La pólvora Shimose


Vamos a analizar en esta entrada una de las armas secretas (que las hubo) del Japón durante la guerra de 1904, la pólvora Shimose. Los efectos destructivos de este compuesto fueron tremendos para unos buques que no estaban totalmente acorazados, y sobre todo su importancia se vio en un área que los amarillos supieron aprovechar como ninguna otra, la guerra psicológica.

Humdimiento del Acorazado Borodino

Humdimiento del Acorazado Borodino (Fuente : Cityofart)

El Capitán Agustin Scandella, agregado español al ejército japonés, escribió en la revista Memorial de Ingenieros del Ejército de septiembre de 1904 unas interesantes reflexiones sobre un arma nueva, la pólvora Shimose:

La pólvora del profesor Shimose, cuya composición es un secreto. Se trata de una pólvora muy destructiva que no sirve para la propulsión, siendo análoga a la lydita inglesa, melinita francesa o loblita alemana, aventajando mucho en sus efectos al algodón pólvora.

Se hacía referencia en este artículo a los avances en el área de la artillería que se estaban apreciando en el conflicto rusojaponés. Una de las novedades que se consideraban decisivas era la pólvora inventada por el doctor Shimose. El agregado español hacía una relación de las ventajas de este material explosivo sobre el algodón pólvora tradicional

La pólvora Shimose puede estar largo tiempo almacenada sin sufrir alteración, no detona por la acción del fuego, ni por los choques producidos sobre ella por los proyectiles o con martillos pesados. Arde lentamente como las sustancias resinosas y basta una pequeña cantidad de agua para apagarla. El coste de su fabricación es la mitad del necesario para fabricar igual cantidad de algodón pólvora.

Impactos en el crucero Aurora tras la batalla de Tsushinma

Impactos en el crucero Aurora tras la batalla de Tsushinma (Fuente : Cityofart)

La estabilidad de la que nos habla el capitán Scandella era más que exagerada, pues en realidad este tipo de pólvora era bastante inestable y reaccionaba ante el contacto con carcasa metálica o la espoleta, lo que produjo varios accidentes (algunos de ellos muy graves)

Entonces, los proyectiles con «pólvora Shimose» comenzaron a volverse inestables y a explotar en las ánimas de los cañones, destruyendo uno de los cañones de 305 mm del Shikishima a las 17:45 y otros dos del mismo calibre en el Asahi a las 18:10. Hacia las 18:30, Togo solo podía contar con once de los diecisiete cañones de 305 mm originales de la flota, pues el resto habían quedado inutilizados.

El ejército japonés consciente de la importancia de la guerra psicológica, explotó el temor a estos avances técnicos, ya lo vimos con el caso de la eficacia de sus buques torpederos <enlace> y ahora lo vemos con la pólvora Shimose. El capitán Scandella nos habla en su crónica de como entre los reporteros de guerra y los agregados militares se les mostró los efectos y poder destructor de este invento. Se realizaron demostraciones de los resultados que se obtenían en impactos entre un obús tradicional (usado por el bando ruso) y otro con polvora Shimose (usado por el bando japonés).

Un cañón de 12 centímetros, disparando con granada ordinaria sobre una plancha dispuesta en la forma de la borda de un crucero, produjo en ella un orificio de 6 pulgadas de diámetro; el mismo cañón en iguales condiciones, pero cargado el proyectil con pólvora Shimose hizo un orificio de 3 pies de diámetro. En el primer caso, la granada, en general, hace explosión a una distancia de un metro a retaguardia del blanco atravesado; pero cuando se usa la pólvora Shimose la granada explota en el momento del choque, fraccionándose en miles de pedazos.

Linea de acorazados japoneses en acción durante la batalla del Mar Amarillo

Linea de acorazados japoneses en acción durante la batalla del Mar Amarillo (Fuente : Wikipedia)

Otros efectos, los podemos ver en las memorias de los personajes rusos que estuvieron presentes en las batallas navales como Vladimir Semenov que participó como segundo de abordo en el Crucero Diana durante la batalla del 10 de agosto de 1904.

