada en rojo, en pocos momentos su popa desaparecía entre las aguas llevándose consigo al fondo del mar el acorazado ruso. Este espectáculo duró alrededor de 10 minutos.

Salida de los defensores de Port Arthur

Salida de los defensores de Port Arthur (1905)

El Capitán von Essen y su tripulación regresaron a Port Arthur donde fueron capturados junto al resto de la guarnición de la plaza tras su capitulación ese mismo día.

El final del destructor Steregoutchy


Durante la noche del 9 al 10 de marzo de 1904 se habían producido algunos intercambios de disparos entre 2 divisiones de torpederos japoneses que se encontraban sembrando minas en las inmediaciones de Port Arthur, y las baterías de costa que defendían la plaza. Se ordenó a una escuadrilla de contratorpederos rusos hacer una salida para enfrentarse a ellos. Ambas escuadras se encontraron a la altura del cabo Liao-ti-chan en el extremo de la península Liaotung, tras un intercambio muy vivo de disparos se alejaron una de otra sin aparente daño.

Combate del Stereguschy

Combate del Stereguschy

Sobre las 0600 horas una vez amanecido, una nueva división de torpederos rusos hizo una salida para regresar media hora más tarde. Apareció entonces en la rada de Port Arthur una escuadrilla de cuatro destructores japoneses desplegados en abanico con rumbo este-oeste, como si buscaran interceptar algún buque. En efecto, trataban de cazar a dos torpederos rusos que habían quedado retrasados y que trataban de ganar su base. Fueron rápidamente rodeados y atacados con furia. El combate se prolongó bastante tiempo, y tras una hora, uno de los buques rusos, el Raschitelny, consiguió zafarse y tomar rumbo a lugar seguro bajo la protección de las baterías de costa. La lucha se centró entonces contra el único destructor ruso que restaba, el Steregoutchy, que se encontraba bajo el mando del teniente Sergeiev.

Teniente de Navío Sergeeva

Teniente de Navío Sergeiev

El Steregoutchy era un destructor de la clase Sokol. Desplazaba 259 tn. Tenía 57,9 metros de eslora, 5,6 metros de manga y 3,5 metros de calado. Su velocidad máxima era de 26,5 nudos, y el armamento principal, estaba formado por un cañón de 75mm y tres de 47mm, además de dos tubos lanzatorpedos. La dotación del destructor era de 62 personas entre ellas tres oficiales.

Destroyer Stereguschiy

Destroyer Stereguschiy

Fuentes japonesas sobre esta acción dicen que el buque ruso no daba más de 15 nudos, y que su capitán maniobró hábilmente intentando embestir a uno de sus enemigos. Se produjo entonces un intercambio de disparos a muy corta distancia, y una vez reducido al silencio el cañón principal de 75 mm del buque ruso, y con sólo uno en uso de 47 mm, se le abarloó el Sazanami con intención de abordarlo. Momentos antes los dos buques habían cesado de disparar, todo estaba en completo silencio, y no se observaba a nadie sobre la cubierta del buque ruso. Los testigos rusos del hecho cuentan que se produjo una lucha a cuchillo en la cubierta del buque, las japonesas dicen que encontraron alrededor de 30 heridos o muertos, y que en el sollado de popa se refugiaban el resto de la tripulación que ofrecieron gran resistencia. Al tomar el control los japoneses comprobaron que los rusos se prestaban a volar su buque, ya que “sobre el suelo se veían cartuchos de dinamita y otros explosivos, y la cabeza de dos torpedos”.

Destructor Stereguschy

Destructor Stereguschy

Una vez reducida o muerta la tripulación defensora, el torpedero fue tomado a remolque. Mientras se alejaba rumbo sur entre una mar cada vez más agitada, a las 1030 se observó cómo roto el cable que le unía a sus captores el buque ruso quedaba al garete hundiéndose al poco tiempo, siendo cuatro los únicos supervivientes recogidos por el Sazanami.

Our Ship, the Sazanami, seized the enemy warship, which was about to sink because of leakage of water. Brave sailors on our ship removed the battle flag at risk of their lives. March 10, 1904.

Our Ship, the Sazanami, seized the enemy warship, which was about to sink because of leakage of water. Brave sailors on our ship removed the battle flag at risk of their lives. March 10, 1904.

Los cruceros rusos Novik, con Makarov abordo, y Askold (otras fuentes citan al Bayan), realizaron una salida al rescate del Steregoutchy. Fue improductiva, llegaron demasiado tarde, aunque no cesaron de perseguir a los torpederos japoneses hasta que debieron regresar a puerto por la aparición del grueso de la flota japonesa. Al conocer este hecho la moral de la escuadra de Port Arthur se vio muy fortalecida, éste era el ejemplo del cambio de la mentalidad de la flota rusa tras la llegada de Makarov, no iban permitir que los japoneses tuvieran el dominio del mar, iban a enfrentarse a ellos, y su almirante iría al frente.

