El tratado secreto de Björkö (24 de julio de 1905)


Durante la tarde del 23 de julio de 1905 el yate real Polyarnaya Zvezda (Estrella polar) se encontraba anclado en un ‘lugar tranquilo’ de la isla de Björkö, había zarpado de improviso de Peterhoff con su majestad imperial el zar Nicolas II a bordo esa misma mañana. Muchos de los invitados se sorprendían cuando otro gran barco se aproximaba y se abarloaba a ellos. Era el Hohenzollerm, yate de la casa imperial alemana con el propio káiser Guillermo II abordo.

Ubicación de Björkö,

Ubicación de Björkö,

El encuentro no era casual, aunque sí algo precipitado, se había planificado con el mayor de los secretos cuatro días antes. Nadie debía de saber ni dar a conocer nada de lo que allí se hablara. Y así sucedió durante 12 años, hasta que fuera publicada en el año 1917 la correspondencia entre Niky y Willy (nombres familiares con los que firmaban ambos emperadores sus comunicaciones oficiales entre ellos).

El encuentro duró un día, el zar regresó a Peterhoff y el káiser continuó con su travesía veraniega hacia a Visby. En esas 24 horas, ambos jefes de estado habían firmado un tratado que podía cambiar toda la estructura geopolítica existente.

Tsar Nicholas II on board Kaiser Wilhelm's yacht Hohenzollern in 1905.

Tsar Nicholas II on board Kaiser Wilhelm’s yacht Hohenzollern in 1905.

Ese verano de 1905 Guillermo II iniciaba habitual crucero estival a bordo del Hohenzollern, esta vez no se dirigiría como habitualmente, hacia los fiordos noruegos, sino que se encaminaría en dirección a las costas de suecas del Báltico. Durante su travesía aprovechó para visitar en Gefle al rey de Suecia (13 de julio), y en su travesía de regreso a casa aprovechó para enviar a su primo el zar un telegrama. En él, a tenor de los sucesos posteriores, se puede entreleer la más sibilina de las dotes diplomáticas.

En breve estaré en mi viaje de regreso y no puedo pasar a través de la entrada del Mar de Finlandia sin enviaros mi cariño y mejores deseos. En caso de que desearas que nos viéramos, ya sea en tierra o en tu yate, por supuesto estaría siempre a tu disposición.

El zar no dudó en acudir al llamamiento del káiser, proponiendo él mismo, un tranquilo lugar en Bjoerkesund, cerca de Viborg, en el que pudieran encontrarse ambos primos en ‘sus yates’. Los siguientes mensajes cruzados reafirman la intención del káiser que deseaba un encuentro secreto, disfrazado de familiar. Se estaba preparando una reunión en que soberanos de dos imperios decidieran el futuro de sus naciones, sin que ministros, burócratas o cualquier otro pudiera interferir en el mismo o ‘aconsejar incorrectamente’.

Nadie tiene la más mínima idea de la reunión. Las caras de mis invitados serán dignas de ver cuando de repente aparezca tu yate. Una fina broma. Qué vestido para la reunión? Willy

Yate Imperial Ruso "Polyarnaya Zvezda (Estrella Polar)" pintado por Alexander Karlovich Beggrov (1841-1914)

Yate Imperial Ruso “Polyarnaya Zvezda (Estrella Polar)” pintado por Alexander Karlovich Beggrov (1841-1914)

El encuentro entre ambos yates tuvo lugar en la tarde del domingo 23 de julio de 1905. A la mañana siguiente ambos soberanos se sentaron a charlar. Los testigos aseguran que nadie, excepto ambos emperadores, estuvieron presentes en la mayor parte de la entrevista. De lo que se conoce de la misma se sabe que se trataron temas sobre la forma de gobierno del nuevo país, Noruega, que había surgido de su escisión de Suecia, y cuya casa real había sido ofrecida al príncipe danés con apoyo de Inglaterra. La injerencia inglesa en una zona que se consideraba clave para los intereses de ambos imperios era preocupante, más aún si se unía la situación en que podría quedar el Báltico, cuya desembocadura podría ser bloqueada por dos reinos ‘no afines’ que facilitaran la entrada a buques enemigos. Sobre este planteamiento y una vez creado el clima adecuado, el káiser propuso a su primo un tratado de alianza entre ambas naciones. No se sabe si el zar dudó o no, el caso es que al final del día fue firmado por ambos mandatarios.

Sus Majestades Imperiales, el emperador de todas las Rusias, por un lado, y el emperador alemán en el otro, con el fin de asegurar la paz en Europa, se han puesto de acuerdo en los siguientes puntos del tratado en este documento con respecto a una alianza defensiva:

Art. I. Si cualquier estado europeo ataca a uno de los dos imperios, una parte se compromete a ayudar a la otra parte contratante con todas sus fuerzas militares y navales.

Art. II. Las altas partes contratantes se obligan a no suscribir con cualquier enemigo común una paz separada.

Art. III. El presente Tratado entrará en vigencia desde el momento de la conclusión de la paz entre Rusia y Japón, pudiendo ser denunciado con la notificación previa de un año.

Art. IV. Cuando este tratado haya entrado en vigor, Rusia llevará a cabo las medidas necesarias para informar a Francia de la misma y proponer a este último a que se adhieran a ella como un aliado.

Firmado por Nicholas y William

Contrafirmado por Von Tschirschky, conde Benkendorf y Alexey Birilev, Ministro de Marina

Este tratado no fue improvisado durante la travesía estival de Guillermo II; sino que fue la culminación  de la política exterior de la Alemania del káiser de atraer a Rusia a su lado en un posible conflicto con Gran Bretaña.

