Despliegue del Ejército ruso en Extremo Oriente en marzo de 1904.


La mayor parte de las operaciones en tierra del ejército ruso durante la guerra con el Japón estuvieron bajo el mando del general Kuropatkin. Se le nombró Comandante en Jefe del Ejército de Manchuria el 20 de febrero de 1904, once días después del ataque a Port Arthur. Anteriormente desempeñaba el cargo de Ministro de la Guerra, por lo que supervisó todo el dispositivo ruso de defensa ante un posible enfrentamiento con el Japón. Mantuvo sus responsabilidades al frente del ejército ruso en campaña, a pesar de los continuos reveses, hasta marzo de 1905 cuando pidió su reemplazo al Zar tras la batalla de Mukden.

Russian General Kuropatkin and his artillery officers in Manchuria. Harper's Weekly

Russian General Kuropatkin and his artillery officers in Manchuria. Harper’s Weekly

Las Memorias del General Kuropatkin, escritas como autoexculpación de todos los males ocurridos al ejército ruso durante la campaña, han de ser leídas con mucha prudencia aunque se pueden sonsacar datos muy interesantes como el que vamos a comentar en la presente entrada: como se encontraba el ejército ruso antes de que comenzaran los combates.

La estrategia propuesta a aprobación del Zar por Kuropatkin se plasmó en sus memorandos del 15 de febrero y 4 de marzo de 1904: En un primer momento el principal objetivo era resistir los embates japoneses, no ejecutando ningún movimiento de avance hasta que [el ejército ruso] no se considerase lo suficientemente fuerte.

Kuropatkin en un lugar seguro

Kuropatkin en un lugar seguro

Habla Kuropatkin que asistió a varios comités antes de que estallara el conflicto y de ser nombrado comandante en jefe del Ejército de Manchuria, se debatió sobre la disposición de las fuerzas en Extremo Oriente, y -según él- sus opiniones no fueron secundadas por el Virrey Alexeiev, máximo responsable del Estado en el Lejano Oriente (ya hemos comentado anteriormente que Kuropatkin era Ministro de la Guerra en ese momento).

Kuropatkin nos incluye en sus Memorias el estado de fuerza y vida en que encontraban las fuerzas rusas en Manchuria a su llegada a Liao-Yang el 28 de marzo de 1904. Una nueva puntualización para situarnos, en esta fecha hacía 50 días que había estallado la guerra y no habría ningún enfrentamiento ‘serio’ hasta 30 días después en el río Yalú. Según su opinión (la expresada en sus Memorias escritas en 1909), el dispositivo tenía graves carencias y se debía de reforzar la fuerza del Yalú y la guarnición de Port Arthur; lo primero no se hizo, lo segundo sí aunque no lo suficiente.

Disposición de fuerzas rusas en Extremo Oriente en marzo de 1904. (Fuente: Elaboración propia, mapa Gallica)

Disposición de fuerzas rusas en Extremo Oriente en marzo de 1904. (Fuente: Elaboración propia, mapa Gallica)

A pesar de que la guerra se veía próxima las fuerzas rusas estaban en proceso de adaptación, se estaba dotando de un tercer batallón a los regimientos destinados en el Lejano Oriente, por lo que las divisiones pasarían a estar compuestas 12 batallones en lugar de 8 con que lo estaban actualmente.

La distribución de las tropas rusas era la siguiente:
Fuerza Sur (General Sakaroff)
En la zona de Hei-cheng/Ta-shih-chiao/Newchuang-kai-ping
• Infantería: 1ª (en formación) y 9ª Divisiones de Tiradores, compuesta con 20 batallones
• Caballería: 6 escuadrones
• Artillería: 54 Cañones
Fuerza del Este (General Kashtalinski)
En el Yalú
• Infantería: 3º División de Tiradores, compuesta de 8 batallones
• Artillería: 24 cañones
• 16 ametralladoras

Fuerza Montada (General Mischenko)
En el norte de Korea
• Caballería: 18 escuadrones
• Artillería: 6 Cañones

Cuerpo Principal

En An-shan-chan
• Infantería: 5º División de tiradores, dotada de 8 batallones
• Artillería: 24 cañones

En Liao-Yang
• Infantería: La segunda brigada de las divisiones de 31ª y 35ª, los regimientos 22º y 24º. Que suponían 21 batallones
• Caballería: 10 escuadrones
• Artillería: 24 cañones

Protección del cuartel general
• Infantería: 23º regimiento de tiradores, con 3 batallones
• Artillería: 4 cañones
Otras tropas en el teatro de operaciones:

Guarnición de Port Arthur
• Infantería: 7ª División de Tiradores, con doce batallones y dos batallones de reserva
• Artillería de plaza: 3 batallones y medio
• Una compañía de zapadores minadores

En Kuan-tung
• Infantería: Regimientos de tiradores 5º, 13º, 14º, 15º, más 1 batallón del regimiento de tiradores 16º, dos batallones del 18º y un batallón de reserva. En total 12 batallones
• Caballería: 1 sotnia
• Artillería: 20 cañones

Guarnición de Vladivostock
• Infanteria: 8ª División de tiradores, con 8 batallones
• Artilleria: dos batallones de artillería de plaza
• 2 compañías de zapadores
• 1 compañía de minadores

En Nikolaievsk:
• Infanteria: 1 batallón
• Artillería: 1 compañía de artillería de plaza
• 1 compañía de minadores


Siguiendo el monográfico de Osprey 141 de Men at arms sobre la guerra rusojaponesa. En él se nos muestra la composición y evolución de los regimientos de tiradores siberianos. La forma regimental era la estándar en 1904, y solo unos cuantos estaban organizados en forma de brigadas (2 regimientos) o divisiones (2 brigadas). Los regimientos estaban formados por tres batallones, que fueron incrementados a cuatro en octubre de 1905, aunque ya hemos visto que a comienzos de la guerra la mayoría disponía únicamente de 2 batallones-  Al frente de cada regimiento se encontraba un coronel y cada batallón disponía de una fuerza de alrededor unos 700 soldados.

Se hacía mención por los reporteros de guerra de la época de la pobre calidad de estas tropas formadas principalmente por reservistas, emigrantes de la Rusia occidental y población local (la que poseía mejores actitudes militares).

 

Fuentes:

  • KUROPATKIN, Aleksei. Memorias del General Kuropatkin. Barcelona : Montaner y Simon, 1909
  • IVANOV, Alexei. The russo-japanese war 1904-1905. Men at Arms, 414. Oxford : Osprey plublishing, 2004

 

Anuncios

El abastecimiento del Ejército ruso durante la guerra ruso-japonesa


Hace unas semanas veíamos los problemas de abastecimiento que sufrió el ejercito japonés durante la guerra de 1904 <Enlace>, hoy veremos a que se enfrentaba el ejército ruso y los problemas de suministro que tuvo que solventar. Es muy interesante ver en conjunto este aspecto junto a las operaciones militares para entender el desarrollo del conflicto.

Empezaremos a analizar el abastecimiento del ejército ruso desde el comienzo del viaje de las tropas desde Rusia a Extremo Oriente por medio del transiberiano. En general los soldados estuvieron bien aprovisionados en este trayecto, recibían agua caliente cada dos estaciones para hacer té y al menos una comida caliente al día con 300 gr de carne. La mayor parte de los trenes contaba con un vagón de mercancías donde se instalaba una cocina.

Un punto crítico de abastecimiento se encontraba a mitad del trayecto, en el lago Baikal, donde se debía de hacer un alto en el camino, allí se habían acumulado 500.000 raciones de carne en conserva, y se habían tomado medidas especiales para tener comidas calientes.

Transiberiano atravesando el Baikal

Transiberiano atravesando el Baikal

Ante la previsión del estallido de la guerra se acumuló en Extremo Oriente, raciones para 18 meses. En Karbin se encontraba el centro de principal de intendencia, con grandes almacenes y panaderías de campaña. Las provisiones provenían en la medida de lo posible de recursos locales, a pesar de ser Manchuria un país con muy poco desarrollo, era muy rico en cebada y leguminosas, contando sus ríos con mucho pescado y, en el norte y la limítrofe Mongolia abundante ganado. Es por tanto que el ejército ruso en campaña podía alimentarse casi exclusivamente con los recursos locales, limitándose a traer desde Rusia la harina, sal, coles (para kacha y chitcki) y conservas.

Para acercar los puntos de suministro a las líneas del frente se montaron almacenes con panaderías en las inmediaciones de Liaoyang. Así como en previsión de una ofensiva inicial sobre Wafangú, se dispuso otro almacén en Kaydchou.

Principales Centros de Abastecimiento Rusos

Principales Centros de Abastecimiento Rusos al inicio de la guerra

Al estallar la guerra aparecieron los primeros problemas de abastecimiento. El pan se deterioraba al cabo de un día de ferrocarril por consecuencia del calor y de la humedad.

Las operaciones militares hasta el mes de agosto de 1904 no fueron muy exitosas para las armas rusas. Las continuas retiradas suponían la destrucción de grandes cantidades de suministros, sin que esto tuviera una influencia notable en el servicio de subsistencias. En este periodo se redirigió hacia el norte el radio de acción de los almacenes del ejército, aprovechando los trenes vacíos que habían conducido las tropas, se abasteció desde Liaoyang las estaciones de Yangtay y Shaho, antes de que la retirada obligara a la destrucción de este punto de abastecimiento en el mes de septiembre.

Transporte de suministros

Transporte de suministros. (Fuente : allworldwars)

La evacuación de Liaoyang desorganizó completamente todo el sistema de abastecimiento que había funcionado correctamente hasta entonces. Al llegar a Mukden las tropas no encontraron muchas provisiones, no había nada preparado. La cosecha local debió de bastarse para alimentar al ejército ruso, la intendencia sólo actuó en casos urgentes.

El cariz defensivo de la estrategia rusa, facilitó el que se pudieran enviar destacamentos de requisición de alimentos a mucha distancia, así como los comerciantes chinos ayudaron sobre todo con la adquisición de leña (artículo de especial importancia).

La carne y los forrajes presentaron especiales dificultades, pues en las partes de Manchuria donde se desarrollaban las acciones no había ganados, pues los chinos que habitan esos parajes no comen carne, ni consumen leche. En la Mongolia limítrofe no se podían hacer compras por la neutralidad de China, sólo se podían hacer intercambios a través de intermediarios que complicaban mucho las operaciones, al hacerse a mucha distancia del frente y deber de proteger los rebaños hasta su punto de destino.

Tren militar

Tren militar. (Fuente : allworldwars)

Para la ofensiva planeada en enero de 1905 se tomaron las siguientes medidas: Las tropas llevaban consigo comida para 8 día, de las cuales 4 eran portadas por el propio soldado y los otros 4 en el tren divisionario. La intendencia de cuerpo y división se encargaban de que hubiese otros ocho días de provisiones en los almacenes de sus distritos. Las intendencias de Ejército disponían de 3 grandes almacenes en Mudken, Tyelin y Kayugan con suministros para dos semanas, asegurando el remplazo de los víveres consumidos con estaciones de distribución instaladas en la línea de ferrocarril. Contaba igualmente con reservas en los almacenes de la línea Sungari para otras dos semanas. Por lo que esta ofensiva se inició con víveres para mes y medio.

Todos estos preparativos y el trabajo incesante de la Intendencia durante cinco meses fueron inútiles por la derrota y retirada del ejército; todos los almacenes tuvieron que ser destruidos.

Retirada rusa después de la batalla de Mukden

Retirada rusa después de la batalla de Mukden. (Fuente : wikipedia)

Después de la retirada de Mukden el ejército permaneció inmóvil; no obstante hubo que vencer grandes dificultades en el abastecimiento hasta septiembre de 1905, es decir, hasta después de unos 5 meses no se encontró reorganizado el servicio de aprovisionamiento que se refiere a la intendencia. En previsión de que hubiera que hacer una nueva retirada hacia el norte se establecieron almacenes en el alto Sungari.

Como ejemplo de lo que suponía el abastecimiento de un ejército ruso en esta campaña diremos que todos los días llegaban 3 trenes cargados de bueyes y carneros, con los cuales se podría hacer una distribución de media ración (205 gr.) de carne cinco días de cada siete que compone una semana.

Cocina de campaña en Manchuria

Cocina de campaña en Manchuria. (Fuente : thethingsienjoy)

Resulta de todo lo anterior que, desde el punto de vista del abastecimiento y a excepción de enero de 1905, el ejército ruso no estuvo en condiciones de realizar ninguna ofensiva durante la guerra de 1904. Las derrotas supusieron la perdida de los almacenes y sus líneas de suministro organizadas y, permitieron comprobar la insuficiencia del sistema de suministro ruso. El procedimiento de almacenes, el cual no disponía de medios de especiales de transporte, no aseguraba la llegada de los víveres a los diferentes ejércitos aunque se dispusiera de ellos en cantidad suficiente.

Los largos periodos de estacionamiento, la riqueza de Manchuria y el poco encarnecimiento del enemigo en la persecución, evitaron el fiasco completo de la intendencia rusa y su sistema de suministro.

Si quieres saber más :

  • SCHRABÖK, I. El abastecimiento de los ejércitos modernos y la guerra ruso-japonesa, Madrid : Imp. Patronato de Huérfanos de Administración Militar, 1908