Buque ruso tomado al abordaje por Hirose Biho (1904)

Buque ruso tomado al abordaje por Hirose Biho (1904)

Eran las 0800 horas, cuando los cruceros japoneses enfilaron la entrada del puerto en persecución de los cruceros rusos, mientras el grueso de su flota se retiraba bordeando el cabo de Liao-ti-chan camino de la bahía Pigeon, desde donde comenzó el bombardeo por tiro parabólico de la rada interior del puerto. La posición de los acorazados japoneses estaba bien estudiada, pues las baterías de costa no eran capaces de ofender a la escuadra enemiga. Pero esta es otra historia.

Lo que pasó en los últimos momentos del Steregoutchy nunca se sabrá. Después de algún tiempo, el diario británico “The Times”, haciendo referencia a fuentes japonesas, publicó una historia sensacional por la cual el Steregoutchy no se había hundido por causa de sus daños en el combate, sino por un acto deliberado de dos miembros de su tripulación, que encerrados en la bodega no se rindieron a pesar de todas las advertencias. No sólo no se rindieron al enemigo, sino que abrieron las espitas que inundaron el buque y lo echaron a pique yéndose con él a las profundidades del mar.

Detalle del monumento al Stereguschy en San Petersburgo

Detalle del monumento al Stereguschy en San Petersburgo

Este mensaje causó un gran revuelo en Rusia. En medio de las malas noticias que llegaban del frente, la hazaña del Steregoutchy y de dos marineros desconocidos, era un brillante ejemplo de firmeza y coraje de sus soldados que infundió fe en la victoria. Los diarios rusos inmediatamente se hicieron eco de la noticia, provocando una explosión de patriotismo.

Se decidió erigir un monumento en recuerdo de esta acción. Pero los supervivientes no corroboraron esta historia, por lo que se creó una comisión para el esclarecimiento de los hechos. De resultas de la misma no quedaba claro que hubiera podido realizarse el autohundimiento tal y como se creía. Por lo que Nicolás II ordenó que el monumento fuera en memoria de toda la tripulación del buque, y no sólo de estos dos marinos. Aunque dado que a la sociedad se le había inculcado la creencia de la hazaña de dos valientes marineros abriendo las válvulas que inundaban su barco, se decidió no alterar esta imagen y así se inauguró  el 10 de mayo 1911.

Nicolás II en la inauguración del monumento Stereguschy

Nicolás II en la inauguración del monumento Stereguschy

En la avenida Kamennoostrovsky estaban alineados las tropas con banderas. El Neva se encontraba repleto de buques de guerra. Cerca del monumento los invitados de honor: la viuda del almirante Makarov, familiares de los marineros muertos, el primer ministro Stolypin, presidente de la Duma Rodzianko, el comandante del destructor Raschitelny, así como los más altos rangos del Ejército y la Marina. Cuando estaba todo listo para la celebración llegó el emperador Nicolás II junto a sus hijas Olga y Tatiana. Se convirtió en un monumento al heroísmo, la abnegación y el valor de los marineros rusos.

Hoy en día se encuentra en el mismo lugar.

img_20161204_120450

La siguiente foto está un poco borrosa pido disculpas. En la catedral de San Nicolás en Kronstadt hay una placa en reconocimiento de los fallecidos en esta acción, junto al resto de los caídos en acciones de guerra de la Marina Rusa.

img_20161205_160306

Placa en reconocimiento de los caídos en el Steregoutchy. Catedral de San Nicolás en Kronstadt.

 

Los días claves de la guerra rusojaponesa (septiembre-octubre 1904)


En el mes de agosto de agosto de 1904 la situación parecía claramente favorable al Japón en la guerra que mantenía con Rusia. Los avances por tierra habían llegado a las puertas de Port Arthur y Liao-Yang. Por mar las escuadras de Vladivostock y del propio Port Arthur habían sido derrotadas. El alto mando nipón no podía por menos que estar satisfecho, aunque su enemigo distaba mucho de estar derrotado.

Los primeros intentos de asalto japonés  a la plaza fortificada de Port Arthur fueron repelidos, costaron cerca de 10.000 bajas y llegado el día 24 las municiones estaban prácticamente agotadas. Nogi se vió obligado a detener la ofensiva.

Plano de las operaciones en septiembre octubre de 1904

Plano de las operaciones en la zona de Liaoyang- Mukden (septiembre octubre de 1904).