La fuerza es el derecho

La fuerza es el derecho

Pero en política no todo es tan sencillo. El conde Lamsdorf, ministro de asuntos exteriores ruso, se echó las manos a la cabeza al tener conocimiento del acuerdo firmado, éste era incompatible con las obligaciones que Rusia tenía comprometidas con Francia y, por tanto, era imposible su ejecución. Witte, plenipotenciario ruso en las negociaciones de paz con Japón, que había partido para Portsmouth el 19 de julio, era de la misma opinión. El zar intentó mantener lo firmado (Nos unimos las manos y firmamos delante de Dios, que escuchó nuestros votos. Por tanto, creo que el tratado así puede llegar a existir. Lo que se firmó está firmado, y Dios es nuestro testador). Al final por mucha  empeño y grandilocuencia que usara en sus palabras, el emperador tuvo que ceder ante sus ministros. El tratado fue revocado por la vía reservada de la diplomacia y quedó oculto para el mundo.

Kaiser Wilhelm II. y Zar Nikolaus II. ¿Quien es quien?

Kaiser Wilhelm II. y Zar Nikolaus II. ¿Quien es quien?

Muy bien, todos estos hechos que hemos narrado han sido muy interesantes, pero… ¿Qué tienen que ver con la guerra ruso-japonesa? Buena pregunta, antes de responderla pongámonos en situación.

Estamos a finales de julio de 1905, la flota japonesa había acabado con la flota rusa de oriente, y otra más que se había enviado para sustituirla, ya no había más barcos pues la escuadra del mar negro no podía ser enviada al estar confinada en aquel mar. El ejército japonés había vencido al ruso en Mudken en marzo, su ofensiva se había detenido, y en julio se encontraba conquistando la isla Shakaline. Por el lado ruso el general Linievich había sustituido a Kuropatkine en el mando, y se encontraba reorganizando su ejército a la espera de la llegada de cuatro nuevos cuerpos que se habían formado en Europa. Las negociaciones de paz estaban por comenzar en Portsmounth.

La situación no pintaba bien para el zar tras las continuas derrotas militares

La situación no pintaba bien para el zar tras las continuas derrotas militares

Y llegamos a la razón que me ha llevado a escribir este post que no es otra que imaginarme al señor emperador del Japón, o a sus ministros reunidos, cuando les llegara la noticia que se había producido una entrevista secreta entre Niky y Willy. Si la cara de los acompañantes que iban en los yates imperiales cuando se encontraron debió de ser de sorpresa, la de los ministros japoneses debió de ser cuanto menos de preocupación, por no decir de pánico.

Alemania no había ocultado su simpatía con Rusia en el conflicto con Japón, que se había materializado en apoyo logístico de sus transportes, y bases a lo largo de todo el mundo. No es probable que la orgullosa Rusia, hubiera pedido ayuda a Alemania para una guerra con un país de menor entidad como Japón. Pero los rumores, ante la falta de información del suceso, surgieron en todos los periódicos. Algunos de los que he encontrado: El zar habría pedido apoyo financiero a Alemania. El káiser habría aconsejado al zar continuar con la guerra, argumentando que el regreso de un ejército derrotado acrecentaría los problemas internos, y que el ejército reconstituido de Lineivich podría conseguir la victoria por aplastante superioridad de números. Las conversaciones de paz eran sólo una argucia para conseguir tiempo.

ABC de 25/07/1905 pág 11

ABC de 25/07/1905, pág. 11.

Ninguno de los rumores duraría mucho tiempo. El tratado de paz se firmaría el 5 de septiembre, apenas un mes después de los sucesos que aquí narramos. Lo que sí que tengo claro es que noticias como ésta influyeron profundamente en los negociadores japoneses a la hora de llegar a un acuerdo de paz que no sería el mejor para sus intereses.

Las pretensiones del káiser no se cumplieron. El tratado de Björkö, que podría haber supuesto una crisis sin precedentes entre los miembros de la Doble alianza (Francia y Rusia), acabó difuminándose en las entrañas de la burocracia, del secreto de estado y de la rumorología de la prensa. Lo que en manos de hábiles políticos como Witte y Lamsdorf fue en un elemento más de negociación vez en favor de intereses rusos.

Negociando el Tratado de Portsmouth (1905) -- de izquierda a derecha: Rusos en el lado alejado de la mesa Korostovetz, Nabokov, Witte, Rosen, Plancon; y los japoneses en el lado cercano de la mesa Adachi,Ochiai, Komura, Takahira, Sato

Negociando el Tratado de Portsmouth (1905) — de izquierda a derecha: Rusos en el lado alejado de la mesa Korostovetz, Nabokov, Witte, Rosen, Plancon; y los japoneses en el lado cercano de la mesa Adachi,Ochiai, Komura, Takahira, Sato


Para interesados podéis encontrar más en el artículo en inglés: SIDNEY B. Fay. The Kaiser’s Secret Negotiations with the Tsar, 1904-1905 <enlace>

Anuncios

La Compañía de Maderas del Ya-lú. Su influencia en el estallido de la guerra


Hace unos meses escribía sobre las causas que motivaron que estallara el conflicto armado entre Japón y Rusia en 1904 <aquí>. Hoy nos vamos a centrar en dos de ellas: los intereses económicos rusos en extremo oriente y la negativa de cumplir el acuerdo de retirada de tropas de Manchuria firmado entre Rusia y China en 1902. En estos dos puntos existe un nexo común: la Compañía de Maderas del Ya-lú, una empresa donde los intereses económicos, políticos y militares se entrelazaban, claro ejemplo  de la política rusa del momento.