La explosión de los obuses japoneses producían grandes columnas de humo negro o pardo tirando a verde; cada uno de sus disparos que daba en el blanco, además de ser muy visible, nos producía la impresión de un cataclismo; en tanto que sólo con gemelos y hasta con gran trabajo podíamos distinguir, cuando tocan al enemigo, la ligera y transparente nubecilla procedente de nuestros proyectiles, cargados con piroxilina o pólvora sin humo.

Como corolario daremos dos muestras del los efectos morales de este tipo de munición, en la caso de la artillería de campaña nos ilustra el capitán Scandella :

La artillería de campaña japonesa considera que la granada ordinaria cargada con pólvora Shimose causa sobre el enemigo mayor efecto mora y mayores estragos que cuando se dispara con sharapnel, por cuya razón van dejando casi en desusos esta clase de proyectiles.

Granadas japonesas en el asedio a Port Arthur

Granadas japonesas en el asedio a Port Arthur (Fuente : battlefieldanomalies.com)

En el caso de la artillería naval, hablando sobre la batalla del 10 de agosto de 1904, el comandante Semenov decía :

Y esto [las diferencias entre las características de las municiones]  no dejaba de impresionar penosamente a las tripulaciones, poco familiarizadas con las sutilezas del arte de los señores artilleros.

– “¡Es que nos hacen polvo, sin que ellos reciban nada!¡Palabra de honor!¡Deben de tener algún hechizo!¡La Virgen nos abandona!”- Se oia murmurar con desaliento.

Todos los gemelos, todos los anteojos fueron requisados, y todo el mundo recibió orden de anunciar en alta voz los disparos nuestros que alcanzaban a algún navio japonés con objeto de que todos se enterasen.

Masachika Shimose (1/8/1860-6/9/1911)

 Químico. Nacido en Hiroshima, el hijo de un samurai del clan Hiroshima.

Masachika Shimose

Masachika Shimose. (Fuente : National Diet Library, Japan)

En 1878, ingresó en Kobu Daigakko (la Gran Escuela de Ingeniería). Después de su graduación en tecnología química en 1884 con los máximos honores, ingresó en la Oficina de Impresión de Finanzas, donde ya demostró su gran talento, inventado una tinta secreta antifalsificaciones se procedió a usar en los billetes de la época.

Pasando a desarrollar su actividad profesional en la Planta de Armamento de la Marina de Guerra, donde participó en el estudio de la pólvora.

El desarrollo de la pólvora “Shimose” que él encabezó, fue adoptado por la Marina en 1893. En 1897 fuenombrado director general de la Planta de Producción de Pólvora Shimose de Albane, cerca de Tokio, perteneciente a la Marina, donde continuó su investigación.

En 1908, fue nombrado miembro de la Academia Imperial de Japón.

Ácido pícrico

La ficha se seguridad  que publica el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Gobierno de España <Enlace>, nos da una idea de lo que es este material, los peligros y las formas de tratarlos.

Acido Pícrico

Acido Pícrico. (Fuente : Wikipedia)

El ácido pícrico o Trinitrofenol es, por lejos, uno de los productos químicos más peligrosos en uso. Clasificado como un sólido inflamable cuando el contenido de agua es superior al 30% el agua y como explosivo clase A con un contenido de agua menor al 30%, tiene algunas propiedades muy interesantes.

Es explosivo pero también sensible al golpe, calor y fricción. De hecho, si 2 kg. caen desde una altura de 36 cm sobre ácido pícrico sólido, la detonación ocurre con una velocidad y fuerza superior al del trinitrotolueno (TNT).

El ácido pícrico es tóxico por todas las rutas de exposición, también es irritante a la piel, y puede producir productos tóxicos cuando se descompone.

El ácido pícrico se usa principalmente en la fabricación de explosivos y como un intermedio en la fabricación de tinturas. También está presente en muchos laboratorios, para el uso como un reactivo químico.

El ácido pícrico con un contenido de agua superior al 30% es considerablemente menos sensible al golpe que el ácido pícrico seco.

El ácido pícrico es muy reactivo con una amplia variedad de productos químicos y sumamente susceptible a la formación de sales “picratos”.

