Organización del Ejercito Japonés en 1904


La organización del Ejército japonés según el modelo europeo contaba con apenas 30 años de vida al iniciarse la guerra con Rusia en 1904. A pesar de su relativa juventud, ya había se había curtido en algunas ‘pequeñas’ guerras todas ellas victoriosas, de entre ellas hemos de destacar la guerra chino japonesa de 1895, donde ya contaba con una estructura de 7 divisiones. Vamos a ver en esta pequeña reseña como se encontraba organizado el Ejército japonés al inicio de las hostilidades.

Mikado recibe a la 2º misión militar francesa en 1872

Mikado recibe a la 2º misión militar francesa en 1872

Reclutamiento, todos los japoneses varones entre los 17 y 40 años se encontraban obligados a acudir al servicio militar obligatorio en caso de ser llamados a filas. Los reemplazos se hacían por sorteo, donde se determinaba quien iría al servicio activo, en el que se servía durante 3 años (+ 4 de reserva); y los que quedarían en ‘depósito del ejército’, éstos se dividían en dos clases:

  • los de primera clase, formaban una reserva de reclutamiento que duraba 7 años.
  • los de segunda clase, eran los suspendidos, dispensados y físicamente menos ‘capacitados’ solamente permanecían 1 año.

    Mobilizing the great army of invasion

    Mobilizing the great army of invasion

Una vez finalizados los periodos en el servicio activo pasaban a depender del Ejército territorial, donde permanecían otros 5 años.

Este sistema flexible, permitía mantener unos relativamente pequeños efectivos en tiempos de paz y, en caso de guerra, incrementarlos rápidamente con personal (más o menos) entrenado.

El territorio nacional de Japón se encontraba dividido en 12 circunscripciones de donde procedían cada una de las 12 divisiones de infantería, estos a su vez se subdividían en 4 distritos regimentales. Existía una 13ª división, la de la Guardia, que se reclutaba en el conjunto del territorio nacional. También se reclutaban en las circunscripciones los batallones de guarnición, la caballería, las armas especiales y las llamadas milicias insulares.

Illustration of Russian and Japanese Army and Navy Officers” by. Watanabe Nobukazu, February 1904

Illustration of Russian and Japanese Army and Navy Officers” by. Watanabe Nobukazu, February 1904

El Ejercito activo, el cual constituía en tiempo de guerra el llamado Ejercito de campaña, tenía una estructura similar al de tiempos de paz, aunque sus efectivos se incrementaban por la afluencia de reservistas (de 160.000 a 350.000 hombres). Al comienzo del conflicto se encontraba constituido por:

  • 13 divisiones (1 de la guardia y 12 divisiones locales), compuesta por
    • 2 brigadas de 2 regimientos de 3 batallones
    • 1 regimiento de caballería de 3 escuadrones
    • 1 regimientos de artillería con 2 grupos de 3 baterías de 6 piezas
      • Las divisiones 1º, 2º, 3º, 4º, y 6º contaban con artillería de campaña
      • Las divisiones 5º, 8º, 9º, 10º, 11º y 12º contaban con artillaría de montaña
      • La división 7º se encontraba incompleta al comienzo de la guerra
    • 1 batallón de ingenieros de 3 compañías
    • 1 batallón de suministros de 3 compañías
  • 2 brigadas independientes de caballería
    • 2 regimientos de 2 escuadrones
  • 2 brigadas independientes de artillería
    • 3 regimientos de 2 grupos de 3 baterías de campaña
  • 19 batallones de artillería de sitio (15 agrupados en regimientos)
  • 1 batallón de ferrocarriles
Nippon uniforms 1890-1905

Nippon uniforms 1890-1905

Las milicias insulares ascendían en su conjunto a 2 batallones, 1 escuadrón de caballería, 1 batería de montaña y 1 batallón de artillería de sitio.

Las fuerzas destinadas en Formosa se componían de 3 brigadas mixtas con:

  • 11 batallones
  • 3 escuadrones
  • 3 grupos de artillería de montaña de 3 baterias
  • 2 compañías de artillería de sitio
  • 3 compañías de ingenieros

Al inicio de la guerra y dentro de cada circunscripción se reclutaron a su vez tropas de remplazo en la siguiente relación:

  • Por cada regimiento de infantería, un batallón
  • Por cada regimiento de caballería, un escuadrón
  • Por cada regimiento de artillería, una batería
  • Por cada batallón de ingenieros, una compañía
  • Por cada batallón de suministros, una compañía
  • Por cada batallón de artillería de sitio, una compañía

Así como se añadió a cada división los siguientes elementos:

  • 1 Equipo de pontoneros con un equipo para construir un puente de 144 mts
  • 1 Equipo sanitario
  • 7 columnas de munición (4 de infantería y 3 de artillería)
  • 4 columnas de víveres (cada una con capacidad para 1 día)
  • 1 depósito de retaguardia
  • 6 ambulancias
  • 1 sección de telegrafía de campaña

    Japanese Ambulance Service Port Arthur

    Japanese Ambulance Service Port Arthur

En resumen una división en campaña contaba con 25000 hombres y 5500 caballos, de los que 14000 eran combatientes.

A comienzos de la guerra, una vez hecha la movilización general restaban unos 50.000 reservistas de 1º clase organizados en 52 batallones de infantería, 17 escuadrones de caballería, 19 baterías de artillería, 13 compañías de ingenieros; se tenía previsto agrupar estos efectivos en brigadas mixtas con 6-8 batallones de infantería, 1 escuadrón de caballería y 1 batería de artillería.

Formation of a Japanese division

Formation of a Japanese division

Por otro lado el ejército territorial encargado de guarniciones, defensa de costas, etc. contaba con 130.000 hombres organizados en 52 regimientos de infantería de 2 batallones, 34 escuadrones de caballería, 19 regimientos de artillería (4 baterías de 6 piezas), 13 batallones de ingenieros de 2 compañías. Susceptibles en caso de necesidad de ser enviados al frente.

Anuncios

Mukden, ¿Por qué Mukden?


La principal batalla terrestre en la guerra de 1904 entre Japón y Rusia, tuvo lugar en los alrededores de la ciudad de Mukden (actualmente Shenyang). Esta villa era un objetivo militar que superaba lo terrenal para llegar a lo divino.

La ubicación geográfica de Mukden estratégicamente no era buena, podríamos incluso de calificarla como mediocre.

Batalla de Mukden

Batalla de Mukden

El lugar era completamente llano, una llanura de 32 km de longitud, sin otro obstáculo natural que el cauce del Hun, un río que puede ser atravesado por varios vados. Para el general Kuropatkine, al mando de las tropas rusas, el curso del rio Hun (tambien conocido como Khouen-Ho) era  más que una ayuda, un impedimento. Establecer la línea defensiva delante de este curso fluvial sería un error, al dejar al ejército ruso encerrado entre el enemigo y el río. El hacerlo a lo largo del cauce, sería demasiado extenso y podría facilitar el envolvimiento de las tropas rusas.

Para colmo de las dificultades, la ciudad se encontraba rodeada por las tumbas imperiales, lugares prohibidos que los rusos no osarían profanar su carácter sagrado y que podrían ser usados por el enemigo.

Plano de Mudken (1912)

Plano de Mudken (1912)

Pasemos a otro nivel más ‘espiritual’. Mukden en la lengua local significa ‘prospera’, pero acomienzos del siglo XX este nombre no era por el que se conocía a esta ciudad en Manchuria, se la llamaba simplemente Tsin, ‘la capital’.

En 1905 no era una ciudad muy antigua, pues había sido fundada hacía menos de 260 años, y tenía el honor de ser la cuna de la dinastía imperial machú (la dinastía Qing gobernó China desde 1644 hasta 1911), los poetas chinos se referían a ella como

Mukden se distingue entre todas las ciudades conocidas, como el dragón y el tigre entre los animales.

No existía un censo al uso a comienzos del siglo XX, la población se estimaba entorno a unos 180.000 habitantes, aunque en momentos puntuales esta podía aumentar hasta los 800.000.

Mukden se encontraba rodeada de 2 cinturones amurallados, uno exterior de unos 18 km realizado de arcilla, y otro interior realizado de ladrillo con torres de unos 5 km de perimetro donde se concentraban los comercios y la zona noble de la ciudad.

Marshal Marquis Yamagata Being Welcomed at Mukden

Marshal Marquis Yamagata Being Welcomed at Mukden

Hasta que fue ocupada por los rusos en 1898, la ciudad tenía el mismo rango y prerrogativas que Pekin, siendo sede administrativa del Imperio. Contaba además con la categoría de Ciudad Santa. En primer lugar por su templo budista, uno de los más importantes del Extremo Oriente. Aunque su verdadera joya eran las tumbas de la dinastía manchú, a este lugar los emperadores chinos debían de peregrinar tras su proclamación para rendir homenaje a sus antepasados.

En el palacio sagrado de Mukden se guardaban los retratos de todos los emperadores Manchúes, era obligación que cada 10 años, los soberanos de Pekin enviaran -con gran pompa- un retrato suyo para ser custodiado en este lugar. Estos cuadros fueron transportados a Pekin tras la ocupación rusa, por el vicegobernador chino en 1900 salvándolos de su incautación.

Palacio Imperial Mukden

Palacio Imperial Mukden

También se guardaban en el palacio sagrado los archivos de la dinastía, los trajes que portaban los emperadores difuntos, numerosas reliquias, bronces y porcelanas antiguos de un valor incalculable, viejos libros y especímenes únicos que se remontan a tiempos míticos. La mayoría fueron requisados por los rusos tras la ocupación en 1900.

Como ya hemos adelantado, en la ciudad había varios recintos sagrados:

  • La Nan-Ta o Dagoba del sur, que se encuentra a 1600 metros al sur de la ciudad, donde se encuentran el Templo del Cielo, rodeado de muros con un altar central donde se ofrecen sacrificios por la familia del emperador. Al oeste de este recinto se encuentra un establo de vacas, para que el emperador pueda beber leche fresca en caso de que viniera a visitar el recinto.
  • A 3 km al norte de la villa dos tumbas son rodeadas de un espectacular jardín de una extensión de cerca de 1000 Ha.
  • A 11 km al este se encuentran las tumbas de Fouling dentro de un bosque de 2500 Ha, por donde discurre el rio Hun

    Recinto funerario de Fuling

    Recinto funerario de Fuling

Mukden, como podemos ver, era algo más que un punto en el mapa de dificil defensa, era una ciudad cuyo valor estratégico superaba lo terrenal; un objetivo militar, cuyo valor moral repercutiría definitivamente en el enemigo y en las naciones neutrales (sobre todo China). Similarmente a lo que transcurridos unos años pasaría en Leningrado o Stalingrado, ciudades que habían de conquistarse -o conservarse- más por prestigio que por utilidad táctica.

En palabras puestas en boca del Emperador japonés, que al hablar de Mukden manifestó la importancia que para el Ejercito nipón suponía este objetivo:

Las tumbas de la dinastía manchú pronto serán custodiadas por soldados japoneses. 


Os dejo un video del desarrollo de la batalla de Mukden (febrero-marzo de 1905)

La guerra financiera: El comercio ruso en Manchuria en 1904


Ya hablamos hace unos meses de los diferentes problemas de abastecimiento que tuvieron las intendencias de los ejércitos ruso y japonés durante la campaña de 1904-1905. Hoy vamos a centrarnos en un caso concreto, las transacciones comerciales entre rusos y chinos para el suministro de bienes en Manchuria y como los japoneses usaron estas para abrir un nuevo ‘frente de guerra’ en al retaguardia de su enemigo.

Map of Japan, Korea, and adjacent areas in 1903

Map of Japan, Korea, and adjacent areas in 1903

Manchuria es un territorio gigantesco que abarca 1.200.000 km2 y que en 1904 disponía de una población de 15 millones de habitantes (12 hab/km2). Un macizo montañoso central separa dos fértiles valles por donde discurren ríos navegables para barcos de gran tonelaje como son el Amur, Ousouri, Sungari y Liao-Ho. Situado entre Corea y China, con unas lineas de comunicación importantes pues, además de las fluviales, es en su capital -Kharbin- donde confluyen las ramas del transiberiano que parten de Valdivostock y China. Los rusos inicialmente, y los japoneses conforme avanzaban a lo largo de la campaña, iban a aprovechar la riqueza del territorio para el abastecimiento de sus tropas.

Las transacciones en Manchuria estaban monopolizadas por comerciantes chinos. Para los rusos el pagar a estos comerciantes locales era terriblemente complicado, debido fundamentalmente a la falta de moneda local.

Chinese 20 cash copper coin of Wen Zong, 1853-5 (Fuente: Fitzwilliam Museum)

Chinese 20 cash copper coin of Wen Zong, 1853-5 (Fuente: Fitzwilliam Museum)

Para las transacciones se utilizaba una moneda de cobre llamada tzan (los ingleses la denominaban cash y los rusos tchok), que en su parte central tenía un agujero cuadrado que les permitía entrelazarlas con un hilo y formar una especie de rosarios denominados diaos. 

Diaos

Diaos

Para los pagos importantes los chinos utilizaban lingotes de plata que estaban agujereados en forma de suelas cuyo valor era el de su peso. En los grandes núcleos de comercio y puertos también se podían encontrar dolares americanos o mejicanos e inclusos reales de a 8 españoles, estas monedas eran valoradas únicamente por el peso de su metal y no por su valor de acuñación.

50 Tael Boat Cast by the Shanghai Branch of the Sino-Russo Asiatic Bank

50 Tael Boat Cast by the Shanghai Branch of the Sino-Russo Asiatic Bank

Los rusos se enfrentaron a estos problemas desde el comienzo de su presencia en la zona allá por 1900. No se podía pensar en introducir el rublo como moneda de intercambio, pues al ser una moneda fiduciaria la población local la aceptaban únicamente por su valor intrínseco (peso en cobre o plata). De hecho se dieron casos de una vez en posesión de chinos las monedas de rublos, se procedió a una posterior reentrega a los rusos por su valor de acuñación, con los consiguientes enormes beneficios para los cambistas chinos.

A “Cash” Transaction in Korea

A “Cash” Transaction in Korea

La otra opción era el pago en lingotes de plata lo que habría causado enormes problemas a los rusos que carecían de este material, debiendo de adquirir en el extranjero en grandes cantidades a precios que suponemos se incrementarían conforme a la mayor necesidad del comprador. Por no decir tiene que habría que añadir los problemas de su manipulación y pesaje.

La solución adoptada fue una menos onerosa para las arcas rusas, pero que traería consecuencias más adelante durante la guerra con el Japón. Se empezó a usar el pago por medio de papel moneda, estableciendo en las plazas importantes una reserva de plata suficiente para poder responder ante cualquier petición de cambio por los comerciantes locales.

One Mexican Dollar 1901 Russo-Chinese Bank

One Mexican Dollar 1901 Russo-Chinese Bank

Los chinos ya estaban habituados a este sistema de pago con occidentales, donde en las casas de comercio se les hacia efectivo en cobre o plata su importe contra la presentación de estos papeles moneda. Este sistema fue rápidamente adoptado y, no se detectaron gran cantidad de cambios a metales preciosos. Los bancos locales aceptaron el rublo de papel y así continuó hasta el momento del estallido del conflicto con el Japón.

El comienzo de las hostilidades en febrero de 1904 quebró el sistema monetario en Manchuria. El sistema de pago en plata o en papel moneda ya no fue válido para muchos comerciantes chinos que ya no aceptaron billetes rusos, cambiando a no importa que precio los que tenían en su poder.

Russo-Asiatic bank $500 note

Russo-Chinese bank $500 note

El ministerio de finanzas ruso estableció, ante esta nueva situación, las medidas necesarias para reestablecer la confianza. Por una parte el Tesoro envió a las pagadurías del ejercito lingotes de plata suficientes para asegurar los pagos allí donde se les exigieran. Por otro lado, el Banco Ruso Chino incrementó sus reservas de plata, garantizando a los chinos el cambio del rublo papel por plata en cada una de sus sucursales de China.

Un problema adicional se precipitó sobre las finanzas rusas, los japoneses inundaron Manchuria de papel moneda falso con el fin de desacreditar la credibilidad de su enemigo. Los responsables rusos aún informando de las falsificaciones que corrían por el territorio se vieron obligados muchas veces a aceptar el cambio de estos billetes falsificados ante la duda de si eran o no verdaderos. El costo financiero para las arcas rusas de esta ‘acción de retaguardia’ fue enorme. Un ejemplo más de que las guerras no sólo se vencen en el campo de batalla.

Logística y diplomacia en la vuelta al mundo de Rozhestvensky. Dakar, 30 de octubre de 1904


Vamos a recordar hoy un hecho curioso ocurrido durante la estancia del Segundo Escuadrón del Pacífico en el puerto francés de Dakar. Sucedieron estos hechos en su periplo a lo largo del mundo que llevaría a esta flota hasta el estrecho de Tsushima donde terminaría enfrentándose a la japonesa que la aguardaba.

Durante  este largo viaje, uno de los mayores problemas que tuvo el almirante ruso al mando, Zinovy Rozhensvensky, fue el dotar a su flota de suficiente combustible. Si bien la intendencia rusa había planificado varios puntos de abastecimiento, y había adquirido en países neutrales el carbón necesario para alimentar las calderas de los buques de la flota, el incidente de Hull introdujo una variable que no se había tenido en cuenta, la injerencia del Reino Unido.

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirant ruso

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirante ruso

El ataque ruso a los pesqueros ingleses en Dogger Bank hizo que la diplomacia inglesa tomara parte activa en el conflicto entre Rusia y Japón. Comenzó en España durante la recalada de la flota rusa en Vigo y, una vez resuelto el incidente diplomático, Gran Bretaña continuó poniendo el mayor número de trabas posible durante el viaje de Rozhestvensky hasta el Mar Amarillo.

Lo ocurrido durante  la recalada de la flota rusa en Dakar se encuadra en este punto de la historia. La actuación del almirante ruso es muy curiosa, típica de una época donde el derecho internacional no era más importante que encontrarse al mando de 5 acorazados prestos para el combate.

Durante su camino hacia el Lejano Oriente, Rozhestvensky dividió su flota al llegar a Tánger. La mayor parte de los buques le acompañaría tomando el camino de circunnavegación de África. Junto al Kniaz Souvorov, donde izaba su bandera el almirante, irían el resto de acorazados (Alejandro III, Orel, Borodino y Osliabia), tres cruceros bajo el mando del contralmirante Enkvist (Najimov, Aurora y Donskoi), seis transportes (Kamchatka, Anadir, Meteor, Korea, Malaya y Rus), el buque hospital Orel y el transporte frigorífico francés Esperance. Bajo el mando del contraalmirante Felkersam quedaron los buques menos fiables de la flota que tomarían camino a través del canal de Suez. Formaban esta pequeña escuadra los viejos acorazados costeros Sissoi Veliki y Navarin, tres cruceros ligeros (Svetlana, Zhemchug y Almaz) y varios torpederos.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

El 30 de octubre, día del 56 cumpleaños de Rozhestvensky, la escuadra rusa arribaba al puerto de Dakar. Allí le esperaban 10 vapores alemanes con 30,000 toneladas de carbón (en las bodegas de los grandes acorazados no quedaban más de 400 tn.)

El día comenzó bien, por la mañana se recibió a bordo al gobernador de la plaza, quien se mostró muy amistoso y complaciente. Pero al caer la tarde se empezaron a torcer las cosas, una nueva visita del máximo responsable francés no traía buenas noticias. Se había recibido un cable de Paris por el que se ordenaba que la flota rusa no podría aprovisionarse en las instalaciones del puerto. La diplomacia británica se movía rápidamente tras el incidente de Hull y amenazaba al resto de potencias con una violación de la neutralidad en caso de facilitar el trayecto a los rusos.

Flota del Báltico en Singapur

Flota del Báltico en Singapur

Ante el contratiempo de ver impedido su reaprovisionamiento, el almirante expresó su sorpresa – ¡Francia y Rusia eran aliadas! -. El francés se defendió con la consabida excusa de que sólo cumplía las órdenes de París, añadiendo que no tenía personalmente nada en contra de Rozhensvensky y su escuadra.

La respuesta del almirante ruso no tiene desperdicio:

Entonces nos entenderemos. Usted obedece las órdenes de Paris y yo cumplo con las instrucciones de San Petersburgo. Seguiré cargando carbón hasta que sus baterías costeras me lo impidan.

Sorprendido el gobernador francés contestó:

Su excelencia sabe que no tenemos baterías costeras en Dakar

En cuanto el gobernador abandonó el Kniaz Souvorov, Rozhestvensky dio la orden de comenzar a cargar carbón. La tarea llevó diecinueve horas, bajo un calor sofocante.

Flota del Báltico en Madagascar

Flota del Báltico aprovisionándose en Madagascar

En el informe enviado por el servicio de espionaje británico en Dakar, se informaba detalladamente de las actividades realizadas por la flota rusa en la plaza, así como de las actuaciones de las autoridades francesas, las cuales no habían tomado “ninguna medida eficaz” para impedir el reabastecimiento de la escuadra rusa. Se detallaban las cantidades de carbón que en cada uno de los barcos se cargaron, aunque no se pudo averiguar el siguiente punto de encuentro con los transportes, Este sería la desembocadura del rio Gabón donde la flota rusa llegó el 13 de noviembre de 1904.

Nota: En este suceso sigo a Pleshakov en su libro La ultima armada del zar. En otras fuentes no lo narran igual. Semenov y los que siguen los relatos de sus memorias indican que el director del puerto francés les autorizó a permanecer en Dakar el plazo de 24 horas (lo que marcaba por el derecho internacional), lo que aprovecharon para reabastecerse sin dar más indicaciones.

Causas de la Guerra Rusojaponesa


El guerra entre Japón y Rusia en 1905 no surge de una enemistad ancestral entre estos dos pueblos que casi ni se conocían antes de la segunda mitad del siglo XIX. El conflicto se inicia cuando sus áreas de influencia chocan en el proceso de expansión territorial que ambas potencias llevan a cabo a finales del siglo en el Lejano Oriente. En esta entrada vamos a repasar 16 causas que motivaron el inicio de la guerra, las cuales hemos dividido en 3 grandes bloques económicas, militares y políticas.

El gran duelo entre amarillos y blancos

El gran duelo entre amarillos y blancos

Causa militares

    1. Las amenazas en Extremo Oriente. Hasta 1882 no había destacamentos de importancia rusos en el Lejano Oriente, ya que carecía de enemigos en la zona. Solamente cuando se tuvo que devolver el territorio de Kuldja a China y Japón empezó a armarse fue cuando se necesitó de defender aquella zona. Comenzaron entonces la construcción de líneas de comunicación,  el envío de tropas y la fortificación de plazas. Inicialmente el envío de tropas y provisiones se realizaba por mar, ya que era menos costoso que hacerlo por tierra.
    2. Determinación de Japón de apoyar sus reclamaciones con la fuerza armada. Las indemnizaciones que se abonaron a Japón por China tras la guerra de 1894, y cuyo pago – ¡qué ironía! – fueron financiadas por dinero ruso. Se invirtieron en la modernización de su ejército y flota. Los observadores occidentales de la época se mofaban y despreciaban el espíritu militar del Japón anotando que tendría que pasar mucho tiempo hasta que se pudiera igualar a cualquier pais occidental
    3. Ocupación rusa de Manchuria: En 1899 durante la rebelión de los Boxer 960 km de transiberiano fueron destruidos, esto fue el motivo por el que más de 100.000 soldados rusos entraron en Manchuria para proteger las instalaciones. Lo que supuso, de facto, un protectorado de este territorio. Rusia en 1900 incumplió su promesa de respetar la integridad de China y que retirar su ejército de Manchuria. En 1902 se firmó un tratado entre Rusia y China en este sentido, donde se proponía una retirada gradual de las fuerzas rusas. Sólo se cumplió en parte.

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

Causas Económicas

    1. Necesidad de Rusia de conseguir un puerto en el Océano Pacifico libre de los mares helados en invierno. En 1860 se había fundado la ciudad de Vladivostock, cuyo nombre significa “La que domina el Este” en un claro mensaje de las intenciones de los zares en aquellos territorios, pero este enclave se quedaba aislado una gran parte del año debido a los hielos, lo que perjudicaba los intereses político/comerciales en la zona.
    2. Tratados rusochinos tras la guerra chino japonesa de 1894: Las indemnizaciones a pagar por China por el tratado de Shimonoseki de 1895 como derrotada tras la guerra con el Japón de 1894 fueron financiadas por un préstamo concedido por Rusia. Un año más tarde 1896 Pekin concedía permiso para que el transiberiano atravesara su territorio por Manchuria y por medio de un tratado secreto se le daba libre acceso a Rusia a los puertos chinos y se le facilitarían a este país 1 o 2 puertos para su uso como bases.
    3. La construcción del transiberiano – una obra estratégica para Rusia – por el territorio chino de Manchuria (según acuerdo Li-Lamsdorf de 1896), economizó el coste del proyecto pero lo hizo inseguro al atravesar territorio no controlado por los rusos. El enviar fuerzas de protección de esta infraestructura, supuso una anexión de facto por Rusia del territorio, así como desplazar gran cantidad de tropas a una zona muy cercana a la frontera con Corea, donde Japón tenía grandes intereses económicos y políticos. Produjo una gran tensión y una espiral militarista en la zona.

      Trazado del Transiberiano

      Trazado del Transiberiano

    4. Intentos infructuosos de Rusia de comprar un puerto en Extremo Oriente: Rusia, anteriormente a 1898, ya había mantenido negociaciones para el establecimiento de una base en la isla de Tsushima que fueron abortadas por los ingleses por el miedo que el Mar Amarillo pudiera quedar aislado de sus intereses. También intentaron comprar el puerto coreano de Masampo, cosa que fustraron los intereses japoneses en el sur de Corea.
    5. La concurrencia con los intereses mercantiles japoneses en la zona plasmado en el desarrollo del puerto de Dalny a partir de su ocupación por Rusia en 1898. Además del mantenimiento de una flota comercial en Extremo Oriente, y otra fluvial para comerciar en los ríos de Manchuria.
    6. Empresas paramilitares rusas en Extremo Oriente: Los intereses económicos rusos se implementaron por medio de empresas en Corea, Yalú y Manchuria para la explotación de minerales y maderas. Estas concesiones tenían un carácter que no era únicamente comercial, sino también político-militar a tenor de quien ostentaba la dirección (Teniente Coronel Madritoff y Capitán Bezobrazoff) y de los efectivos militares que se utilizaban para la protección de sus intereses.

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Causas Políticas

  1. Los intereses japoneses en Corea venían desde los inicios de su apertura al mundo:
    • En 1876 se firmó el tratado entre Japón y una Corea independiente de China, por el cual se abrían al comercio con el Imperio Nipón tres puertos coreanos, mucho antes que a otros países occidentales (Inglaterra, Alemania y USA en 1882, Italia y Rusia en 1884, Francia en 1886)
    • En 1884 se promovió por Japón un golpe de estado en Corea que puso al frente de este territorio un gobierno afín.
    • En 1885 un pacto chinojaponés acordaba que en caso de problemas en Corea se actuaría conjuntamente por medio de fuerzas militares de ambos países.
    • La guerra chinojaponesa de 1894 tuvo su origen en la declaración de soberanía por parte de china de su territorio de Corea.
  2. El tratado de Shimonoseki de 1895 que dio fin a la guerra chinojaponesa de 1894. Japón, aparte de una cuantiosa indemnización de guerra, se anexionó territorios en la desembocadura del Yalú, la Peninsula de Liaotung (incluida la fortaleza de Port Arthur), la isla de Formosa y las islas Pescadores. Tres semanas después de la firma de este tratado Alemania, Francia y la propia Rusia declararon “preservar la integridad territorial de China”, obligando al abandono por parte de Japón de todas sus conquistas en territorio continental chino. Recibió a cambio un aumento en la indemnización a pagar por China.

    Tratado de Shimonoseki

    Firma del Tratado de Shimonoseki

  3. La debilidad política china y la ocupación por Alemania de Qindao en 1897, dio inicio a una desmembración del país. El miedo de que las negociaciones rusas para la adquisición de un puerto seguro en China no dieran su resultado o que fueran usurpados por otras potencias occidentales, propiciaron que una escuadra rusa ocupara Port Arthur y, posteriormente, se formalizara la entrega de la plaza a Rusia en forma de arrendamiento en 1898. La ocupación rusa de este enclave, que hacía apenas 2 años había abandonado Japón debido a presiones de la propia Rusia, creó un gran resentimiento en el Imperio Nipón. Ante estos movimientos de potencias occidentales no afines a Japón en la zona del Mar Amarillo, el gobierno japonés cedió a Inglaterra en 1898 el puerto de Wei-hei-wei que estaba en su poder desde la guerra chinojaponesa.
  4. Animadversión del propio Zar Nicolás II hacia los japoneses tras su visita al país en 1891 camino de Vladivostock para la puesta de la primera piedra del Transiberiano en esa ciudad, cuando fue atacado y herido en la cabeza por un samurai en la ciudad de Otsu. Nunca olvidó este suceso y guardó siempre un gran resentimiento al pueblo japonés.
  5. Alianzas de Japón y Rusia. El apoyo a Japón por Gran Bretaña, por el pacto anglonipón de 30 de enero de 1902 por el cual en caso de conflicto generalizado ambos países serían aliados. En el caso de Rusia el pacto de 1893 le unía a Francia, aunque sus fuerzas en conjunto no eran suficientes para enfrentarse a las inglesas, necesitaría de Alemania para que el enfrentamiento fuera equilibrado.

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

  6. Nicolás II, era un Zar débil de carácter y con problemas sociales en sus dominios. Una pequeña guerra reafirmaría su figura ante sus ministros y ante sus súbditos. Dentro de la política rusa podemos apreciar un giro en 1903 donde se apartó a la facción pacifista del gobierno (Witte/finanzas, Lamsdorf/exteriores, Kuropatkin/guerra) al crear el Virreinato del Lejano Oriente y dejándolo en manos del Gran Duque Alexeiev el cual únicamente debía de rendir cuentas ante el Zar.
  7. Creación en agosto de 1903 del Virreinato del Extremo Oriente, por el que se dejaron en manos del Gran Duque Alexeiev las negociaciones con Japón. Carente de experiencia diplomática, el Virrey era partidario de permanecer firme ante la potencia extranjera, no debilitando en ninguna manera la posición política de Rusia en aquellas tierras. En las negociaciones de septiembre de 1903, se estimaron las peticiones japonesas como ‘muchas e inadmisibles’. En la ronda de negociaciones de enero de 1904, justo antes del inicio de las hostilidades, estimó que las pretensiones japonesas eran ‘más presuntuosas que las primeras’, insistiendo en que se rompieran las negociaciones. Heridos en su orgullo y dignidad, los japoneses rompieron las relaciones diplomáticas con Rusia 2 días antes del inicio de la guerra.
The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships

The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships

Kobayashi Kiyochika (1847-1915). Humor gráfico en la guerra rusojaponesa


Je-suis-Charlie

El humor gráfico o la propaganda en los conflictos bélicos es un elemento que es muy interesante de estudiar. En este caso traemos a un artista japonés, Kobayashi Kiyochika, y exponemos ordenadamente por fechas la evolución de sus dibujos a lo largo de la guerra con el Imperio Ruso en 1904.

La Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905) se documentó de diversas formas, como xilografías, fotografías e ilustraciones. Las victorias de los militares japoneses en las primeras etapas de la guerra inspiraron impresiones de propaganda hechas por artistas japoneses.

Kobayashi Kiyochika (1847–1915) realizó grabados, cuyo objetivo era ridiculizar, constaban de una sola hoja. Kiyochika, conocido por producir xilografías utilizando métodos de pintura occidental, había estado brevemente bajo la tutela de Charles Wirgman (1832–1891), un caricaturista inglés del Illustrated London News. Kiyochika también se convirtió en caricaturista político a tiempo completo para una revista japonesa entre 1882 y 1893. El escritor satírico Honekawa Dojin (seudónimo de Nishimori Takeki, 1862–1913) acompañaba cada ilustración con una descripción humorística.

La información de este post esta sacada de la Biblioteca Digital Mundial (http://www.wdl.org). Todas las imágenes pertenecen a Library of Congress (http://www.loc.gov)

Soldado ruso a caballo, con una espada en la mano derecha, una lanza en la mano izquierda y un rifle montado sobre su pecho, con una cuerda que va desde el gatillo hasta su boca (Abril 1904)

Soldado ruso a caballo, con una espada en la mano derecha, una lanza en la mano izquierda y un rifle montado sobre su pecho, con una cuerda que va desde el gatillo hasta su boca

Soldado ruso a caballo, con una espada en la mano derecha, una lanza en la mano izquierda y un rifle montado sobre su pecho, con una cuerda que va desde el gatillo hasta su boca

Este grabado muestra a un soldado cosaco angustiado que lleva varias armas para protegerse desde todos los ángulos. Le preocupa caer del caballo si lo atacan por la espalda.

El zar Nicolás II caminando sobre una cuerda floja sostenida por tres rifles en la costa y un barco que se hunde (Mayo 1904)

El zar Nicolás II caminando sobre una cuerda floja sostenida por tres rifles en la costa y un barco que se hunde

El zar Nicolás II caminando sobre una cuerda floja sostenida por tres rifles en la costa y un barco que se hunde

Este grabado muestra al zar Nicolás II, gobernante de Rusia, bailando en la cuerda floja entre la tierra y el mar. La guerra se libró en tierra y mar, y las fuerzas rusas sufrieron grandes pérdidas en ambos escenarios.

Soldados rusos asustados por muñecos de soldados japoneses que cuelgan de cuerdas (Mayo 1904)

Soldados rusos asustados por muñecos de soldados japoneses que cuelgan de cuerdas

Soldados rusos asustados por muñecos de soldados japoneses que cuelgan de cuerdas

Este grabado muestra a soldados rusos siendo burlados por niños, que les muestran muñecos de soldados japoneses y se divierten cuando los rusos entran en pánico y piden misericordia.

Kuropatkin, de rodillas en medio de ruinas de acorazados, suplica a San Andrés, el santo patrono de Rusia, que sostiene una gran espada y un escudo (Mayo 1904)

Kuropatkin, de rodillas en medio de ruinas de acorazados, suplica a San Andrés, el santo patrono de Rusia, que sostiene una gran espada y un escudo

Kuropatkin, de rodillas en medio de ruinas de acorazados, suplica a San Andrés, el santo patrono de Rusia, que sostiene una gran espada y un escudo

El relato de este grabado está hecho en forma de conversación entre el general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, y San Andrés, el santo patrono de Rusia, quien reprende al general por traer de vuelta una flota llena de agujeros.

Kuropatkin como pregonero (Mayo 1904)

Kuropatkin como pregonero

Kuropatkin como pregonero

El texto de este grabado bromea con el hecho de que los suplementos del diario japonés están asociados con victorias de batalla, pero que en Rusia se llaman suplementos de ōmake (gran pérdida), no en precio sino en batalla. Un hombre (posiblemente el general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso) con traje y en esquíes, pregona las noticias del frente de guerra al pasar junto a una pareja bien vestida. Cuando la dama le pregunta al marido por qué los rusos son tan débiles, él responde que su habilidad está en ser orgullosos y no en aceptar la derrota.

Los generales rusos deponen sus armas de manera muy cortés (Junio 1904)

Los generales rusos deponen sus armas de manera muy cortés

Los generales rusos deponen sus armas de manera muy cortés

En este grabado, los generales rusos lamentan haber provocado a Japón con insultos de ser una nación pequeña e insignificante, y ahora se dan cuenta de que, aunque pequeña, no deben hacer bromas sobre ella. Sollozan y entregan sus armas, pidiendo a los soldados japoneses que no los ensarten con sus bayonetas.

Una ballena y tres peces sentados para una cena formal en donde se servirán marineros rusos (Junio 1904)

Una ballena y tres peces sentados para una cena formal en donde se servirán marineros rusos

Una ballena y tres peces sentados para una cena formal en donde se servirán marineros rusos

Aquí, el pargo llama a invitados a una comida de rusos. Se disculpa porque saben mal y les faltan agallas, a pesar de la impresión de superioridad que dan. Los invitados quedan sorprendidos con lo fácil que es tragárselos enteros. Hay juegos de palabras relacionadas con el mar, los peces y la muerte en todo el texto.

Los sonidos de llanto de un telegrama (Junio 1904)

Los sonidos de llanto de un telegrama

Los sonidos de llanto de un telegrama

En este grabado una pareja rusa, posiblemente el zar y la zarina, recibe un telegrama y espera que esté repleto de noticias de victoria. Derraman lágrimas de desilusión al enterarse de las sucesivas victorias del ejército japonés.

La señorita Jiuliancheng y el soldado ruso (Kyûrenjô no heiki) (Junio 1904)

La señorita Jiuliancheng y el soldado ruso (Kyûrenjô no heiki)

La señorita Jiuliancheng y el soldado ruso (Kyûrenjô no heiki)

Este grabado representa al ejército ruso en retirada y abandonando a Kuren jyō (la señorita Jiuliancheng) tan pronto como el ejército japonés dispara sus cañones durante la Batalla del río Yalu. Este enfrentamiento fue uno de los primeros indicios de que Japón era capaz de luchar en igualdad de condiciones contra Rusia.

Anciano con una bandera liderando a un grupo de ciudadanos varones en una procesión en la noche (Junio 1904)

Anciano con una bandera liderando a un grupo de ciudadanos varones en una procesión en la noche

Anciano con una bandera liderando a un grupo de ciudadanos varones en una procesión en la noche

Este grabado afirma que los ciudadanos rusos hacen una procesión con faroles después de sus sucesivas derrotas en batalla: un evento que en Japón se reserva para las victorias. Se levantan banderas blancas de rendición, mientras que se cantan canciones en las que los rusos aceptan su propia debilidad. Al preguntársele por qué el gobierno ruso está haciendo la vista gorda a esto, un ciudadano responde que han perdido frente a la gran fuerza del pueblo japonés.

Soldado ruso muestra la bandera blanca claramente al ejército japonés: «¡Ah! , dice, ¿consiguen vernos?» (Julio 1904)

Soldado ruso muestra la bandera blanca claramente al ejército japonés: «¡Ah! , dice, ¿consiguen vernos?»

Soldado ruso muestra la bandera blanca claramente al ejército japonés: «¡Ah! , dice, ¿consiguen vernos?»

La escena muestra a un oficial y tres soldados rusos en el momento de rendirse al escuchar la trompeta del ejército japonés. Después de descubrir que se perdió su bandera blanca, el oficial pinta de blanco su rostro, la cara de su caballo y la bandera rusa para dejar claras sus intenciones.

La presión de una mano pesada (Julio 1904)

La presión de una mano pesada

La presión de una mano pesada

Este grabado representa la gran mano del ejército japonés aplastando Port Arthur, un estratégico puerto de aguas cálidas en la península de Liaodong en Manchuria (actual China), el 25 de julio de 1904.

Kuropatkin juega con demasiada brusquedad con sus juguetes (Julio 1904)

  Descargas  Kuropatkin juega con demasiada brusquedad con sus juguetes

Kuropatkin juega con demasiada brusquedad con sus juguetes

Este grabado muestra al general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, jugando con soldados de juguete mientras una mujer lo observa sentada en el piso. Se describe al militar ruso como el organizador de un baile frenético. Los soldados, sin embargo, son cobardes y se parten tan pronto como los envían al campo de batalla.

O’Fuko arrojando granos y semillas para la buena suerte y para alejar a los demonios en la víspera de Año Nuevo (Agosto 1904)

O'Fuko arrojando granos y semillas para la buena suerte y para alejar a los demonios en la víspera de Año Nuevo

O’Fuko arrojando granos y semillas para la buena suerte y para alejar a los demonios en la víspera de Año Nuevo

Aquí se muestra a una mujer japonesa robusta ahuyentanto a los rusos lanzándoles una lluvia de balas, lo que refleja la tradición de arrojar frijoles a ogros con cuernos durante Setsubun (Festival del lanzamiento de granos y semillas) con el fin de alejar a los espíritus malignos. Con el tiempo los japoneses logran «barrer» a los rusos, a quienes consideran la «basura del mundo» y los caricaturizan como ogros con cuernos, colmillos y garras.

El general Kuropatkin, listo para cualquier cosa, espera la llegada de los japoneses (agosto de 1904)

El general Kuropatkin, listo para cualquier cosa, espera la llegada de los japoneses

El general Kuropatkin, listo para cualquier cosa, espera la llegada de los japoneses

En este grabado, el general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, está representado como el legendario guerrero y monje japonés Benkei. A pesar de su impresionante apariencia, tan pronto como Kuropatkin ve a un soldado japonés, le ruega que tenga piedad. La etiqueta en el recipiente de su cinturón dice bora (mentiras).

Japón sostiene el lazo cuando Rusia extiende sus garras (Agosto 1904)

Japón sostiene el lazo cuando Rusia extiende sus garras

Japón sostiene el lazo cuando Rusia extiende sus garras

Este grabado presenta a Rusia como a un zorro a punto de ser cazado en una trampa. A medida que Rusia se acerca a China y a Corea, el lazo que sostiene el ejército japonés se tensa, mientras que el ejército canta una canción de la victoria militar que parodia una melodía de la caza del zorro.

El zar ve el regreso de sus fuerzas (Agosto 1904)

El zar ve el regreso de sus fuerzas

El zar ve el regreso de sus fuerzas

Este grabado muestra al zar Nicolás II despertando de una pesadilla en la que ha visto a los soldados rusos, maltrechos y heridos, regresar de la batalla con los japoneses. Los soldados le revelan que los informes de victorias rusas en el campo de batalla habían sido falsos.

Un general ruso, temblando de miedo, llama por teléfono al zar, a quien también lo está irritando la zarina (Agosto 1904)

Un general ruso, temblando de miedo, llama por teléfono al zar, a quien también lo está irritando la zarina

Un general ruso, temblando de miedo, llama por teléfono al zar, a quien también lo está irritando la zarina

En este grabado un general ruso, nombrado «Debilidad», habla a una figura, posiblemente, el zar, llamado «Agitación», y se preocupa por la caída de Nanshan y el peligro de que Port Arthur también sea tomada. Las piernas de Debilidad, a la derecha, tiemblan del miedo

El general Kuropatkin y su tropa parten con alegría de San Petersburgo hacia el frente (Septiembre 1904)

El general Kuropatkin y su tropa parten con alegría de San Petersburgo hacia el frente

El general Kuropatkin y su tropa parten con alegría de San Petersburgo hacia el frente

Este grabado muestra al general Alexei N. Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, dejando a dos desconsoladas mujeres, su esposa y su amante, mientras su tropa espera en el fondo. La esposa y la amante se resisten a que vaya al frente y le preguntan por qué no finge estar enfermo, considerando que engaña a la gente con regularidad. El general les pide que lo esperen, ya que va a correr por su vida. Sus soldados están cansados de esperar y bostezan.

Raijin, el dios del trueno, asusta a los rusos y los ahuyenta de Tokuriji (cerca de Nanshan) (Septiembre 1904)

Raijin, el dios del trueno, asusta a los rusos y los ahuyenta de Tokuriji (cerca de Nanshan)

Raijin, el dios del trueno, asusta a los rusos y los ahuyenta de Tokuriji (cerca de Nanshan)

Este grabado representa al ejército japonés como Raijin, el dios del trueno, mientras los soldados rusos se retiran fuera de las murallas de la ciudad de Tokuriji durante la Batalla de Telissu, que tuvo lugar entre el 14 y 15 de junio de 1904.

Heridos en el frente de batalla sorprenden a Kuropatkin durante su cena (Septiembre 1904)

Heridos en el frente de batalla sorprenden a Kuropatkin durante su cena

Heridos en el frente de batalla sorprenden a Kuropatkin durante su cena

Este grabado muestra al general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, cuya cena se ve alterada cuando se entera de la derrota de Rusia en la Batalla de Tokuriji. Soldados rusos heridos, con armas del acorazado, rifles y postes de telégrafo en el lugar de cabezas, y una locomotora con brazos que agita una bandera blanca con la cruz roja se acercan desde la izquierda. Kuropatkin está consternado por las pérdidas y se pregunta cómo sus fuerzas han podido ser tan débiles. La conversación entre Kuropatkin y los soldados contiene un juego de palabras con el término tokuri(botella de sake).

El general Kuropatkin en un lugar seguro (Septiembre 1904)

El general Kuropatkin en un lugar seguro

El general Kuropatkin en un lugar seguro

Este grabado pone énfasis en los estereotipos de debilidad y cobardía al mostrar al general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, preparándose para los ataques enemigos al armarse y, al mismo tiempo, atarse una bandera blanca en su espalda para rendirse. Cuando un soldado japonés llega furtivamente por la espalda, Kuropatkin se siente aliviado porque el soldado no ha detonado la mina terrestre que había plantado delante de él.

Un marinero japonés lucha a puño limpio con dos acorazados rusos (con brazos, piernas y rostros) mientras un tercer acorazado escapa (Octubre 1904)

Un marinero japonés lucha a puño limpio con dos acorazados rusos (con brazos, piernas y rostros) mientras un tercer acorazado escapa

Un marinero japonés lucha a puño limpio con dos acorazados rusos (con brazos, piernas y rostros) mientras un tercer acorazado escapa

En este grabado, los barcos rusos sufren daños a manos de la armada japonesa y tratan de escapar y volver al puerto de Vladivostok.

Almirante ruso lleva todas las de perder (Octubre 1904)

Almirante ruso lleva todas las de perder

Almirante ruso lleva todas las de perder

Este grabado muestra a un oficial de la armada rusa que ha huido de la Batalla de Port Arthur, solo para ser descubierto por los japoneses, quienes lo hicieron volar por el aire. Solo queda su pie, lo que, admite, lo hace más un make-mono(fracaso) que un bake-mono (monstruo), como supusieron los marineros japoneses, a quienes se los muestra riéndose de él.

La farsa de los leones en Puente de piedra (Octubre 1904)

La farsa de los leones en Puente de piedra

La farsa de los leones en Puente de piedra

En este grabado se juega con esos estereotipos, y se muestra a los rusos incapaces de bailar correctamente la danza del león en la popular obra japonesa Shakkyō (Puente de piedra). Ellos revolean sus cabezas locamente, y finalmente caen en lo que se convierte en un absurdo baile de la muerte.

Sueños de un general ruso (Octubre 1904)

Sueños de un general ruso

Sueños de un general ruso

 La serie se burlaba de los rusos por la percepción que se tenía de su debilidad militar, vanidad y cobardía. En este grabado, el general ruso se pregunta cómo explicar las consecutivas derrotas en batalla en su tierra. ¿Debería ser honesto y arriesgarse a la ejecución? Decide entregarse voluntariamente a los japoneses mientras finge haber luchado con valentía hasta el final y haber sido tomado como prisionero.

Una bandera blanca como regalo de despedida, que la esposa del general ruso le da cuando parte hacia el frente, diciéndole que la use apenas vea al ejército japonés (Octubre de 1904)

Una bandera blanca como regalo de despedida, que la esposa del general ruso le da cuando parte hacia el frente, diciéndole que la use apenas vea al ejército japonés

Una bandera blanca como regalo de despedida, que la esposa del general ruso le da cuando parte hacia el frente, diciéndole que la use apenas vea al ejército japonés

En este grabado, el general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, tranquiliza a su esposa y le dice que será capaz de huir en caso de encontrarse con el ejército japonés, pero su mujer le ha hecho una bandera blanca para que la utilice para rendirse si no puede escapar.

Kuropatkin protege la seguridad: su bandera no funciona, pruebe con otra (Octubre 1904)

Kuropatkin protege la seguridad: su bandera no funciona, pruebe con otra

Kuropatkin protege la seguridad: su bandera no funciona, pruebe con otra

Este grabado muestra a un soldado ruso enarbolando la bandera blanca de rendición. Otro soldado enarbola una bandera con una cruz roja, mientras que un tercero prepara, por si acaso, la bandera japonesa con el Sol Naciente.

Marineros rusos hacen balas de cañón para las armas de su acorazado (1904)

Marineros rusos hacen balas de cañón para las armas de su acorazado

Marineros rusos hacen balas de cañón para las armas de su acorazado

Este grabado representa un barco de la marina rusa que se está quedando sin balas de cañón, y los marineros intentan hacer sustitutos para disparar con las armas del barco.

El ejército del norte se derrite ante el Sol Naciente (1904)

El Ejército del Norte se derrite ante el Sol Naciente

El Ejército del Norte se derrite ante el Sol Naciente

El relato de este grabado compara al ejército ruso con la transitoriedad de una gota de rocío congelada, que comienza a derretirse cuando se enfrenta al Sol Naciente de Japón.

El general ruso Kuropatkin en un saco (Abril 1905)

El general ruso Kuropatkin en un saco

El general ruso Kuropatkin en un saco

Este grabado muestra al general Alexei Nikolaevich Kuropatkin, ministro de guerra imperial ruso, aplastado varias veces por la derrota, por lo que decide reducir sus planes. En una alusión a la expresión idiomática japonesa «enrollarse la tela de envolver», sus oficiales lo encuentran, literalmente, enredado en una tela, asustado por la fuerza de Japón e incapaz de moverse.

Un soldado ruso protesta cuando dos soldados japoneses interrumpen sus preparativos para la cena (abril 1905)

Un soldado ruso protesta cuando dos soldados japoneses interrumpen sus preparativos para la cena

Un soldado ruso protesta cuando dos soldados japoneses interrumpen sus preparativos para la cena

En este grabado, Rusia es personificada como un tosco vendedor de tempura cuyo aceite para freír fue tomado por el ejército japonés. El tempura representa un sitio de batalla. Esta escena representa a los soldados japoneses perforando sin esfuerzo el tempura, lo que simboliza la batalla de Mukden en el centro de Manchuria. Esta batalla, de hecho, había terminado con grandes pérdidas para ambas partes.

Tres soldados cangrejo: dos con picos partiendo el suelo, y el tercero de pie sobre el muro de una fortaleza (abril 1905)

Tres soldados cangrejo: dos con picos partiendo el suelo, y el tercero de pie sobre el muro de una fortaleza

Tres soldados cangrejo: dos con picos partiendo el suelo, y el tercero de pie sobre el muro de una fortaleza

Aquí los soldados rusos se han convertido en cangrejos, que pueden cavar huecos y correr en cualquier dirección con sus múltiples patas. El comentario compara la forma de los cangrejos con los peinados de los guerreros japoneses del siglo XII que habían sido derrotados en la Guerra de Genpei, un famoso conflicto entre dos clanes poderosos.


Más sobre  Kobayashi Kiyochika en

Batalla de Sandepu (25-29 de enero de 1905)


Al comienzo del año 1905 encontrábamos una difícil situación para el bando ruso, donde se acumulaban noticias desalentadoras. Desde el frente de guerra con el Japón, la caída de Port Arthur, la fortaleza que se consideraba inexpugnable al inicio de la guerra, había supuesto un duro golpe para la moral del pueblo y del ejército, y aún peor liberaba un ejército japonés que en esta tarea se encontraba ocupado. La caída de la plaza supuso la pérdida de la flota que en aquel puerto se cobijaba, lo que dejaba a la escuadra de refuerzo que se había enviado en una posición comprometida, pues la superioridad que se esperaba tener al juntar ambas flotas se había perdido de un plumazo. Por otro lado en la capital, San Petersburgo, el año 1905 había comenzado con manifestaciones de decenas de miles de súbditos protestando por las condiciones en las que se encontraban, las cruda represión que trajeron consigo llevaron a que se conocieran como el Domingo Sangriento.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

Pero en el Lejano Oriente, las condiciones de los ejércitos rusos no eran las peores. Por primera vez desde el comienzo de la guerra disponían de suficientes fuerzas y suministros, el transiberiano ya se encontraba a pleno rendimiento. Las continuas retiradas habían acortado las líneas de suministro desde los centros de aprovisionamiento principales hasta la línea del frente.

Área de Sandepou

Área de Sandepou

Las condiciones climatológicas a finales de enero de 1905 eran extremas, con temperaturas de hasta 18 grados bajo cero, la que obligaba a las tropas a enterrarse vivas al abrigo de pobres hogueras hechas con cualquier combustible que estuviera a su alcance. Las líneas de avanzada de ambos ejércitos enemigos eran muy ligeras, pues el grueso de los ejércitos se encontraba en las poblaciones cercanas donde obtenían una mejor protección.

Es en esta coyuntura cuando se desarrolló la ofensiva rusa de Sandepu entre el 25 y 29 de enero de 1905.

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

La noche del 24 al 25 de enero de 1905, el 2º Ejército Ruso al mando del general Grippenberg se puso en marcha. A media noche las vanguardias partiendo de Tchan-Tan y de Nenioupou, en la rivera derecha del Kouen-Ho, hicieron una marcha de 7 millas, y atacaron las posiciones japonesas en Tou-Tai-Tse y Kailatoza. Mientras que otro destacamento, descendiendo por la rivera izquierda del rio, se apoderaba del puesto de Teou-Tai-Ho-za.

La resistencia japonesa no fue muy intensa, y se retiraron hacia Kekeoutai, la cual fue también tomada por los rusos al caer la noche.

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

Durante esta primera jornada, las tropas a caballo del general Michtchenko, se dirigieron hacia el sur siguiendo el curso del rio Kouen-Ho por su rivera izquierda y se apoderaron de los puestos de Tchi-Tai-tse y Mamykai.

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtenko

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtchenko

En este primer día de ofensiva las tropas rusas se habían apoderado de toda la línea defensiva a lo largo del ríos Kouen-Ho, y ponía en grave riesgo a toda el ala izquierda del general Oku, la cual podría ser envuelta por el sur, la posición clave de todo el sistema defensivo japonés se encontraba en Sandepou.

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

El 26 de enero continuaron los combates. Dos columnas rusas, partían de Teou-Tai-Ho-za y Kekeoutai y convergían sobre Sandepu, mientras el cuerpo montado de Michtenko hacia un movimiento envolvente sobre Niou-Tchou y Santiaza.

Los japoneses realizaron una contraofensiva sobre Kekeoutai, lo que detuvo el avance de la columna rusa que se dirigía a Sandepu. Pero la otra columna rusa, profundizó con éxito apoderándose casi por completo de la plaza.

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Los combates el 27 continúan en las mismas posiciones logrando los rusos romper la resistencia japonesa tanto en Sandepu como en Kekeoutai. Así como las tropas de Michtenko que continúan con su movimiento envolvente hacia Pao-Tsao, derrotando a la caballería japonesa que acudía en socorro de las tropas de pie en Kekeoutai, y apoderándose de Laboutai y Santiaza, al sur de Landounkeou en la importante ruta a Liao-Yang.

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

Viendo como la situación se volvía más y más comprometida por momentos el general Oku decidió mandar poderosos refuerzos. Durante el día 28 se procedió a reforzar las posiciones japonesas sin que se produjera ningún ataque de importancia por parte de los rusos. Se ordenaron ataque generales en toda la línea japonesa con objeto de distraer y entretener al resto de fuerzas rusas.

El 29 de enero a las cinco y media de la mañana, ante el asombro de los japoneses se comenzó la retirada general rusa hacia las posiciones que habían ocupado antes de la ofensiva. Las tropas japonesas volvieron a ocupar Sandepu y Kekeoutai sin oposición.

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

Según el parte médico del Ejercito de Manchuria entre el 26 de enero y 3 de febrero se registraron las siguientes bajas rusas: 317 oficiales heridos o enfermos y 10.765 soldados heridos o enfermos, la mayor parte pertenecientes al 2º Ejercito que había participado en esta ofensiva. Por parte japonesa se registraron 8.014 heridos de los cuales 271 eran oficiales. Muchos de las bajas fueron por congelación debido a las deplorables condiciones meteorológicas.

¿Qué ocurrió para que una de las pocas ofensivas rusas con éxito en la guerra se detuviera inexplicablemente? Hemos de buscar la explicación en dos pecados muy comunes en la raza humana, la envidia y la soberbia.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

El nombramiento del general Grippenberg, de origen sueco, al frente del 2º Ejercito de Manchuria en noviembre de 1904, no fue del agrado del general en jefe Kuropatkine, pues este era muy crítico con el desarrollo de la guerra hasta el momento. El inicio de la ofensiva del 25 de enero, no debió de tener el beneplácito de alto mando, aún así Grippenberg adoptó una política de hechos consumados, lanzando a sus hombres al combate pensando que una vez iniciada con éxito el resto de fuerzas rusas se unirían a él. La decisión de Kuropatkine no fue esa, los otros dos ejércitos rusos permanecieron en sus posiciones, y se ordenó volver a sus posiciones al 2º ejército a pesar de los éxitos cosechados. El general Grippenberg fue fulminantemente depuesto de su cargo el mismo día 29 de enero y llamado por el Zar a San Petersburgo, donde fue destinado a tareas administrativas.

Grippenberg mantuvo un odio feroz a Kuropatkine, y lo criticó en medios públicos y privados durante el resto de su vida, culpándolo de la derrota de Rusia en la guerra con el Japón.