Apariencias de neutralidad francesa en Indochina


A finales de abril de 1905 la escuadra rusa de Rozhensvensky esperaba la llegada del tercer Escuadrón del Pacífico al mando de Nobogatov a la altura de las costas de la Indochina francesa. Presiones diplomáticas japonesas habían surtido efecto y los buques rusos habían sido persuadidos el 27 de abril a dejar la bahía de Camranh. Este enclave, a pocos kilómetros de Saigón, era perfecto para aprovisionarse, los rusos usaban sin pudor alguno las instalaciones de los puertos cercanos, con plena connivencia de los funcionarios locales. Francia, la potencia colonizadora de la zona, había aceptado, tras más de dos semanas de estaría, reconocer sus obligaciones de país neutral al conflicto obligando a la escuadra rusa a abandonar la zona.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

La política exterior francesa jugaba en esos momentos a dos aguas. Consciente que su posición de apoyar explícitamente a Rusia en el conflicto que podría suponer, a corto plazo, una amenaza a sus posesiones en la zona tras una victoria de Japón. Debía guardar las apariencias de una mínima neutralidad, para ello movilizó a la división de la flota francesa en extremo-oriente, bajo el mando del almirante Jonquières con la misión de vigilar que la neutralidad fuera escrupulosamente respetada.

507_Flotterusse3 (1)

Vicealmirante le Jonquières

La escuadra rusa ‘expulsada’ de Camrahn no hizo un gran viaje, echando el ancla cuarenta millas más al norte a la altura de Port Dayot, en la bahía de Bing-koï, mientras que unos cuantos buques fueros destacados a la isla de Hainan para hacer labores de alerta.

Sin título

Fondeaderos de la flota rusa en la costa de Indochina (abril-mayo 1905)

Los trabajos de aprovisionamiento recomenzaron con la misma intensidad que en Camrahn. Rozhenvensky debía de suministrar al completo su flota de cara a la última etapa de su viaje. Para ello disponía en Saigon de setenta mil toneladas de carbón, en Shangai cincuenta mil y en Manila se encontraba el vapor Carlyle cargado de munición hasta la borda. Dos streamers, el Eva-Dagmar y el Bourbon, comenzaron a realizar viajes a Saigon y al cabo Saint Jacques, donde se encontraban  transportes rusos, ingleses y alemanes con el resto de los suministros de la flota.

upload_2016-7-1_14-43-22

Aprovisionamiento en la bahía de Cam-Rahn

La pretendida neutralidad francesa no pasaba de ser una mera farsa, los buques rusos no habían cesado de servirse de los puertos franceses, y de usar sus instalaciones para comunicarse por tierra. Tras la protesta diplomática, la prensa japonesa lo pregonaba a los cuatro vientos, gritando que si Francia no podía hacer respetar sus derechos de soberanía en sus posesiones, Japón sería libre de atacar a sus enemigos allí donde no había señor.

506_Flotterusse2

2º Escuadrón del Pacífico

Forzado por las circunstancias Jonquières se presentó el 3 de mayo a bordo del crucero Guichen en el fondeadero de la flota rusa para intimarla a dejar las aguas territoriales francesas. Curiosamente el grueso de la escuadra se encontraba de ejercicios tácticos y los franceses no encontraron más que unos cuantos transportes y destructores, aguardó un día el regreso sin que nada sucediera, el regreso de Rozhensvensky y sus acorazados se produjo en el momento en que se retiró el pequeño destacamento francés. Este suceso no está claro en las fuentes consultadas, pero huele  a contubernio franco ruso y guardar las apariencias de una forma más o menos decorosa.

Guichen Cuirassé

Crucero Acorazado Guichen

A las peticiones formales francesas de una satisfacción, las excusas puestas por los rusos para permanecer en aquellos parajes fueron tener noticias de la llegada de un tifón, debiendo haber buscado refugio. Qué decir tiene que fueron aceptadas sin discusión por los franceses.

La escuadra de Nebogatov fue avistada el 4 de mayo en los estrechos de Malaca, por lo que la crisis diplomática llegó a su fin, y comenzaba el camino hacia Tsushima.

Anuncios

Logística y diplomacia en la vuelta al mundo de Rozhestvensky. Dakar, 30 de octubre de 1904


Vamos a recordar hoy un hecho curioso ocurrido durante la estancia del Segundo Escuadrón del Pacífico en el puerto francés de Dakar. Sucedieron estos hechos en su periplo a lo largo del mundo que llevaría a esta flota hasta el estrecho de Tsushima donde terminaría enfrentándose a la japonesa que la aguardaba.