Northeast China during the Russian and Japanese occupation

Northeast China during the Russian and Japanese occupation

El 26 de agosto de 1896, cuando el rey de Korea se encontraba refugiado en la legación rusa de Seúl, un comerciante de Vladivostok llamado Briner obtuvo del gobierno coreano la concesión para formar una compañía de maderas, con la autorización para explotar la riqueza de los grandes bosques del alto Ya-lú. Como Briner era un promotor y especulador de pocos recursos y menor influencia, no pudo organizar la compañía. Ya en 1897 había intentado ceder la concesión al estado ruso sin éxito. En 1902 logró venderla a Alejandro Mikhailovich Bezobrazoff, capitán de caballería, promotor, especulador, consejero de estado y que gozaba del favor de algunos de los grandes duques de San Petersburgo.

Aleksandr Mikhailovich Bezobrazov (1859-1931)

Aleksandr Mikhailovich Bezobrazov (1859-1931)

Este singular personaje, de buena figura y verbo fácil, no tardó mucho tiempo en interesar a sus círculos en las fabulosas riquezas del extremo oriente. Sin tardar, grandes personajes de la nobleza y política rusa del momento, tomaron acciones en la nueva empresa, siendo presentada al mismísimo Zar Nicolás II. Se dice que el propio monarca y su madre, la emperatriz viuda, participaron económicamente en la misma, junto con grandes duques, nobles favoritos de la corte y un personaje que será con el tiempo protagonista en primera persona de la guerra de 1904-5, el Almirante Alexeiev. Bezobrazoff les había hecho ver a todos ellos las montañas de oro que suponía el negocio, además de poder e influencia en el extremo oriente, allí ganarían la gloria para ellos y para la patria.

El apoyo conseguido por Bezobrazoff en la corte de San Petersburgo, hizo que fuera un hombre temido en extremo oriente, y de que entraran a su servicio y el de su compañía oficiales de alta graduación del Estado Mayor ruso.

Troncos aserrados en el Rio Ya-lú

Troncos aserrados en el Rio Ya-lú

Las redes de Bezobrazoff fueron gigantescas, tenían línea directa con el Zar y fueron capaces de modificar la política exterior de su país. Uno de sus socios (Alexeiev) detuvo la retirada rusa de Manchuria acordada con China el 8 de abril de 1902, para que se protegieran sus intereses en aquellas tierras. Kuropatkine en sus memorias recoge este hecho con unas gotas de ironía:

[la evacuación de Mukden en abril de 1903 tras el convenio con China de 1902] fue detenida de pronto por orden el Almirante Alexeiev, y que hasta la hora presente no se ha podido saber las razones que tuvo para obrar de este modo.

Potencias repartiéndose China

Potencias repartiéndose China

Las victoria del partido probelicista en extremo oriente – von Plevhe, Abaza, Alexeiev – condujo al nombramiento de éste último como virrey en agosto de 1903, y a la caída el mismo mes de Witte – líder del partido que propugnaba limar diferencias con las potencias en la zona – como ministro de finanzas.

Con las manos libres Bezobrazoff trasladó el comercio de maderas al puerto de Dalny, con mejores instalaciones y acceso que el de Port Arthur. Allí se construiría la gran fábrica de aserrar y sería el centro de las Linea de Vapores de Manchuria.

Yalu River Timber Company head office and log pool, Dandong, China, c. 1918

Yalu River Timber Company head office and log pool, Dandong, China, c. 1918

Pero esto no era todo, también se preocupó de proteger sus negocios, en un telegrama cruzado entre el vicealmirante Abaza y Bezobrazoff en noviembre de 1903, en el culmen de la tensión diplomática entre Japón y Rusia, se confirma el envió de tropas para el refuerzo de las guarniciones, y la creación de unidades especializadas de tiradores montados para la protección de la cuenca del Ya-lú. Sin duda este hecho no fue una gran ayuda en las negociaciones, y sí que encrespó los ánimos japoneses que veían como se reforzaban las posiciones rusas en Manchuria.

Carrying timber on the frozen Yalu River, c1930s

Carrying timber on the frozen Yalu River, c1930s

Con el ejemplo de la Compañía de maderas del Ya-lú vemos como los intereses particulares de unos pocos, influyeron en el estallido  de la guerra con Japón de 1904. No sé porqué me viene a la cabeza la frase de W. Churchill de “Nunca tantos debieron tanto a tan pocos”

Causas de la Guerra Rusojaponesa


El guerra entre Japón y Rusia en 1905 no surge de una enemistad ancestral entre estos dos pueblos que casi ni se conocían antes de la segunda mitad del siglo XIX. El conflicto se inicia cuando sus áreas de influencia chocan en el proceso de expansión territorial que ambas potencias llevan a cabo a finales del siglo en el Lejano Oriente. En esta entrada vamos a repasar 16 causas que motivaron el inicio de la guerra, las cuales hemos dividido en 3 grandes bloques económicas, militares y políticas.

El gran duelo entre amarillos y blancos

El gran duelo entre amarillos y blancos

Causa militares

    1. Las amenazas en Extremo Oriente. Hasta 1882 no había destacamentos de importancia rusos en el Lejano Oriente, ya que carecía de enemigos en la zona. Solamente cuando se tuvo que devolver el territorio de Kuldja a China y Japón empezó a armarse fue cuando se necesitó de defender aquella zona. Comenzaron entonces la construcción de líneas de comunicación,  el envío de tropas y la fortificación de plazas. Inicialmente el envío de tropas y provisiones se realizaba por mar, ya que era menos costoso que hacerlo por tierra.
    2. Determinación de Japón de apoyar sus reclamaciones con la fuerza armada. Las indemnizaciones que se abonaron a Japón por China tras la guerra de 1894, y cuyo pago – ¡qué ironía! – fueron financiadas por dinero ruso. Se invirtieron en la modernización de su ejército y flota. Los observadores occidentales de la época se mofaban y despreciaban el espíritu militar del Japón anotando que tendría que pasar mucho tiempo hasta que se pudiera igualar a cualquier pais occidental
    3. Ocupación rusa de Manchuria: En 1899 durante la rebelión de los Boxer 960 km de transiberiano fueron destruidos, esto fue el motivo por el que más de 100.000 soldados rusos entraron en Manchuria para proteger las instalaciones. Lo que supuso, de facto, un protectorado de este territorio. Rusia en 1900 incumplió su promesa de respetar la integridad de China y que retirar su ejército de Manchuria. En 1902 se firmó un tratado entre Rusia y China en este sentido, donde se proponía una retirada gradual de las fuerzas rusas. Sólo se cumplió en parte.

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

      Ataque chino a fuerzas rusas en el Amur

Causas Económicas

    1. Necesidad de Rusia de conseguir un puerto en el Océano Pacifico libre de los mares helados en invierno. En 1860 se había fundado la ciudad de Vladivostock, cuyo nombre significa “La que domina el Este” en un claro mensaje de las intenciones de los zares en aquellos territorios, pero este enclave se quedaba aislado una gran parte del año debido a los hielos, lo que perjudicaba los intereses político/comerciales en la zona.
    2. Tratados rusochinos tras la guerra chino japonesa de 1894: Las indemnizaciones a pagar por China por el tratado de Shimonoseki de 1895 como derrotada tras la guerra con el Japón de 1894 fueron financiadas por un préstamo concedido por Rusia. Un año más tarde 1896 Pekin concedía permiso para que el transiberiano atravesara su territorio por Manchuria y por medio de un tratado secreto se le daba libre acceso a Rusia a los puertos chinos y se le facilitarían a este país 1 o 2 puertos para su uso como bases.
    3. La construcción del transiberiano – una obra estratégica para Rusia – por el territorio chino de Manchuria (según acuerdo Li-Lamsdorf de 1896), economizó el coste del proyecto pero lo hizo inseguro al atravesar territorio no controlado por los rusos. El enviar fuerzas de protección de esta infraestructura, supuso una anexión de facto por Rusia del territorio, así como desplazar gran cantidad de tropas a una zona muy cercana a la frontera con Corea, donde Japón tenía grandes intereses económicos y políticos. Produjo una gran tensión y una espiral militarista en la zona.

      Trazado del Transiberiano

      Trazado del Transiberiano

    4. Intentos infructuosos de Rusia de comprar un puerto en Extremo Oriente: Rusia, anteriormente a 1898, ya había mantenido negociaciones para el establecimiento de una base en la isla de Tsushima que fueron abortadas por los ingleses por el miedo que el Mar Amarillo pudiera quedar aislado de sus intereses. También intentaron comprar el puerto coreano de Masampo, cosa que fustraron los intereses japoneses en el sur de Corea.
    5. La concurrencia con los intereses mercantiles japoneses en la zona plasmado en el desarrollo del puerto de Dalny a partir de su ocupación por Rusia en 1898. Además del mantenimiento de una flota comercial en Extremo Oriente, y otra fluvial para comerciar en los ríos de Manchuria.
    6. Empresas paramilitares rusas en Extremo Oriente: Los intereses económicos rusos se implementaron por medio de empresas en Corea, Yalú y Manchuria para la explotación de minerales y maderas. Estas concesiones tenían un carácter que no era únicamente comercial, sino también político-militar a tenor de quien ostentaba la dirección (Teniente Coronel Madritoff y Capitán Bezobrazoff) y de los efectivos militares que se utilizaban para la protección de sus intereses.

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

      A raft on the Yalu River in North Korea, circa 1900. (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Causas Políticas

  1. Los intereses japoneses en Corea venían desde los inicios de su apertura al mundo:
    • En 1876 se firmó el tratado entre Japón y una Corea independiente de China, por el cual se abrían al comercio con el Imperio Nipón tres puertos coreanos, mucho antes que a otros países occidentales (Inglaterra, Alemania y USA en 1882, Italia y Rusia en 1884, Francia en 1886)
    • En 1884 se promovió por Japón un golpe de estado en Corea que puso al frente de este territorio un gobierno afín.
    • En 1885 un pacto chinojaponés acordaba que en caso de problemas en Corea se actuaría conjuntamente por medio de fuerzas militares de ambos países.
    • La guerra chinojaponesa de 1894 tuvo su origen en la declaración de soberanía por parte de china de su territorio de Corea.
  2. El tratado de Shimonoseki de 1895 que dio fin a la guerra chinojaponesa de 1894. Japón, aparte de una cuantiosa indemnización de guerra, se anexionó territorios en la desembocadura del Yalú, la Peninsula de Liaotung (incluida la fortaleza de Port Arthur), la isla de Formosa y las islas Pescadores. Tres semanas después de la firma de este tratado Alemania, Francia y la propia Rusia declararon “preservar la integridad territorial de China”, obligando al abandono por parte de Japón de todas sus conquistas en territorio continental chino. Recibió a cambio un aumento en la indemnización a pagar por China.

    Tratado de Shimonoseki

    Firma del Tratado de Shimonoseki

  3. La debilidad política china y la ocupación por Alemania de Qindao en 1897, dio inicio a una desmembración del país. El miedo de que las negociaciones rusas para la adquisición de un puerto seguro en China no dieran su resultado o que fueran usurpados por otras potencias occidentales, propiciaron que una escuadra rusa ocupara Port Arthur y, posteriormente, se formalizara la entrega de la plaza a Rusia en forma de arrendamiento en 1898. La ocupación rusa de este enclave, que hacía apenas 2 años había abandonado Japón debido a presiones de la propia Rusia, creó un gran resentimiento en el Imperio Nipón. Ante estos movimientos de potencias occidentales no afines a Japón en la zona del Mar Amarillo, el gobierno japonés cedió a Inglaterra en 1898 el puerto de Wei-hei-wei que estaba en su poder desde la guerra chinojaponesa.
  4. Animadversión del propio Zar Nicolás II hacia los japoneses tras su visita al país en 1891 camino de Vladivostock para la puesta de la primera piedra del Transiberiano en esa ciudad, cuando fue atacado y herido en la cabeza por un samurai en la ciudad de Otsu. Nunca olvidó este suceso y guardó siempre un gran resentimiento al pueblo japonés.
  5. Alianzas de Japón y Rusia. El apoyo a Japón por Gran Bretaña, por el pacto anglonipón de 30 de enero de 1902 por el cual en caso de conflicto generalizado ambos países serían aliados. En el caso de Rusia el pacto de 1893 le unía a Francia, aunque sus fuerzas en conjunto no eran suficientes para enfrentarse a las inglesas, necesitaría de Alemania para que el enfrentamiento fuera equilibrado.

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

    Zar Nicolas II y Kaiser Guillermo

  6. Nicolás II, era un Zar débil de carácter y con problemas sociales en sus dominios. Una pequeña guerra reafirmaría su figura ante sus ministros y ante sus súbditos. Dentro de la política rusa podemos apreciar un giro en 1903 donde se apartó a la facción pacifista del gobierno (Witte/finanzas, Lamsdorf/exteriores, Kuropatkin/guerra) al crear el Virreinato del Lejano Oriente y dejándolo en manos del Gran Duque Alexeiev el cual únicamente debía de rendir cuentas ante el Zar.
  7. Creación en agosto de 1903 del Virreinato del Extremo Oriente, por el que se dejaron en manos del Gran Duque Alexeiev las negociaciones con Japón. Carente de experiencia diplomática, el Virrey era partidario de permanecer firme ante la potencia extranjera, no debilitando en ninguna manera la posición política de Rusia en aquellas tierras. En las negociaciones de septiembre de 1903, se estimaron las peticiones japonesas como ‘muchas e inadmisibles’. En la ronda de negociaciones de enero de 1904, justo antes del inicio de las hostilidades, estimó que las pretensiones japonesas eran ‘más presuntuosas que las primeras’, insistiendo en que se rompieran las negociaciones. Heridos en su orgullo y dignidad, los japoneses rompieron las relaciones diplomáticas con Rusia 2 días antes del inicio de la guerra.
The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships

The Varyag (L) and Korietz (R) steam out to meet the Japanese, as seen from the neutral warships

El frente interior, la revolución rusa de 1905


El conocimiento de la realidad social de los contendientes nos ayuda a conocer los hechos de armas. Esta semana traemos un articulo que analiza como era el ambiente en el interior de Rusia durante la guerra rusojaponesa, movimientos sociales que colaboraron a la derrota de las armas del Zar.

(Nota: todas las fechas se encuentran con el calendario juliano, para el gregoriano añadir 13 días)

El 3 de enero de 1905, los obreros de la fábrica Putilov, en San Petersburgo, detuvieron el trabajo para protestar contra el despido de cuatro de ellos. La huelga que se extendió y el 8 de enero ya eran más de 150.000 obreros los que participaban de ella.

El padre Gapón en una asamblea de trabajadores

El padre Gapón en una asamblea de trabajadores (Fuente : culturabolchevique.com)

El 9 de enero (Domingo Sangriento), una muchedumbre de más de 140.000 personas, dirigidas por el Pope Gapón, avanzó hacia el palacio de Invierno al borde del Rio Neva, cantando salmos y cantos religiosos, agitando retratos de Nicolás II.

“Hemos venido a verte a ti, Señor, para buscar justicia y protección. Hemos caído en la miseria, se nos oprime, se nos aplasta de trabajo por encima de nuestras fuerzas, se nos insulta, no se nos reconoce como seres humanos, se nos trata como esclavos”

Pero el Zar no se encontraba allí sino en su palacio de Sarkoie-Selo, a treinta kilómetros de la capital. Su hermano, el Gran Duque Constantin, no tuvo piedad e hizo fusilar a los manifestantes, que proclaman el apoyo al zar, contra el gobierno y los patrones.

Mañana 09 de enero en la Puerta de Narva. Grabado

Mañana 09 de enero en la Puerta de Narva. Grabado (Fuente : dic.academic.ru)

El 18 de febrero, se convoca a los representantes de la población. Un decreto del Ministro del Interior, Bulyguin, precisa el objetivo del proyecto: “participar en la elaboración y la discusión preparatoria de las propuestas legislativas”. El proyecto, culminará en dos textos: el Manifiesto del 6 de agosto (que anuncia la convocatoria de una Duma con funciones puramente consultivas) y un reglamento electoral definiendo las modalidades de elección a esta Duma.