Según Wikipedia la que hemos de recurrir en ausencia de información sobre este tema:

El ácido pícrico fue el primer alto explosivo (compuesto orgánico nitrado) adecuado para soportar la aceleración del disparo en medios convencionales de artillería. La nitroglicerina y el algodón pólvora estaban disponibles antes, pero la sensibilidad de choque a veces causaba su detonación dentro del cañón de artillería en el momento de disparar. En 1885, basado en la investigación de Hermann Sprengel, el químico francés Eugène Turpin patentó el uso de ácido pícrico prensado y fundido en cargas explosivas y proyectiles de artillería. En 1887 el gobierno francés adoptó una mezcla de ácido pícrico y el algodón pólvora bajo el nombre de melinita. En 1888, Gran Bretaña comenzó a fabricar una mezcla muy similar en Lydd, Kent, bajo el nombre de lidita. Japón le siguió con una fórmula “mejorada” conocida como polvo de Shimose.

Para terminar una anécdota que he encontrado buscando información. El comercio del mercurio en España durante 1907, tuvo un repunte debido a las exportaciones a Japón, pues era un componente básico para la pólvora Shimose. <Enlace>

Si quieres saber más:

  • ESTRUCPLAN CONSULTORA S.A, Manejo seguro del ácido Picrico y  los Picratos [En línea]. Disponible en <Enlace>
  • SCANDELLA, Agustín. Revista Militar. Memorial de Ingenieros del Ejército [en línea]. Septiembre 1904, año LIX, n. IX, pp. 281. Disponible en  <Enlace>
  • SEMENOV, Vladimir. La escuadra de Puerto Arturo. Barcelona: Seix Barral Hnos, 1912
Anuncios

Los inicios del arma submarina rusa y la guerra rusojaponesa. El submarino Delfin.


Vamos a repasar en esta entrada la vida de un submarino ruso, el Delfín, nave emblemática para Armada Rusa, cuya botadura se considera la fecha de nacimiento de su arma submarina. La vida operativa de este buque (1903-1920) coincidió en el tiempo con la guerra ruso-japonesa, al comienzo del conflicto se encontraba adscrito a la flota del Báltico pero terminó en la flota del Pacífico. El Zar Nicolas II dispuso que las primeras unidades de sumergibles fueran llevadas desde el Báltico a Exrtemo Oriente por tren a la vez que la 2ª Escuadra del Pacifico daba la vuelta al mundo. Las operaciones submarinas de combate comenzaron en marzo de 1905.

El 19 de diciembre de 1900 se dio el visto bueno para diseñar el primer submarino de batalla ruso. El proyecto coordinado por el Teniente Mijaíl Nikoláyevich Beklemishev se presentó el 03 de mayo de 1901 con la denominación ‘destructor número 113’ (aún no se había creado la clase submarinos dentro de la Armada Rusa). Una vez aprobado el proyecto se procedió al inicio de su construcción en el Astillero del Báltico en San Petersburgo bajo la dirección de Ivan Gregoryevich Bubnov.

Mijaíl Nikoláyevich Beklemishev

Mijaíl Nikoláyevich Beklemishev. (Fuente : Encyclopedia of safety)

Los principios en los que se debía de basar la construcción del navío eran los siguientes :

  • Ahorro de costes, por lo que el desplazamiento fue pequeño
  • La velocidad en superficie debía de ser la suficiente para atacar barcos

La construcción se hizo enteramente con materiales e ingeniería rusa, solamente se encargaron fuera del país el motor de combustión (Daimler), y las baterías y motores eléctricos (Francia).

Desplazaba 135,5 toneladas sumergido (113 tn en superficie), con unas dimensiones de 25,9×3,4×3,0 metros. Podía sumergirse a una profundidad de 55 metros. Alcanzaba en superficie una velocidad de 9 nudos, con una autonomía de 243 km. Con el motor eléctrico y en inmersión alcanzaba los 4,5 nudos, con una autonomía de 28 km. La dotación era de 20 marineros y 2 oficiales (todos ellos voluntarios).