Durante  este largo viaje, uno de los mayores problemas que tuvo el almirante ruso al mando, Zinovy Rozhensvensky, fue el dotar a su flota de suficiente combustible. Si bien la intendencia rusa había planificado varios puntos de abastecimiento, y había adquirido en países neutrales el carbón necesario para alimentar las calderas de los buques de la flota, el incidente de Hull introdujo una variable que no se había tenido en cuenta, la injerencia del Reino Unido.

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirant ruso

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirante ruso

El ataque ruso a los pesqueros ingleses en Dogger Bank hizo que la diplomacia inglesa tomara parte activa en el conflicto entre Rusia y Japón. Comenzó en España durante la recalada de la flota rusa en Vigo y, una vez resuelto el incidente diplomático, Gran Bretaña continuó poniendo el mayor número de trabas posible durante el viaje de Rozhestvensky hasta el Mar Amarillo.

Lo ocurrido durante  la recalada de la flota rusa en Dakar se encuadra en este punto de la historia. La actuación del almirante ruso es muy curiosa, típica de una época donde el derecho internacional no era más importante que encontrarse al mando de 5 acorazados prestos para el combate.

Durante su camino hacia el Lejano Oriente, Rozhestvensky dividió su flota al llegar a Tánger. La mayor parte de los buques le acompañaría tomando el camino de circunnavegación de África. Junto al Kniaz Souvorov, donde izaba su bandera el almirante, irían el resto de acorazados (Alejandro III, Orel, Borodino y Osliabia), tres cruceros bajo el mando del contralmirante Enkvist (Najimov, Aurora y Donskoi), seis transportes (Kamchatka, Anadir, Meteor, Korea, Malaya y Rus), el buque hospital Orel y el transporte frigorífico francés Esperance. Bajo el mando del contraalmirante Felkersam quedaron los buques menos fiables de la flota que tomarían camino a través del canal de Suez. Formaban esta pequeña escuadra los viejos acorazados costeros Sissoi Veliki y Navarin, tres cruceros ligeros (Svetlana, Zhemchug y Almaz) y varios torpederos.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

El 30 de octubre, día del 56 cumpleaños de Rozhestvensky, la escuadra rusa arribaba al puerto de Dakar. Allí le esperaban 10 vapores alemanes con 30,000 toneladas de carbón (en las bodegas de los grandes acorazados no quedaban más de 400 tn.)

El día comenzó bien, por la mañana se recibió a bordo al gobernador de la plaza, quien se mostró muy amistoso y complaciente. Pero al caer la tarde se empezaron a torcer las cosas, una nueva visita del máximo responsable francés no traía buenas noticias. Se había recibido un cable de Paris por el que se ordenaba que la flota rusa no podría aprovisionarse en las instalaciones del puerto. La diplomacia británica se movía rápidamente tras el incidente de Hull y amenazaba al resto de potencias con una violación de la neutralidad en caso de facilitar el trayecto a los rusos.

Flota del Báltico en Singapur

Flota del Báltico en Singapur

Ante el contratiempo de ver impedido su reaprovisionamiento, el almirante expresó su sorpresa – ¡Francia y Rusia eran aliadas! -. El francés se defendió con la consabida excusa de que sólo cumplía las órdenes de París, añadiendo que no tenía personalmente nada en contra de Rozhensvensky y su escuadra.

La respuesta del almirante ruso no tiene desperdicio:

Entonces nos entenderemos. Usted obedece las órdenes de Paris y yo cumplo con las instrucciones de San Petersburgo. Seguiré cargando carbón hasta que sus baterías costeras me lo impidan.

Sorprendido el gobernador francés contestó:

Su excelencia sabe que no tenemos baterías costeras en Dakar

En cuanto el gobernador abandonó el Kniaz Souvorov, Rozhestvensky dio la orden de comenzar a cargar carbón. La tarea llevó diecinueve horas, bajo un calor sofocante.

Flota del Báltico en Madagascar

Flota del Báltico aprovisionándose en Madagascar

En el informe enviado por el servicio de espionaje británico en Dakar, se informaba detalladamente de las actividades realizadas por la flota rusa en la plaza, así como de las actuaciones de las autoridades francesas, las cuales no habían tomado “ninguna medida eficaz” para impedir el reabastecimiento de la escuadra rusa. Se detallaban las cantidades de carbón que en cada uno de los barcos se cargaron, aunque no se pudo averiguar el siguiente punto de encuentro con los transportes, Este sería la desembocadura del rio Gabón donde la flota rusa llegó el 13 de noviembre de 1904.

Nota: En este suceso sigo a Pleshakov en su libro La ultima armada del zar. En otras fuentes no lo narran igual. Semenov y los que siguen los relatos de sus memorias indican que el director del puerto francés les autorizó a permanecer en Dakar el plazo de 24 horas (lo que marcaba por el derecho internacional), lo que aprovecharon para reabastecerse sin dar más indicaciones.