El 10 de marzo, las tropas japonesas combaten a las rusas en Mukden. Algunos días después, los obreros en huelga de la textil de Ivanovo-Voznessensk, crean el primer soviet (“consejo”) obrero de la historia. (Su presidente Nozdrin, será fusilado bajo el gobierno de Stalin en 1938).

En mayo de 1905, la flota rusa enviada del Báltico hacia Japón, en un vasto viaje alrededor del mundo, es aplastada por la flota japonesa en Tsushima. La derrota suscita una nueva ola de indignación y de huelgas, dejando a la vista la desorganización del régimen.

Acorazado Kniaz Potemkim, rebautizado como Panteleimon tras el motín (1906)

Acorazado Kniaz Potemkim, rebautizado como Panteleimon tras el motín (1906) (Fuente : wikipedia)

El 14 de junio, los marineros del acorazado Potemkin se amotinan y tiran a sus oficiales al mar. En este mismo mes, los delegados de los zemtsvos (asambleas locales) reúnen en Moscú un congreso de delegados, a pesar de la prohibición del Zar, que demanda la elección de una Asamblea Nacional por sufragio universal. Al mismo tiempo, los campos se agitan, en numerosas aldeas, los campesinos invaden las tierras de los propietarios. Para impedir que vuelvan queman sus mansiones, sus galerías de cuadros y sus bibliotecas. Las expediciones punitivas son de una gran brutalidad.

El 5 de septiembre, Witte, primer ministro desde 1903, firmó un tratado de paz con Japón, en Portsmuth, en los EE.UU. Gracias a la presión de estos últimos, inquietos por el expansionismo japonés, las condiciones de la paz son muy favorables: sin reparaciones financieras; Rusia cede el sur de Sakhalin y reconoce el protectorado japonés sobre Corea. Es una derrota a bajo precio en el plano diplomático. Ocurre otra cosa en política interna.

El 19 de septiembre, los obreros de una imprenta de Moscú van a la huelga (disminución de las horas de trabajo y aumento del salario por producción). En dos semanas, la huelga se extiende a una cincuentena de imprentas de Moscú, luego a las de San Petersburgo.

Tren saboteado por trabajadores en huelga en Tiflis (1905)

Tren saboteado por trabajadores en huelga en Tiflis (1905) (Fuente : wikipedia)

El 7 de octubre, se inicia la huelga en los ferrocarriles de Moscú y gana todas las líneas. El 9 de octubre, un congreso de los ferroviarios de San Petersburgo adopta una carta reivindicativa expedida por el telégrafo a todas las líneas, exigiendo la jornada de trabajo de 8 horas, las libertades cívicas, la amnistía para los prisioneros políticos, la Asamblea Constituyente. Cada día, la huelga gana una nueva línea, un nuevo centro: el 13 de octubre, Riga, el 15, Bakú, el 17, Odesa. La mayoría de los 670.000 ferroviarios del Imperio están en huelga.

La ola revolucionaria exalta a toda una parte de los intelectuales y el mundo de la cultura. El pintor Valentín Serov, autor de un gran retrato de Nicolás II, reclama la dimisión del gran príncipe Vladimir, principal organizador del fusilamiento del “Domingo Rojo” y presidente de la Academia de las Bellas Artes; el compositor Skriabin añade a su Poema del éxtasis, un epígrafe: “De pie, levántate pueblo obrero”. Constantin Balmont, el poeta simbolista, escribe en un texto de octubre de 1905: “Obrero, tú eres la única esperanza de toda Rusia”.

Sergei Witte obliga al Zar Nicolas II a firmar el Manifiesto de Octubre 1905

Sergei Witte obliga al Zar Nicolas II a firmar el Manifiesto de Octubre 1905 (Fuente : blogs.lt.vt.edu)

El 17 de octubre, el Zar publica un manifiesto, redactado por Witte, que promete el ejercicio de un cierto número de libertades públicas, como la libertad de expresión y la elección de una Cámara por sufragio universal. El mismo día, el soviet de San Petersburgo publica el N° 1 de su diario Izvestia y elige a León Trotsky para su comité ejecutivo. El soviet reúne cada día de 400 a 500 diputados de las fábricas de la capital. A pesar de la desconfianza que suscita, el Manifiesto del 17 de octubre aparece como una victoria para los huelguistas, que retoman poco a poco el trabajo.

El 22 de octubre, el Zar promulga una amnistía parcial de aquellos que “antes de la promulgación del Manifiesto, son culpables de actos criminales contra el Estado”. Esta promulgación inmediatamente es seguida de otra ola de violencia esta vez por parte de las Centurias Negras, inspirados y hasta organizados por las mismas autoridades, contra los pogroms, acusando a los judíos y sus “cómplices” socialistas de una profanación.

El 26 de octubre, los marineros de Cronstadt se sublevan contra la disciplina de hierro impuesta por los oficiales. El 28, el motín es aplastado. El soviet de San Petersburgo llama a la huelga que, el 2 de noviembre, paraliza la capital.

Part of the First St. Petersburg Soviet of Workers Deputies in 1905  Trotsky is in the middle row, fourth from the left.

Part of the First St. Petersburg Soviet of Workers Deputies in 1905 Trotsky is in the middle row, fourth from the left (Fuente : marxists.org)

El presidente del soviet, Krustalev-Nossar, detenido el 26 de noviembre, es reemplazado por León Trotsky al día siguiente.

El 2 de diciembre, ocho periódicos de Petersburgo publican un manifiesto económico del soviet. La reacción del poder es inmediata: al mediodía del 3 de diciembre, el ejército rodeó la sede del soviet. El soviet designa al día siguiente un nuevo comité ejecutivo, que sólo puede reunir en la clandestinidad a una cuarentena de diputados y no es más que la sombra del precedente. El reflujo del movimiento conduce al soviet a la agonía.

Barricadas en las calles de Moscú, diciembre de 1905

Barricadas en las calles de Moscú, diciembre de 1905 (Fuente : wikipedia)

El 4 de diciembre, el soviet de Moscú, llama a la huelga general para el 7 en Moscú donde, el 9, la tropa ataca a cañonazos un mitin del sindicato de ferroviarios; las calles son surcadas por los cosacos y los dragones, que dan sablazos sistemáticamente a la altura del rostro de los huelguistas; se erigen barricadas para impedir sus movimientos. La huelga estalla en Tbilisi y frente a la represión policial y militar, se transforma en levantamiento. El 17 de diciembre, en Moscú, los 1.000 militantes bolcheviques, mencheviques y SR mal armados no pueden impedir el aplastamiento sangriento de la huelga convertida en insurrección.

Si quieres saber más:

Escala de la Segunda Escuadra del Pacífico en Vigo, la primera guerra mundial pudo comenzar aquí.


El 25 de octubre de 1904 hizo su aparición ante el puerto de Vigo el Segundo Escuadrón del Pacífico, perteneciente a la Armada Imperial Rusa. El almirante Rozhdestvensky, al mando de la flota, llevaba 4 noches sin dormir y sin abandonar el puente tras el combate de Dogger Bank . Fue cerca de la costa española donde se enteró que, en vez de contra torpederas japonesas, el combate del día 21 había ocurrido contra un grupo de pesqueros, que estaba a punto de estallar la guerra con Gran Bretaña, y que él era el responsable.

Zinovy Rozhestvensky

 

El puerto de Vigo, parecía un lugar que no causaría problemas en el trayecto que conducía a la flota al lejano oriente, tenía unas excepcionales instalaciones, le esperaban 5 transportes repletos de carbón, disponía de telégrafo con conexión ‘directa’ a San Petersburgo, e incluso había un consulado ruso.

El primer cable que el Almirante, envió al Zar a la llegada a puerto (26/10/1904), podemos decir que fue ‘escueto’, quizás receloso de la seguridad del medio que estaba utilizando:

Llegué con el primer destacamento de buques de guerra

Crisis política

Nicolás II ya conocía los hechos del 21 de octubre, y el estado de excitación que reinaba en Inglaterra. El Zar estimaba que la conducta de los ingleses era demasiado ‘audaz’, cada vez se enfurecía más con las noticias que provenían de, como empezó a llamar a los ingleses, ‘nuestros sucios enemigos’. Por otro lado, Eduardo VII hervía de indignación, calificando el suceso de Hull como ‘ruin atentado’.

Zar Nicolás II

Este enfrentamiento político entre Rusia e Inglaterra no fue desperdiciado por otras potencias. El Kaiser Guillermo II, que llevaba tiempo intentando atraer a Rusia a su esfera de influencia, cablegrafiaba en estos días a su sobrino el Zar Nicolas II a propósito del incidente Dogger Bank y, en relación al peligro británico manifestaba

[el peligro británico] debe de enfrentarse en conjunto, con Rusia y Alemania unidas, quienes tendrán que recordarle a su aliado Francia, las obligaciones a las que se ha comprometidos por el tratado de alianza contigo

Como vemos alta política a golpe de cablegrafía, un sistema no muy seguro. Los franceses al enterarse de esta maquinaciones del Kaiser, montaron en cólera. Recordemos que Francia era aliada de Rusia desde hace 10 años, pero también era aliada de Inglaterra desde la firma de la Entente Cordiale hacía 6 años. Su posición entre aliados favoreció su papel de moderadora, Delcasse ministro de Esteriores francés, pidió al embajador ruso en Paris

Es absolutamente vital para su gobierno enviar de inmediato un cortés mensaje de disculpas, que es lo única que podrá evitar la crisis

Rusia, estaba dispuesta a pagar una indemnización, quizás también a disculparse. Pero Inglaterra exigía que se castigara a Rozhdestvensky y mientras no se solucionase el conflicto diplomático la flota rusa debería quedar internada en Vigo. Como más adelante contaremos, en la bocana de Vigo se encontraban 5 cruceros ingleses vigilando cualquier movimiento de la escuadra rusa.

El agregado naval ruso en Londres cablegrafió a Rozhdestvensky a Vigo, comunicándole el estado de nerviosismo e inquina que reinaba en la capital inglesa. El Almirante les contestó con un mensaje ya no tan escueto, exponiendo su punto de vista (el cual siguió defendiendo hasta su muerte) :

El incidente del Mar del Norte fue ocasionado por la acción de dos torpederos que navegaban a todo vapor encubiertos por las sombras de la noche, son luces, en dirección al barco que encabezaba nuestro destacamento. Sólo después de que encendimos nuestros reflectores se advirtió que unos cuantos vapores pequeños que parecían pesqueros se hallaban en las inmediaciones. El destacamento se esforzó por no tocar con sus disparos esas embarcaciones  el fuego cesó en cuanto los torpederos desaparecieron de nuestra vista.

Se acusaba también a la escuadra rusa de que, en el lugar de los hechos, había permanecido un buque torpedero ruso haciendo caso omiso del deber de rescate de los pescadores que habían caído al mar. Pero en la escuadra no iba ninguna embarcación de ese tipo, incluso se hicieron averiguaciones en países como Dinamarca, para averiguar el origen de este misterioso buque, pero no obtuvieron solución alguna.

Las autoridades españolas, temerosas de la ira de Londres, prohibieron aprovisionarse a la escuadra, a pesar que se encontraban en el puerto 5 carboneros de la Amerika Hambourg Linie, pagados por el gobierno ruso y que enarbolaban el pabellon ruso, en un flagrante incumplimiento de las leyes de neutralidad. El Almirante no se arredró y continuó insistiendo hasta que le permitieron reabastecerse, limitadamente diríamos (400 toneladas de carbón a cada buque). El 27 de octubre por la noche los oficiales rusos pusieron a todo el mundo a trabajar en las labores de carga de carbón, cuando amaneció cada barco ya se había aprovisionado de más del doble de la cantidad autorizada. El Escuadrón ya podía seguir su marcha, ya que disponía de suficientes reservas de combustible como para llegar a Tanger.

Si la tensión se podía cortar entre las autoridades españolas y el mando de la flota rusa, no era igual con el pueblo de Vigo, tal como escribe Semenov que vivió los hechos en primera persona :

Cuando el almirante bajó a tierra para saludar al gobernador, a su salida del palacio la multitud le aclamó en la calle. Los periódicos locales decían de una manera asaz clara, que “el enemigo de la aliada de nuestro enemigo era, por el hecho mismo, nuestro amigo”

Escuadra rusa en Vigo

Escuadra rusa en Vigo

Crisis militar

Podemos ver que los ánimos se encontraban encendidos a nivel político cuando la flota arribó a Vigo. Pero eso no era todo. La Home Fleet inglesa, que se encontraba de maniobras en Escocia, empezó a reunirse en el Canal de la Mancha, la Flota del Mediterráneo a su vez recibió la orden de concentrarse en Malta, y la flota del Canal se concentró en Gibraltar; incluso se puso en alerta al China-squadron en el lejano oriente.

Las cosas eran más serias de lo que parecía. Se mandaron ordenes de ‘hacer preparativos para entrar en acción y estar listos para cumplir ordenes de inmediato’ así como de ‘hundir cualquier barco que intentara entrar por la fuerza en el puerto de Gibraltar’. Y se enviaron 5 cruceros ingleses a las inmediaciones de Vigo para vigilar los movimientos de la flota rusa.

El 31 de octubre la flota rusa aparejó para salir de Vigo al día siguiente, el almirante inglés Beresford en Gibraltar cablegrafió en esta fecha a Londres,

Estoy listo para partir a todo vapor y dispuesto a actuar en cuanto reciba telegrama del Almirantazgo… Cuando se me ordene, haré que la flota rusa de Tanger entre en Gibraltar, y se me desobedecen serán cañoneados y hundidos… luego iré a enfrentar la flota de Vigo, que mis cruceros tienen la orden de perseguir.

Se prepararon para salir 11 acorazados, 3 cruceros, 7 torpederos y 3 destructores, una fuerza muy superiora la flota rusa. Ante la preocupación que ocasionó entre la flota esta noticia Rozhdestvensky comentó :

Sólo seremos capaces de enfrentar a los cuatro primeros acorazados, de modo que no importa cuantos sean los que acabarán con nosotros después… si veinticuatro o ciento veinticuatro.

Vemos un humor especial en este personaje, que no quita para que, leyendo entre líneas, veamos lo consciente que era de la preparación y estado de los barcos a su mando.

Solución de la crisis

El 29 de octubre el Zar propuso a Londres someter el asunto a una comisión internacional de investigación, tal como establece el protocolo de la Conferencia de la Haya. El Kaiser, no le gustó el giro conciliador de su sobrino, pero Nicolas II, que estaba convencido de que había habido juego sucio, no podía permitirse una guerra con Inglaterra.

Londres aceptó la propuesta rusa, creándose una comisión internacional formada por Almirantes, que investigaría el incidente de Dogger Bank. Rozhdestvensky debía de dejar en Vigo a cuatro oficiales que servirían de testigos. Aún así, la flota no se encontraba libre de seguir con su camino.

A las 7 de la mañana del 1 de noviembre de 1904 el segundo escuadrón del Pacifico dejó el puerto de Vigo, a distancia los cruceros ingleses seguían su estela. El almirante al observalos desde el puente de mando del acorazado Kniaz Souvorov, nos da otra muestra de su sentido del humor (o pragmatismo ruso, según se mire)

No podríamos tener mejores guardianes. Los saboteadores japoneses jamas se atreverían a atacarnos.

Pero la tensión no había desaparecido. El gobierno británico tomó la partida como un verdadero ‘cassus belli’. Como último despropósito de este suceso, tras la partida de la flota rusa, llegó un telegrama de San Petersburgo con ordenes de que permaneciera en el puerto de Vigo hasta nueva orden.

Las excusas oficiales del gobierno ruso llegaron a Londres el 5 de noviembre, y se pagaron 65000 libras como compensación a las familias de las victimas del incidente de Dogger Bank. De esta forma, ahora sí, la crisis quedó definitivamente cerrada.

Y hasta aquí la historia de como la Primera Guerra Mundial, estuvo a punto de empezar en Vigo.

Si quieres saber más,

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • PLESHAKOV, Constantine, La última armada del Zar.Madrid : Turner Publicaciones, 2003
  • SEMENOV, Vladimir. La expiación (continuación), Camino del Sacrificio, Barcelona: Seix Barral Hnos, 1912