Diagrama de tanques del Submarino Delfin

Diagrama de tanques del Submarino Delfin. (Fuente : SubmarineHistory.ru)

El casco se apoyaba en 32 largueros exteriores y 8 interiores. Las cuadernas se hicieron en 2 piezas unidas por soldaduras. Los mamparos externos se encontraban forrados con tablas de alerce (madera de la familia de las pináceas). Disponía de dos escotillas, una en la casamata central, y otra en el casco para cargar las baterías y otros equipos. Los tanques de lastre se localizaban en los extremos del submarino. Disponía para el manejo del buques de tres pares de timones verticales y horizontales, así como otros medios timones fijos que compensaban la flotabilidad positiva del buque. El armamento consistía en dos torpedos de 15” modelo 1898.

En marzo de 1902 fue dado de alta en la Marina Rusa con el nombre de ‘destructor num. 150’. En mayo de 1903 el submarino fue botado y en octubre del mismo año comenzaron las pruebas de mar. La prueba final de 14 de octubre de 1903 se considera la fecha de creación del arma submarina rusa.

Nicolas II pasando revista al Delfin en 1903

Nicolas II pasando revista al Delfin en 1903. (Fuente : Russkiy Mir Foundation)

Hasta otoño de 1904 el destructor 150 más conocido como Delfin, fue el buque escuela a través del cual pasaron los oficiales y marineros que deseaban servir en el arma submarina.

El 29 de junio de 1904, el Delfin sufrió un accidente <Noticia>. En ausencia de su capitán, el submarino llevaba una tripulación superior a la normal, compuesta en su mayoría por marineros en formación muy bisoños. El sobrepeso hizo que la escotilla no rebosara mucho sobre la superficie del Rio Neva. Un remolcador pasó muy cerca del submarino enviando su estela una fuerte ola contra el submarino. El agua entró dentro del habitáculo interior desatándose el pánico, uno de los marineros intentó salir por la escotilla de inspección, entonces el agua entró a raudales y el buque se hundió como una piedra.  Un oficial y 10 marineros lograron salir, el teniente Cherkasov (al mando en ese momento) y otros 23  marineros murieron ahogados.

El 1 de julio fue izado y, tras su reparación, el 15 de noviembre de 1904 fue enviado a Vladivostock para tomar parte en la guerra. Los submarinos enviados a Extremo Oriente, el Delfin entre ellos,  fueron desmontados y se remitieron por partes en el Transiberiano, debiéndose volver a montar en destino.

Submarinos camino de Vladivostock

Submarinos camino de Vladivostock. (Fuente : guardcrew.com)

Se formó en Vladivostock una unidad de submarinos bajo el mando de teniente Alexander Plotto, entre el Delfín, algunas unidades construidas en Rusia a toda prisa y otras 6 compradas a EEUU (clase Holland y Lake). En enero de 1905 ya  se encontraban aprestados para el combate, a falta de que llegaran los torpedos. El Delfin junto al Som realizaron su primera salida en pruebas el 14 de febrero de 1905. La primera misión operativa con armamento no pudo realizarse hasta el 13 de marzo de 1905.

Los rusos planeaban controlar con este nueva arma los estrechos de Corea y Tsungaru, atacando el tráfico comercial y los buques de guerra que encontrasen. Debido a su corto radio de acción no era posible alcanzar por sus medios estos lugares de patrulla, por lo que se planeaba el que fueran remolcados en la noche por cruceros hasta su punto de destino. El vicealmirante Skrydlov estimó estos planes impracticables, utilizando a sus submarinos en misiones de vigilancia de la base y las costas cercanas a Vladivostock.

El 9 de abril se realizó una misión de reconocimiento de 7 días sobre la costa de Corea.

Submarino Delfin (1904)

Submarino Delfin (1904). (Fuente : Wikipedia)

El 11 de mayo los submarinos Delfin, Kasatka y Som  que realizaban una misión de patrulla lejana encontraron a fuerzas enemigas cerca de la isla Askold (a unos 70 km de Vladivostock). El Som avistó destructores japoneses y el comandante príncipe Trubezkoi ordenó atacarlos, la operación de inmersión normalmente requería 5 minutos. Los japoneses al ver los submarinos abrieron fuego. Cuando el submarino se encontró en posición de ataque, el enemigo había puesto rumbo sur.