Dos días después, el 26, Oyama inició la ofensiva sobre Liao-Yang y, tal como sucedió en Port Arthur, fue una nueva carnicería, asaltos continuos sobre posiciones bien fortificadas por los rusos. Tras seis días, Kuroki, logró conquistar la posición de Yentai y Kuropatkine, al mando de las tropas rusas, inició una retirada ordenada hacia Mudken. No se puede considerar el resultado de esta batalla como una derrota rusa, sino más bien un repliegue hacia una nueva posición bien fortificada a unos 40 km de Liao Yang.

Retirada rusa de Liao Yang

Retirada rusa de Liao Yang

En tierra los avances ya no eran tan rápidos como al principio de la guerra, el coste en vidas de los combates que iban a sucederse a partir de este momento iba a ser muy grande por ambos bandos. La distancia de los frentes de los centros de abastecimiento era otro de los hándicaps de los beligerantes, sobre todo para el Japón. La gestión de los recursos, tanto humanos como materiales, iba a decidir la guerra.

En el mar la flota japonesa se encontraba dañada tras los combates del mes de agosto. La escuadra de Togo, encargada del bloqueo del puerto, muchas de sus unidades necesitaban pasar por el dique seco para realizar reparaciones de consideración, y sus suministros empezaban a escasear. El planteamiento de utilizar las unidades capitales en apoyo de los asaltos terrestres a la fortaleza era cuestionado desde instancias superiores en Japón. La amenaza de un posible enfrentamiento con la flota del Báltico en el estado en que se encontraban los buques japoneses podía ser nefasto.

Torreta de popa del acorazado Asashi

Torreta de popa del acorazado Asashi

La flota rusa en Port Arthur no dejaba de ser temible, pues a pesar de la derrota del 10 de agosto, contaba con varios acorazados aún en uso. El mando japonés decidió continuar con el bloqueo, y que fueran enviados a Japón los buques poco a poco para su reparación, el criterio fue mandarlos en parejas. De esta forma se evitaría levantar el bloqueo y se continuaría apoyando  a las fuerzas de tierra. Pero este apoyo naval no fue fácil, y se cobró varios buques (el 2 de septiembre, el torpedero Hayatori chocó con una mina y se hundió, el 18 de septiembre, la cañonera Haiyen desapareció sin dejar rastro, el acorazado Asashi chocó también con una mina, aunque sin consecuencias, el 6 de noviembre la cañonera Atago fue hundida)

Cañonera Atago

Cañonera Atago

En septiembre de 1904 la guerra entró en un periodo crucial, a pesar de los éxitos iniciales situación para el Japón era delicada. Port Arthur continuaba resistiendo. El 11 de octubre las salidas de los torpederos rusos basados en Port Arthur pusieron en aprietos a la retaguardia del ejército de asedio japonés.  El 9 de octubre Kuropatkine se lanzó a la ofensiva en el rio Sha-ho. El 15 de octubre se tenía noticia de la partida de la flota del Báltico. El fiel de la balanza podía caer de cualquiera de los dos lados.

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

La batalla de Sha-ho, fue uno de los pocos momentos durante la guerra en que los rusos tomaron la iniciativa. Tras la batalla de Liou-Yang, el ejército japonés había avanzado y atravesado el rio Tai-tzu-ho. El objetivo de Kuropatkine era obligarlo a volverlo a cruzar en sentido contrario. La forma de hacerlo era mediante un ataque frontal que fijara las posiciones y un movimiento envolvente del flanco derecho de las tropas japonesas. Las operaciones comenzaron el día 5, no encontraron resistencia, y los rusos ocuparon las posiciones previstas en el centro en muy poco tiempo. El día 9 la columna de Rennenkampsf, que progresaba por el oeste  sobre las dos orillas del Tai-tzu-ho tuvo serias dificultades en tomar Pen-shi-hu. El día 10 los japoneses tomaron la ofensiva a pesar de la inferioridad numérica en que se encontraban.

Tras varios días de combate los rusos terminaron retirándose a sus posiciones de Mukden, quedando el resultado de la batalla, según la bibliografía que he consultado, en indeciso. Aunque para mí claramente los japoneses salvaron un matchball que podía haberlos llevado al desastre.

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

Tras estos combates Japón tomó consciencia de que sus recursos no le permitirían llevar una guerra en dos frentes, debería de concentrarse en acabar primero con uno de ellos. El elegido fue Port Arthur, donde se volcaron todos los esfuerzos humanos y materiales para tomar la plaza lo antes posible y acabar con la resistencia rusa. Por el contrario en Mukden, Japón permaneció en una posición defensiva hasta el mes de marzo de 1905 cuando ya pudo contar con el ejercito sitiador de Nogi para iniciar nuevamente operaciones ofensivas.