Causas de la Guerra Rusojaponesa


El guerra entre Japón y Rusia en 1905 no surge de una enemistad ancestral entre estos dos pueblos que casi ni se conocían antes de la segunda mitad del siglo XIX. El conflicto se inicia cuando sus áreas de influencia chocan en el proceso de expansión territorial que ambas potencias llevan a cabo a finales del siglo en el Lejano Oriente. En esta entrada vamos a repasar 16 causas que motivaron el inicio de la guerra, las cuales hemos dividido en 3 grandes bloques económicas, militares y políticas.

El gran duelo entre amarillos y blancos

El gran duelo entre amarillos y blancos

Causa militares

    1. Las amenazas en Extremo Oriente. Hasta 1882 no había destacamentos de importancia rusos en el Lejano Oriente, ya que carecía de enemigos en la zona. Solamente cuando se tuvo que devolver el territorio de Kuldja a China y Japón empezó a armarse fue cuando se necesitó de defender aquella zona. Comenzaron entonces la construcción de líneas de comunicación,  el envío de tropas y la fortificación de plazas. Inicialmente el envío de tropas y provisiones se realizaba por mar, ya que era menos costoso que hacerlo por tierra.
    2. Determinación de Japón de apoyar sus reclamaciones con la fuerza armada. Las indemnizaciones que se abonaron a Japón por China tras la guerra de 1894, y cuyo pago – ¡qué ironía! – fueron financiadas por dinero ruso. Se invirtieron en la modernización de su ejército y flota. Los observadores occidentales de la época se mofaban y despreciaban el espíritu militar del Japón anotando que tendría que pasar mucho tiempo hasta que se pudiera igualar a cualquier pais occidental
    3. Ocupación rusa de Manchuria: En 1899 durante la rebelión de los Boxer 960 km de transiberiano fueron destruidos, esto fue el motivo por el que más de 100.000 soldados rusos entraron en Manchuria para proteger las instalaciones. Lo que supuso, de facto, un protectorado de este territorio. Rusia en 1900 incumplió su promesa de respetar la integridad de China y que retirar su ejército de Manchuria. En 1902 se firmó un tratado entre Rusia y China en este sentido, donde se proponía una retirada gradual de las fuerzas rusas. Sólo se cumplió en parte.

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

Causas Económicas

    1. Necesidad de Rusia de conseguir un puerto en el Océano Pacifico libre de los mares helados en invierno. En 1860 se había fundado la ciudad de Vladivostock, cuyo nombre significa “La que domina el Este” en un claro mensaje de las intenciones de los zares en aquellos territorios, pero este enclave se quedaba aislado una gran parte del año debido a los hielos, lo que perjudicaba los intereses político/comerciales en la zona.
    2. Tratados rusochinos tras la guerra chino japonesa de 1894: Las indemnizaciones a pagar por China por el tratado de Shimonoseki de 1895 como derrotada tras la guerra con el Japón de 1894 fueron financiadas por un préstamo concedido por Rusia. Un año más tarde 1896 Pekin concedía permiso para que el transiberiano atravesara su territorio por Manchuria y por medio de un tratado secreto se le daba libre acceso a Rusia a los puertos chinos y se le facilitarían a este país 1 o 2 puertos para su uso como bases.
    3. La construcción del transiberiano – una obra estratégica para Rusia – por el territorio chino de Manchuria (según acuerdo Li-Lamsdorf de 1896), economizó el coste del proyecto pero lo hizo inseguro al atravesar territorio no controlado por los rusos. El enviar fuerzas de protección de esta infraestructura, supuso una anexión de facto por Rusia del territorio, así como desplazar gran cantidad de tropas a una zona muy cercana a la frontera con Corea, donde Japón tenía grandes intereses económicos y políticos. Produjo una gran tensión y una espiral militarista en la zona.

      Trazado del Transiberiano

      Trazado del Transiberiano

    4. Intentos infructuosos de Rusia de comprar un puerto en Extremo Oriente: Rusia, anteriormente a 1898, ya había mantenido negociaciones para el establecimiento de una base en la isla de Tsushima que fueron abortadas por los ingleses por el miedo que el Mar Amarillo pudiera quedar aislado de sus intereses. También intentaron comprar el puerto coreano de Masampo, cosa que fustraron los intereses japoneses en el sur de Corea.
    5. La concurrencia con los intereses mercantiles japoneses en la zona plasmado en el desarrollo del puerto de Dalny a partir de su ocupación por Rusia en 1898. Además del mantenimiento de una flota comercial en Extremo Oriente, y otra fluvial para comerciar en los ríos de Manchuria.
    6. Empresas paramilitares rusas en Extremo Oriente: Los intereses económicos rusos se implementaron por medio de empresas en Corea, Yalú y Manchuria para la explotación de minerales y maderas. Estas concesiones tenían un carácter que no era únicamente comercial, sino también político-militar a tenor de quien ostentaba la dirección (Teniente Coronel Madritoff y Capitán Bezobrazoff) y de los efectivos militares que se utilizaban para la protección de sus intereses.