A pesar de no tener el resultado pretendido, esta acción no fue en balde pues los japoneses corroboraron la existencia de esta nueva arma y, lo más importante, que los submarinos podían actuar en alta mar. Recordemos que aún no se habían encontrado Togo y Rozhensvensky en Tsushima, por lo que esta información era muy importante.

El 18 de mayo de 1905 el Delfín  sufrió otro accidente. Para reparar un problema con el timón vertical, se tuvieron que abrir los tanques de combustible, se produjo una explosión en el interior y una gran columna de humo negro salió por la escotilla del submarino, cuando llegó el personal de emergencias se produjo una nueva explosión, hundiéndose lentamente a una profundidad de unos 14 metros. La causa se piensa que fue una chispa al encender la iluminación interior al entrar en contacto con los vapores del combustible por estar los tanques abiertos.

Submarino Delfin (Mayo 1905)

Submarino Delfin (Mayo 1905)

Puesto nuevamente a flote, su reparación terminaría  ya finalizada la guerra. El Delfín continuó en servicio hasta el año 1917, y fue desguazado en 1920.

Al finalizar la guerra con el Japón en septiembre de 1905 los rusos tenían 13 submarinos en Vladivostock, aunque solo  dos o tres podían operar a la vez por los continuos problemas técnicos. El Almirantazgo ruso llegó a la conclusión de que un submarino era un arma defensiva de un valor muy limitado, y no hubo tentativas serias para continuar con su desarrollo. A comienzos de la primera guerra mundial el arma submarina rusa se encontraba muy retrasada con respecto al resto de potencias, ¡incluso el Delfín se encontraba de alta y operativo!

Analizando este episodio descubrimos un nuevo what-if de los que tantos hay en este conflicto. Hemos visto los planes rusos según los cuales las fuerzas submarinas con base en Vladivostock debían de controlar alguno de los estrechos que dan al Mar del Japón. En marzo de 1905 se encontraban listas para actuar, con una cantidad de unidades  suficiente. Esta misión habría sido definitiva para que el segundo escuadrón del Pacifico tuviera una mayor probabilidad de éxito para arribar a Extremo Oriente sin incidentes. Pero no se hizo. Las operaciones se limitaron a la vigilancia de la zona costera próxima a su base. Otra gran oportunidad perdida.

Si quieres saber más:

  • POLMAR, Norman; NOOT, Jurrien. Submarines of the Russian and Soviet Navies (1718-1990). Naval Institute Press, 1991
  • SERGEEV, Evgeny. Russian Military Intelligence in the War with Japan, 1904-05. Secret Operations on Land and at Sea. Routledge, 2007
  • SPASSKY, I.D. Submarines of the Tsarist Navy. San Petersburgo: Central Desing Bureau for Marine Engineering Rubin, 1998

El abastecimiento del Ejército Japonés durante la guerra ruso-japonesa


El correcto abastecimiento de un ejército en combate es la base para vencer en una guerra. Los japoneses durante el conflicto de 1904 tuvieron que solventar multitud de problemas para poder suministrar correctamente a sus tropas. Vamos a ver en este post un pequeño resumen de las condiciones en las que se debían de realizar los trabajos de intendencia, así como las particularidades que tenía el dar de comer a un Ejercito con las especificidades de la cultura japonesa de la era Meiji.

Soldados japoneses transportando munición por vías del tren

Soldados japoneses transportando munición por vías del tren. (Fuente : worldofstereoviews.com)

Los japoneses estaban preparados al inicio de la guerra con Rusia, habían dedicado mucho tiempo y esfuerzo al estudio del teatro de operaciones mucho antes de que empezara el conflicto, recogiendo toda clase de datos útiles como recursos del país en las diversas estaciones, medios de transporte disponibles, vías de comunicación o capacidad de los ríos para su uso como vías navegables.

A la Administración Militar japonesa se le informó que se esperaba en el sur de Manchuria la primera línea de resistencia rusa. Esta zona es especialmente pobre y montañosa, y probablemente ya se encontraría esquilmada en sus recursos por el enemigo. La Intendencia japonesa se encontraría con otros problemas no menos importantes:  al abastecimiento por medio de proveedores de China no se podría acudir en un primer momento y sólo se podría disponer de él en caso de éxito de las operaciones. La zona de Corea y Manchuria, tal como hemos comentado, no podría abastecer por sí misma a las tropas y sólo se recurriría a productos locales en casos excepcionales de falta en el abastecimiento regular. Por tanto el suministro de las tropas japonesas se tendría que realizar casi exclusivamente con vivieres llevados desde Japón.