General Alexei Kuropatkin

General Alexei Kuropatkin

Como corolario una curiosidad: Kuropatkine en sus memorias echa la culpa de la derrota en la ofensiva de Sha-ho a sus generales (como casi siempre) acusándoles de ‘poco hábiles’, ‘faltos de dirección y mando’, ‘faltos de energía’, haber realizado ‘maniobras inútiles’, carecer de ‘tenacidad’, etc… debía de ser una joyita el tenerlo como jefe.

El último combate del Novik (21 de agosto de 1904)


A consecuencia de la batalla del 10 de agosto de 1904 el Novik, crucero protegido ruso de 3000 toneladas, había tenido que buscar refugio en la colonia alemana de Kiao-Cheou/Qindao en la costa china. El día 12 su comandante, el capitán de 2º clase von Schultz, una vez transcurridas las 24 horas que le estaba permitido permanecer en un puerto neutral, tuvo que tomar la decisión de permanecer allí y ser internado el resto de la guerra, o partir para enfrentarse al enemigo.

Novik en Brest (1902)

Novik en Brest (1902)

Confiado en la velocidad de su buque, capaz de dar 25 nudos, y que los daños recibidos en la batalla de hacía dos días no habían sido considerables, von Schultz decidió repostar carbón y tratar de ganar Vladivostok. La ruta que seguiría, por este del archipiélago del Japón, sería más larga, pero a la vez estaría menos transitada por buques de guerra japoneses.

Advertidas las fuerzas japonesas de que el Novik había partido de Qindao, se encargó al almirante Kamimura que se encargara de su caza, y supervisara las posibles rutas que el crucero ruso podría tomar.

M.F._von_Schultz_Commander_Novik_cruiser

Michail Fjodorowitsch von Schulz

Los cálculos hechos von Schultz le permitirían llegar a Vladivostock con un consumo de 30 tn de carbón diarias, lo que le suponía dar 10 nudos de velocidad (basado en sus pruebas de mar). Pero el primer día consumieron 50 tn, el segundo 55 tn, a ese ritmo deberían de aprovisionarse nuevamente a la altura de los estrechos del norte.

En su ruta el Novik detuvo a un carguero neutral solicitándole que le suministrara carbón. La petición fue rechazada al encontrarse demasiado cerca de la costa japonesa, y el riesgo que suponía que fueran detectados en plena operación. No se cruzaron con más buques.

Korsakov-Vladivostok_en

Korsakov – Vladovostock

Von Schultz tomó la decisión de repostar en Korsakov, apostadero ruso al sur de la isla Sakhaline. No eran esperados por lo que nada estaba preparado, y los trabajos de carga fueron más lentos de lo habitual. Antes de haber concluido con el repostaje el personal en tierra fue llamado a bordo del Novik pues se habían escuchado en la radio mensajes japoneses.

El día 20 sobre las 1630 el Novik fue detectado por el crucero japonés Tsushima. Ambos buques de la clase cruceros protegidos eran de similar porte (3000 Tn vs 3300 Tn), la superioridad en armamento principal era para el buque japonés pues disponía de mayor calibre que el ruso (6x152mm vs 6x120mm).

1024px-Japanese_cruiser_Tsushima_in_1905

Crucero japonés Tsuhima (1905)

El Tsushima notificó por radio su descubrimiento y se aprestó al combate. El apostadero de Korsakov se encontraba al fondo de la Bahía de Benibo, el buque ruso no tenía ruta de escape posible. Tras 45 minutos el Novik había recibido un severo castigo, parecía tener varias vías de agua bajo la línea de flotación y no gobernaba bien. von Schultz  decidió retirarse al interior del puerto envuelto en una nube de humo blanco que indicaba indudablemente fuego a bordo.

korsakov-small

Batalla de Korsakov (21 de agosto de 1904)

la lucha no cesó, desde su nueva ubicación el Novik continuaba defendiéndose. A las 1810 el Tsushima recibió un impacto en sus depósitos de carbón, creando una gran vía de agua que le produjo una gran escora, y le obligó a abandonar el combate para hacer reparaciones.

Antes de la caída del sol llegó en ayuda del buque japonés el Chistose, otro crucero protegido de 4300 tn. Con la llegada de la oscuridad finalizaron las acciones del día. EL Chistose se encargó de vigilar el puerto durante la noche, mientras que el Tsushima patrullaría el cercano estrecho de La Pérouse que comunicaba con el Mar del Japón.

Japanese_cruiser_Chitose

Crucero japonés Chistose

Al amanecer el Chistose se aproximó nuevamente al puerto con intención de reanudar el combate, a las 0630 comenzó a cañonear al Novik. Sus cañones de 200 mm le permitían permanecer fuera del alcance de las baterías del barco ruso, que parecía estar abandonado por su tripulación. A las 0715 un humo negro escondía el objetivo y dificultaba el tiro, el comandante japonés corrigió la posición de su buque, aproximándose a 2500 metros de su presa, pudiendo comprobar que el Novik se encontraban en parte hundido en lo que parecía una zona poco profunda, acostado sobre su costado de estribor, los ojos de buey de babor y del falso puente se encontraban sumergidos, probablemente había sido barrenado por su comandante consciente de que no iba a poder reparar sus daños y su combate iba a ser estéril.

1024px-Novik_scuttled_at_Koraskhov_Bay

Restos del Novik en la Bahía de Korsakov

El Chistose considerando al Novik destruido, abandonó la zona uniéndose al Tsushima que había finalizado sus reparaciones de fortuna.

Fuentes:

 

Curiosidad :

Procedente de los fondos de Library of Congress un archivo filmado por Edison de la botadura de un protagonista del hecho que relatamos aquí, el crucero japonés Chistose.

La señal Z en la Armada Imperial Japonesa


Todos conocemos la bandera nacional del Imperio de Japón, el Hinomaru (“Disco Solar”), esta fue adoptada como enseña nacional en la época de la Restauración Meiji. La bandera fue oficializada en 1868, aunque ha sido el símbolo de Japón durante siglos. En campo blanco lleva el anagrama (escudo heráldico) del estado, un sol escarlata.

Bandera Japón

Bandera Japón

La bandera nacional también se fue utilizada como enseña de la Armada Imperial entre 1872 y 1889, año en que se adoptó un nuevo modelo con un sol elevándose desde el horizonte, al que se le agregaron dieciséis rayos. La bandera del sol naciente, como se la conoce era únicamente una bandera naval. El Ejército Imperial Japonés utilizó un diseño similar, pero no idéntico, con las franjas púrpura.

Fragata Shohei Maru.

Fragata Shohei Maru (1855-1870)

La bandera imperial, que se utiliza en tierra y mar, cuando el Emperador estaba presente, llevaba un ‘mon’, un estilizado crisantemo dorado, sobre un campo de color escarlata.

Bandera Japonesa - Emperador a presente

Bandera Japonesa – Emperador a presente

Pero hay otra bandera importante en el Japón: La bandera “Z”, una bandera de señales que posee un significado peculiar en la Armada Imperial desde la guerra rusojaponesa.

Código internacional de señales -

Código internacional de señales – “Z”

Esta señal fue izada a bordo del acorazado Mikasa, buque insignia del almirante Togo, justo antes del comienzo de la batalla de Tsushima (27 de mayo 1905), en el código se señales indicaba a la flota que se debía de comunicar “El destino del Imperio descansa sobre el resultado de esta batalla. Que cada hombre haga todo lo posible”. Como sabemos, en Tsushima la marina de guerra japonesa se anotó una victoria decisiva sobre la Flota rusa del Báltico.

Almirante Togo en el puente del acorazado MIkasa

Almirante Togo en el puente del acorazado Mikasa durante la batalla de Tsushima – Detalle de la señal Z izada en el borde superior izquierdo

Esta bandera de señales utilizada por el almirante Togo pasó a la leyenda como el equivalente japonés de la bandera de izada por Nelson en Trafalgar o protesta desafiante John Paul Jones ante el Serapis. Prueba de ello es que en la mañana del 7 de diciembre de 1941, el almirante Nagumo, comandante de la fuerza de ataque de Pearl Harbor, izó la bandera “Z” a bordo de su buque insignia, el portaaviones Akagi, al ordenar el ataque a la base americana.

Portaviones AKAGI

Portaviones AKAGI.

En el memorial Mikasa donde se conserva el buque insignia de Togo todavía ondea la bandera “Z” de la driza de señales.

Memorial Mikasa (Yokosuka, Japón) - Detalle de señal Z

Memorial Mikasa (Yokosuka, Japón) – Detalle de señal Z

El bombardeo de Vladivostock (6 de marzo de 1904)


La flota japonesa se multiplicaba en los primeros días de la guerra, y si había comenzado sus actividades en Port Arthur donde se concentraba el grueso de la marina rusa en Extremo Oriente, había otro puerto donde se guarnecía otra escuadra: Vladivostock. Allí tenían su base los cruceros acorazados Rurik, Rossia y Gromoboi, así como el crucero protegido Bogatyr.

Vladivostok cruisers in 1903. From left to right you have the Rossia, Bogatyr, Gromboi and Rurik by Valery Shilyaeva

Vladivostok cruisers in 1903. From left to right you have the Rossia, Bogatyr, Gromboi and Rurik by Valery Shilyaeva

Vladivostock se encuentra en una latitud de 43º 7’ N, al fondo de la Bahía de Pedro el Grande, entre los golfos de Amur al oeste, y Oussouri al este, en la punta de una península (Muraiev) que se adentra en el mar del Japón. Este apéndice geográfico continúa con una serie de islas pequeñas y grandes  que protegen la entrada a la rada del puerto por el norte.

Bahia de Pedro el Grande

Bahia de Pedro el Grande

El principal problema de este enclave era su ubicación tan al norte, pues los hielos dificultaban la navegabilidad durante el periodo invernal. En febrero de 1904 las bahías se encontraban cerradas por el hielo, que alcanzaba un espesor de cerca de un metro entre la isla de Askold y tierra firme.

Aun en estas condiciones la flota rusa realizó una salida el mismo día en que tuvieron noticia del ataque a Chemulpo y Port Arthur; en ella hundieron al Nagouri-Maru, un carguero japonés de 1800 Tn. El mal tiempo, con tormentas de nieve y temperaturas de -9ºC, hizo que debieran regresar el día 14 a puerto con los cañones cubiertos de hielo.

Fortificaciones Vladivostock

Fortificaciones Vladivostock

A finales de febrero de 1904, el almirante japonés Togo, no había conseguido su objetivo inicial de neutralizar a la flota enemiga en Port Arthur ni en su ataque sorpresa del 8-9 de febrero de 1904, ni con los brulotes cargados de piedras que intentaban cegar la bocana del puerto donde se cobijaba la flota rusa.

El Ejercito japonés que estaba siendo transportado por mar a los puertos de Gesan y Chemulpo carecía de protección de buques capitales, una nueva salida del escuadrón de Vladivostock podría causar verdaderos estragos entre mercantes desarmados.

Crucero Gromoboi

Crucero Gromoboi

De hecho esto es lo que sucedió con la salida de Valdivostock de los buques rusos el 24 de febrero. La escuadra de cruceros rusos arribó a Gesan el 26, permaneciendo en la zona hasta el 27. Por suerte para la marina japonesa no encontraron rastro de los convoyes japoneses, regresando a su base el 29.

A pesar del peligro que suponía desguarnecer a su escuadra de bloqueo si los acorazados enemigos decidían salir a combatir, el 29 de febrero Togo dividió sus fuerzas mandando a la división del almirante Kamimura a batir a la otra escuadra enemiga en Vladivostock.

Almiranter Kamimura a la busqueda de cruceros rusos

Almiranter Kamimura a la busqueda de cruceros rusos

Ya el 25 de febrero nueve navíos japoneses se presentaron en la rada de Vladivostock a la vista de los vigías que no perdían detalle de sus evoluciones. Allí permanecieron desde el amanecer hasta las dos y media de la tarde, cuando se retiraron sin realizar un disparo.

La flota japonesa se volvería a presentar el 6 de marzo a las 0850 horas pero esta vez con buques capitales y un ánimo más combativo. A esta hora el observador de la Isla de Askold comunicó por telégrafo la presencia de ocho buques al sur de su posición.

Flota de Kamimura en agosto de 1904

Flota de Kamimura en agosto de 1904

A las 0945 los navíos habían alcanzado la altura de la Isla de Askold y habían sido identificados como buques de guerra enemigos.

A las 1100 la escuadra japonesa se encontraba a medio camino entre la Isla de Askold y el puerto de Vladivostock, de ella se destacaron dos cruceros que quedaron al norte de esta posición, continuando los otros seis con su rumbo paralelo a la costa a una distancia de 15-16 Km, fuera del alcance de las baterías de costa. Los buques se encuentraban cubiertos de hielo y comienzaron a hacer fuego con todas sus baterías, de grueso y pequeño calibre, para hacerlas entrar en calor.

Crucero Acorazado Iwate (1905)

Crucero Acorazado Iwate (1905)

A las 1335 a una distancia de 8km el buque que encabezaba la línea japonesa comenzó a hacer fuego contra los fuertes, las baterías, la ciudad y el puerto interior, seguido inmediatamente por toda la escuadra. Los japoneses tenían un perfecto conocimiento de las defensas rusas y las baterías costeras no podían responder al encontrarse en zonas no batidas por los cañones.

A las 1420 cesó el bombardeo, tomando la flota japonesa rumbo sur. Se habían lanzado cerca de 200 proyectiles de diverso calibre.

A las 1730 ya no había ningún buque a la vista.

Museum of Vladivostok fortress

Museum of Vladivostok fortress

Los resultados de esta acción fueron pobres a nivel de daños:

  • Una casa de madera de un obrero fue destruida por un impacto directo, matando a una mujer que se encontraba en ella.
  • Un proyectil impactó en la casa del coronel Jakof, sin hacer explosión.
  • Un impacto en el barracón de los equipos de la flota de Siberia mató a 5 marineros.

Pero a nivel moral fueron muy altos:

  • La población europea de Vladivostock abandonó la ciudad volviendo a Rusia.
  • El general Linievich, al mando de la plaza. Realizó severos informes sobre las debilidades de la ciudad en caso de ser atacada lo de que hizo que se derivaran recursos y efectivos, muy escasos, en esos primeros momentos del conflicto.

La batalla de Nanshan (23-26 de mayo de 1904)


El ejercito japonés era dueño de la iniciativa desde el mismo comienzo de la guerra, no sólo había logrado encerrar a la flota rusa en Port Arthur, sino que sus tropas de tierra habían logrado dos grandes éxitos a comienzos de mayo de 1904: el cruce del rio Yalú y el desembarco del 2º Ejercito del general Oku en Pi-tse-ouo. En un claro ejemplo de lo que unos años más tarde sería la guerra relámpago, las tropas japonesas no se detuvieron sino que siguieron avanzando en dos ejes uno en dirección norte con la misión de cortar el cordón umbilical del suministro ruso que era el transiberiano y su nudo de Liao-yang, y otro en dirección suroeste para la toma de la plaza fuerte donde se refugiaba su mayor amenaza, los acorazados rusos que podrían cortar, a su vez, sus lineas de comunicación con el Japón. Hoy nos vamos a centrar en esta segundo eje, el avance del 2º Ejercito japonés en dirección a Port Arthur.

Lineas de avance japonés en Mayo de 1904

Lineas de avance japonés en Mayo de 1904

Los rusos no habían opuesto mucha resistencia durante las operaciones de desembarco, pensando que se trataba de una operación de distracción y que el verdadero ataque se realizaría en Dalny un puerto más cercano y mejor preparado que Pi-tse-ouo  – ¿no me suena esto de algo? ¿Normandía 1944? -. Es en este entorno donde se concentraba el grueso de su ejercito y donde se había procedido a realizar trabajos de fortificación.

General Count Oku Yasukata

General Count Oku Yasukata

El caso es que el general Oku no perdió el tiempo y el 16 de mayo – sólo 11 días después del desembarco – las tropas japonesas ya se encontraban en las afueras de Kin-Tcheou, enclave estratégico donde la península de Kuan-tung se estrecha, formando un cuello de botella de apenas 3 millas. Los rusos habían fortificado el enclave, si los japoneses querían progresar iban a tener que pagarlo caro.

Detalle la Peninsula de Kuan-tung desde Kin-tcheuo a Port Arthur

Detalle la Peninsula de Kuan-tung desde Kin-tcheuo a Port Arthur

Las posiciones rusas estaban ocupadas por un solo regimiento -el 5º de tiradores siberianos del este-, y se encontraban bajo el mando del general Fok. Se habían realizado trabajos en todas las alturas desde la población de Kin-Tcheou y la bahía de Talien-wan, colocando baterías de cañones y ametralladoras, excavando trincheras, poniendo minas y tendiendo barreras de alambre de espino. No, las cosas no tenían pinta de ser fáciles para los japoneses, iba a ser un primer ensayo de lo que ocurriría tras 6 meses en la colina 203 y pasados 10 años durante la guerra de trincheras de la I Guerra Mundial.

Alexander Viktorovich Fok

Alexander Viktorovich Fok

Las primeras escaramuzas serias comenzaron el 21 de mayo, aunque ya desde el día 16 el ejercito japonés había empezado a tomar posiciones frente al dispositivo ruso. De estos primeros contactos Oku se apercibió que el sector norte era el más débil, por lo que seria por el ala derecha japonesa donde se volcaría el mayor esfuerzo del ataque.

Posiciones defensivas rusas entorno a Nanshan

Posiciones defensivas rusas entorno a Nanshan

Durante las jornadas del 23 y 24 de mayo los japoneses no lograron progresos reseñables, sólo durante los ataques nocturnos lograron apoderarse de algunas posiciones que permitirían después el asalto definitivo.

El día 25 a las 05h30 comenzó con un duelo artillero que duró cerca de tres horas entre las baterías japoneses y las rusas que se encontraban en la colina  de Nanshan. La flota japonesa destacó a la bahía de Kin-Tcheou una pequeña escuadra para apoyar a las tropas de tierra, aunque su efectividad no fue la esperada debido al mal tiempo. Las operaciones continuaron durante toda la tarde, al finalizar la misma los japoneses habían logrado apoderarse de Mao-Kia-Yug, posición situada a unos 4 km al sur de Kin-Tcheou.

Movimientos japoneses en la batalla de Nanshan

Movimientos japoneses en la batalla de Nanshan

Terminó la primera fase de la batalla, en la que los movimientos de flanqueo japoneses aislaron los dos centros de resistencia rusos, por un lado la ciudad de Kin-Tcheou y por otro la colina de Nanshan. Restaba para el día siguiente la tarea de reducir estas posiciones, y la manera de hacerlo era una, terribles asaltos frontales.

Asalto japones a trincheras rusas en Kin-tcheuo

Asalto japones a trincheras rusas en Kin-tcheuo

La orden de reanudación de las operaciones se dió a la 01h00 del día 26, pero una espesa niebla aplazó el comienzo hasta las 02h35. Se desencadenó entonces un duelo artillero que duró tres horas. La flota acudió otra vez en ayuda de las tropas de tierra con 4 cañoneras (Tsukushi, Heiyen, Atago y Chokai) y 6 torpederos que bombardearon desde la bahia de Kin-Tcheou la retaguardia y el flanco izquierdo de las posiciones rusas. Al otro lado del itsmo la cañonera rusa Bobr hizo su aparición para hacer lo propio desde la bahía de Talien-Wan.

“The Fall of Jinzhoucheng. The Scene of Our Second Army Occupying Nanshan after a
Fierce Battle” by Banri, June 1904 [2000.446] Sharf Collection, Museum of Fine Arts, Boston

A las 05h20 la infantería se lanzó al ataque entrando en la ciudad de Kin-Tcheou, mientras los rusos se replegaron hacia el sur. Comenzó entonces el asalto a la colina de Nanshan. Las fuerzas rusas se componían del 5º regimiento siberiano del este, bajo el mando de coronel Tretyakoff; mientras el ataque japonés fue realizado por 3 divisiones de infantería, la 4º en el ala derecha, la 1º en el centro y la 5º en el ala izquierda.

The attack on Nanshan.

The attack on Nanshan.

Un nuevo duelo artillero, por el lado japones alrededor de 125 piezas concentraron su fuego en intentar acallar las baterias rusas (unas 70 piezas). A las 11h00 la infantería japonesa estaba a unos 600 metros de las posiciones rusas, cuyos cañones empezaban a ser silenciados, A las 17h00 la artillería japonesa estaba casi sin munición, es cuando el general Oku ordenó el asalto general, encabezado por la 1º División de Infantería. Un camino a la muerte para miles de soldados japoneses, que puede recordar las imagenes que tenemos de la I Guerra Mundial donde se lanzaban oleadas de infantes contra posiciones de trincheras, con ametralladoras y alambres de espino. Numerosas cargas sucesivas fueron realizadas sin éxito, los soldados y oficiales japoneses caían sin siquiera llegar a poner pie en las posiciones rusas.

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

El general Oku, viendo la ineficacia del ataque trasladó el esfuerzo hacia su ala derecha, donde se concentró el fuego artillero de tierra, junto al de las cañoneras y torpederos que no cesaban de apoyar con sus piezas. A las 18h00 un nuevo asalto de la infantería logró un pequeño éxito al apoderarse de algunas trincheras rusas, la defensa comenzaba a flaquear. Fue en este momento cuando Oku lanzó el resto de sus reservas al ataque. Los rusos viendo como los japoneses tomaban posición a posición ordenaron la retirada, que se realizó de manera ordenada. A las 20h00 la bandera del sol naciente ondeaba en las alturas de Nanshan.

Las perdidas japonesas fueron enormes (750  muertos y 3500 heridos), los primeros batallones en ser lanzados al combate fueron prácticamente borrados del mapa, y pudieron ser mayores si los japoneses no hubieran conseguido cortar los hilos que comunicaban con las minas sembradas por los rusos, que podrían haber causado un daño enorme durante los ataques.

JAPANESE DIGGING UP MINES PLANTED BY' THE RUSSIANS AT NANSHAN.

JAPANESE DIGGING UP MINES PLANTED BY’ THE RUSSIANS AT NANSHAN.

Los rusos tuvieron en la batalla entorno a 1.400 bajas, lo que hace una relación de 3 a 1. Las perdidas materiales rusas fueron cuantiosas: 68 piezas de artillería, 10 ametralladoras y numerosa munición. Pero lo más importante era la victoria estratégica, pues los japoneses lograron aislar Port Arthur y, el desprotegido puerto de Dalny tuvo que ser abandonado el 28 de mayo, lo que dió a los japoneses una base con unas instalaciones perfectas para abastecer a su 2º Ejercito.

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Las tropas rusas del 5º regimiento de siberianos del este no recibieron ningún refuerzo durante la batalla en la que tuvieron en jaque a 3 divisiones japonesas durante 3 largos días, tal vez con un poco de ayuda hubieran podido resistir, pero el miedo del alto mando ruso hizo que las reservas se mantuvieran desplegadas en espera de un nuevo desembarco japonés que nunca se llegó a realizar.