Organización del Ejercito Japonés en 1904


La organización del Ejército japonés según el modelo europeo contaba con apenas 30 años de vida al iniciarse la guerra con Rusia en 1904. A pesar de su relativa juventud, ya había se había curtido en algunas ‘pequeñas’ guerras todas ellas victoriosas, de entre ellas hemos de destacar la guerra chino japonesa de 1895, donde ya contaba con una estructura de 7 divisiones. Vamos a ver en esta pequeña reseña como se encontraba organizado el Ejército japonés al inicio de las hostilidades.

Mikado recibe a la 2º misión militar francesa en 1872

Mikado recibe a la 2º misión militar francesa en 1872

Reclutamiento, todos los japoneses varones entre los 17 y 40 años se encontraban obligados a acudir al servicio militar obligatorio en caso de ser llamados a filas. Los reemplazos se hacían por sorteo, donde se determinaba quien iría al servicio activo, en el que se servía durante 3 años (+ 4 de reserva); y los que quedarían en ‘depósito del ejército’, éstos se dividían en dos clases:

  • los de primera clase, formaban una reserva de reclutamiento que duraba 7 años.
  • los de segunda clase, eran los suspendidos, dispensados y físicamente menos ‘capacitados’ solamente permanecían 1 año.

    Mobilizing the great army of invasion

    Mobilizing the great army of invasion

Una vez finalizados los periodos en el servicio activo pasaban a depender del Ejército territorial, donde permanecían otros 5 años.

Este sistema flexible, permitía mantener unos relativamente pequeños efectivos en tiempos de paz y, en caso de guerra, incrementarlos rápidamente con personal (más o menos) entrenado.

El territorio nacional de Japón se encontraba dividido en 12 circunscripciones de donde procedían cada una de las 12 divisiones de infantería, estos a su vez se subdividían en 4 distritos regimentales. Existía una 13ª división, la de la Guardia, que se reclutaba en el conjunto del territorio nacional. También se reclutaban en las circunscripciones los batallones de guarnición, la caballería, las armas especiales y las llamadas milicias insulares.

Illustration of Russian and Japanese Army and Navy Officers” by. Watanabe Nobukazu, February 1904

Illustration of Russian and Japanese Army and Navy Officers” by. Watanabe Nobukazu, February 1904

El Ejercito activo, el cual constituía en tiempo de guerra el llamado Ejercito de campaña, tenía una estructura similar al de tiempos de paz, aunque sus efectivos se incrementaban por la afluencia de reservistas (de 160.000 a 350.000 hombres). Al comienzo del conflicto se encontraba constituido por:

  • 13 divisiones (1 de la guardia y 12 divisiones locales), compuesta por
    • 2 brigadas de 2 regimientos de 3 batallones
    • 1 regimiento de caballería de 3 escuadrones
    • 1 regimientos de artillería con 2 grupos de 3 baterías de 6 piezas
      • Las divisiones 1º, 2º, 3º, 4º, y 6º contaban con artillería de campaña
      • Las divisiones 5º, 8º, 9º, 10º, 11º y 12º contaban con artillaría de montaña
      • La división 7º se encontraba incompleta al comienzo de la guerra
    • 1 batallón de ingenieros de 3 compañías
    • 1 batallón de suministros de 3 compañías
  • 2 brigadas independientes de caballería
    • 2 regimientos de 2 escuadrones
  • 2 brigadas independientes de artillería
    • 3 regimientos de 2 grupos de 3 baterías de campaña
  • 19 batallones de artillería de sitio (15 agrupados en regimientos)
  • 1 batallón de ferrocarriles
Nippon uniforms 1890-1905

Nippon uniforms 1890-1905

Las milicias insulares ascendían en su conjunto a 2 batallones, 1 escuadrón de caballería, 1 batería de montaña y 1 batallón de artillería de sitio.

Las fuerzas destinadas en Formosa se componían de 3 brigadas mixtas con:

  • 11 batallones
  • 3 escuadrones
  • 3 grupos de artillería de montaña de 3 baterias
  • 2 compañías de artillería de sitio
  • 3 compañías de ingenieros

Al inicio de la guerra y dentro de cada circunscripción se reclutaron a su vez tropas de remplazo en la siguiente relación:

  • Por cada regimiento de infantería, un batallón
  • Por cada regimiento de caballería, un escuadrón
  • Por cada regimiento de artillería, una batería
  • Por cada batallón de ingenieros, una compañía
  • Por cada batallón de suministros, una compañía
  • Por cada batallón de artillería de sitio, una compañía

Así como se añadió a cada división los siguientes elementos:

  • 1 Equipo de pontoneros con un equipo para construir un puente de 144 mts
  • 1 Equipo sanitario
  • 7 columnas de munición (4 de infantería y 3 de artillería)
  • 4 columnas de víveres (cada una con capacidad para 1 día)
  • 1 depósito de retaguardia
  • 6 ambulancias
  • 1 sección de telegrafía de campaña

    Japanese Ambulance Service Port Arthur

    Japanese Ambulance Service Port Arthur

En resumen una división en campaña contaba con 25000 hombres y 5500 caballos, de los que 14000 eran combatientes.

A comienzos de la guerra, una vez hecha la movilización general restaban unos 50.000 reservistas de 1º clase organizados en 52 batallones de infantería, 17 escuadrones de caballería, 19 baterías de artillería, 13 compañías de ingenieros; se tenía previsto agrupar estos efectivos en brigadas mixtas con 6-8 batallones de infantería, 1 escuadrón de caballería y 1 batería de artillería.

Formation of a Japanese division

Formation of a Japanese division

Por otro lado el ejército territorial encargado de guarniciones, defensa de costas, etc. contaba con 130.000 hombres organizados en 52 regimientos de infantería de 2 batallones, 34 escuadrones de caballería, 19 regimientos de artillería (4 baterías de 6 piezas), 13 batallones de ingenieros de 2 compañías. Susceptibles en caso de necesidad de ser enviados al frente.

Anuncios

El abastecimiento del Ejército Japonés durante la guerra ruso-japonesa


El correcto abastecimiento de un ejército en combate es la base para vencer en una guerra. Los japoneses durante el conflicto de 1904 tuvieron que solventar multitud de problemas para poder suministrar correctamente a sus tropas. Vamos a ver en este post un pequeño resumen de las condiciones en las que se debían de realizar los trabajos de intendencia, así como las particularidades que tenía el dar de comer a un Ejercito con las especificidades de la cultura japonesa de la era Meiji.

Soldados japoneses transportando munición por vías del tren

Soldados japoneses transportando munición por vías del tren. (Fuente : worldofstereoviews.com)

Los japoneses estaban preparados al inicio de la guerra con Rusia, habían dedicado mucho tiempo y esfuerzo al estudio del teatro de operaciones mucho antes de que empezara el conflicto, recogiendo toda clase de datos útiles como recursos del país en las diversas estaciones, medios de transporte disponibles, vías de comunicación o capacidad de los ríos para su uso como vías navegables.

A la Administración Militar japonesa se le informó que se esperaba en el sur de Manchuria la primera línea de resistencia rusa. Esta zona es especialmente pobre y montañosa, y probablemente ya se encontraría esquilmada en sus recursos por el enemigo. La Intendencia japonesa se encontraría con otros problemas no menos importantes:  al abastecimiento por medio de proveedores de China no se podría acudir en un primer momento y sólo se podría disponer de él en caso de éxito de las operaciones. La zona de Corea y Manchuria, tal como hemos comentado, no podría abastecer por sí misma a las tropas y sólo se recurriría a productos locales en casos excepcionales de falta en el abastecimiento regular. Por tanto el suministro de las tropas japonesas se tendría que realizar casi exclusivamente con vivieres llevados desde Japón.

El abastecimiento se efectuó pues por retaguardia, su buen fin dependía de una variable fundamental: la supremacía en el mar, sin la cual los ejércitos en el frente estaban condenados a morir de hambre. El vicealmirante Togo fue el encargado de esta misión clave para la estrategia japonesa. Una vez aseguradas las líneas de comunicación, el transporte por mar no supuso ningún problema, pues la marina mercante podría suministrar los buques necesarios.

Métodos de transporte japoneses en Manchuria

Métodos de transporte japoneses en Manchuria

Las provisiones llegaron dispuestas para el transporte a lomo (las conservas en cajas de 40-50kg, el arroz, cebada y avena en paquetes de 15 kg.). Las mercancías pasaban por las diferentes etapas hasta llegar a los Almacenes de Ejército en las inmediaciones del frente, los cuales se encontraban, en la medida de lo posible, cerca del ferrocarril. Pasaban posteriormente a los Almacenes Divisionarios, donde se formaban los escalones de abastecimiento que llevaban las provisiones hasta las tropas.

El ferrocarril en el teatro de operaciones no siempre estuvo disponible, y no se bastaba por sí mismo para llenar los almacenes de los Ejércitos y divisiones, por lo que hubo de adoptar largas columnas de carruajes y usar el transporte fluvial allí donde era posible. Otra elemento importante en las lineas de suministro fueron los soldados de la reserva, de menor valor militar, que fueron empleados en parte como carreteros, arrieros, etc., con gran ventaja para la disciplina que el empleo exclusivo de personal civil.

Sólo gracias al considerable número de medios de transporte y a su utilidad práctica, pudo ser realizado con éxito el principio de abastecimiento por retaguardia.

La Intendencia japonesa al terminó la guerra disponía de tres Almacenes Base en Antun, Dalny y Einku; con cuatro bases intermedias en Sinmintin, Liaoyang, Finhuandshon y Mukden. En este momento se usaban  8 lineas de etapas principales, y 3 transversales. Destacaremos las más interesantes :

Almacenes y lineas de suministro japonesas en 1905

Almacenes y lineas de suministro japonesas en 1905 (fuente: Elaboración propia)

  • La línea más importante es la que comunicaba Dalni con Tyelin que seguía el ferrocarril, apoyada por la carretera Mandarina que corría a su lado y que se encontraba dedicada en exclusiva al transporte militar. (linea roja)
  • La línea más occidental Inku-Sinmintin, estaba alimentada por el ferrocarril chino, situado fuera del teatro de guerra, y continuaba hasta Syaotytsi. (linea naranja)
  • Otra línea importante era la Lisho-Tyelin, ya que recorre el valle del rio, una de las zonas más ricas en recursos del teatro de la guerra. Los juncos y abundantes medios posibilitaban el transporte de gran cantidad de mercancías. (linea verde)
  • En Corea se encontraba la línea Antun-Tyelin, donde se había construido un ferrocarril de campaña servido a brazos de hombres, más tarde por locomotoras, que arrastraban vagones de 250 kgr a 8 km/h. (linea azul)

Los problemas a los que se enfrentó la intendencia japonesa durante la guerra fueron muy distintos de su enemigo ruso y derivaban fundamentalmente de la idiosincrasia propia del soldado nipón. Las clases inferiores del Japón de 1904 proporcionaron el mayor contingente del Ejército se alimentaban fundamentalmente de arroz y pescados secos, desconocían la carne fresca y por supuesto el pan. Otro punto fundamental era que para el soldado japonés de la época le es indiferente que la comida que se le suministre sea caliente o fría. Habitualmente sólo se hacía una comida caliente – la de la tarde -, siendo las otras dos frías. De las conservas que se les suministraban la mayoría de las veces no llegaban a calentarlas comiéndolas frías con el arroz caliente.

Haciendo bolas de arroz, cada una una comida.

Haciendo bolas de arroz, cada una una comida. (Fuente : worldofstereoviews.com)

Veamos como ejemplo la ración diaria de un soldado del 1º Ejército Japonés a finales de 1904 :

  • 900 gramos de arroz
  • 470 gramos de carne fresca o 200 gramos de pescado salado o ahumando
  • 400 gramos de verdura o 150 gramos de legumbres secas
  • 15 gramos de té
  • 10 gramos de especias de arroz
  • 30 gramos de azúcar
  • 30 centilitros de sake
  • 10 cigarrillos
  • 5 huevos por semana

Como víveres de reserva cada soldado llevaba en su mochila tres pequeños paquetes de arroz previamente cocido, 24 moibaks, dos latas de conserva y un poco de sal.

Además de los víveres que portaba cada hombre, acompañaban a cada división 4 columnas de víveres cada una de las cuales bastaba para la alimentación de un día. Y cada Ejército llevaba 2 convoyes, cada uno con provisiones para un día. También se habilitaron carruajes, que acompañaban a las divisiones, para que se pudieran transportar marmitas, que suministraran agua caliente, arroz cocido y legumbres.

Hubo algunos problemas de enfermedades derivados del consumo excesivo de arroz, como el Beriberi, que se trataron distribuyendo de vez en cuando carne fresca y legumbres entre arroz mezclado con cebada.

Vemos que los retos de la Intendencia japonesa a lo largo del conflicto fueron gigantescos, debieron de alimentar a cinco ejércitos con casi medio millón de hombres directamente desde la metrópoli.

Rossiya y Gromoboi hundiendo carguero japonés de 1,000 ton Nakanoura Maru, días despues del comienzo de la guerra Feb 1904.

Rossiya y Gromoboi hundiendo carguero japonés de 1,000 ton Nakanoura Maru, días después del comienzo de la guerra Feb 1904. (Fuente : laststandonzombieisland.com)

El estudio de las dificultades que tuvieron que superar nos ilumina para entender el desarrollo de las operaciones militares. Me maravilla como se movilizaron todos los recursos disponibles en el territorio ocupado, pagando a los lugareños por los medios utilizados ya fueran mulas, juncos fluviales, o meros porteadores. Se debieron de crear rutas, tender vías de ferrocarril y puentes, etc. un trabajo hercúleo. Y todo ello sin que se detectaran graves problemas de abastecimiento en todo el conflicto. Pero nada de esto podría haberse realizado sin la labor de la Marina Imperial, que fue capaz de mantener la superioridad en el mar a lo largo de todo el conflicto.

Si quieres saber más :

  • SCHRABÖK, I. El abastecimiento de los ejércitos modernos y la guerra ruso-japonesa, Madrid : Imp. Patronato de Huérfanos de Administración Militar, 1908

Reflexiones sobre el paso del Río Yalú


Durante los primeros meses de la guerra, el avance del 1º Ejército japonés a lo largo de la península de Corea se produjo sin oposición alguna. El alto mando ruso determinó que la primera línea defensiva se encontraría a lo largo del rio Yalú, frontera natural entre Corea y Manchuria. Por tanto, las fuerzas bajo el mando del teniente general Kuroki, que habían desembarcado el primer día de la guerra en el puerto de Chemulpo siguieron la ruta de la costa, no había (ni habría a corto plazo) ningún ejército enemigo en su camino que se les opusiera.

Operaciones en tierra enero a abril 1904

Operaciones en tierra enero a abril 1904 (Fuente : Elaboración propia/mapa Gallica)

Los japoneses no avanzaron rápido, la distancia que separa a Chemulpo de Wi-jou la realizaron en 2 meses. No tenían prisa, la flota rusa se encontraba atrapada en Port Arthur, y en sus planes todavía había que poner en funcionamiento dos nuevos ejércitos en el campo de batalla. Esto requería tiempo.

Todo cambió el 17 de marzo de 1904, este día llegaron noticias de que se estaba aprestando la flota rusa del Báltico la cual tomaría camino a Extremo Oriente. Si las dos escuadras llegaban a reunirse, los japonses perderían la supremacía en el mar y no podrían aprovisionar a sus ejércitos en tierra. La guerra estaría perdida para ellos. Tendrían pues que apresurarse conseguir sus objetivos estratégicos antes que los barcos rusos pudieran dar la vuelta al mundo.

Los rusos estaban tranquilos, el transiberiano aseguraba la llegada de refuerzos y suministros, no del todo lo bien que ellos esperaban, pero lo suficiente. Sólo tendrían que retener lo suficiente a los japoneses y la guerra estaría ganada.

Teniente General Zasulitch

Teniente General Zasulitch (Fuente : Wikipedia)

En esta situación nos encontramos a finales de abril de 1904. Los rusos habían planteado una línea defensiva adelantada en el Yalú, la cual se le encomendó al teniente general Zasulitch, para ello disponía de una fuerzas que se estiman a todas luces muy escasas: 2 divisiones de tiradores, 1 brigada de cosacos y 7 baterias. Si bien es cierto que el río le ofrecía unas condiciones defensivas idóneas, pues en la zona donde se disponían a realizar el ataque tenía una anchura que llegaba a los 5000 metros.

Frente a ellos se encontraba todo el 1º Ejército Japonés, y si fuera necesario el 2º Ejercito de encontraba en Chinampo dispuesto para actuar. La superioridad numérica era apabullante. Pero los rusos no pretendían una victoria, solamente retener al enemigo el tiempo suficiente para que llegaran refuerzos, o no, el pensamiento del alto mando ruso en esos momentos era que el rol del 1º Ejército japonés sólo trataba de atraer el máximo número de fuerzas rusas fuera del verdadero teatro de operaciones que sería el que desarrollaran el 2º y 3º Ejército japonés. Se barajaba que desembarcaran cerca de Port Arthur o Vladivostock, las principales bases rusas en Extremo Oriente. Para cubrir esta eventualidad el grueso del Ejército y las reservas rusas se concentraban en Liao-Yang, a 133 millas del Yalú.

Kokunimasa (1874 - 1944) Panorama of the Japanese Victory at the Battle of the River Yalu, 1904

Kokunimasa (1874 – 1944) Panorama of the Japanese Victory at the Battle of the River Yalu, 1904 (Fuente : Toshidama Gallery)

La táctica desarrollada por el Ejercito japonés fue muy sencilla, aprovechar su superioridad numérica y la longitud del frente. Los rusos no podrían defender todo el territorio. Comenzaron con ataques de tanteo, ocupando las islas que hay en el rio frente a Kia-ten-tsé. El dia 28 de abril los japoneses de la 12º división de infantería pasaron el rio en Soukochine a 21 kilometros de distancia de Wi-jou. El día 30 la toma de la montaña del Tigre y sus alturas fueron la antesala del asalto final a las posiciones rusas, que se produjo al día siguiente tras una fuerte preparación artillera. Los rusos no opusieron gran resistencia cuando aparecieron los japoneses a la carga, y procedieron a retirarse a posiciones fortificadas de antemano en las inmediaciones de Feng–suan-cheng.

Operaciones en el Rio Yalú

Operaciones en el Rio Yalú (Fuente : russojapanesewar.com)

En todas las acciones japonesas fueron apoyadas por las cañoneras del almirante Hosoya que remontaban el rio Yalú.

Estos sucesos son un ejemplo de la estrechez de miras de la dirección de operaciones rusa. Todo el plan estratégico japonés de la guerra se hubiera venido abajo como un castillo de naipes, si la línea defensiva del Rio Yalú se hubiera mantenido.

El alto mando ruso se encontraba más preocupado por adivinar donde sería el próximo ataque japonés, acumulando tropas y materiales en emplazamientos muy lejos de la linea donde se estaban desarrollando las operaciones y donde, a la postre, se demostrarían como inútiles y no cumplirían su objetivo pues tampoco realizaron su función de rechazar el desembarco japonés (ver Enlace).

La traición que sufrió Zasulitch por sus jefes fue manifiesta, no se le dotó con suficientes efectivos y no se le envió ningún refuerzo. Kuropatkin en sus memorias se justifica y nos cuenta que la orden era de no oponer resistencia y retirarse a las posiciones de Feng–suan-cheng, actuando por iniciativa propia. Cuando se le requirió por los motivos de su acción Zasulitch contestó: ‘porque tenía esperanzas de poder vencer’.

Tropas japonesas atravesando el Rio Yalú

Tropas japonesas atravesando el Rio Yalú (Fuente : Wikipedia)

Tras esta victoria, los japoneses tenían el camino libre, el 1º Ejercito podría apoyar las operaciones de desembarco que estaban proyectadas, cubriendo su flanco derecho e impidiendo que el grueso del ejército ruso los atacase por retaguardia. El día 5 de mayo, sólo 4 días después de haber cruzado el Yalú, los japoneses desembarcaron en Pi-tsé-ouo (ver Enlace).