El abastecimiento se efectuó pues por retaguardia, su buen fin dependía de una variable fundamental: la supremacía en el mar, sin la cual los ejércitos en el frente estaban condenados a morir de hambre. El vicealmirante Togo fue el encargado de esta misión clave para la estrategia japonesa. Una vez aseguradas las líneas de comunicación, el transporte por mar no supuso ningún problema, pues la marina mercante podría suministrar los buques necesarios.

Métodos de transporte japoneses en Manchuria

Métodos de transporte japoneses en Manchuria

Las provisiones llegaron dispuestas para el transporte a lomo (las conservas en cajas de 40-50kg, el arroz, cebada y avena en paquetes de 15 kg.). Las mercancías pasaban por las diferentes etapas hasta llegar a los Almacenes de Ejército en las inmediaciones del frente, los cuales se encontraban, en la medida de lo posible, cerca del ferrocarril. Pasaban posteriormente a los Almacenes Divisionarios, donde se formaban los escalones de abastecimiento que llevaban las provisiones hasta las tropas.

El ferrocarril en el teatro de operaciones no siempre estuvo disponible, y no se bastaba por sí mismo para llenar los almacenes de los Ejércitos y divisiones, por lo que hubo de adoptar largas columnas de carruajes y usar el transporte fluvial allí donde era posible. Otra elemento importante en las lineas de suministro fueron los soldados de la reserva, de menor valor militar, que fueron empleados en parte como carreteros, arrieros, etc., con gran ventaja para la disciplina que el empleo exclusivo de personal civil.

Sólo gracias al considerable número de medios de transporte y a su utilidad práctica, pudo ser realizado con éxito el principio de abastecimiento por retaguardia.

La Intendencia japonesa al terminó la guerra disponía de tres Almacenes Base en Antun, Dalny y Einku; con cuatro bases intermedias en Sinmintin, Liaoyang, Finhuandshon y Mukden. En este momento se usaban  8 lineas de etapas principales, y 3 transversales. Destacaremos las más interesantes :

Almacenes y lineas de suministro japonesas en 1905

Almacenes y lineas de suministro japonesas en 1905 (fuente: Elaboración propia)

  • La línea más importante es la que comunicaba Dalni con Tyelin que seguía el ferrocarril, apoyada por la carretera Mandarina que corría a su lado y que se encontraba dedicada en exclusiva al transporte militar. (linea roja)
  • La línea más occidental Inku-Sinmintin, estaba alimentada por el ferrocarril chino, situado fuera del teatro de guerra, y continuaba hasta Syaotytsi. (linea naranja)
  • Otra línea importante era la Lisho-Tyelin, ya que recorre el valle del rio, una de las zonas más ricas en recursos del teatro de la guerra. Los juncos y abundantes medios posibilitaban el transporte de gran cantidad de mercancías. (linea verde)
  • En Corea se encontraba la línea Antun-Tyelin, donde se había construido un ferrocarril de campaña servido a brazos de hombres, más tarde por locomotoras, que arrastraban vagones de 250 kgr a 8 km/h. (linea azul)

Los problemas a los que se enfrentó la intendencia japonesa durante la guerra fueron muy distintos de su enemigo ruso y derivaban fundamentalmente de la idiosincrasia propia del soldado nipón. Las clases inferiores del Japón de 1904 proporcionaron el mayor contingente del Ejército se alimentaban fundamentalmente de arroz y pescados secos, desconocían la carne fresca y por supuesto el pan. Otro punto fundamental era que para el soldado japonés de la época le es indiferente que la comida que se le suministre sea caliente o fría. Habitualmente sólo se hacía una comida caliente – la de la tarde -, siendo las otras dos frías. De las conservas que se les suministraban la mayoría de las veces no llegaban a calentarlas comiéndolas frías con el arroz caliente.

Haciendo bolas de arroz, cada una una comida.

