La muerte de Makarov (13 de abril de 1904)


Hace unos días en una productiva conversación por twitter, discutíamos sobre la muerte de Makarov. La imagen que yo tenía de este suceso no sé muy bien de donde venía, pero era la del Almirante con su traje de gala en el puente del gran acorazado dirigiendo la evacuación del buque y resistiéndose a abandonarlo. Momento sublime, el terminar su vida hundiéndose con su navío, mientras sonaba de fondo una música de Wagner. Vamos igualito que el capitán Schettino en el Costa Concordia. Las fuentes que se aportaron al cruce dialéctico me convencieron que mi calenturienta mente me engañaba descaradamente y que la realidad fue otra muy distinta.

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata (1904)

@Rodericus_Rex, es el ‘ínclito elemento’ que ha motivado este post, en que he repasado mis fuentes en el intento descubrir lo que realmente le ocurrió al almirante y a su buque

Bien, comencemos por el escrito que nos aportó @Rodericus_Rex, el cual procede de una biografía sobre el Almirante Togo, escrita por Juan Ignacio Nuñez Iglesias, en su página 133 se cuenta como sucedieron los hechos del hundimiento del Petropavlosk:

Pocos instantes después una densa humareda ocultaba la proa del acorazado y este se escoraba sobre el costado de estribor. De repente […] una terrible explosión, con la rapidez del rayo se elevó hasta el cielo una inmensa llamarada e inmediatamente desaparecía el coloso entre las aguas […] hundido en menos de dos minutos.

Un  poco más adelante en el texto el Gran Duque Boris, relata lo que ocurrió en el puente por medio de lo que su hermano el Gran Duque Cirilo, uno de los pocos supervivientes del suceso, le había contado:

Al ocurrir el siniestro iba Makarov y su Estado Mayor en el puente alto, a babor. […] A la segunda explosión cayeron sobre el puente las chimeneas y los palos, con ruido ensordecedor y destrozando cuanto encontraban a su paso.

Cuando volvió en sí comprendió que una mina había explotado debajo de la santabárbara. Gateando como pudo, se trasladó a babor y allí encontró el cuerpo del almirante con la cabeza atrozmente mutilada.

[…] En lo tocante al almirante recuerdo que mandó cerrar las puertas estancas y que al decirlo se llevó las manos a la cabeza con gesto desesperación; a renglón seguido se desposeyó de las prendas de abrigo, y no supe más hasta verle casi decapitado.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Hasta aquí los hechos como se describen en el texto que facilitó nuestro amigo. Ahora vamos con la corroboración del mismo con la bibliografía que tengo en mi poder.

En el libro Blancs et Jeunes se cuenta la guerra ruso japonesa desde el punto de vista de un reportero francés testigo de los hechos. En el momento del hundimiento del Petropavlosk, se encontraba en el lado japonés y se relata el suceso a través de los comunicados que se enviaron al Ejército Japonés en Corea.

Los nuestros vieron al Petropaclosk envuelto en una espesa columna de humo amarillo y verde; sucesivamente el mástil, la chimenea y la pasarela se elevaron. El acorazado se escoró a estribor, la popa surgió del agua haciendo emerger su hélice cuyas aspas giraban rápidas. El Petropavlosk estaba envuelto en llamas. Comenzó a hundirse por la proa y desapareció en dos minutos.

Fue por los telegramas de Europa que tuvimos conocimiento que el Almirante Makarov y su Estado Mayor habían fallecido junto al Petropavlosk.

Esta fuente nos confirma la manera como se hundió el buque. Y aún más en una nota pie de página el traductor nos da más datos:

Casi todos los oficiales del Petropavlosk fallecieron igualmente. Solo el Gran Duque Kiril Vladimirovich, El Capìtan Jakovlev (comandante del navío), 3 tenientes, 2 Alféreces y 50 marineros fueron salvados.

Esta nota nos confirmó que el protagonista del relato del libro que nos aportaba @Rodericus_Rex, tenía muchas posibilidades de ser fiable, y que nuestra memoria nos remitía a una realidad que no era la correcta.

