Nuestra Señora de Puerto Arturo.


Este post esta extractado de aquí

En Moscú, al cumplirse cien años del asesinato del último zar Nicolás II y de su familia, se ha inaugurado la exposición “Iconos de la época de Nicolás II” en el Museo Central de Cultura y Arte Antiguos de Rusia. Allí hay un icono mariano muy especial: la Virgen de Puerto Arturo.

El icono de la Madre de Dios de Puerto Arturo, en la exposición del Museo Central de Cultura y Arte Antiguos de Rusia

Una visión

En diciembre de 1903, desde la región de Besarabia en la frontera entre Ucrania y Rumanía, llegó al monasterio de las Cuevas en Kiev un hombre mayor llamado Fiodor. Cincuenta años antes, en su juventud, fue marinero y participó en la defensa de Sevastopol durante la guerra de Crimea. Había hecho un largo camino hasta el famoso monasterio, cuna de la cristiandad de Rusia, porque había tenido una visión.

Fue despertado por un ruido parecido a una ráfaga del viento apareciéndosele la mismísima Madre de Dios. La Virgen llevaba una túnica azul y capa marrón. Ella estaba a las orillas de un golfo, a lo lejos había una ciudad en llamas. En las manos desplegaba un pañuelo con la imagen de la Santa Faz de Cristo. Bajo sus pies había espadas desenvainadas. En el cielo los Arcángeles Miguel y Gabriel. Por encima de todo el Señor, Dios de los Ejércitos. Alrededor de la visión se leía: “Que permanezcan unidos el rebaño y su único Pastor”.

La Madre de Dios le dijo a Fiodor que pronto en las orillas de un mar lejano comenzaría una terrible guerra. Y que su visión habría de ser dibujada en un icono que habría de ser llevado a la ciudad de Puerto Arturo. Entonces la ciudad se encontraría bajo la protección celestial, y los guerreros cristianos vencerían a los paganos.

En el monasterio tomaron su relato con cautela. Continuamente recibían allí peregrinos con historias sobrenaturales y visiones. Y lo de una guerra con los japoneses, en diciembre de 1903, aún no estaba nada claro en Rusia. Pero el 8 de febrero del año siguiente, sin declaración previa, los japoneses atacaron por sorpresa a la flota rusa en Puerto Arturo.

Monasterio de las Cuevas (Kiev, Ucrania)

Un icono por suscripción popular

Al estallar la guerra se difundió el mensaje de Fiodor y los fieles empezaron a reunir fondos para pintar el icono según la visión y las instrucciones de la Virgen. La avalancha de los donantes fue tal que se decidió limitar los donativos a 5 kópeks. Diez mil personas aportaron su dinero, y el pintor P. F. Shtronda realizó el icono gratuitamente.

El proceso de pintado tuvo su serie de pequeños milagros. El autor testimoniaba que el viejo Fiodor que le acompañaba con sus instrucciones, a veces cogía el lápiz con sus dedos encorvados y trazaba líneas precisas que pocos profesionales alcanzarían.

Nuestra Señora de Puerto Arturo

En Semana Santa se bendijo el icono ya terminado, y éste se envió a San Petersburgo a la atención del almirante V. Verjovskiy (?).

Pero el almirante, que no era un hombre de fe, en vez de enviar el icono a Puerto Arturo como se pedía en la visión, lo expuso en su casa invitando a sus amigos a verlo, y proponiendo que se colgara en la Catedral de Nuestra Señora de Kazán.

La misión imposible de hacer llegar el icono a Puerto Arturo

La madre del zar Nicolás II, la emperatriz María Fiódorovna Románova, viuda del zar Alejandro III y cristiana ortodoxa devota, ordenó al vicealmirante Nikolay Skrydlov, que debía partir hacia Extremo Oriente en sustitución del malogrado vicealmirante Makarov, que entregara el icono en la catedral de Puerto Arturo. Tras una liturgia solemne la pintura dejó San Petersburgo el 12 de abril.

Resultado de imagen de María Fiódorovna Románova,

María Fiódorovna Románova

Pero Skrydlov, en vez de dirigirse a directamente a Oriente se dirigió a Crimea (su anterior destino era Comandante en Jefe de la Flota del Mar Negro), allí recogió sus muebles, documentos y familiares, partiendo definitivamente hacia su nuevo destino el 20 de abril. Demasiado tarde, ya que el 26 de abril llegó un último tren a Puerto Arturo, quedando la ciudad sitiada por los japoneses.

Skrydlov y el icono se dirigieron entonces hacia Vladivostok, el otro puerto ruso del Pacífico, sin conexión por tierra ni mar con Puerto Arturo, ya éste último se encontraba también bloqueado por la Flota Imperial Japonesa.

Se decidió que el icono se colocara en la Catedral de la Asunción de Vladivostok. La primera liturgia ante la imagen se celebró el 6 (19) de agosto, festividad de la Transfiguración.

Un grupo de jóvenes oficiales se presentó voluntario para llevar la imagen a la ciudad sitiada, pero el comandante prohibió la aventura por ser demasiado arriesgada. Se hicieron tres fotografías y una copia al óleo que fueron enviados por correo al cónsul ruso de la ciudad china de Chifu, para ser reenviadas a Port Arthur con embarcaciones chinas. Ninguna llegó a su destino.

La copia al óleo fue enviada en el vapor “Sungari”, cargado también con munición, harina y vodka. Un tifón le obligó a volver a su puerto de origen. En el segundo intento, ya casi a la vista de la fortaleza sitiada, fue ahuyentado por los buques japoneses que bloqueaban la entrada del puerto. Se comenzó a decir que las contrariedades se debían a que la Madre de Dios no había hablado de llevar una copia sino del icono original.

Toda Rusia se interesaba en el asunto. Las redacciones de los periódicos recibían sacos de cartas que preguntaban por la suerte del icono. ¿Acaso no habría nadie que cumpliera con el encargo de la Virgen?

Apareció un voluntario, veterano de la guerra, cincuentón, llamado Fiodorov. El 7 de noviembre, día de su llegada a Vladivostok, el comandante Skrydlov recibió un telegrama de la emperatriz viuda que le pedía confiarle el icono. El 22 de noviembre la pintura fue colocada en una funda especial y entregada a Fiodorov. Éste primero la llevó a Shangay en un vapor noruego, luego al puerto de Chifu. De allí partió en un barco chino, pero el viento les obligo a volver. Al día siguiente se repitió lo mismo. Se dice que las contrariedades se debieron a que la ciudad ya se había rendido.

Fiodorov decidió que el icono había de permanecer en el ejército y lo entregó al estado mayor del comandante en jefe Kuropatkin. Terminada la guerra volvió a la catedral de la Asunción de Vladivostok. En 1932 los comunistas cerraron la catedral, y en 1938 fue volada por los aires por los soviéticos. El rastro del icono desapareció, y también sus copias.

Hallazgo en Jerusalén

Hasta 1998. Ese año, en Jerusalén, un grupo de peregrinos rusos del Lejano Oriente entre los que se encontraba el párroco de la iglesia de la Asunción de Vladivostok y el párroco del Manto de la Virgen de Ussuriysk, reconocieron en una tienda de antigüedades el histórico icono de Puerto Arturo. Sin dinero ni tiempo, acudieron a la abadesa del monasterio ortodoxo Gornenskiy en Ein Karem, para pedirle comprar el icono. Y así, el 6 de mayo de 1998, el icono volvió a Vladivostok acompañado con una procesión y repiqueo de campanas.

En el centésimo aniversario de la aparición surgió la idea de cumplir con el mandato de la Virgen y llevar su imagen a Puerto Arturo (hoy la ciudad china de Luyshun). La imagen, bendecida en la catedral Marinera de San Nicolás de Kronstadt, viajó en un turismo privado atravesando toda Rusia. El 9 de mayo de 2003, se celebró una liturgia ante la imagen pidiéndole salvación para Rusia.

En el cementerio de de Puerto Arturo fue erigida en tiempos de Nicolás II una cruz de piedra. En su base había un mosaico con una imagen de la Nuestra Señora de Kazán, destrozado en los años de la “revolución cultural china”. En su lugar se colocó una copia especial de la imagen de Nuestra Señora de Puerto Arturo. Este suceso, se dice, provocó en Rusia una cadena de hallazgos de copias antiguas del icono (al día de hoy son unas ocho).

La advocación representada en el icono de la Virgen de Puerto Arturo es hoy una de las patronas del ejército ruso en Lejano Oriente. Por la bendición del patriarca Alexis II, su fiesta es el 29( 16) de agosto día de la Santa Faz de Cristo. Además, en la diócesis de Vladivostok se celebra el 17 de febrero – el encuentro del icono en Jerusalén y el 6 de mayo – su regreso a Vladivostok.

El icono de la Madre de Dios de Puerto Arturo tiene devoción en el ejército ruso de Extremo Oriente

Anuncios

Los días claves de la guerra rusojaponesa (septiembre-octubre 1904)


En el mes de agosto de agosto de 1904 la situación parecía claramente favorable al Japón en la guerra que mantenía con Rusia. Los avances por tierra habían llegado a las puertas de Port Arthur y Liao-Yang. Por mar las escuadras de Vladivostock y del propio Port Arthur habían sido derrotadas. El alto mando nipón no podía por menos que estar satisfecho, aunque su enemigo distaba mucho de estar derrotado.

Los primeros intentos de asalto japonés  a la plaza fortificada de Port Arthur fueron repelidos, costaron cerca de 10.000 bajas y llegado el día 24 las municiones estaban prácticamente agotadas. Nogi se vió obligado a detener la ofensiva.

Plano de las operaciones en septiembre octubre de 1904

Plano de las operaciones en la zona de Liaoyang- Mukden (septiembre octubre de 1904).

Dos días después, el 26, Oyama inició la ofensiva sobre Liao-Yang y, tal como sucedió en Port Arthur, fue una nueva carnicería, asaltos continuos sobre posiciones bien fortificadas por los rusos. Tras seis días, Kuroki, logró conquistar la posición de Yentai y Kuropatkine, al mando de las tropas rusas, inició una retirada ordenada hacia Mudken. No se puede considerar el resultado de esta batalla como una derrota rusa, sino más bien un repliegue hacia una nueva posición bien fortificada a unos 40 km de Liao Yang.

Retirada rusa de Liao Yang

Retirada rusa de Liao Yang

En tierra los avances ya no eran tan rápidos como al principio de la guerra, el coste en vidas de los combates que iban a sucederse a partir de este momento iba a ser muy grande por ambos bandos. La distancia de los frentes de los centros de abastecimiento era otro de los hándicaps de los beligerantes, sobre todo para el Japón. La gestión de los recursos, tanto humanos como materiales, iba a decidir la guerra.

En el mar la flota japonesa se encontraba dañada tras los combates del mes de agosto. La escuadra de Togo, encargada del bloqueo del puerto, muchas de sus unidades necesitaban pasar por el dique seco para realizar reparaciones de consideración, y sus suministros empezaban a escasear. El planteamiento de utilizar las unidades capitales en apoyo de los asaltos terrestres a la fortaleza era cuestionado desde instancias superiores en Japón. La amenaza de un posible enfrentamiento con la flota del Báltico en el estado en que se encontraban los buques japoneses podía ser nefasto.

Torreta de popa del acorazado Asashi

Torreta de popa del acorazado Asashi

La flota rusa en Port Arthur no dejaba de ser temible, pues a pesar de la derrota del 10 de agosto, contaba con varios acorazados aún en uso. El mando japonés decidió continuar con el bloqueo, y que fueran enviados a Japón los buques poco a poco para su reparación, el criterio fue mandarlos en parejas. De esta forma se evitaría levantar el bloqueo y se continuaría apoyando  a las fuerzas de tierra. Pero este apoyo naval no fue fácil, y se cobró varios buques (el 2 de septiembre, el torpedero Hayatori chocó con una mina y se hundió, el 18 de septiembre, la cañonera Haiyen desapareció sin dejar rastro, el acorazado Asashi chocó también con una mina, aunque sin consecuencias, el 6 de noviembre la cañonera Atago fue hundida)

Cañonera Atago

Cañonera Atago

En septiembre de 1904 la guerra entró en un periodo crucial, a pesar de los éxitos iniciales situación para el Japón era delicada. Port Arthur continuaba resistiendo. El 11 de octubre las salidas de los torpederos rusos basados en Port Arthur pusieron en aprietos a la retaguardia del ejército de asedio japonés.  El 9 de octubre Kuropatkine se lanzó a la ofensiva en el rio Sha-ho. El 15 de octubre se tenía noticia de la partida de la flota del Báltico. El fiel de la balanza podía caer de cualquiera de los dos lados.

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

El general Kuroki en la batalla del Sha-ho

La batalla de Sha-ho, fue uno de los pocos momentos durante la guerra en que los rusos tomaron la iniciativa. Tras la batalla de Liou-Yang, el ejército japonés había avanzado y atravesado el rio Tai-tzu-ho. El objetivo de Kuropatkine era obligarlo a volverlo a cruzar en sentido contrario. La forma de hacerlo era mediante un ataque frontal que fijara las posiciones y un movimiento envolvente del flanco derecho de las tropas japonesas. Las operaciones comenzaron el día 5, no encontraron resistencia, y los rusos ocuparon las posiciones previstas en el centro en muy poco tiempo. El día 9 la columna de Rennenkampsf, que progresaba por el oeste  sobre las dos orillas del Tai-tzu-ho tuvo serias dificultades en tomar Pen-shi-hu. El día 10 los japoneses tomaron la ofensiva a pesar de la inferioridad numérica en que se encontraban.

Tras varios días de combate los rusos terminaron retirándose a sus posiciones de Mukden, quedando el resultado de la batalla, según la bibliografía que he consultado, en indeciso. Aunque para mí claramente los japoneses salvaron un matchball que podía haberlos llevado al desastre.

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

“In the Battle of the Sha River, a Company of Our Forces Drives a Strong Enemy Force to the Left Bank of the Taizi River”by Yoshikuni, November 1904

Tras estos combates Japón tomó consciencia de que sus recursos no le permitirían llevar una guerra en dos frentes, debería de concentrarse en acabar primero con uno de ellos. El elegido fue Port Arthur, donde se volcaron todos los esfuerzos humanos y materiales para tomar la plaza lo antes posible y acabar con la resistencia rusa. Por el contrario en Mukden, Japón permaneció en una posición defensiva hasta el mes de marzo de 1905 cuando ya pudo contar con el ejercito sitiador de Nogi para iniciar nuevamente operaciones ofensivas.

General Alexei Kuropatkin

General Alexei Kuropatkin

Como corolario una curiosidad: Kuropatkine en sus memorias echa la culpa de la derrota en la ofensiva de Sha-ho a sus generales (como casi siempre) acusándoles de ‘poco hábiles’, ‘faltos de dirección y mando’, ‘faltos de energía’, haber realizado ‘maniobras inútiles’, carecer de ‘tenacidad’, etc… debía de ser una joyita el tenerlo como jefe.

La guerra ruso-japonesa a través de los ukiyo-e


Ukiyo-e es un tipo de arte popular japonés que recoge escenas de la vida común por medio de grabados, su historia es muy dilatada, ya que sus orígenes se remontan al siglo XVII. Este arte, tremendamente generalizado en la época, nos permite hacer un repaso de los hitos más importante acaecidos durante la guerra entre Rusia y Japón. 

Si bien la visión que reflejan los Ukiyo-e es lógicamente parcial y, lo que en ellos se representa no refleja una realidad histórica, sí que encontramos ejemplos donde se recogen la totalidad de los hechos de armas con las imágenes tópicas del conflicto. Es muy interesante ver el punto de vista del Japón en cada momento y como se trató de ‘vender’ al pueblo.

En esta primera entrega repasaré a través de los Ukiyo-e, a modo de historia gráfica, los acontecimientos ocurridos desde el inicio de la guerra (febrero 1904), hasta la caída de Port Arthur (enero 1905). Por ultimo, haré una pequeña reseña de los orígenes y lo que es este tipo de arte.

Todas las imágenes están sacadas de la página ukiyo-e.org la cual os recomiendo encarecidamente que visitéis y disfrutéis de los contenidos que en ella se atesoran. Si pincháis en cada uno de los grabados que ilustran el post enlazarán con la página originaria con más datos sobre la obra.

El ataque a Chemulpo (08/02/1904)

El primer acto de la guerra, cuando esta aún no se encontraba declarada, una flota japonesa fuerza a salir y ataca a dos barcos que se encontraban en el puerto de Chemulpo y que entorpecían el desembarco de tropas.

Vemos a la escuadra japonesa, y los vítores de sus tripulaciones, en el momento en que salen del puerto neutral de Chemulpo (Corea) el crucero protegido Varyag y la cañonera Koriev. No se aprecian daños en los barcos japoneses, los buques rusos terminarían hundidos.

Victoria Naval en Chemulpo (Febrero 1904) por Kobayashi Kiyochika

Victoria Naval en Chemulpo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En este cuadro vemos a un crucero acorazado japonés (intacto) cañonea al crucero protegido ruso Varyag.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Ataque a Port Arthur (08/02/1904)

Ataque nocturno por flotillas de torpederos japoneses a la escuadra rusa anclada en la rada exterior de Port Arthur. La guerra aún no estaba declarada.

Sobre un mar embravecido (error histórico, el mar estaba en calma), con la noche iluminada por los haces de luz de los reflectores rusos, un ataque de torpederas japonesas a la rada exterior de Port Arthur

Ataque de torpederas a Port Arthur de Yasuda Hanpo

Ataque de torpederas a Port Arthur (autor: Yasuda Hanpo)

Un torpedero japones atacando a varios buques rusos, entre el fuego enemigo. Se ve que algunos barcos rusos explosionan en la lejanía. Un torpedo con forma de pez se aproxima a un acorazado ruso.

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Otro destructor hundiendo un acorazado ruso (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Un torpedero japonés hunde un acorazado ruso a la entrada de Port Arthur (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Intentos de bloqueo de Port Arthur (febrero – abril 1904)

Los japoneses intentaron bloquear a la escuadra rusa mandando cargueros repletos de piedras a la bocana del puerto para ser hundidos.

Nuevamente una imagen de una operación nocturna, con los reflectores iluminando la escena. Vemos una torpedera japonesa intentando rescatar a la tripulación de un carguero que se hunde a la entrada de Port Arthur intentando bloquear la entrada al puerto.

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur (autor: Kôkyo)

Muerte de Makarov (13/4/1904)

Los japoneses sembraron de minas la rada de Port Arthur, una de ellas se llevó por delante al comandante en jefe ruso y a su buque insignia.

Vemos al Vicealmirante Makarov en el puente de mando, arropado por la bandera de combate rusa, mientras el acorazado Petropavlosk se hunde al chocar con una mina japonesa. Se observa la flota japonesa a lo lejos a la cual Makarov dirige la mirada con desprecio (?)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Muy interesante grabado en el que vemos nuevamente al Petropavlosk hundiéndose tras chocar con una mina japonesa, vemos al vicealmirante Makarov en el puente y a la flota japonesa al fondo (acudiendo? o huyendo?)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Cruzando el Rio Yalú (30/04/1904)

Los japoneses cruzaron el Rio Yalú al asalto donde los rusos habían establecido su primera línea defensiva

Vemos a un oficial japonés cruzando a nado el rio, mientras el resto del ejército aguarda en la orilla. No hay oposición rusa en la acción.

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

El General Kuroki observando el avance sobre el rio Yalú, al fondo la armada japonesa apoyando el ataque (error histórico, nunca estuvo, solamente algunas cañoneras apoyaron el ataque remontando el rió)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Cruzando el Yalú en barca, asaltando la rivera rusa (error histórico, fue la infantería y no la marina la encargada de las operaciones de cruce del Yalú)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Desembarco del 2º Ejercito Japones en Pisewo (05/05/1904)

Las tropas del segundo ejercito japonés desembarcaron en la retaguardia del frente ruso.

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Batalla de Nanshan (25/05/1904)

Tras el desembarco en la península de Liaotung, las tropas japonesas se dirigieron a Port Arthur. La fortaleza de Nanshan se les interponía en su camino.

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Panorámica general de la batalla de Nanshan, al fondo se representa las alturas de Port Arthur y sus reflectores, un continuo en estos comienzos de la guerra.

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Batalla de Te-li-Ssu (14/06/1904)

Tras la victoria japonesa en Nanshan, los rusos montaron una ofensiva desde Liao Yang, con poca preparación y pocos efectivos, para intentar impedir el cerco a Port Arthur. Los japoneses ya habían tomado el puerto de Dalny intacto por lo que tenían un importante punto de aprovisionamiento.

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Inicio del sitio de Port Arthur (Agosto 1904 – Enero 1905)

El avance japonés en la península de Liaotung, culminó el cerco de Port Arthur donde quedaron sitiados unos 50.000 soldados rusos. La plaza no cayó hasta enero del año siguiente.

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Batalla del Mar Amarillo (10/08/1904)

Tras el cerco del Port Arthur, la escuadra se vio obligada a dejar el puerto e intentar ganar Vladivostock.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Hundimiento del Rurik (14/08/1904)

Encuentro con la escuadra rusa de Vladivostock y su neutralización, culminó con el encuentro con los cruceros acorazados del almirante Kamimura y el hundimiento del crucero ruso Rurik. 

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Batalla de Liao Yang (24/08/1904)

El avance japonés por el interior se dirigió hacia este importante nudo de comunicaciones.

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Otro grabado de la entrada al asalto en Liaoyang, atención al dirigible ruso en la parte superior.

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Batalla del Rio Sha-ho (05/10/1904)

Los refuerzos rusos llegados por el transiberiano, permitieron montar una gran ofensiva con objeto de conectar con la plaza sitiada de Port Arthur.

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Conquista de la colina de los 203 metros (05/12/1904)

La conquista de esta colina fue fundamental para la caída de Port Arthur, se tomó tal y como se muestra con asaltos frontales durante 3 meses, una carnicería que costó a los japoneses unos 6.000 muertos.

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Rendición de Port Arthur (02/01/1905)

Con la llegada del nuevo año, la plaza sitiada de Port Arthur se rindió al ejercito japonés.

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Ukiyo -e

Texto sacado de Library of Congress : The Floating World of Ukiyo-E <Enlace>

Ukiyo-e (“pinturas del mundo flotante”, “imágenes del mundo efímero o mundo que fluye”) o estampa japonesa. Se desarrollan en la ciudad de Edo (actual Tokyo) durante el periodo Tokugawa (1615-1868).

La jerarquía social de la época, establecida oficialmente por los gobernantes shogun, colocó a los comerciantes, el segmento más rico de la población, en el extremo inferior de la escala social. Con su poder político eliminado, la clase comerciante se volvió hacia el arte y la cultura como áreas en las que podrían participar en igualdad de condiciones con las clases superiores (guerreros, agricultores y artesanos). Los Ukiyo-e proporcionaron a estos grupos sociales de un medio para alcanzar cierto estatus cultural fuera del ámbito del shogunato, el templo, y los tribunales.

Aunque los Ukiyo -e inicialmente se les consideró un como un arte “pobre”, por y para las clases fuera de la élite, su calibre artístico y técnico es notable. La completa lectura de las imágenes y textos requieren de un alto nivel de alfabetización cultural.

Desde sus inicios los temas tratados se amplían constantemente para reflejar los gustos, preocupaciones e innovaciones, que van variando y adaptándose durante la vida de esta forma de expresión (dos siglos y medio). El resultado fue un arte que era a la vez populista (de y para el pueblo, fácilmente accesible, abundante y asequible) y altamente sofisticado.

El arte del woodblock se ejemplifica en los Ukiyo -e, donde se explota todo el potencial de esta forma de grabado. En los Ukiyo -e, cada imagen fue creada a través de la colaboración de cuatro personajes:

  • el editor, quien coordinó los esfuerzos de los artesanos especializados y comercializa las obras de arte,
  • el artista, que diseñó las obras de arte y los dibujó en tinta sobre papel,
  • el tallador, que meticulosamente talla los diseños en una o varias maderas (durante el período Edo el número de bloques era de un promedio de diez a dieciséis ),
  • el impresor, que aplica pigmentos para las planchas de madera e imprime en papel hecho a mano.

Tal vez asociamos al Ukiyo -e con estampados de hojas sueltas, pero también se encuentra en libros ilustrados en madera (ehon). Las técnicas de impresión talladas en bloques de madera del texto y las ilustraciones, permitieron que un gran número de libros se pudieran producir sin tener que pasar por el laborioso y costoso proceso de la copia a mano. Libros populares, manuales de arte y álbumes fueron producidos en cantidad con las mismas técnicas que permitieron la producción en masa de los Ukiyo-e.