Haciendo bolas de arroz, cada una una comida. (Fuente : worldofstereoviews.com)

Veamos como ejemplo la ración diaria de un soldado del 1º Ejército Japonés a finales de 1904 :

  • 900 gramos de arroz
  • 470 gramos de carne fresca o 200 gramos de pescado salado o ahumando
  • 400 gramos de verdura o 150 gramos de legumbres secas
  • 15 gramos de té
  • 10 gramos de especias de arroz
  • 30 gramos de azúcar
  • 30 centilitros de sake
  • 10 cigarrillos
  • 5 huevos por semana

Como víveres de reserva cada soldado llevaba en su mochila tres pequeños paquetes de arroz previamente cocido, 24 moibaks, dos latas de conserva y un poco de sal.

Además de los víveres que portaba cada hombre, acompañaban a cada división 4 columnas de víveres cada una de las cuales bastaba para la alimentación de un día. Y cada Ejército llevaba 2 convoyes, cada uno con provisiones para un día. También se habilitaron carruajes, que acompañaban a las divisiones, para que se pudieran transportar marmitas, que suministraran agua caliente, arroz cocido y legumbres.

Hubo algunos problemas de enfermedades derivados del consumo excesivo de arroz, como el Beriberi, que se trataron distribuyendo de vez en cuando carne fresca y legumbres entre arroz mezclado con cebada.

Vemos que los retos de la Intendencia japonesa a lo largo del conflicto fueron gigantescos, debieron de alimentar a cinco ejércitos con casi medio millón de hombres directamente desde la metrópoli.

Rossiya y Gromoboi hundiendo carguero japonés de 1,000 ton Nakanoura Maru, días despues del comienzo de la guerra Feb 1904.

Rossiya y Gromoboi hundiendo carguero japonés de 1,000 ton Nakanoura Maru, días después del comienzo de la guerra Feb 1904. (Fuente : laststandonzombieisland.com)

El estudio de las dificultades que tuvieron que superar nos ilumina para entender el desarrollo de las operaciones militares. Me maravilla como se movilizaron todos los recursos disponibles en el territorio ocupado, pagando a los lugareños por los medios utilizados ya fueran mulas, juncos fluviales, o meros porteadores. Se debieron de crear rutas, tender vías de ferrocarril y puentes, etc. un trabajo hercúleo. Y todo ello sin que se detectaran graves problemas de abastecimiento en todo el conflicto. Pero nada de esto podría haberse realizado sin la labor de la Marina Imperial, que fue capaz de mantener la superioridad en el mar a lo largo de todo el conflicto.

Si quieres saber más :

  • SCHRABÖK, I. El abastecimiento de los ejércitos modernos y la guerra ruso-japonesa, Madrid : Imp. Patronato de Huérfanos de Administración Militar, 1908

Reparaciones de fortuna en el acorazado Sebastopol


La falta de coordinación y entrenamiento, fue el mayor de los problemas de la flota rusa durante la guerra ruso-japonesa. Un claro ejemplo lo encontramos en los accidentes que se produjeron entre los propios buques de la escuadra a comienzos del conflicto.

Uno de los percances más graves ocurrió durante los ejercicios ordenados por el vicealmirante Makarov a su llegada a Port Arthur, cuando el acorazado Peresviet embistió por popa al también acorazado Sebastopol, dañándole la obra viva y una de sus hélices.

Acorazado ruso Sebastopol

Acorazado ruso Sebastopol

Las consecuencias de este accidente fueron de dos tipos: unas militares, se cesó inmediatamente al oficial al mando del Sebastopol, y otras técnicas, la operatividad de este barco quedó muy reducida, descendiendo su velocidad a 10 nudos.

El problema que se les planteaba a los rusos era como realizar las reparaciones del acorazado en el arsenal que se disponía en Port Arthur. Las instalaciones ya se habían tenido que adecuar, agrandándolas para poder acoger al acorazado Retvizan (dañado en el ataque del 9/2/1904) y, ni por asomo, se disponía de espacio suficiente para dos buques de ese tamaño. Habría que esperar a que el Retvisan  estuviera reparado para poder comenzar los trabajos necesarios de reparación en el Sebastopol.

Hasta aquí el problema, pero Makarov no se conformaba con esta solución y encargó construir, al ingeniero de marina Kouteinikow , un ingenio para poder proceder a la reparación sin tener que entrar en el arsenal.

Este artefacto consistía en una especie de campana de acero de un diámetro de 2,28m. y de una altura de 2,74m. que se encontraba abierta en su parte inferior, y que se comunicaba con un tubo cilíndrico de 0,81m de diámetro y 4,86m de altura, que servía a su vez de cámara de acceso. La disposición de las piezas permitía al artefacto colocarse encima de las hélices, sin que se tocara al casco del buque.

Campana de Reparación

Campana de Reparación

En la parte superior y a mitad del tubo se situaban unas válvulas de caucho permitían a los encargados de realizar los trabajos equilibrar la presión a la que se encontraba el cajón con  la atmosférica ambiente . Un práctico grifo en esta cámara permitía realizar los ajustes.

Todo el conjunto se aseguraba mediante cadenas de anclaje. Incluso en su interior había dispuestos unas fijaciones para que las aspas de las hélices evitaran cualquier movimiento durante los trabajos a realizar.

Colocación de Campana de Reparación

Colocación de Campana de Reparación

La campana estaba calculada para resistir una presión de 2 atm., como sólo tuvo que trabajar a una profundidad de 4,86 m. no hubo problemas en este sentido.

Con este ingenio se desmontó el aspa de la hélice averiada, la cual se sacó fijada a la campana, una vez fuera se mandó a reparar. Este proceso se tuvo que realizar en dos ocasiones para reparar las dos piezas averiadas.

El invento permitió acortar el proceso de puesta a punto de los buques dañados, al no tener que esperar a que se terminaran de reparar unos para empezar con los siguientes.

Si vemos más allá de la anécdota y analizamos las actuaciones y sucesos, podemos destacar dos aspectos :

  • Las instalaciones de Port Arthur no eran las adecuadas para una escuadra como la que allí se refugiaba en tiempos de guerra. Carecer de un arsenal adecuado para reparar loa buques que allí se alojaba, navíos del tamaño de un acorazado pre-dreadnought ¡y llegaron a estar 7!.
  • Hay dos muestras del caracter del vicealmirante Makarov:
    • a su llegada a Port Arthur puso a todo el mundo a trabajar, intentando reducir la carencia de entrenamiento que tenía su escuadra. Cosa que no continuaron sus sucesores en el mando.
    • no le tembló la mano a la hora de destituir al oficial responsable de un acorazado como el Sebastopol, que se había demostrado negligente en las maniobras. Tampoco se vió muchas veces en el transcurso del conflicto.

Por último y como corolario del post una frase popular “si la necesidad aprieta, se agudiza el ingenio”. Como hemos visto el mando ruso tenía varios buques capitales tocados, le urgía la reparación, por lo que se vió obligado a usar sistemas no ortodoxos aunque efectivos.

Tanto los dibujos como la descripción de las reparaciones las encontramos en :

  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.

La guerra ruso-japonesa (1904-05) en el mar


Colaboración realizada en el blog de Cátedra de Historia Naval (Universidad de Murcia – Armada Española).

Blog Cátedra de Historia y Patrimonio Naval

Esta semana uno de nuestros colaboradores ha enviado un texto sobre un enfrentamiento por un territorio costero en el que la parte naval fue decisiva. Es una guerra poco conocida, pero que tuvo importantes consecuencias para los hechos que a posteriori acaecieron, ya entrado el siglo XX, y que conformarían un nuevo orden mundial.

Por Fernando Gómez-Juárez de la Torre (@tsushima_1905)

Orígenes

El conflicto rusojaponés se desarrolló entre los años de 1904 y 1905. Japón por entonces era una potencia de segundo orden, aunque sus planes de expansión territorial y militar eran muy importantes. Rusia a finales del s. XIX, continuaba su avance en el lejano oriente.

La lucha por el enclave de Port Arthur (que hoy forma parte de China) fue la causa que en toda la prensa se mencionó como origen de la guerra. Aunque hemos de mirar más allá: la otra variable no menos importante…

Ver la entrada original 1.385 palabras más