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk (1894)

Pero seguimos buscando en otros libros sobre el tema. Constantin Pleshakov, en su libro ‘La última armada del Zar’ hace referencia al diario de Yu. Vasiliev en el que para el asunto que tratamos muestra la situación de una forma mucho más cruda:

En ese momento una terrible explosión sacudió al Petropavlosk. El gran duque [Kiril] se volvió hacia Makarov: el cuerpo del almirante aún de pie, había sido decapitado.

Sobre el hundimiento del buque no aclara mucho:

El Petropavlosk se hallaba envuelto en una nube oscura; su proa se hundía en el mar mientras la popa se elevaba dejando ver las hélices, que aún giraban. […] el barco de guerra se fue a pique en cuestión de minutos.

Noticia en Le Petit Parisien

Noticia en Le Petit Parisien

En la obra de Semenoff “La escuadra de Puerto Arturo”, cuando trata de la muerte de Makarov nos cuenta que el autor se encontraba a bordo del Diana, acompañando en las operaciones al Petropavlosk por lo que pudo asistir al hundimiento del buque  en primera persona, lo que describe lo hace con precisión, e incluso da cuenta de las horas: en que sucedieron las primeras explosiones 9:43 y cuando todo había acabado 9:44 30′ (todo según su reloj).

Cuando un sordo fragor me hizo estremecer al mismo tiempo que a todo el crucero. Era como si hubieran disparado precisamente a nuestro lado una pieza de 305mm.[…] Vi a gigantesca nube de humo amarillento (¡la piroxilina!¡el pañol de torpedos! Pensé) y en esa nube extrañamente suspendido en el aire, girando y cayendo después, el palo de mesana… A la izquierda de la nube, la popa del navío como siempre, como si nada hubiera sucedido en la proa….¡Otra explosión!… torbellinos de vapor ocultaron la nube amarillenta…¡las calderas! La popa del acorazado se alzó tan brutalmente, tan perpendicularmente, que se hubiera dicho que se hundía partido por la mitad; durante un segundo pudieron distinguirse las hélices girando todavía en el aire… ¿hubo alguna otra explosión?… No lo sé, pero me parece que la popa del Petropavlosk, apenas visible entre las nubes de humo y de vapor, estalló y que una verdadera tromba de llamas brotó como del cráter de un volcán… también me parece que aún pasados algunos instantes después que hubieron desaparecido los últimos restos, el mar continuaba vomitando fuego.

Recuperando cadáveres del Petropavlosk cerca de Port Arthur

Recuperando cadáveres del Petropavlosk cerca de Port Arthur

El Capitan von Essen en sus memorias ‘Los últimos días del Sebastopol en Port Arthur’,  nos cuenta que se encontraba a bordo del Sebastopol saliendo de la bocana del puerto cuando le llegó la noticia

Distinguimos una espesa columna de humo amarillo detrás de la Montaña de Oro, era todo lo que quedaba del Petropavlosk, que había chocado con una mina. La primera explosión se debió de producir en la proa. Se escucharon seguidamente otras provenientes del interior: eran probablemente torpedos explosionando. Después el buque picó y se hundió en pocos instantes.

Como nota a pie de página de este libro el Comandante Balincour nos hace una muy curiosa anotación, de como se recuperó el buque hundido por los japoneses para ser vendido y lo se encontraron en él:

En mayo de 1913 un Japonés llamado Sakurai compró el pecio del Petropavlosk con el objeto de venderlo por piezas. Sus submarinistas entraron en una sala donde debía de estarse desarrollando algún tipo de consejo, y que debía de ser la cámara de los oficiales superiores, pues se encontraron varias piezas de plata. Alli reposaban 6 esqueletos, evidentemente de oficiales, ya que en uno de ellos se encontró un reloj de oro, en otro unos anteojos igualmente de oro, y en otro un puñal grabado con el nombre de Contralamirante Molas, jefe de estado mayor, y al lado una cartera cuyo contenido vino a confirmar la identidad de su propietario; varios revólveres, condecoraciones,  portafolios, etc… Pero aquello que chocó más a los japoneses fue encontrar un sable japonés con un anillo de oro que contenía el símbolo de la casa Tokugawa (mitsuba aoi) que se encontraba en perfecto estado de conservación, mientras las armas rusas estaban todo corroídas. Los japoneses vieron en esto un presagio.