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Causas Políticas

  1. Los intereses japoneses en Corea venían desde los inicios de su apertura al mundo:
    • En 1876 se firmó el tratado entre Japón y una Corea independiente de China, por el cual se abrían al comercio con el Imperio Nipón tres puertos coreanos, mucho antes que a otros países occidentales (Inglaterra, Alemania y USA en 1882, Italia y Rusia en 1884, Francia en 1886)
    • En 1884 se promovió por Japón un golpe de estado en Corea que puso al frente de este territorio un gobierno afín.
    • En 1885 un pacto chinojaponés acordaba que en caso de problemas en Corea se actuaría conjuntamente por medio de fuerzas militares de ambos países.
    • La guerra chinojaponesa de 1894 tuvo su origen en la declaración de soberanía por parte de china de su territorio de Corea.
  2. El tratado de Shimonoseki de 1895 que dio fin a la guerra chinojaponesa de 1894. Japón, aparte de una cuantiosa indemnización de guerra, se anexionó territorios en la desembocadura del Yalú, la Peninsula de Liaotung (incluida la fortaleza de Port Arthur), la isla de Formosa y las islas Pescadores. Tres semanas después de la firma de este tratado Alemania, Francia y la propia Rusia declararon “preservar la integridad territorial de China”, obligando al abandono por parte de Japón de todas sus conquistas en territorio continental chino. Recibió a cambio un aumento en la indemnización a pagar por China.

    Tratado de Shimonoseki

    Firma del Tratado de Shimonoseki

  3. La debilidad política china y la ocupación por Alemania de Qindao en 1897, dio inicio a una desmembración del país. El miedo de que las negociaciones rusas para la adquisición de un puerto seguro en China no dieran su resultado o que fueran usurpados por otras potencias occidentales, propiciaron que una escuadra rusa ocupara Port Arthur y, posteriormente, se formalizara la entrega de la plaza a Rusia en forma de arrendamiento en 1898. La ocupación rusa de este enclave, que hacía apenas 2 años había abandonado Japón debido a presiones de la propia Rusia, creó un gran resentimiento en el Imperio Nipón. Ante estos movimientos de potencias occidentales no afines a Japón en la zona del Mar Amarillo, el gobierno japonés cedió a Inglaterra en 1898 el puerto de Wei-hei-wei que estaba en su poder desde la guerra chinojaponesa.
  4. Animadversión del propio Zar Nicolás II hacia los japoneses tras su visita al país en 1891 camino de Vladivostock para la puesta de la primera piedra del Transiberiano en esa ciudad, cuando fue atacado y herido en la cabeza por un samurai en la ciudad de Otsu. Nunca olvidó este suceso y guardó siempre un gran resentimiento al pueblo japonés.
  5. Alianzas de Japón y Rusia. El apoyo a Japón por Gran Bretaña, por el pacto anglonipón de 30 de enero de 1902 por el cual en caso de conflicto generalizado ambos países serían aliados. En el caso de Rusia el pacto de 1893 le unía a Francia, aunque sus fuerzas en conjunto no eran suficientes para enfrentarse a las inglesas, necesitaría de Alemania para que el enfrentamiento fuera equilibrado.

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

  6. Nicolás II, era un Zar débil de carácter y con problemas sociales en sus dominios. Una pequeña guerra reafirmaría su figura ante sus ministros y ante sus súbditos. Dentro de la política rusa podemos apreciar un giro en 1903 donde se apartó a la facción pacifista del gobierno (Witte/finanzas, Lamsdorf/exteriores, Kuropatkin/guerra) al crear el Virreinato del Lejano Oriente y dejándolo en manos del Gran Duque Alexeiev el cual únicamente debía de rendir cuentas ante el Zar.
  7. Creación en agosto de 1903 del Virreinato del Extremo Oriente, por el que se dejaron en manos del Gran Duque Alexeiev las negociaciones con Japón. Carente de experiencia diplomática, el Virrey era partidario de permanecer firme ante la potencia extranjera, no debilitando en ninguna manera la posición política de Rusia en aquellas tierras. En las negociaciones de septiembre de 1903, se estimaron las peticiones japonesas como ‘muchas e inadmisibles’. En la ronda de negociaciones de enero de 1904, justo antes del inicio de las hostilidades, estimó que las pretensiones japonesas eran ‘más presuntuosas que las primeras’, insistiendo en que se rompieran las negociaciones. Heridos en su orgullo y dignidad, los japoneses rompieron las relaciones diplomáticas con Rusia 2 días antes del inicio de la guerra.
The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships

The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships