Los días claves de la guerra rusojaponesa (septiembre-octubre 1904)


En el mes de agosto de agosto de 1904 la situación parecía claramente favorable al Japón en la guerra que mantenía con Rusia. Los avances por tierra habían llegado a las puertas de Port Arthur y Liao-Yang. Por mar las escuadras de Vladivostock y del propio Port Arthur habían sido derrotadas. El alto mando nipón no podía por menos que estar satisfecho, aunque su enemigo distaba mucho de estar derrotado.

Los primeros intentos de asalto japonés  a la plaza fortificada de Port Arthur fueron repelidos, costaron cerca de 10.000 bajas y llegado el día 24 las municiones estaban prácticamente agotadas. Nogi se vió obligado a detener la ofensiva.

Plano de las operaciones en septiembre octubre de 1904

Plano de las operaciones en la zona de Liaoyang- Mukden (septiembre octubre de 1904).

Dos días después, el 26, Oyama inició la ofensiva sobre Liao-Yang y, tal como sucedió en Port Arthur, fue una nueva carnicería, asaltos continuos sobre posiciones bien fortificadas por los rusos. Tras seis días, Kuroki, logró conquistar la posición de Yentai y Kuropatkine, al mando de las tropas rusas, inició una retirada ordenada hacia Mudken. No se puede considerar el resultado de esta batalla como una derrota rusa, sino más bien un repliegue hacia una nueva posición bien fortificada a unos 40 km de Liao Yang.

Retirada rusa de Liao Yang

Retirada rusa de Liao Yang

En tierra los avances ya no eran tan rápidos como al principio de la guerra, el coste en vidas de los combates que iban a sucederse a partir de este momento iba a ser muy grande por ambos bandos. La distancia de los frentes de los centros de abastecimiento era otro de los hándicaps de los beligerantes, sobre todo para el Japón. La gestión de los recursos, tanto humanos como materiales, iba a decidir la guerra.

En el mar la flota japonesa se encontraba dañada tras los combates del mes de agosto. La escuadra de Togo, encargada del bloqueo del puerto, muchas de sus unidades necesitaban pasar por el dique seco para realizar reparaciones de consideración, y sus suministros empezaban a escasear. El planteamiento de utilizar las unidades capitales en apoyo de los asaltos terrestres a la fortaleza era cuestionado desde instancias superiores en Japón. La amenaza de un posible enfrentamiento con la flota del Báltico en el estado en que se encontraban los buques japoneses podía ser nefasto.

Torreta de popa del acorazado Asashi

Torreta de popa del acorazado Asashi

La flota rusa en Port Arthur no dejaba de ser temible, pues a pesar de la derrota del 10 de agosto, contaba con varios acorazados aún en uso. El mando japonés decidió continuar con el bloqueo, y que fueran enviados a Japón los buques poco a poco para su reparación, el criterio fue mandarlos en parejas. De esta forma se evitaría levantar el bloqueo y se continuaría apoyando  a las fuerzas de tierra. Pero este apoyo naval no fue fácil, y se cobró varios buques (el 2 de septiembre, el torpedero Hayatori chocó con una mina y se hundió, el 18 de septiembre, la cañonera Haiyen desapareció sin dejar rastro, el acorazado Asashi chocó también con una mina, aunque sin consecuencias, el 6 de noviembre la cañonera Atago fue hundida)

Cañonera Atago

Cañonera Atago

En septiembre de 1904 la guerra entró en un periodo crucial, a pesar de los éxitos iniciales situación para el Japón era delicada. Port Arthur continuaba resistiendo. El 11 de octubre las salidas de los torpederos rusos basados en Port Arthur pusieron en aprietos a la retaguardia del ejército de asedio japonés.  El 9 de octubre Kuropatkine se lanzó a la ofensiva en el rio Sha-ho. El 15 de octubre se tenía noticia de la partida de la flota del Báltico. El fiel de la balanza podía caer de cualquiera de los dos lados.

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

La batalla de Sha-ho, fue uno de los pocos momentos durante la guerra en que los rusos tomaron la iniciativa. Tras la batalla de Liou-Yang, el ejército japonés había avanzado y atravesado el rio Tai-tzu-ho. El objetivo de Kuropatkine era obligarlo a volverlo a cruzar en sentido contrario. La forma de hacerlo era mediante un ataque frontal que fijara las posiciones y un movimiento envolvente del flanco derecho de las tropas japonesas. Las operaciones comenzaron el día 5, no encontraron resistencia, y los rusos ocuparon las posiciones previstas en el centro en muy poco tiempo. El día 9 la columna de Rennenkampsf, que progresaba por el oeste  sobre las dos orillas del Tai-tzu-ho tuvo serias dificultades en tomar Pen-shi-hu. El día 10 los japoneses tomaron la ofensiva a pesar de la inferioridad numérica en que se encontraban.

Tras varios días de combate los rusos terminaron retirándose a sus posiciones de Mukden, quedando el resultado de la batalla, según la bibliografía que he consultado, en indeciso. Aunque para mí claramente los japoneses salvaron un matchball que podía haberlos llevado al desastre.

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

Tras estos combates Japón tomó consciencia de que sus recursos no le permitirían llevar una guerra en dos frentes, debería de concentrarse en acabar primero con uno de ellos. El elegido fue Port Arthur, donde se volcaron todos los esfuerzos humanos y materiales para tomar la plaza lo antes posible y acabar con la resistencia rusa. Por el contrario en Mukden, Japón permaneció en una posición defensiva hasta el mes de marzo de 1905 cuando ya pudo contar con el ejercito sitiador de Nogi para iniciar nuevamente operaciones ofensivas.

General Alexei Kuropatkin

General Alexei Kuropatkin

Como corolario una curiosidad: Kuropatkine en sus memorias echa la culpa de la derrota en la ofensiva de Sha-ho a sus generales (como casi siempre) acusándoles de ‘poco hábiles’, ‘faltos de dirección y mando’, ‘faltos de energía’, haber realizado ‘maniobras inútiles’, carecer de ‘tenacidad’, etc… debía de ser una joyita el tenerlo como jefe.

Anuncios

Logística y diplomacia en la vuelta al mundo de Rozhestvensky. Dakar, 30 de octubre de 1904


Vamos a recordar hoy un hecho curioso ocurrido durante la estancia del Segundo Escuadrón del Pacífico en el puerto francés de Dakar. Sucedieron estos hechos en su periplo a lo largo del mundo que llevaría a esta flota hasta el estrecho de Tsushima donde terminaría enfrentándose a la japonesa que la aguardaba.

Durante  este largo viaje, uno de los mayores problemas que tuvo el almirante ruso al mando, Zinovy Rozhensvensky, fue el dotar a su flota de suficiente combustible. Si bien la intendencia rusa había planificado varios puntos de abastecimiento, y había adquirido en países neutrales el carbón necesario para alimentar las calderas de los buques de la flota, el incidente de Hull introdujo una variable que no se había tenido en cuenta, la injerencia del Reino Unido.

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirant ruso

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirante ruso

El ataque ruso a los pesqueros ingleses en Dogger Bank hizo que la diplomacia inglesa tomara parte activa en el conflicto entre Rusia y Japón. Comenzó en España durante la recalada de la flota rusa en Vigo y, una vez resuelto el incidente diplomático, Gran Bretaña continuó poniendo el mayor número de trabas posible durante el viaje de Rozhestvensky hasta el Mar Amarillo.

Lo ocurrido durante  la recalada de la flota rusa en Dakar se encuadra en este punto de la historia. La actuación del almirante ruso es muy curiosa, típica de una época donde el derecho internacional no era más importante que encontrarse al mando de 5 acorazados prestos para el combate.

Durante su camino hacia el Lejano Oriente, Rozhestvensky dividió su flota al llegar a Tánger. La mayor parte de los buques le acompañaría tomando el camino de circunnavegación de África. Junto al Kniaz Souvorov, donde izaba su bandera el almirante, irían el resto de acorazados (Alejandro III, Orel, Borodino y Osliabia), tres cruceros bajo el mando del contralmirante Enkvist (Najimov, Aurora y Donskoi), seis transportes (Kamchatka, Anadir, Meteor, Korea, Malaya y Rus), el buque hospital Orel y el transporte frigorífico francés Esperance. Bajo el mando del contraalmirante Felkersam quedaron los buques menos fiables de la flota que tomarían camino a través del canal de Suez. Formaban esta pequeña escuadra los viejos acorazados costeros Sissoi Veliki y Navarin, tres cruceros ligeros (Svetlana, Zhemchug y Almaz) y varios torpederos.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

El 30 de octubre, día del 56 cumpleaños de Rozhestvensky, la escuadra rusa arribaba al puerto de Dakar. Allí le esperaban 10 vapores alemanes con 30,000 toneladas de carbón (en las bodegas de los grandes acorazados no quedaban más de 400 tn.)

El día comenzó bien, por la mañana se recibió a bordo al gobernador de la plaza, quien se mostró muy amistoso y complaciente. Pero al caer la tarde se empezaron a torcer las cosas, una nueva visita del máximo responsable francés no traía buenas noticias. Se había recibido un cable de Paris por el que se ordenaba que la flota rusa no podría aprovisionarse en las instalaciones del puerto. La diplomacia británica se movía rápidamente tras el incidente de Hull y amenazaba al resto de potencias con una violación de la neutralidad en caso de facilitar el trayecto a los rusos.

Flota del Báltico en Singapur

Flota del Báltico en Singapur

Ante el contratiempo de ver impedido su reaprovisionamiento, el almirante expresó su sorpresa – ¡Francia y Rusia eran aliadas! -. El francés se defendió con la consabida excusa de que sólo cumplía las órdenes de París, añadiendo que no tenía personalmente nada en contra de Rozhensvensky y su escuadra.

La respuesta del almirante ruso no tiene desperdicio:

Entonces nos entenderemos. Usted obedece las órdenes de Paris y yo cumplo con las instrucciones de San Petersburgo. Seguiré cargando carbón hasta que sus baterías costeras me lo impidan.

Sorprendido el gobernador francés contestó:

Su excelencia sabe que no tenemos baterías costeras en Dakar

En cuanto el gobernador abandonó el Kniaz Souvorov, Rozhestvensky dio la orden de comenzar a cargar carbón. La tarea llevó diecinueve horas, bajo un calor sofocante.

Flota del Báltico en Madagascar

Flota del Báltico aprovisionándose en Madagascar

En el informe enviado por el servicio de espionaje británico en Dakar, se informaba detalladamente de las actividades realizadas por la flota rusa en la plaza, así como de las actuaciones de las autoridades francesas, las cuales no habían tomado “ninguna medida eficaz” para impedir el reabastecimiento de la escuadra rusa. Se detallaban las cantidades de carbón que en cada uno de los barcos se cargaron, aunque no se pudo averiguar el siguiente punto de encuentro con los transportes, Este sería la desembocadura del rio Gabón donde la flota rusa llegó el 13 de noviembre de 1904.

Nota: En este suceso sigo a Pleshakov en su libro La ultima armada del zar. En otras fuentes no lo narran igual. Semenov y los que siguen los relatos de sus memorias indican que el director del puerto francés les autorizó a permanecer en Dakar el plazo de 24 horas (lo que marcaba por el derecho internacional), lo que aprovecharon para reabastecerse sin dar más indicaciones.

La guerra ruso-japonesa a través de los ukiyo-e


Ukiyo-e es un tipo de arte popular japonés que recoge escenas de la vida común por medio de grabados, su historia es muy dilatada, ya que sus orígenes se remontan al siglo XVII. Este arte, tremendamente generalizado en la época, nos permite hacer un repaso de los hitos más importante acaecidos durante la guerra entre Rusia y Japón. 

Si bien la visión que reflejan los Ukiyo-e es lógicamente parcial y, lo que en ellos se representa no refleja una realidad histórica, sí que encontramos ejemplos donde se recogen la totalidad de los hechos de armas con las imágenes tópicas del conflicto. Es muy interesante ver el punto de vista del Japón en cada momento y como se trató de ‘vender’ al pueblo.

En esta primera entrega repasaré a través de los Ukiyo-e, a modo de historia gráfica, los acontecimientos ocurridos desde el inicio de la guerra (febrero 1904), hasta la caída de Port Arthur (enero 1905). Por ultimo, haré una pequeña reseña de los orígenes y lo que es este tipo de arte.

Todas las imágenes están sacadas de la página ukiyo-e.org la cual os recomiendo encarecidamente que visitéis y disfrutéis de los contenidos que en ella se atesoran. Si pincháis en cada uno de los grabados que ilustran el post enlazarán con la página originaria con más datos sobre la obra.

El ataque a Chemulpo (08/02/1904)

El primer acto de la guerra, cuando esta aún no se encontraba declarada, una flota japonesa fuerza a salir y ataca a dos barcos que se encontraban en el puerto de Chemulpo y que entorpecían el desembarco de tropas.

Vemos a la escuadra japonesa, y los vítores de sus tripulaciones, en el momento en que salen del puerto neutral de Chemulpo (Corea) el crucero protegido Varyag y la cañonera Koriev. No se aprecian daños en los barcos japoneses, los buques rusos terminarían hundidos.

Victoria Naval en Chemulpo (Febrero 1904) por Kobayashi Kiyochika

Victoria Naval en Chemulpo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En este cuadro vemos a un crucero acorazado japonés (intacto) cañonea al crucero protegido ruso Varyag.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Ataque a Port Arthur (08/02/1904)

Ataque nocturno por flotillas de torpederos japoneses a la escuadra rusa anclada en la rada exterior de Port Arthur. La guerra aún no estaba declarada.

Sobre un mar embravecido (error histórico, el mar estaba en calma), con la noche iluminada por los haces de luz de los reflectores rusos, un ataque de torpederas japonesas a la rada exterior de Port Arthur

Ataque de torpederas a Port Arthur de Yasuda Hanpo

Ataque de torpederas a Port Arthur (autor: Yasuda Hanpo)

Un torpedero japones atacando a varios buques rusos, entre el fuego enemigo. Se ve que algunos barcos rusos explosionan en la lejanía. Un torpedo con forma de pez se aproxima a un acorazado ruso.

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Otro destructor hundiendo un acorazado ruso (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Un torpedero japonés hunde un acorazado ruso a la entrada de Port Arthur (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Intentos de bloqueo de Port Arthur (febrero – abril 1904)

Los japoneses intentaron bloquear a la escuadra rusa mandando cargueros repletos de piedras a la bocana del puerto para ser hundidos.

Nuevamente una imagen de una operación nocturna, con los reflectores iluminando la escena. Vemos una torpedera japonesa intentando rescatar a la tripulación de un carguero que se hunde a la entrada de Port Arthur intentando bloquear la entrada al puerto.

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur (autor: Kôkyo)

Muerte de Makarov (13/4/1904)

Los japoneses sembraron de minas la rada de Port Arthur, una de ellas se llevó por delante al comandante en jefe ruso y a su buque insignia.

Vemos al Vicealmirante Makarov en el puente de mando, arropado por la bandera de combate rusa, mientras el acorazado Petropavlosk se hunde al chocar con una mina japonesa. Se observa la flota japonesa a lo lejos a la cual Makarov dirige la mirada con desprecio (?)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Muy interesante grabado en el que vemos nuevamente al Petropavlosk hundiéndose tras chocar con una mina japonesa, vemos al vicealmirante Makarov en el puente y a la flota japonesa al fondo (acudiendo? o huyendo?)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Cruzando el Rio Yalú (30/04/1904)

Los japoneses cruzaron el Rio Yalú al asalto donde los rusos habían establecido su primera línea defensiva

Vemos a un oficial japonés cruzando a nado el rio, mientras el resto del ejército aguarda en la orilla. No hay oposición rusa en la acción.

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

El General Kuroki observando el avance sobre el rio Yalú, al fondo la armada japonesa apoyando el ataque (error histórico, nunca estuvo, solamente algunas cañoneras apoyaron el ataque remontando el rió)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Cruzando el Yalú en barca, asaltando la rivera rusa (error histórico, fue la infantería y no la marina la encargada de las operaciones de cruce del Yalú)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Desembarco del 2º Ejercito Japones en Pisewo (05/05/1904)

Las tropas del segundo ejercito japonés desembarcaron en la retaguardia del frente ruso.

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Batalla de Nanshan (25/05/1904)

Tras el desembarco en la península de Liaotung, las tropas japonesas se dirigieron a Port Arthur. La fortaleza de Nanshan se les interponía en su camino.

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Panorámica general de la batalla de Nanshan, al fondo se representa las alturas de Port Arthur y sus reflectores, un continuo en estos comienzos de la guerra.

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Batalla de Te-li-Ssu (14/06/1904)

Tras la victoria japonesa en Nanshan, los rusos montaron una ofensiva desde Liao Yang, con poca preparación y pocos efectivos, para intentar impedir el cerco a Port Arthur. Los japoneses ya habían tomado el puerto de Dalny intacto por lo que tenían un importante punto de aprovisionamiento.

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Inicio del sitio de Port Arthur (Agosto 1904 – Enero 1905)

El avance japonés en la península de Liaotung, culminó el cerco de Port Arthur donde quedaron sitiados unos 50.000 soldados rusos. La plaza no cayó hasta enero del año siguiente.

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Batalla del Mar Amarillo (10/08/1904)

Tras el cerco del Port Arthur, la escuadra se vio obligada a dejar el puerto e intentar ganar Vladivostock.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Hundimiento del Rurik (14/08/1904)

Encuentro con la escuadra rusa de Vladivostock y su neutralización, culminó con el encuentro con los cruceros acorazados del almirante Kamimura y el hundimiento del crucero ruso Rurik. 

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Batalla de Liao Yang (24/08/1904)

El avance japonés por el interior se dirigió hacia este importante nudo de comunicaciones.

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Otro grabado de la entrada al asalto en Liaoyang, atención al dirigible ruso en la parte superior.

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Batalla del Rio Sha-ho (05/10/1904)

Los refuerzos rusos llegados por el transiberiano, permitieron montar una gran ofensiva con objeto de conectar con la plaza sitiada de Port Arthur.

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Conquista de la colina de los 203 metros (05/12/1904)

La conquista de esta colina fue fundamental para la caída de Port Arthur, se tomó tal y como se muestra con asaltos frontales durante 3 meses, una carnicería que costó a los japoneses unos 6.000 muertos.

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Rendición de Port Arthur (02/01/1905)

Con la llegada del nuevo año, la plaza sitiada de Port Arthur se rindió al ejercito japonés.

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Ukiyo -e

Texto sacado de Library of Congress : The Floating World of Ukiyo-E <Enlace>

Ukiyo-e (“pinturas del mundo flotante”, “imágenes del mundo efímero o mundo que fluye”) o estampa japonesa. Se desarrollan en la ciudad de Edo (actual Tokyo) durante el periodo Tokugawa (1615-1868).

La jerarquía social de la época, establecida oficialmente por los gobernantes shogun, colocó a los comerciantes, el segmento más rico de la población, en el extremo inferior de la escala social. Con su poder político eliminado, la clase comerciante se volvió hacia el arte y la cultura como áreas en las que podrían participar en igualdad de condiciones con las clases superiores (guerreros, agricultores y artesanos). Los Ukiyo-e proporcionaron a estos grupos sociales de un medio para alcanzar cierto estatus cultural fuera del ámbito del shogunato, el templo, y los tribunales.

Aunque los Ukiyo -e inicialmente se les consideró un como un arte “pobre”, por y para las clases fuera de la élite, su calibre artístico y técnico es notable. La completa lectura de las imágenes y textos requieren de un alto nivel de alfabetización cultural.

Desde sus inicios los temas tratados se amplían constantemente para reflejar los gustos, preocupaciones e innovaciones, que van variando y adaptándose durante la vida de esta forma de expresión (dos siglos y medio). El resultado fue un arte que era a la vez populista (de y para el pueblo, fácilmente accesible, abundante y asequible) y altamente sofisticado.

El arte del woodblock se ejemplifica en los Ukiyo -e, donde se explota todo el potencial de esta forma de grabado. En los Ukiyo -e, cada imagen fue creada a través de la colaboración de cuatro personajes:

  • el editor, quien coordinó los esfuerzos de los artesanos especializados y comercializa las obras de arte,
  • el artista, que diseñó las obras de arte y los dibujó en tinta sobre papel,
  • el tallador, que meticulosamente talla los diseños en una o varias maderas (durante el período Edo el número de bloques era de un promedio de diez a dieciséis ),
  • el impresor, que aplica pigmentos para las planchas de madera e imprime en papel hecho a mano.

Tal vez asociamos al Ukiyo -e con estampados de hojas sueltas, pero también se encuentra en libros ilustrados en madera (ehon). Las técnicas de impresión talladas en bloques de madera del texto y las ilustraciones, permitieron que un gran número de libros se pudieran producir sin tener que pasar por el laborioso y costoso proceso de la copia a mano. Libros populares, manuales de arte y álbumes fueron producidos en cantidad con las mismas técnicas que permitieron la producción en masa de los Ukiyo-e.

Escala de la Segunda Escuadra del Pacífico en Vigo, la primera guerra mundial pudo comenzar aquí.


El 25 de octubre de 1904 hizo su aparición ante el puerto de Vigo el Segundo Escuadrón del Pacífico, perteneciente a la Armada Imperial Rusa. El almirante Rozhdestvensky, al mando de la flota, llevaba 4 noches sin dormir y sin abandonar el puente tras el combate de Dogger Bank . Fue cerca de la costa española donde se enteró que, en vez de contra torpederas japonesas, el combate del día 21 había ocurrido contra un grupo de pesqueros, que estaba a punto de estallar la guerra con Gran Bretaña, y que él era el responsable.

Zinovy Rozhestvensky

 

El puerto de Vigo, parecía un lugar que no causaría problemas en el trayecto que conducía a la flota al lejano oriente, tenía unas excepcionales instalaciones, le esperaban 5 transportes repletos de carbón, disponía de telégrafo con conexión ‘directa’ a San Petersburgo, e incluso había un consulado ruso.

El primer cable que el Almirante, envió al Zar a la llegada a puerto (26/10/1904), podemos decir que fue ‘escueto’, quizás receloso de la seguridad del medio que estaba utilizando:

Llegué con el primer destacamento de buques de guerra

Crisis política

Nicolás II ya conocía los hechos del 21 de octubre, y el estado de excitación que reinaba en Inglaterra. El Zar estimaba que la conducta de los ingleses era demasiado ‘audaz’, cada vez se enfurecía más con las noticias que provenían de, como empezó a llamar a los ingleses, ‘nuestros sucios enemigos’. Por otro lado, Eduardo VII hervía de indignación, calificando el suceso de Hull como ‘ruin atentado’.

Zar Nicolás II

Este enfrentamiento político entre Rusia e Inglaterra no fue desperdiciado por otras potencias. El Kaiser Guillermo II, que llevaba tiempo intentando atraer a Rusia a su esfera de influencia, cablegrafiaba en estos días a su sobrino el Zar Nicolas II a propósito del incidente Dogger Bank y, en relación al peligro británico manifestaba

[el peligro británico] debe de enfrentarse en conjunto, con Rusia y Alemania unidas, quienes tendrán que recordarle a su aliado Francia, las obligaciones a las que se ha comprometidos por el tratado de alianza contigo

Como vemos alta política a golpe de cablegrafía, un sistema no muy seguro. Los franceses al enterarse de esta maquinaciones del Kaiser, montaron en cólera. Recordemos que Francia era aliada de Rusia desde hace 10 años, pero también era aliada de Inglaterra desde la firma de la Entente Cordiale hacía 6 años. Su posición entre aliados favoreció su papel de moderadora, Delcasse ministro de Esteriores francés, pidió al embajador ruso en Paris

Es absolutamente vital para su gobierno enviar de inmediato un cortés mensaje de disculpas, que es lo única que podrá evitar la crisis

Rusia, estaba dispuesta a pagar una indemnización, quizás también a disculparse. Pero Inglaterra exigía que se castigara a Rozhdestvensky y mientras no se solucionase el conflicto diplomático la flota rusa debería quedar internada en Vigo. Como más adelante contaremos, en la bocana de Vigo se encontraban 5 cruceros ingleses vigilando cualquier movimiento de la escuadra rusa.

El agregado naval ruso en Londres cablegrafió a Rozhdestvensky a Vigo, comunicándole el estado de nerviosismo e inquina que reinaba en la capital inglesa. El Almirante les contestó con un mensaje ya no tan escueto, exponiendo su punto de vista (el cual siguió defendiendo hasta su muerte) :

El incidente del Mar del Norte fue ocasionado por la acción de dos torpederos que navegaban a todo vapor encubiertos por las sombras de la noche, son luces, en dirección al barco que encabezaba nuestro destacamento. Sólo después de que encendimos nuestros reflectores se advirtió que unos cuantos vapores pequeños que parecían pesqueros se hallaban en las inmediaciones. El destacamento se esforzó por no tocar con sus disparos esas embarcaciones  el fuego cesó en cuanto los torpederos desaparecieron de nuestra vista.

Se acusaba también a la escuadra rusa de que, en el lugar de los hechos, había permanecido un buque torpedero ruso haciendo caso omiso del deber de rescate de los pescadores que habían caído al mar. Pero en la escuadra no iba ninguna embarcación de ese tipo, incluso se hicieron averiguaciones en países como Dinamarca, para averiguar el origen de este misterioso buque, pero no obtuvieron solución alguna.

Las autoridades españolas, temerosas de la ira de Londres, prohibieron aprovisionarse a la escuadra, a pesar que se encontraban en el puerto 5 carboneros de la Amerika Hambourg Linie, pagados por el gobierno ruso y que enarbolaban el pabellon ruso, en un flagrante incumplimiento de las leyes de neutralidad. El Almirante no se arredró y continuó insistiendo hasta que le permitieron reabastecerse, limitadamente diríamos (400 toneladas de carbón a cada buque). El 27 de octubre por la noche los oficiales rusos pusieron a todo el mundo a trabajar en las labores de carga de carbón, cuando amaneció cada barco ya se había aprovisionado de más del doble de la cantidad autorizada. El Escuadrón ya podía seguir su marcha, ya que disponía de suficientes reservas de combustible como para llegar a Tanger.

Si la tensión se podía cortar entre las autoridades españolas y el mando de la flota rusa, no era igual con el pueblo de Vigo, tal como escribe Semenov que vivió los hechos en primera persona :

Cuando el almirante bajó a tierra para saludar al gobernador, a su salida del palacio la multitud le aclamó en la calle. Los periódicos locales decían de una manera asaz clara, que “el enemigo de la aliada de nuestro enemigo era, por el hecho mismo, nuestro amigo”

Escuadra rusa en Vigo

Escuadra rusa en Vigo

Crisis militar

Podemos ver que los ánimos se encontraban encendidos a nivel político cuando la flota arribó a Vigo. Pero eso no era todo. La Home Fleet inglesa, que se encontraba de maniobras en Escocia, empezó a reunirse en el Canal de la Mancha, la Flota del Mediterráneo a su vez recibió la orden de concentrarse en Malta, y la flota del Canal se concentró en Gibraltar; incluso se puso en alerta al China-squadron en el lejano oriente.

Las cosas eran más serias de lo que parecía. Se mandaron ordenes de ‘hacer preparativos para entrar en acción y estar listos para cumplir ordenes de inmediato’ así como de ‘hundir cualquier barco que intentara entrar por la fuerza en el puerto de Gibraltar’. Y se enviaron 5 cruceros ingleses a las inmediaciones de Vigo para vigilar los movimientos de la flota rusa.

El 31 de octubre la flota rusa aparejó para salir de Vigo al día siguiente, el almirante inglés Beresford en Gibraltar cablegrafió en esta fecha a Londres,

Estoy listo para partir a todo vapor y dispuesto a actuar en cuanto reciba telegrama del Almirantazgo… Cuando se me ordene, haré que la flota rusa de Tanger entre en Gibraltar, y se me desobedecen serán cañoneados y hundidos… luego iré a enfrentar la flota de Vigo, que mis cruceros tienen la orden de perseguir.

Se prepararon para salir 11 acorazados, 3 cruceros, 7 torpederos y 3 destructores, una fuerza muy superiora la flota rusa. Ante la preocupación que ocasionó entre la flota esta noticia Rozhdestvensky comentó :

Sólo seremos capaces de enfrentar a los cuatro primeros acorazados, de modo que no importa cuantos sean los que acabarán con nosotros después… si veinticuatro o ciento veinticuatro.

Vemos un humor especial en este personaje, que no quita para que, leyendo entre líneas, veamos lo consciente que era de la preparación y estado de los barcos a su mando.

Solución de la crisis

El 29 de octubre el Zar propuso a Londres someter el asunto a una comisión internacional de investigación, tal como establece el protocolo de la Conferencia de la Haya. El Kaiser, no le gustó el giro conciliador de su sobrino, pero Nicolas II, que estaba convencido de que había habido juego sucio, no podía permitirse una guerra con Inglaterra.

Londres aceptó la propuesta rusa, creándose una comisión internacional formada por Almirantes, que investigaría el incidente de Dogger Bank. Rozhdestvensky debía de dejar en Vigo a cuatro oficiales que servirían de testigos. Aún así, la flota no se encontraba libre de seguir con su camino.

A las 7 de la mañana del 1 de noviembre de 1904 el segundo escuadrón del Pacifico dejó el puerto de Vigo, a distancia los cruceros ingleses seguían su estela. El almirante al observalos desde el puente de mando del acorazado Kniaz Souvorov, nos da otra muestra de su sentido del humor (o pragmatismo ruso, según se mire)

No podríamos tener mejores guardianes. Los saboteadores japoneses jamas se atreverían a atacarnos.

Pero la tensión no había desaparecido. El gobierno británico tomó la partida como un verdadero ‘cassus belli’. Como último despropósito de este suceso, tras la partida de la flota rusa, llegó un telegrama de San Petersburgo con ordenes de que permaneciera en el puerto de Vigo hasta nueva orden.

Las excusas oficiales del gobierno ruso llegaron a Londres el 5 de noviembre, y se pagaron 65000 libras como compensación a las familias de las victimas del incidente de Dogger Bank. De esta forma, ahora sí, la crisis quedó definitivamente cerrada.

Y hasta aquí la historia de como la Primera Guerra Mundial, estuvo a punto de empezar en Vigo.

Si quieres saber más,

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • PLESHAKOV, Constantine, La última armada del Zar.Madrid : Turner Publicaciones, 2003
  • SEMENOV, Vladimir. La expiación (continuación), Camino del Sacrificio, Barcelona: Seix Barral Hnos, 1912