Monumento al vicealmirante Makarovr en Kronshtadt

Monumento al vicealmirante Makarovr en Kronshtadt

Por ultimo una fuente japonesa, la del comandante Hesibo Tikovara en su libro ‘Diario de Operaciones’. El día de autos cuenta que estaba a bordo del torpedero Akasuki:

De repente vi, bajo la proa del buque que iba en primer termino, alzarse una nube de humo, primeramente blanco, después amarillo, y por ultimo una inmensa llama rojiza.[…] La llama, el humo amarillento habían casi desaparecido , cuando llegó el ruido, o por mejor decir, el retumbar sordo de la explosión seguida de otras varias menos intensas. Con los anteojos pude ver como se inclinaba el barco hacia proa primero, después hacia un costado. Y todo con una rapidez increíble.

Se vio fuera del agua las hélices y el timón; los palos se inclinaron más y más; el barco fue sumergiéndose y haciéndose más pequeño… cada vez más pequeño… ¡por fin desapareció! ¡Este fue el fin del Petropavlosk!

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk

Bien, con esto expió mi falta de rigor en la conversación que tuve con @Rodericus_Rex en twitter hace unos días, aunque todavía no sé de donde me viene la imagen que tenía de la muerte de Makarov la cual he tenido que leer en algún lugar que ya aparecerá… Probablemente sea de alguno de los ukiyo-e que tanto me gustan y que me hacen compañía.

Russian Flagship Destroyed by Japanese Torpedo (Yasuda Hanpo)

Russian Flagship Destroyed by Japanese Torpedo (Yasuda Hanpo)


 

Remitimos a un articulo de hace unos meses para conocer los momentos anteriores que llevaron al hecho que relatamos hoy El hundimiento del Petropavlosk.

Anuncios

El hundimiento del acorazado Petropavlosk


Tras la incorporación del Vicelamirante Makarov a la escuadra del Pacífico, la flota rusa ya no dudaba de realizar salidas cada vez más audaces. El almirante japonés Togo se había apercibido de ello y decidió poner algún remedio.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

El 7 de abril de 1904 dio la orden al buque Koryo Maru para que, discretamente, tendiera un campo de minas a la salida de Port Arthur. La operación no era baladí, 4 escuadrillas de torpederos servirían de protección al minador, así como los cruceros acorazados Nisshin y Kasuga, recién llegados, harían de cobertura cercana. La escuadra de Dewa estaría alerta fuera del campo de visión enemigo por si fuera necesaria su intervención.

La operación tuvo que ser retrasada en numerosas ocasiones por las malas condiciones meteorológicas, para definitivamente el día 12 de abril lanzarse al mar los buques encargados de esta peligrosa misión. Las condiciones eran ideales, aunque la noche oscura y la llovizna no obstaculizaba la visión de los proyectores.

Torpederas Japonesas (Fuente : http://www.cityofart.net/bship/jse_torpedoboats.jpg)

Torpederas Japonesas

Los japoneses se acercaron a menos de 3 millas de la costa y los rusos detectaron una actividad sospechosa. Consultado al Almirante Makarov, que salía de una sesión a bordo del Diana, sobre si debían de disparar sobre las sombras que se apercibían a la entrada de Port Arthur contestó:

Háganlo [disparen] si están seguros , pero serán probablemente de los nuestros. No saben navegar de noche. Se habrán retrasado o perdido, y deambulan delante de Port Arthur  sin poder encontrar a sus compañeros y no intentan entrar temerosos de ser tomados por japoneses. Anotad el momento y la posición, por el caso de que no sean los nuestros, será necesario mañana por la mañana ir a dragar el lugar y asegurarse que no han dejado ninguna ‘suciedad’.

La mala suerte estaba del lado de los rusos esta vez, pues esa noche uno de sus torpederos el Strashny, se había extraviado tras un reconocimiento de las Islas Elliot. A su vuelta a puerto se topó con una escuadrilla japonesa, el combate se extendió hasta las 6 de la mañana, cuando un impacto en un tubo lanzatorpedos hizo que el buque ruso saltara por los aires.

Crucero Bayan saliendo de Port Arthur

Crucero Bayan saliendo de Port Arthur

El crucero ruso Bayan que estaba de vigilancia se aproximó al lugar del combate, cuando la escuadra japonesa del almirante Dewa hizo su aparición, con 4 cruceros acorazados. La espiral continuó, pues a la fiesta se incorporaron los acorazados rusos Poltava y Petropavlosk (enarbolando la insignia del almirante), junto a los cruceros Novik, Askold y Diana.

A las 6:30 Makarov ordenó ‘formar línea de combate con el Bayan en cabeza’, con dirección al lugar del combate del torpedero, con la esperanza de poder recoger algún superviviente.

A las 7:10 a parecieron en el horizonte 6 cruceros acorazados, pues a los 4 de Dewa se habían unido los dos ex-argentinos Nisshin y Kasuga. Los rusos abrieron fuego a unos 10.000 metros. La escuadra japonesa dio media vuelta, no fueron perseguidos.

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk

A las 8:00 apareció el que faltaba en la fiesta, Togo, con todo el grueso de la escuadra japonesa. Los rusos se pusieron al abrigo de sus baterías de costa, intentando atraer hacia ellos a la flota enemiga.

Nadie se acordaba de  las acciones de la noche anterior, ni de las ordenes del almirante de proceder al dragado de la zona a la mañana siguiente.

A las 9:32 la formación rusa que había entrado en el campo de minas sembrado la noche anterior, cuando el Petrovaplosk colisiona con uno de los artefactos, comienza a escorar y se eleva una gran columna de humo amarillento. Al momento una nueva explosión reventó las calderas, la popa del acorazado se elevó sobre el agua, casi perpendicularmente comenzó a hundirse, se diría que partido por la mitad, las hélices se veían girar en el aire. En unos pocos segundos había sido completamente engullido por las aguas.

Hundimiento del Petropavlosk

Hundimiento del Petropavlosk

De los 735 hombres de su tripulación , sólo 81 marineros y 8 oficiales fueron rescatados. Entre los desaparecidos se encontraba el Vicealmirante Makarov, jefe de la escuadra rusa del Pacifico.

En palabras de un testigo presencial, el Capitán Vladimir Semenov ‘los japoneses acababan de ganar la guerra sin saberlo.’

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

Pero las desgracias de los rusos no acabaron ahí este día, de regreso a puerto el acorazado Pobieda colisionó con otra mina, sin llegar a hundirse. El pánico se extendió por toda la flota rusa que comenzó un fuego infernal contra un enemigo imaginario. Los japoneses no intervinieron.

Si quieres saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov


Makarov fue indiscutiblemente uno de los oficiales más inteligentes y versátiles en la historia de la Armada Imperial Rusa. Aunque se recuerda hoy principalmente por su breve y efímero mando al frente del Escuadrón de Port Arthur, ya anteriormente Makarov había demostrado un talento notable como líder, táctico e innovador en materia de tecnología marina.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov. (Fuente : wikipedia.org)

Su padre Osip Makarov llegó a ser contramaestre ascendiendo por escalafón. Stephan nació 27 diciembre 1848 (8 de enero del 1849) en Nikolaiev. Osip Makarov fue trasladado al Extremo Oriente en 1858, y su esposa e hijo fueron con él. Allí, en septiembre de 1858, Stephan Osipovich entró en la Academia Naval de Nikolaevsk-na-Amure, escuela que formaba a oficiales para la marina mercante. Sus habilidades llamaron la atención de Almirante P.V. Kazekevich, comandante de Nikolaevsk, en 1863, y el almirante solicitó al Ministerio Naval aceptar Makarov como cadete naval. El ministerio accedió y Makarov sirvió como cadete a bordo la corbeta Bogatyr durante su visita a San Francisco en 1863, como una unidad del escuadrón del Almirante A.A. Popov. Dejó la nave 31 de marzo de 1864 volviendo a Nikolaiev, Makarov completó sus estudios en 1865, terminando a la cabeza de su clase. Le destinaron a la Flota del Báltico en 1866.

La inventiva de Makarov era evidente, en 1870 inventó el pallete de colisión, un dispositivo adoptado por casi todas las armadas; se le premió con 200 rublos de paga extraordinaria y la promoción a teniente.

Pallete de colisión, inventado por Makarov. (Fuente : drewil.pl)

Makarov transferido al Escuadrón del Pacífico hasta 1871, fue destinado nuevamente a la Flota del Báltico; allí, entre otras naves, sirvió a bordo del buque de defensa costera Rusalka. Siempre interesado más allá de sus horizontes inmediatos, Makarov estaba preocupado por el débil estado de la Flota del Mar Negro, las únicas naves pesadas allí eran dos baterías redondas (popovkas) Novgorod y Vicealmirante Popov. El enemigo más probable de la Flota del Mar Negro, la Armada turca, tenía al menos de dieciséis ironclads construidos o en construcción. En 1876 Makarov propuso convertir el buque de vapor rápido Velikii Kniaz Konstantin en un barco-madre para torpederos, con el fin de contrarrestar la superioridad naval turca. El Jefe de la armada, el Almirante General Gran Duque Konstantin Nikolaievich apoyó este plan y en 1876 Makarov fue transferido a la Flota del Mar Negro para empezar a desarrollar las tácticas y equipo necesario poner su plan en marcha. Cuando la Guerra Russo-turca comenzó en 1877, los torpederos que eran transportados por el Velikii Kniaz Konstantin se pusieron bajo las ordenes de Makarov. Siempre con un ojo puesto en el detalle, Makarov alimentó las naves con carbón galés porque producía menos humo que otros carbones; también pintó los torpederos para armonizar con el mar.

Vapor Armado "Velikii Kniaz Konstantin"

Vapor Armado “Velikii Kniaz Konstantin”. (Fuente : shipandship.chat.ru)

La primera vez que las tácticas de Makarov fueron probadas fué el 12 de mayo de 1877, cuando los barcos Chesma, Sinop, Navarin y Sukhum Kalé intentaron atacar varios ironclads turcos anclados en Batûm, pero un barco de guardia dio la alerta y comenzó a disparar sobre los torpederos, forzando a que el ataque se concentrara sobre este navío sin éxito. El siguiente ataque en Sulina, el Velikii Kniaz Konstantin se acompañó por otro buque mercante reformado, el Vladimir. En la noche del 12 de junio, seis barcos torpederos, bajo el orden del teniente I.M. Zatzarennii zarparon con la intención de atacar los ironclads turcos Idjalieh, Fethi Bulend y Mukaddami que eran protegidos por barcos de guardia unidos por cables. Un torpedero tropezó con el cable de defensa y se hundió por la explosión de su propio torpedo. Otro barco, mandado por el teniente Z.P. Rozhdestvenskii, se deshizo de la defensa de cables y logró lanzar su torpedo, pero este estalló en la red antitorpedo del Idjalieh, causando al atacante más daño que a su víctima. Los barcos restantes no lograron nada.

La fuerza provisional de Makarov hizo otro ataque el 24 agosto; el blanco principal era el ironclad Assari Shevket. El ataque se llevó de nuevo por Zatzarennii, y cuatro barcos torpederos fueron utilizados. El torpedo de un barco golpeó una lancha que se encontraba junto al ironclad, otro barco se hundió casi por la explosión de su propio torpedo, el tercero se arrastró casi bajo el ironclad, y el cuarto perdió el rumbo y se perdió. Aunque el daño que se hizo en este ataque fue realmente pequeño, los rusos creyeron que el Assari Shevket había sido hundido, y Makarov fue promovido a capitán. Estos ataques causaron a los Turcos un daño pequeño, pero combinado con la falta general de iniciativa por parte de la armada otomana, neutralizó la superioridad material de los Turcos en el mar. Sus ironclads terminaron la guerra anclados, haciendo poco para la causa turca. Makarov se convirtió en un héroe nacional y se le otorgaron varias decoraciones.

Después de la guerra, en 1878, Makarov contribuyó al diseño del torpedero Sirena (después llamado No. 21). Participó en la campaña en Turkestan y comandó el buque de vapor de guardia Taman en 1881. Él estudió el Bosforo, y basado en estas investigaciones después publicó su libro “En el Intercambio de Aguas Entre los Mares Negros y Mediterráneo” (1885) al cual se otorgó un premio por la Academia rusa de Ciencias.

Makarov sirvió en la Flota báltica de 1882 a 1886 en el personal de Almirante Popov, y circunnavegó el globo en la corbeta a vapor de madera Vitiaz en 1886-1889. Este viaje escribió otro libro “El Vitiaz y el Océano pacífico” (2 vols., 1894) que le ganó la aclamación internacional.

Corbeta a vapor Vityaz

Corbeta a vapor Vityaz. (Fuente : wikipedia.org)

En 1890 a la edad de 41 años, se hizo el almirante más joven de Rusia y fue asignado a la Flota del Báltico. En 1891 fue nombrado Inspector Principal de Artillería Naval. Inventó un tipo de detonador para los proyectiles perforantes, llamadas las espoletas de Makarov en la armada rusa.

En 1894 Makarov fue nombrado comandante de la Escuadra del Mediterráneo. En noviembre tomó posesión del mando, arbolando su insignia en el acorazado Imperator Nikolai I.

En 1895 fue nombrado jefe de la escuadra de formación, llevó a su flota al Lejano Oriente, viajando a través del Canal de Suez. En 1896 continuó su viaje a través del Océano Pacifico llegando a Estados Unidos, y completando su segundo viaje alrededor del mundo.

En este año de 1896, fue nombrado jefe de la escuadra del Báltico y ascendido a vicealmirante. Participó en el diseño del primero de los barcos específicamente diseñados para el minado en el mundo, los minadores de la clase Amur.

A principios de 1898 volvió a visitar Estados Unidos, en busca de astilleros que pudieran construir buques de guerra para Rusia.

En 1897 publicó su obra más famosa “Cuestiones de Táctica Naval”, que fue traducido a varios idiomas extranjeros. En este libro diserta sobre diversas cuestiones derivadas de los buques acorazados a vapor, entre otras cosas la guerra de minas, la lucha contra formaciones, las embestidas, y maniobras.

Discussion of Questions in Naval Tactics

Discussion of Questions in Naval Tactics. Pulsa para acceso a libro online. (Fuente : book.google.es)

Continuó con sus actividades científicas. Propuso y ayudó a diseñar el primer rompehielos de gran alcance para la exploración del Ártico; en marzo de 1899 cuando las capas de hielo eran importantes en el golfo de Finlandia, Makarov zarpó en este nuevo tipo de barco, el Ermak de fabricación británica, de Newcastle a Kronshtadt. En junio-agosto de 1899, se llegó con el Ermak hasta el Mar de Barents, consiguiendo llegar a 81’E21’N al norte de Spitsbergen. Los viajes de Makarov en el Ermak tuvieron dos propósitos. El primero la investigación científica (Makarov tenía la esperanza de ser el primero en llegar al Polo Norte), el segundo fue intentar conseguir un paso por el norte hacia el Océano Pacifico, lo que habría significado una simplificación enorme de los problemas estratégicos de Rusia, dando a su armada una ruta hacia el Lejano Oriente que no dependería de ninguna potencia extranjera (cosa que no se consiguió hasta muchos años después de la muerte de Makarov).

Rompehielos Ermak

Rompehielos Ermak. (Fuente : Krylov State Reseach Centre)

En Marzo de 1898, cuando Rusia de apoderó de Port Arthur, Makarov escribió al Ministro de Marina, manifestando una clarividencia sobre hechos que transcurrirían unos años después : “La caída de Port Arthur sería un golpe terrible para nuestra posición en el Lejano Oriente. Port Arthur debe de hacerse inexpugnable”. Por desgracia sólo se tomaron unas pocas medidas para realizar esto antes del estallido de la guerra con el Japón en 1904.

En diciembre de 1899 Makarov fue nombrado comandante de la base de Kronstadt, aunque continuó con su trabajo científico, embarcando hacia Zemlia Frantsa Iosifa y la costa noroeste de Novaia Zemlia. En su siguiente libro “Sin velas” (1903) abordó la cuestión de la educación naval en la era de los barcos a vapor.

Tras el ataque japonés a Port Arthur el 9 febrero de 1904, Makarov manifestó que la flota del lejano oriente debía de ser reforzada, sugiriendo que 40 torpederos fueran desmontados y enviados a Port Arthur a través del transiberiano. También desaprobó la decisión de la orden del regreso del escuadrón del almirante Virenius en camino a Port Arthur que constaba del acorazado Osiliaba y los cruceros acorazados Aurora y Dmitri Donskoi.

El 14 de febrero 1904 fue nombrado comandante de la Escuadra del Pacifico en sustitución del almirante Stark. Rápidamente reunió a su personal y junto con cinco vagones repletos de pertrechos navales así como 200 trabajadores de los astilleros de Kronshtadt partió para el Lejano Oriente. Llegó a Port Artur el 7 de marzo y de inmediato puso a los trabajadores a trabajar en los barcos dañados en el ataque inicial de torpederos japoneses. Debido a que Port Arthur carecía de un dique seco lo suficientemente grande para reparar a grandes acorazados, Makarov mandó construir unas grandes cajas de madera que se ajustaban contra el casco de la nave, dando así a los trabajadores de un espacio de trabajo seco en el fondo de la nave (ya hicimos hincapié en este caso en este enlace).

Tras su llegada, izó su enseña en el crucero Askold. El 9 de marzo, se dio aviso al almirante en medio de una conferencia de oficiales, que el destructor Steregushchii se encontraba combatiendo con buques enemigos en el exterior de la rada. Makarov se levantó abandonando la sala, arrió su bandera del Askold ante el asombro de los presentes la izó en el pequeño crucero Novik, saliendo del puerto en ayuda del destructor ruso. Aunque no logró salvarlo, si que demostró con su ejemplo la manera en que tenía intención de dirigir la campaña.

von Essen y Makarov a bordo del crucero Novik

Capitan de Navio von Essen y vicealmirante Makarov a bordo del crucero Novik. (Fuente : http://thethingsienjoy.blogspot.com.es)

Makarov se lanzó a intentar remediar los defectos de la flota, una tarea a la que se aplicó con una energía tremenda. Al respecto y con motivo de una salida nocturna, se manifestaron las carencias de las que adolecía la flota:

Verdaderamente nuestros hombres necesitan de todo, no saben navegar en la oscuridad, mal dirigidos, incapaces de identificarse unos a otros. ¡Una completa desgracia!

Sin embargo su liderazgo se acrecentaba. Se dio a conocer entre todos los oficiales y marineros de la flota, iniciando un intensivo entrenamiento con el que mejorar la capacidad combativa de su escuadra. Se le conocía como el ‘viejo oso’ a causa de su prominente barba.

Para darse tiempo en su programa de entrenamiento, inició dos medidas defensivas; la primera hundiendo dos cargueros en la rada exterior de entrada del puerto, para evitar que fuera bloqueado por los japoneses mediante otros cargueros, conduciendo los posibles intentos directamente a zonas donde pudieran ser batidos por las baterías de costa. La otra medida fue intentar cubrir los ángulos muertos de las baterías de costa mediante fuego indirecto de los acorazados anclados en el interior del puerto, de esta forma se dañó al acorazado Fuji el 22 de marzo, el cual tuvo que retirarse a Sasebo para su reparación.

Con sus defensas aseguradas, se centró en formar a la flota mediante pequeños combates con los japoneses evitando una acción decisiva hasta que la escuadra tuviera cierto grado de competencia. Exigió que la escuadra fuera capaz de hacer salidas de puerto de forma rápida, hasta ese momento se necesitaban remolcadores para realizar las maniobras de los grandes barcos, y consiguió que la escuadra entera abandonara el puerto en 2 horas y media, cuando anteriormente necesitaba 24 horas para hacerlo.

Port Arthur

Port Arthur. (Fuente : lsg.musin.de)

Se plan consistía en que la escuadra cambiara de base a Vladivostock, un puerto más seguro, desde donde batiría las líneas de comunicación japonesas de una manera más eficaz que desde Port Arthur, donde las dimensiones del Mar Amarillo lo convertían en un callejón sin salida.

Sin embargo Makarov no pudo nunca llevar a cabo sus planes, la noche del 12 de abril el minador japonés Loryu Maru, sembró un campo de minas a la salida del puerto, los destructores que cubrían la operación fueron observados por Makarov desde lo alto de la montaña de oro, pero no el minador. Un poco más tarde de este hecho el destructor Strashnyi, que había salido a reconocer las Islas Elliot entró en combate con una flotilla de destructores japoneses. Los cruceros Bayan y Diana, fueron enviados en ayuda del destructor ruso. Aparecieron al poco tiempo los cruceros acorazados japoneses Asama y Tokiwa junto a otros cuatro pequeños cruceros. La escalada de la operación continuó, los rusos enviaron como refuerzos los cruceros Novik y Askold, así como los acorazados Poltaba y Petropavlosk donde arbolaba su insignia el propio Makarov. Los japoneses se retiraron intentando atraer a los rusos al campo de minas recientemente sembrado. Los buques rusos lo atravesaron sin golpear ningún artefacto. Para completar el ‘rendez-vous’ aparecieron los acorazados japoneses. Ante la fuerza superior japonesa Makarov puso rumbo a Port Arthur para unirse al resto de la flota que se encontraba saliendo de puerto, y así poder batir a la flota de Togo.

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata. (Fuente : Museum of Fine Arts, Boston )

A dos millas del puerto el Petropavlovsk colisionó con dos minas, en pocos momentos su santa barbara hizo explosión con tal violencia que la torreta de proa saltó por los aires. El gran acorazado se hundió en dos minutos. Algunos testigos presenciales indicaron que vieron al almirante en el puente de rodillas en actitud de oración conforme el barco se hundía.

El acorazado Pobieda colisionó momentos después con una nueva mina, corriéndose el rumor de que los submarinos japoneses estaban cerca. Todas las naves rusas comenzaron a disparar al agua.

Los destructores enviados a sitio del desastre rescataron a 58 supervivientes, 680 oficiales y marineros rusos murieron junto al barco entre ellos la mayor parte del personal de confianza de Makarov, y el famoso artista Vasili Vereshchaguin. Del Almirante Makarov sólo encontraron su abrigo.

Como todo marino fallecido en combate su tumba es el mar. El reconocimiento a la labor de este personaje le sobrevino de inmediato, el presidente Teodoro Roosevelt envió un telegrama de condolencia a la esposa de Makarov, incluso el gobierno japonés emitió un comunicado que recordó los logros científicos del almirante.

Con posterioridad varios buques, tanto militares y como civiles, han llevado el  nombre de Almirante Makarov:

  • En 1906 sólo dos años después de su muerte se empezó la construcción de un crucero acorazado

    Crucero acorazado Admiral Makarov (1908)

    Crucero acorazado Admiral Makarov (1908)

  • Tras la II Guerra Mundial, en periodo soviético, la URSS puso su nombre a un crucero ligero capturado a los alemanes el Nurnberg

    Crucero Ligero Admiral Makarov (1955)

    Crucero Ligero Admiral Makarov (1955)

  • En la actualidad se encuentra en construcción una fragata tipo Krikav IV que será entregada a la armada rusa con el nombre de Almirante Makarov (otra llevará el nombre de von Essen que también participó en la guerra ruso japonesa)

    Fragata Krivak IV class

    Fragata Krivak IV class

  • Uno de los grandes rompehielos rusos lleva su nombre en homenaje a uno de sus precursores.

    Rompehielos admiral Makarov

    Rompehielos admiral Makarov

Monumentos al vicealmirante Makarov, también encontramos muchos repartidos por la geografía rusa:

  • En la base naval de  Krondshtadt

    Monumento a Makarov en Krondshtadt, Rusia

    Monumento a Makarov en Krondshtadt, Rusia

  • En Nikolaiev, monumento a los constructores navales
Monumento a los constructores navales (Nicolaiev, Rusia)

Monumento a los constructores navales (Nicolaiev, Ucrania)

  • Tambien en Nicolaiev su ciudad natal, Monumento a Makarov

    Monumento a Makarov (Nicolaiev, Ucrania)

    Monumento a Makarov (Nicolaiev, Ucrania)

  • En Vladivostock, Monumento a Makarov

    Monumento a Makarov en Vladivostov, Rusia

    Monumento a Makarov en Vladivostov, Rusia

Muchos más monumentos, puentes, etc. recuerdan el nombre de este personaje. Como último botón de muestra del reconocimiento que ha tenido, y tiene, indicaremos que la universidad nacional de construcción naval de Ukrania, que se encuentra en Nikolaiev  se denomina Almirante Makarov. (Enlace)

Si quieres saber más: