Medallas y condecoraciones de la guerra rusojaponesa


Vamos a hacer un repaso por las medallas especificas que se emitieron con motivo de la guerra rusojaponesa de 1904. Podemos apreciar la diferencia de culturas militares entre ambos contendientes, en Japón sólo se emitieron dos medallas, mientras que en la Rusia zarista se acuñaron multitud de ellas y durante mucho tiempo (hasta 1914).

Japonesas

Medalla creada el 31 de marzo de 1906, y entregada a los soldados y marinos participantes en la guerra con Rusia

 

Medalla japonesa de Participantes en la Guerra RusoJaponesa

Medalla de la cruz roja

Medalla Japonesa conmemorativa de la cruz roja

Medalla Japonesa conmemorativa de la cruz roja

Rusas

Medalla de la campaña japonesa para militares , en plata para participantes en combates.

Medalla rusa de la campaña japonesa

Medalla rusa de la campaña japonesa

Medalla de la campaña japonesa para militares , en bronce para no participantes en combates.

Medalla Campaña Japonesa para militares no combatientes

Medalla Campaña Japonesa para militares no combatientes

Medalla de la campaña japonesa para no militares , en plata para participantes en combates.

Medalla Campaña japonesa en plata

Medalla Campaña japonesa en plata

Medalla de la campaña japonesa para no militares , en bronce para no participantes en combates.

Medalla rusa de la campaña japonesa para no combatientes

Medalla rusa de la campaña japonesa para no combatientes

 

Medalla de la batalla de Chemulpo, entregada a las dotaciones de Variag y Koriez, 697 copias en plata.

Medalla rusa a los participantes en la batalla de Chemulpo

Medalla rusa a los participantes en la batalla de Chemulpo

Medalla a la memoria de la guerra:  en plata a los defensores de Port Arthur (45000 copias)

Medalla rusa a los defensores de Port Arthur

Medalla rusa a los defensores de Port Arthur

Medalla a la memoria de la guerra: en bronce a los participantes en batallas(700000 copias)

Medalla rusa a los participantes en batallas

Medalla rusa a los participantes en batallas

Medalla a los integrantes del 2º escuadrón del Pacifico, Bronce, 5500 copias (1907)

Medalla de la expedición de Rozhensvenski

Medalla de la expedición de Rozhensvenski

Medalla al escuadron de rozensvensky

Medalla al escuadron de Rozensvensky

Cruz defensores de Port Arthur, en plata para oficiales con un buque y en bronce para otros efectivos. Aprobada en 1914.

Cruz Defensores de Port Arthur de Oficiales (Plata)

Cruz Defensores de Port Arthur de Oficiales (Plata)

Medalla conmemorativa cruz roja

Medalla rusa conmemorativa de la cruz roja

Medalla rusa conmemorativa de la cruz roja

 

Osaka Baby. El cañón de asedio japonés de 280 mm.


El cañón de 28 cm (11 pulgadas) una fuentes indican que estaba basado en un diseño de Italiano y fabricado por los ingleses Amstrong, aunque en otras fuentes indican que era un diseño de la alemana Krupp. Unas 220 piezas fueron montadas bajo licencia en la fábrica de artillería de Osaka y destinadas a la defensa costera de la metrópoli. A estas unidades se las conocería como ‘Osaka babies’.

Cañón de 28 cm. “Osaka Babies” hoy en Matsuyama

Características (Datos)

  • Año : 1892
  • Calibre : 280 mm
  • Longitud del cañon  : 2.863 m (L10.2)
  • Angulo de tiro (elevación) : -10 to +68 grados
  • Angulo de fuego : 360 grados
  • Peso de la bala : 217 Kg
  • Velocidad inicial : 142 to 314 m/sec
  • Peso : 10.758 ton
  • Rango : 7,800 m
  • Cantidad producida : 220

El obús entró en servicio en 1892 y fueron instalados en las baterías de costa en los fuertes con vistas a la Bahía de Tokio y Osaka. Aunque estos cañones habían sido proyectados para las operaciones anti-buque, se consideró utilizar como arma de asedio durante la Guerra Russo-Japonesa debido a la falta de cañones pesados. Usaba munición de alto explosivo (shimose) de 217 kg (478 lb) a una distancia de 7.800 metros (8.500 yd)

Baterísa Costera en Torajima

Batería Costera en isla de Kamishima

 

La pieza se encontraba montada sobre una base giratoria de acero. Requería de dos a cuatro días para su montaje. Era una pieza de retrocarga, una grúa facilitaba la carga de la munición, la cual era empujada manualmente por el personal de la dotación hasta el interior del ánima. [visitad esta página para ver el montaje de una pieza en campaña Enlace ]

Cañon de 28 cm en Port Arthur. Detalle de la grua para cargar munición.

Cañón de 28 cm en Port Arthur. Detalle de los carros de transporte y de la grúa para cargar munición.

Después de la Guerra Russo-Japonesa algunos cañones se conservaron en el Santuario de Yasukuni (santuario sintoísta para albergar los kami (espíritus) de los soldados japoneses y coloniales (coreanos y taiwaneses) caídos desde 1869 en las guerra)

Actuación en Port Arthur

Durante la guerra ruso-japonesa el Tercer ejército japonés estaba sitiando a Port Arthur. Mientras que había logrado la captura de la plaza en un solo asalto durante la Primera guerra a sino-japonesa, la situación era diferente en 1904. Los rusos habían estado en posesión de Port Arthur desde 1897 y habían construido grandes fortificaciones alrededor de la ciudad.

Baterías rusas en Port Arthur

Baterías rusas en Port Arthur

El primer asalto en agosto de 1904 costó más de 16.000 bajas al ejercito japonés. El General Nogi, el comandante en jefe de las fuerzas japonesas, solicitó armas de asedio pesadas.

18 cañones fueron desmontados de sus emplazamientos y mandados al frente. La primera batería de 28 cm, se perdió cuando el transporte Hitachi Maru, cargado con un batallón del primer regimiento de reserva de la guardia, fue hundido por cruceros rusos el 15 de junio de 1904.

Munición

Munición

Cañones usados por el ejercito japonés durante el sitio de Port Arthur (fuente)

Artillery

Numbers of Gun

Numbers of Fire

10.5cm Cannon

4

2,525

15cm Howitzer

16

11,080

12cm Howizer

28

18,425

12cm Cannon

30

42,040

15cm Mortar

72

30,490

9cm Mortar

24

21,886

28cm Howitzer

18

16,940

Field Gun

120

67,640

Mountain Gun

84

44,100

47mm Gun

14

19,180

Naval Gun

33

78,760

Total

443

353,066

 

Los cañones de 11 pulgadas podrían lanzar un proyectil 217 kilogramos (478 libra) más de 7,8 kilómetros (7.8 km), y Nogi al fin tenía las armas necesarias para hacer un intento serio contra las fortificaciones rusas. Las enormes balas fueron apodadas por las tropas rusas “rugir los trenes” (por el sonido que hacían justo antes del impacto). Durante el periodo que duró el asedio a Port Arthur unas  16.949 de estas bombas fueron disparadas.

Japanese 11 Inch Siege Gun Firing on Port Arthur

Japanese 11 Inch Siege Gun Firing on Port Arthur

Finalmente, a 10:30 el 5 de diciembre, tras un bombardeo de la artillería masiva, los japoneses lograron tomar la cota 203  con vistas al puerto de Port Arthur donde se encontraba bloqueada la Flota rusa del Pacífico. Los  observadores de artillería en la colina, dirigieron el fuego de los obuses de 28 cm destruyendo sistemáticamente la flota rusa, una nave tras otra. En 05 de diciembre de 1904, el acorazado Poltava fue destruido, seguido por el acorazado Retvizan en 07 de diciembre de 1904, los acorazados Pobeda y Peresvet y los cruceros Pallada y Bayan en 09 de diciembre de 1904. El acorazado Sebastopol, aunque recibió 5 impactos, logró salir fuera del alcance de los cañones japoneses.

Vista del puerto y la flota rusa desde la cota 203

Vista del puerto y la flota rusa desde la cota 203

Posteriormente estos cañones también fueron usados por el Ejercito japonés durante la batalla de Mukden.

Otras actuaciones

 Estos cañones también actuaron en :

  • Primera guerra mundial: Algunos cañones fueron cedidos por los japoneses a los rusos que esta vez eran sus aliados.
  • Segunda guerra sino-japonesa: En noviembre de 1939 durante la Segunda guerra a sino-japonesa obúses 28 cm fueron desplegados en el río amarillo.
Pieza de 28 cm desplegada durante la guerra chino japonesa (1938)

Pieza de 28 cm desplegada durante la guerra chino japonesa (1938)

  • Segunda guerra mundial: Debido a la falta de alternativas los japoneses reactivan el obús de 28 cm para la defensa costera en 1945, esperando el desembarco de los aliados. 13 cañones estaban en uso en Kyushu, 6 en Shikoku, 62 en Honshu y 10 en Hokkaido.

EN NUESTRA TIENDA:

Intentos de bloqueo del canal de Port Arthur.


Al comienzo de la guerra de 1904, las fuerzas navales enfrentadas en Extremo Oriente eran bastante parejas. Los japoneses habían dado el primer golpe, tras el primer ataque a la escuadra anclada en Port Arthur, aunque este no había sido todo lo definitivo que se esperaba. El siguiente paso fue intentar bloquear a la flota rusa dentro de su base utilizando brulotes que cegaran la salida de puerto, si esto se conseguía la supremacía en el mar sería completa y a un coste mínimo. Se realizaron 3 intentos:

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

1. Primer intento 23 de febrero de 1904

Bajo el mando del Capitán Arima, participaron en la operación 5 cargueros, dos escuadrillas de torpederos (una encargada de despejar la zona y otra de recoger los equipajes de los barcos hundidos) y un buque de aprovisionamiento.

La pequeña escuadra se reunió en Suni-do en la tarde del día 23. La 5º escuadrilla de torpederos en cabeza se presentó, sin ser detectada y ya anochecido, ante la bocana del puerto. Lanzaron los torpedos sin obtener daños en los buques de guardia rusos, abandonando posteriormente el lugar. Cuando una hora y media después llegaron los cargueros fueron rápidamente descubiertos, las baterías de costa rusa estaban alertadas.

Cegadas por los proyectores los brulotes, cargados de piedras, se dirigían hacia la entrada del puerto, el Tenshu Maru fue hundido por las baterías de costa. Dos buques consiguieron aproximarse lo suficiente:  el Hokoku Maru, acribillado, incendiado e incapaz de gobernar se hundió a menos de 200 metros de su objetivo. El Jinsen Maru que le seguía, al intentar evitarlo chocó con un arrecife que lo hundió. Los otros dos creyendo que estaban a la entrada del puerto fueron hundidos por sus dotaciones, aunque realmente se encontraban aún en la rada exterior.

Loa informes de las tripulaciones de estos dos últimos buques, hicieron creer a Togo que la operación había sido un completo éxito, las exploraciones posteriores confirmaron que dos cascos parecían embozar la entrada del canal y que dos cruceros y cinco destructores se encontraban en la rada exterior. Se preparó un ataque para acabar con los barcos aislados, que demostró que realmente la base seguía operativa.

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

 2. Segundo intento 26 de marzo de 1904

Con la llegada del vicealmirante Makarov a Port Arthur, la flota rusa dejó de tener un papel pasivo a empezar a realizar salidas y enfrentarse cara a cara a la escuadra japonesa. Togo decidió nuevamente intentar bloquear la bocana del puerto. Esta vez serían 4 brulotes llenos de explosivos y escoltados, como en la anterior ocasión, por dos escuadrillas de torpederos, una encargada de abrir camino y otra de recoger las tripulaciones de los barcos.

Se partió el 26 de marzo, tras varios días a la espera de un tiempo que posibilitara la operación. Esta vez los brulotes irían en cabeza con las ordenes de golpear rápido y fuerte. A las 2 de la mañana se encontraron en posición de ataque, pero no era el día de suerte para los japoneses, la flota rusa acababa de entrar en puerto tras unos ejercicios en Liau-ti-san. En cuanto los cargueros fueron detectados, un nutrido y preciso fuego cayó sobre ellos. El primero logró acercarse a la entrada del canal antes de saltar por los aires. El segundo fue alcanzado y hundido antes de alcanzar su posición. El tercero explotó lejos de su objetivo. El cuarto logró entrar en el canal, pero no pudo anclar y la corriente lo introdujo dentro de la rada interior donde fue cañoneado y hundido.

Togo creyó nuevamente que la operación había tenido éxito, idea que le duró poco tiempo al ver a las pocas horas como la flota rusa realizaba una nueva salida.

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

3. Defensas rusas

El fuego de las defensas costeras se había demostrado insuficiente para detener a los brulotes japoneses, incluso uno de ellos había conseguido entrar en el canal, como hemos visto. Makarov ordenó tender nuevos campos de minas y hundir unos viejos cargueros para impedir la ruta directa a la entrada a puerto para los ataques enemigos. Se usaron 4 buques de la compañía ruso-china, los dos primeros formaron una mole exterior cerca de la Cola del Tigre, los otros dos un poco más cerca de la tierra a los pies de la Montaña de Oro. Estos buques fueron unidos por gruesos cables de acero entre ellos y a los cascos de los buques japoneses hundidos en las cercanías.

Situación a finales de marzo

Situación a finales de marzo

4. Tercer intento de bloqueo 2 de mayo de 1904

El desembarco del 2º ejercito en la península de Liao-tung, peligraba por las amenaza que suponía la flota rusa todavía activa en Port Arthur. Togo decidió lanzar un nuevo ataque, esta vez serían 12 cargueros los encargados de bloquear la base naval.

A las 1800 del 2 de mayo partieron para su objetivo. A las 2100 el tiempo cambió rápidamente, lo que hizo a uno de los brulotes volver a puerto, así como disgregó a la pequeña escuadra la cual llegó a Port Arthur en pequeños grupos de 2 o 3 barcos.

Los rusos, que habían reforzado sus defensas, los recibieron con un nutrido fuego. Los obstáculos colocados impedían el gobernar directamente al objetivo hizo que nuevamente ningún brulote llegara a conseguir su objetivo.

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

5. Resumen

La inactividad del mando hizo más que los intentos japoneses por bloquear a la escuadra rusa. Ninguno de los tres ataques japoneses consiguió su objetivo de dejar encerrada a la flota rusa en su base de Port Arthur, si bien los primeros intentos tuvieron alguna oportunidad, los pocos medios empleados facilitaron la defensa rusa. Y en la tercera de las ocasiones, tras las defensas instaladas por Makarov, ni siquiera un masivo ataque pudo conseguir su objetivo.

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Si quieres saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.

9 de febrero de 1904: Segundo ataque a Port Arthur.


Al amanecer del 9 de febrero de 1904  ya se encontraban de vuelta las torpederas que habían realizado el primer ataque a la flota rusa anclada en la rada exterior de Port Arthur y que desencadenaría la guerra <enlace>. Togo, almirante japonés, no tenía noticia del resultado del combate por lo que ordenó al almirante Dewa que, con 4 cruceros rápidos, hiciera un reconocimiento del lugar.

Ukiuo-e Ataque a Port Arthur  (Fuente : Massachusetts Institute of Technology © 2006 Visualizing Cultures)

Ukiuo-e Ataque a Port Arthur
(Fuente : Massachusetts Institute of Technology © 2006 Visualizing Cultures)

Sobre las 0800 la pequeña escuadra de observación nipona se encontraba en las proximidades de Port Arthur, y pudo observar como la flota enemiga aún estaba anclada fuera de puerto. Se apreciaban una docena de grandes navíos de guerra, de los cuales tres o cuatro estaban escorados, y uno de ellos parecía hundido. Los rusos no parecían tener otra actividad aparte de los torpederos que patrullaban en las inmediaciones. Dewa comunicó por radio la situación a Togo, manifestando su opinión de rematar el trabajo iniciado la noche anterior. En los planes iniciales japoneses no se contemplaba un segundo ataque, aunque la ocasión era demasiado buena para dejarla escapar. Togo dio la orden :

Rumbo de ataque a las fuerzas enemigas. La victoria o la derrota dependen de nuestra acción. Que cada uno cumpla con su deber.

Acorazado Mikasa

Acorazado Mikasa

Lamentablemente Dewa, hizo sus observaciones a muy larga distancia, y no permaneció el tiempo suficiente para observar que los buques de la escuadra rusa se encontraban con las calderas prestas y aparejando para entrar en combate. Los cruceros Boyarin y Askold. habían sido mandados en descubierta y habían detectado a los buques de Dewa. A las 1015 el mismo Boyarin detectó al grueso de la escuadra japonesa, dando la alarma “El enemigo se aproxima”. Al poco tiempo llegaban noticias del Askold “El enemigo avanza con una gran fuerza”. Los fuertes y los puntos de observación también dieron la alarma. El almirante ruso Stark dio la orden de “formar línea de combate”, y a las 1100 la flota rusa se dirigió directamente contra el enemigo.

El acorazado japonés Mikasa fue el primero en abrir fuego a 8000 metros de distancia, siendo respondido por las baterías de costa, y seguido por el resto de buques. Pronto se desató un nutrido fuego cruzado.

Flota Japonesa en las inmediaciones de Port Arthur

Flota Japonesa en las inmediaciones de Port Arthur

A las 1120 la situación era crítica para los japoneses, su escuadra se dirigía directamente al desastre, adentrándose cada vez más en el rango de tiro de las baterías de costa. Togo decidió dar media vuelta, una maniobra muy peligrosa en esta situación pues exponía su flanco al enemigo. La operación se desarrolló con numerosos impactos, sobre todo en los buques que componían la formación de cruceros acorazados de Kamimura. Al ver que los japoneses les enseñaban la popa, los rusos se lanzaron en persecución del enemigo que huía, aunque al poco tiempo, viéndose fuera de la protección de los cañones de tierra regresaron a su base sin éxito.

bttl-pa

Batalla de Port Arthur (9/2/1904) Fuente: russojapanesewar.cm

 

De vuelta a puerto era el momento de hacer recuento: del lado ruso se habían sufrido 150 muertos, siendo alcanzados levemente los cruceros  Askold, Diana, Bayan y Novik. Del lado japonés hubo 90 muertos y, todos los buques principales fueron tocados aunque ninguno de ellos con daños serios. El resultado pudo haber sido mucho más grave, calificándolo como milagroso por Togo.

Vice almirante Togo

Vice almirante Togo

En resumen, los dos ataques realizados por los japoneses a la base rusa de Port Arthur el primer día de la guerra, no cumplieron su objetivo principal de destruir la flota enemiga, aunque sí la dañaron lo suficiente para conseguir una superioridad temporal en el teatro de operaciones que favoreció las operaciones de desembarco de tropas en la península de Corea.

Si quieres  saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999

La toma de la colina 203 y el final de la flota de Port Arthur


A finales de noviembre de 1904 los restos de la flota rusa del Pacífico se encontraban encerrados en Port Arthur, tras la batalla del Mar Amarillo de agosto. Sus medios eran escasos y no disponían ni de capacidad, ni de moral, para enfrentarse a la que se había demostrado como muy superior escuadra japonesa.

Pero un hecho podía cambiar completamente las condiciones en que se estaba desarrollando la guerra en el mar. Una segunda flota rusa había partido del Báltico en octubre de 1904, si esta llegaba a las inmediaciones del mar del Japón, el almirante Togo debería de debilitar la vigilancia sobre Port Arthur para enfrentarse a este nuevo enemigo. Si ambas lograban unirse la supremacía naval cambiaría.

Batalla del mar amarillo

Batalla del mar amarillo

La flota japonesa no estaba completamente reparada después del enfrentamiento de agosto y no lo estaría completamente hasta enero o febrero de 1905. La situación era pues bastante complicada para Togo. El futuro de la guerra pasaba por la rápida rendición de la plaza y la eliminación de los buques que en ella se cobijaban.

Para miles de soldados japoneses esta situación supuso su sentencia de muerte, pues el general Nogi ya no tenía tiempo para economizar vidas humanas. Se debía hacer el trabajo que se había resistido seis meses en apenas dos (el asedio que se inició en mayo de 1904).

Todos los esfuerzos del ejercito nipón se centraron en la conquista de la colina 203, la cual les permitiría tener toda la rada del puerto a sus pies. Los rusos conscientes de la importancia de esta posición no se la iban a ceder gratuitamente, deberían pagar un muy alto precio en sangre.

Colina 203

Colina 203

El 3º Ejercito japonés, reforzado por la 7ª división inició el ataque el 27 de noviembre, pronto se convirtió en una gran carnicería. Tras dos asaltos infructuosos, los japoneses se apoderaron de una trinchera cercana a la cima, la cual consiguieron mantener tras varios contraataques rusos. Los ataques japoneses se reiniciaron en la noche, logrando hacer cima de la que fueron rápidamente desalojados. Cada metro de terreno se peleó con saña, llegando las más de las veces al cuerpo a cuerpo.

A la mañana siguiente se reiniciaron los combates, cada vez más furiosos y sangrientos. Estos continuaron hasta que el 1º de diciembre los japoneses consiguieron una vez más apoderarse de la cima de la colina 203, pero esta vez rechazaron todos los contraataque rusos.

En una trinchera soldados rusos de pié y multitud de japoneses muertos.

En una trinchera de Port Arthur, soldados rusos de pié y multitud de japoneses muertos.

Togo cablegrafió a Nogi:

La flota combinada le presenta sus calurosas felicitaciones por la gran victoria que su Ejercito viene de conseguir tras una lucha encarnizada de una posición a partir de la cual podremos golpear de muerte a la flota de Port Arthur. Le expresamos nuestra profundo respeto por las numerosas pérdidas en oficiales y hombres que ha sufrido.

Port Arthur bajo el fuego de la artilleria japonesa

Port Arthur bajo el fuego de la artilleria japonesa

Los rusos continuaron realizando contraataques que fueron rechazados, hasta que definitivamente abandonaron las posiciones sobre la colina 203 y toda su línea de defensa el 4 de diciembre. Comenzó entonces lo que el ingeniero diseñador del sistema defensivo ruso, y alma de la resistencia, general Kondratenko, denominó la lenta agonía de Port Arthur.

Sobre la cima se estableció un puesto de observación de artillería. En la tarde del 5 de diciembre comenzaron a caer sobre los buques anclados en la rada los primeros proyectiles, su objetivo el acorazado Poltava que fue alcanzado. El 7 fue hundido el Retvizan. El 9 se pudo observar como se encontraban tocados de diversa gravedad el Pobieda, Pallada y Gilyak; el Perestviet era un amasijo de hierros y el Bayan se encontraba en llamas. Sólo estaban más o menos operativos el acorazado Sebastopol y la cañonera Otvashni, que se pusieron al abrigo en la dársena del este, al abrigo de la colina del lobo.

Flota Rusa en Port Arthur

Restos de la flota rusa en Port Arthur

El 9 de diciembre el Sebastopol salió fuera de la rada y se posicionó al abrigo de las baterías del costa fuera del alcance de la artillería japonesa. Se rodeó de redes antitorpedos. Noche tras noche, entre el 9 y el 16 de diciembre, fue atacado por torpederos japoneses, que le lanzaron 98 torpedos, de los que 3 le llegaron a alcanzar sin conseguir hundirlo. De los 30 barcos japoneses que participaron en el ataque 2 torpederos fueron hundidos, así como, indirectamente, el crucero Takasago, que colisionó con una mina mientras cubría los ataques.

El Sebastopol permaneció a flote hasta la rendición de la plaza. El 2 de enero fue conducido a aguas profundas y hundido por su tripulación para no caer en manos enemigas.

Oficiales japoneses tras la captura de Port Arthur

Oficiales japoneses tras la captura de Port Arthur

Existe una película Japonesa sobre este hecho de armas: ‘203 kochi’

Fortificaciones de Port Arthur


Como continuación al post de hace unas semanas en que veíamos la historia de Port Arthur (enlace), vamos a ver en esta entrada su sistema de fortificaciones, principal protagonista de la resistencia durante 239 días de la plaza a los continuos ataques japoneses por tierra y mar.

Si nos fijamos en un mapa topográfico de la región del Liao Tung, donde se halla situada la plaza de Port Arthur, se ve lo montañosa que es, fuera de las planicies del valle del Liao-Ho, el resto del terreno es sumamente quebrado y, aunque la mayoría de los montes no pasan de los 500 metros, son sumamente escarpados y difíciles de subir por ciertos puntos.

Relieve de la Peninsula de Liao TUng

Relieve de la Peninsula de Liao Tung. (Fuente : old-print.net)

Los montes más próximos a Port Arthur forman una especie de anfiteatro, de ellos parten dos ramificaciones, la Montaña del Oro y la Cola del Tigre, esta última forma casi una isla con acantilados de más de 100 metros de altura.

Relieve de Port Arthur

Relieve de Port Arthur. (Fuente : samoupravlenie.ru)

Los chinos anteriormente a la entrada de los rusos habían realizado trabajos de fortificación entre los años 1880 a 1892, bajo la dirección del ingeniero  alemán von Hannecken. Las defensas consistían en 7 fuertes a la entrada del puerto orientados hacia el mar, repartidos en las alturas, dotándolos de cañones Krupp de gran calibre, con caminos cubiertos entre ellos y pequeñas piezas Amstrong a intervalos. En el interior, del lado de tierra no se construyó más que un pequeño muro con baluartes de dudosa utilidad, dotados de débiles baterías. Estas fortificaciones no impidieron que los japoneses ocuparan la plaza durante le guerra de 1895.

Segundo Ejercito atacando y ocupando Port Arthur. Autor desconocido 1894-1895

Segundo Ejercito atacando y ocupando Port Arthur. Autor desconocido 1894-1895. (Fuente : Massachusetts Institute of Technology © 2013 Visualizing Cultures)

Los rusos al ocupar Port Arthur realizaron grandes obras de fortificación en la plaza, pero las carencias de la rada interior para su uso como puerto civil, supusieron el desarrollo e inversión de grandes cantidades de dinero en el vecino puerto de Dalny (Recordemos que este puerto de Dalny fue abandonado por los rusos sin destruir sus instalaciones el 28 de mayo de 1904 lo que supuso una gran ayuda para el abastecimiento de las tropas japonesas que sitiaban Port Arthur). Cuando la guerra era inevitable se reanudaron los trabajos de fortificación de Port Arthur bajo la dirección del General de Ingenieros Kondratenko.

Busto erigido en Polotsk al Héroe de Port Arthur General Kondratenko

Busto erigido en Polotsk al Héroe de Port Arthur General Kondratenko

De cara al mar las defensas se basaron en las ya construidas por los chinos hacia 20 años, modernizadas y completadas con nuevo armamento, comunicaciones, etc… Al este de la entrada del puerto, a una altura de 88 metros se encontraba el fuerte de Hwang-Chin. Acompañado un poco más abajo con baterías de tiro rápido modelo Canet de 75mm. A partir de este punto las fortificaciones se extendían hacia el norte uniéndose a las líneas de protección de la plaza. Por el oeste de la entrada al puerto se encontraba el fuerte Wei-Yuan, que disponía de dos baterías de tiro rápido que acompañabana a viejos cañones ya instalados en tiempos de los chinos. A lo largo de la costa se extendían de 18 a 20 baterias, La bocana del puerto estaba defendida por ocho baterias en la Montaña del Oro con 60 cañones, los de mayor calibre Poutiloff de 11 pulgadas, en la otra orilla en el extremo de la cola del tigre se entrontaba una batería de cañones Canet de tiro rápido.

Baterías de costa Port Arthur

Baterías de costa Port Arthur. (Fuente : keu-ocr.narod.ru)

Las fortificaciones en el interior alrededor de la plaza fuerte se articularon entorno a cuatro líneas de defensa escalonadas,

    • línea de defensa exterior compuesta por: la Cota 203 [de gran importancia estratégica, pues desde esta posición los japoneses podían bombardear los fuertes de la línea interior], la colina del lobo, alturas de Taku-Chan y las trincheras intermedias para la infantería.
Sistema defensivo de Port Arthur

Sistema defensivo de Port Arthur. (Fuente : gutenberg.org)

  • línea principal de defensa, formada por los grandes fuertes con cañones Krupp de grueso calibre y de tiro rápido de modelo Canet, apoyados por baterías soterradas con cañones de 152mm.
  • línea de apoyo y
  • línea central o núcleo de fortificaciones.
Detalle de los trabajos de fortificación de Port Arthur

Detalle de los trabajos de fortificación de Port Arthur. (Fuente : tsushima.su)

Las defensas tuvieron que terminarse a toda prisa bajo el fuego de los cañones japoneses que mandaban enormes proyectiles de 280 mm.

La guarnición de Port Arthur en el momento de declararse la guerra era de unos 15.000 hombres. Cuando comenzó el asedio se había incrementado hasta 30.000, la 4º división de tiradores siberianos al mando del general Fock y las fuerzas de guarnición de la plaza al mando del Genral Smirnow, todas bajo el mando del General Stoessel encargado de la defensa de la plaza.

Si quieres saber más:

  • KUROPATKIN, Aleksei. Memorias del General Kuropatkin. Barcelona : Montaner y Simon, 1909
  • [Anonimo]. Blancs & Jaunes. La Guerre Russo-Japonaise 1904. Recits d’un temoin oculaire. Paris: Librairie Illustrée

Port Arthur antes de la guerra


En 1858 un navío británico (el Algerine) fondeó en la rada de un pueblecito chino llamado Liu-Chin-Kheou. Nunca antes, que se tenga constancia, un navío europeo había echado allí el ancla. Siguiendo la costumbre muy inglesa de poner nombres a sus ‘descubrimientos’, sin importar las toponimias locales o denominaciones de anteriores descubridores, se procedió a colocar un nombre nuevo, el propio del comandante del Algerine, el teniente Arthur, pasando la localidad a llamarse Port Arthur.

Territorios antes de la guerra de 1904

Territorios antes de la guerra de 1904. (Fuente : Japan-America Society of New Hampshire)

Mirando un mapa de la zona podemos observar claramente la importancia estratégica de su ubicación. Port Arthur ocupa el extremo de la península de Kuang-tong, y cierra por el este el golfo de Petchili.

Entre Port Arthur y la costa septentrional de la península de Chang-Tung, que se extiende a lo largo del litoral opuesto en el mismo golfo, existe un estrecho de 88 km, que se encuentra obstruido en más de la mitad de su extensión por un archipiélago de pequeñas islas, donde se pueden ocultar pequeños navíos. De resultas Port Arthur domina el canal que contornea la punta sur de la penisula de Kuang-Tung, el cual no cuenta en realidad más que 32 km útiles.

Manchouria y Corea. Traduccion de la carta del Estado Mayor Ruso

Manchouria y Corea. Traduccion de la carta del Estado Mayor Ruso. (Fuente : Gallica.fr)

Al este de la península se abre la bahía de Corea, prolongación septentrional del Mar Amarillo. Port Arthur domina estos parajes cuyas aguas bañan a la vez China, Corea y Japón.

Las ventajas topográficas locales no son menos importantes, ideales para la instalación de un puerto militar: lago interior, comunicación con la mar por un canal de 1000 metros de longitud y 300 de anchura, y cuyos extremos están protegidos por 2 alturas.

Mapa de Port Arthur

Mapa de Port Arthur

Los inconvenientes se encontraban en la sonda de entrada en marea baja que no daba más de 7 metros, aunque el canal se hacía más profundo conforme se adentraba en la rada interior. La rada exterior, era un buen lugar de fondeo, protegida por las alturas de la costa con profundidades de 8 a 13 metros.

El Virrey Li-Hung-Chang, uno de los más eminentes hombres de estado de la China de finales del siglo XIX, previó el valor estratégico de esta plaza para la defensa del virreinato de Petchili. De 1887 a 1890 hizo construir, por ingenieros franceses y alemanes, el puerto y el arsenal que se encontraban activos en el momento de la guerra de 1904.

Otto von Bismarck y Lee Hung Chang en Friedrichsruh (Alemania) 1896

Otto von Bismarck y Lee Hung Chang en Friedrichsruh (Alemania) 1896. (Fuente : Wikipedia)

El puerto tiene 2500 x 1500 metros y es una pequeña parte del lago interior, a cuyo alrededor se encuentran dispuestos los muelles. En la parte norte se extienden los servicios del arsenal. El Gobierno chino protegió la zona con 13 fuertes.

Los japoneses ya anteriormente a la guerra de 1904 habían ocupado Port Arthur. Durante la guerra chino japonesa, tras la victoria naval en la desembocadura del rio Yalú, la supremacía en el mar era completa para el Japón, lo que permitió que el 24 de octubre de 1895 un cuerpo japonés desembarcara en la península de Liao-Tung, y que un mes después en un asalto combinado por mar y tierra se capturara la plaza de Port Arthur.

Segundo Ejercito atacando y ocupando Port Arthur. Autor desconocido 1894-1895

Segundo Ejercito atacando y ocupando Port Arthur. Autor desconocido 1894-1895. (Fuente : Massachusetts Institute of Technology © 2013 Visualizing Cultures)

El tratado que puso fin a la guerra chinojaponesa de 1895 atribuía a Japón la posesión de Port Arthur. Pero Alemania, Francia y Rusia presionaron para que se devolviera a China. Los japoneses aceptaron retirarse de la plaza, no sin antes destruir todo lo que no pudieran llevarse consigo.

Tres años más tarde, en 1898, se firmaba un Convenio entre China y Rusia, en virtud del cual se le cedían a Rusia las siguientes ventajas: 1) Arrendamiento por un periodo de 15 años de la ciudad de Port Arthur y de un territorio a su alrededor y 2) Derecho de construir y de proteger por sus medios de una línea de ferrocarril que uniera Port Arthur con el Transiberiano.

Port Arthur

Port Arthur. (Fuente : Old-print.com Limited)

Imaginamos el rencor de los japoneses cuando vieron que la plaza, que ellos habían conquistado con sangre, caía en manos de Rusia, su principal rival en Extremo Oriente. Desde ese momento Japón comenzó a prepararse para la guerra.

Por su parte el gobierno ruso no descansó en aumentar la importancia comercial de Port Arthur y por asegurar su defensa. Se fortificaron los alrededores, se construyeron baterías de costa, un dique seco en la zona norte del puerto interior y en el ‘puerto del oeste’ fue dragado un pasaje que conducía al arsenal de los torpederos.

Detalle de puerto interior y acceso a Puerto Oeste en Port Arthur

Detalle de puerto interior y acceso a Puerto Oeste en Port Arthur. (Fuente : Gallica.fr)

Si quieres saber más:

  • [Anonimo]. Blancs & Jaunes. La Guerre Russo-Japonaise 1904. Recits d’un temoin oculaire. Paris: Librairie Illustrée

El desembarco japonés en Pi-tse-ouo


El dos de mayo de 1904 los japoneses lanzaron, por tercera vez durante la guerra, un ataque con brulotes cargados de piedras y cemento a Port Arthur, con intención de obstaculizar o, mejor dicho, impedir la salida de los buques rusos que se protegían en este puerto.

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur (Fuente : TipsImages)

Solo uno de los cargueros que participaron en el ataque nocturno se aproximó al canal de acceso antes de ser hundido. Tres buques más fueron destruidos intentando franquear la estacada, y otros cinco no pudieron siquiera atravesar el campo de minas. El coste de este ataque en vidas humanas nos da una idea de lo suicida de la operación, de los 154 hombres que participaron en este ataque, sólo 67 fueron recogidos por torpederos, 17 cayeron en manos rusas y 74 fueron dados como desaparecidos (un 48%).

Al día siguiente del ataque (3 de mayo) el vicealmirante Togo en persona realizó una inspección de la zona, las noticias que había recibido eran muy prometedoras, el primer barco había conseguido embocar en el canal de acceso al puerto y había logrado su objetivo. La niebla que ese día  impidió  la observación, y la inactividad total por parte de la escuadra rusa le convencieron de que la operación  realizada el día anterior había sido un éxito.

El peligro que hasta ese momento suponía de la flota rusa de Port Arthur se consideró controlado, lo que dio pié a lanzar la operación más peligrosa de la guerra: el desembarco del 2º ejército japonés en la península de Liaotung un territorio controlado por el enemigo.

Según se había planeado las tropas deberían de haberse embarcado en Japón y, conducido desde allí directamente a su lugar de desembarco pero, la flota japonesa no disponía de medios suficientes para realizar esta operación en un solo viaje. Se modificó pues el plan original y se decidió el transportar al 2º Ejercito a Chinampo en la costa occidental de la península de Corea, junto a la desembocadura del Ping-Yang, desde donde se lanzarían cuatro oleadas hacia la zona de desembarco, los barcos implicados en la operación debían de hacer continuos viajes entre Chinampo y la península de Liaotung.

Desembarco de tropas japonesas en Chinanpo

Desembarco de tropas japonesas en Chinampo (Fuente : TipsImages)

Las operaciones se iniciaron con el desembarco de una brigada naval, que se apoderó de las playas donde debían de llegar las tropas, así como asegurar la seguridad y rechazar los contraataques rusos que se pudieran producir en un primer momento.

Esta brigada naval, precursora de la infantería de marina japonesa, era un cuerpo de élite del ejército japonés que se componía de un millar de voluntarios, y en palabras de un agregado británico eran “entrenados a diario en operaciones anfibias. Suben colinas a paso ligero. Escalan acantilados. Con el fin de estar fuertes en sus cuerpos y ligeros en sus movimientos”.

Para la protección de los transportes y el apoyo de las operaciones de tierra se dispuso la escuadra del almirante Hosoya, compuesta del acorazado Fuso, el monitor Sayen, y las cañoneras Haiyen y Tsukushi. El almirante Kataoka aseguró la escolta de los convoyes, para eso dispuso de los buques Itsukushima, Chinyen, Matsushima, Hatshidate, a los que se les añadió el crucero acorazado Nisshin, así como la escuadra del contraalmirante Masaji Togo con al Akashi, Suma, Akitsushima y Chiyoda. El resto de la flota ejerció una vigilancia cercana de Port Arthur. El vicelamirante Togo, comandante en jefe de la escuadra japonesa, no estaba seguro de que el puerto se encontrara totalmente cerrado, se reservó los mejores y más poderosos barcos de la flota japonesa por si el enemigo intentaba una salida.

Los planes japoneses contemplaban como base avanzada japonesa la isla de Kwanglotau dentro del archipiélago Elliot. El lugar de desembarco fue decidido por la armada imperial, teniendo en cuenta los imperativos marcados por ejercito siempre y cuando no menoscabaran la seguridad de la operación.

Operaciones en Pi-tsé-ouo

Operaciones en Pi-tsé-ouo (Fuente : elaboración propia, mapa Gallica)

Los preparativos de la operación comenzaron con el sembrado de campos de minas y barreras a lo largo del perímetro de las playas de desembarco que impidieran un posible ataque de torpederos rusos procedentes de Port Artur.

El 5 de mayo de 1904 a las 4 de la madrugada 7 mercantes que transportaban a la brigada naval llegan a la zona de desembarco acompañados de los buques del almirante Hosoya. Las cañoneras Tsukushi, Akagi, Chokai y Oshima se enviaron en vanguardia y abrieron fuego sobre el destacamento de caballería cosaca que tenia sus posiciones en Pi-tse-ouo, dispersándolo. Una segunda agrupación rusa situada más al oeste tuvo la misma suerte, aunque logró mandar el siguiente mensaje a Port Arthur :

“5h10 siete transportes y dos torpederos se encuentran anclados detrás de la isla Dachan-shan. Se pueden divisar a lo lejos 4 grandes navíos de guerra. Un transporte ha tomado posiciones delante de Kwanglotau”

Este mesaje se interpretó por el alto mando ruso, como una operación de distracción y no el desembarco principal que se esperaba.

A las 5:30 la brigada naval se encontraba en tierra, no sin dificultades pues la marea baja impidió que los navíos se aproximaran a la costa. Dos horas más tarde ya era dueña de todas las colinas que dominaban la playa donde se atrincheró a la espera de un contraataque ruso. En la playa un destacamento de ingenieros preparó la llegada del grueso del 2º ejército japonés.

A las 9:30 los transportes que traían a la primera oleada ya se encontraban anclados en Kwanglottau, donde 90 pequeñas embarcaciones estaban preparadas para llevar a tierra a las tropas. El trabajo se realizó durante la jornada sin ser inquietados, y se llevaron a tierra 9500 soldados junto a su material.

Operaciones de desembarco en Pisewo

Operaciones de desembarco en Pi-tse-ouo (Fuente : TipsImages)

El tiempo que hasta ese momento se había mostrado calmado, cambió bruscamente con la llegada del nuevo día, las operaciones de desembarco debieron de ser interrumpidas, lo que dejó a las tropas en tierra en una situación muy comprometida.

Kuropatkin, general al mando de las tropas rusas, seguía creyendo que este era un ataque de diversión y que el verdadero desembarco japonés se realizaría en las inmediaciones de Dalny. El grueso del ejercito ruso se concentraba en las inmediaciones de Kin-Tcheou y la bahía de Talien. Tres batallones de infantería y destacamento de artillería fueron destacados para reconocer al enemigo, tenían que recorrer 60 kilómetros de distancia.

Los japoneses, a pesar de su escaso número, avanzaron ocupando la población de San-Chia-tun, que controlaba la carretera de Pi-tse-ouo – Port Arthur, y se envió un destacamento de ingenieros a Port Adams para cortar la vía del ferrocarril.

Ante el peligro de quedar cercado y por orden del Zar (aunque sugerida por él mismo, según las malas lenguas), el Virrey Alexeiev se trasladó a Mudken. Lo que dejó la flota en manos del contraalmirante Witheft – cuyas consecuencias ya vimos en uno de nuestros anteriores post <Enlace> –. Antes de dejar la plaza, el Virrey dio la orden de salida de 12 torpederos que permanecían en puerto para atacar a los transportes japoneses, esta operación debía de llevarse a cabo de noche, la distancia al objetivo no permitía que se volviera antes de que hubiera despuntado el alba, por lo que se debía de proteger el regreso de los torpederos con los buques de la escuadra fondeada en Port Arthur. En estos momentos las fuerzas rusas en estado de aprestarse para la acción eran de 3 acorazados, 1 crucero acorazado, 3 cruceros protegidos de primera clase, 1 crucero protegido de segunda, 4 cañoneras y unos veinte torpederos.

Para Togo la inactividad de la flota rusa en los primeros días del desembarco era el signo que le confirmó sus sospechas, el puerto se encontraba totalmente cerrado por sus ataque del 2 de mayo. Decidió pues aligerar su dispositivo de vigilancia.

Desembarco japonés en la peninsula de Liaotung

Desembarco japonés en la peninsula de Liaotung (Fuente : Gettyimages)

Las condiciones eran idóneas para una salida de la flota rusa, se organizó un consejo de guerra para tomar la decisión de realizar el ataque nocturno a la zona de desembarco japonés. Lamentablemente para las armas rusas se consideró un ataque suicida que pondría en peligro a los torpederos que participaran en la operación y a los buques que tuvieran que asegurar su protección, por lo que la flota quedó en puerto.

En la tarde del día 6, varios buques ligeros japoneses se detectaron en la Bahía de Kerr donde parecían realizar operaciones de dragado de minas. El general Fok que mandaba las fuerzas rusas en Kin-Tcheou pensó que eran labores preparatorias y que este sería el punto de desembarco principal. Inmediatamente se ordenó a las fuerzas mandadas para el reconocimiento de Pi-tse-ouo que dieran media vuelta, de esta forma el 2º ejército japonés continuó las operaciones de desembarco sin ninguna oposición enemiga.

Las dificultades vinieron no de los rusos, sino de la deficiente organización con un reparto de responsabilidades mal concebido. Los postulados de la época se basaban en que el desembarco de una fuerza tal como un ejercito al completo se haría en un emplazamiento donde se dispusiera de un puerto con las instalaciones necesarias. La responsabilidad del desembarco recaía en los mandos del ejercito, siendo la armada la responsable de asegurar la seguridad de la operación. Este sistema que había funcionado perfectamente en el desembarco de Chemoulpo.

En el caso del desembarco del 2º ejercito en Pi-sté-ouo, no había puerto. Fue la armada quien controló la operación y no tuvo en cuenta todas las necesidades del ejército, por lo que las operaciones se desarrollaron a un ritmo más lento de lo previsto. La cosa llegó a tal punto que el 7 de mayo 17 transportes no pudieron desembarcar las tropas al encontrarse la playa saturada, tuvieron que dirigirse a las inmediaciones de San-chia-tun para proceder a realizar su operación, un día entero se perdió. Cinco días después del inicio de las operaciones solamente se había procedido al desembarco de 35 transportes de los 77 previstos.

Paradójicamente este retraso terminó de confundir definitivamente a los rusos sobre la importancia de la operación en curso. El día 10 el general Kuropakin recibió el informe de que únicamente una división japonesa había puesto el pie en tierra.

El día 12 eran ya tres divisiones las desembarcadas, y no podía considerarse una mera operación de distracción. La situación japonesa no dejaba de ser extremadamente delicada, los aprovisionamientos no llegaban en la medida necesaria y el general Oku no tenía otra opción que permanecer atrincherado. Para intentar solventar esta carencia, se dio por parte de la marina prioridad absoluta al suministro del ejército. Los transportes encargados de esta tarea navegaron aisladamente y sin escolta, de esta forma no había que esperar a formar convois y regular la velocidad a aquella del más lento.

Piezas de sitio de Port Arthur

Piezas de sitio de Port Arthur (Fuente : Cityofart)

El día 16 el general Oku ya se encontraba en disposición de pasar a la ofensiva. Su objetivo era claro apoderarse de Port Arthur a la mayor brevedad posible costara lo que costara.

Si quieres saber más :

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999

Ataque a Port Arthur del 8 de febrero de 1904


La noche del 8 al 9 de febrero de 1904 el grueso de la flota rusa del lejano oriente se encontraba fondeada en la rada exterior de Port Arthur. El inicio del conflicto armado se intuía inminente. La orden del Zar Nicolás II era clara, esperar a que los japoneses hicieran el primer disparo.

En contra de la opinión del Virrey Alexeiev, el vicealmirante Stark tomó unas ligeras medidas de autoprotección de la flota, se destacaron 2 destructores de vigilancia lejana, una cañonera a 10 millas,  así como dos cruceros mantendrían sus calderas con presión preparados para intervenir si fuera necesario. Los cañones de tiro rápido y tubos lanza torpedos permanecerían cargados, aunque lamentablemente para sus buques las redes antitorpedos no se desplegaron.

Vicealmirante Oskar Victorovich Stark

Vicealmirante Oskar Victorovich Stark (Fuente : wikipedia.org)

El día 8 a las 18:00 horas había oscurecido en Port Arthur, la flota japonesa se encontraba dispuesta para el ataque, el vicealmirante Togo, su comandante en jefe, envió la orden y 10 torpederos de las flotillas 1º, 2º y 3º se pusieron en marcha.

Atacad conforme a lo convenido.Ruego porque vuestro éxito sea completo. Banzai. Banzai. Banzai.

Si tuviéramos que poner un pero a esta acción, dos son los errores que remarcaríamos:

  • el primero, Togo dividió su fuerza de ataque,  otros 8 torpederos de las flotillas 4º y 5º se dirigieron al vecino puerto de Dalny a la caza de los navíos rusos que se pudieran encontrar allí, este fallo es achacable a los servicios de información japoneses, pues se suponía, erróneamente, que allí se encontraban 3 acorazados rusos.
  • El segundo error fue no destacar ningún navío para asegurar las comunicaciones de las fuerzas atacantes con el grueso de la flota, las noticias de lo ocurrido en las operaciones desarrolladas llegaron a Togo una vez terminadas, sin posibilidad de reaccionar en el momento. Esta vez no se aprovecharon los adelantos tecnológicos sino que se actuó con medios del siglo XIX.
Vice almirante Togo

Vice almirante Togo

Las tres flotillas encargadas de atacar Port Arthur se encontraban bajo el mando del comandante Asai. Dividió su fuerza de ataque en dos grupos: el primero compuesto por la 1º flotilla que él comandaba,  el segundo formado las flotillas 2º y 3º que atacarían a los barcos que se encontraran en la rada desde rumbos opuestos y convergentes. La hora para el ataque se fijó entre media noche y la 1:40 de la madrugada al fin de aprovechar el claro de luna llena.

Sobre las 21:30 la iluminación de varios proyectores, indicaron a Asai que la flota rusa no se encontraba totalmente desprevenida sino en un estado de ‘relativa’ guardia. Los japoneses se beneficiaron en ese momento de un banco de niebla que enmascaró la aproximación de las dos divisiones de torpederos. Veinte minutos más tarde se divisaron por la columna del comandante dos destructores rusos (Bestrachny y Rastoropny), se inició una maniobra de evasión ordenando que se apagara cualquier luz de navegación, su división parece que no fue detectada.

En la otra columna las cosas no fueron mejor. Cuando entraron en el campo de los proyectores rusos, el destructor Ikadzuchi redujo su marcha de forma brusca, el Orobo que le seguía le embistió con la mala fortuna que los daños producidos le obligaron a detener su marcha. Otro torpedero el Sazanami perdió su guía decidiendo continuar el ataque por su cuenta. La flotilla 3º intentando evitar a las patrullas enemigas se encontró aislada continuando su ataque independientemente.

Ukiyo-e : Gran ataque a Port Arthur por Kobayashi Kiyochika, 1904

Ukiyo-e : Gran ataque a Port Arthur por Kobayashi Kiyochika, 1904 (Fuente : ukiyo-e.org)

En el bando ruso sus buques destacados en vigilancia, tanto cercana como lejana, quizás no detectaron el ataque japonés o si lo detectaron no lo comunicaron pensando que era un nuevo simulacro de ataque realizado por sus propios torpederos, similar al realizado la noche de 27 de enero, donde se ordenó a unos cuantos destructores que realizaran maniobras de ataque nocturno.

A las 22:00 horas Asai se encuentra en posición para el ataque con sus cuatro torpederos, estaba claro que no había sido detectado por los rusos. Se detuvo y esperó que llegaran el resto de buques. A las 23:00 se iluminaron varios proyectores cuyos haces de luz pasaron cerca de los barcos japoneses. Asai temiéndose descubierto decidió no tentar más su suerte y se lanzó al ataque, a toda máquina se dirigió hacia los grandes acorazados rusos anclados frente a él, a 600 metros redujo su marcha y lanzó sus torpedos; en ese momento se unió al ataque el Sazanami perteneciente a la 2º flotilla que junto a los otros tres buques del grupo de Asai lanzaron sus torpedos entre 400 y 500 metros de sus objetivos. En la flota rusa se marcaron varios impactos.

Los japoneses se apresuraron a abandonar el lugar cuando empezaron a responder las baterías rusas, ningún barco atacante reportó daños.

IJN Sazanami

IJN Sazanami (Fuente : wikipedia.org)

La flotilla 3º había recogido al Oboro que había logrado reparar someramente sus averías, y cuando todos juntos se lanzaron al ataque fueron recibidos por un vivo fuego de la artillería rusa ya en alerta. Lanzaron sus torpedos a 1.500 metros, ninguno alcanzó su objetivo, por el contrario dos de los torpederos japoneses reportaron ligeros daños.

El crucero Novik, intentó la persecución sin éxito, tras 30 millas regresó a puerto con las manos vacias.

En Dalny las flotillas 4º y 5º no encontraron enemigos, solamente un barco repleto de refugiados japoneses.

Así terminó el primer gran ataque de torpedos de la historia, las condiciones ideales de mar en calma y visibilidad perfecta por la luna llena, los objetivos anclados y relativamente desprevenidos, culminaron con un éxito relativo; de los 19 torpedos lanzados solamente 3 alcanzaron su objetivo (acorazados Retvizan y Tsarevich, y crucero Pallada) causándoles daños poco serios.

Los motivos de este ‘fracaso’ en el ataque los hemos esbozado ya :

  • La mala información de que disponían los japoneses que les hizo desviar la mitad de los buques disponibles a Dalny.
  • La falta de coordinación en el ataque, primeramente en la aproximación debido a las patrullas rusas, y posteriormente en el ataque en sí, que hizo que las fuerzas japonesas atacaran escalonadamente, obligando a los últimos a lanzar sus torpedos a gran distancia.
  • La falta de precisión de los torpedos, los cuales en estos momentos se encontraban en unas fases muy iniciales de desarrollo. A parte que su eficacia se encontraba en esos momentos mitificada, lo que pudo contribuir a que el ataque no fuera todo lo ‘masivo’ que debiera.

Si quieres saber más :

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • Hace unas semanas realizamos un análisis más exhaustivo de los ataques realizados por torpederos a lo largo de la guerra ruso-japonesa y lo teneis aquí.

Reparaciones de fortuna en el acorazado Sebastopol


La falta de coordinación y entrenamiento, fue el mayor de los problemas de la flota rusa durante la guerra ruso-japonesa. Un claro ejemplo lo encontramos en los accidentes que se produjeron entre los propios buques de la escuadra a comienzos del conflicto.

Uno de los percances más graves ocurrió durante los ejercicios ordenados por el vicealmirante Makarov a su llegada a Port Arthur, cuando el acorazado Peresviet embistió por popa al también acorazado Sebastopol, dañándole la obra viva y una de sus hélices.

Acorazado ruso Sebastopol

Acorazado ruso Sebastopol

Las consecuencias de este accidente fueron de dos tipos: unas militares, se cesó inmediatamente al oficial al mando del Sebastopol, y otras técnicas, la operatividad de este barco quedó muy reducida, descendiendo su velocidad a 10 nudos.

El problema que se les planteaba a los rusos era como realizar las reparaciones del acorazado en el arsenal que se disponía en Port Arthur. Las instalaciones ya se habían tenido que adecuar, agrandándolas para poder acoger al acorazado Retvizan (dañado en el ataque del 9/2/1904) y, ni por asomo, se disponía de espacio suficiente para dos buques de ese tamaño. Habría que esperar a que el Retvisan  estuviera reparado para poder comenzar los trabajos necesarios de reparación en el Sebastopol.

Hasta aquí el problema, pero Makarov no se conformaba con esta solución y encargó construir, al ingeniero de marina Kouteinikow , un ingenio para poder proceder a la reparación sin tener que entrar en el arsenal.

Este artefacto consistía en una especie de campana de acero de un diámetro de 2,28m. y de una altura de 2,74m. que se encontraba abierta en su parte inferior, y que se comunicaba con un tubo cilíndrico de 0,81m de diámetro y 4,86m de altura, que servía a su vez de cámara de acceso. La disposición de las piezas permitía al artefacto colocarse encima de las hélices, sin que se tocara al casco del buque.

Campana de Reparación

Campana de Reparación

En la parte superior y a mitad del tubo se situaban unas válvulas de caucho permitían a los encargados de realizar los trabajos equilibrar la presión a la que se encontraba el cajón con  la atmosférica ambiente . Un práctico grifo en esta cámara permitía realizar los ajustes.

Todo el conjunto se aseguraba mediante cadenas de anclaje. Incluso en su interior había dispuestos unas fijaciones para que las aspas de las hélices evitaran cualquier movimiento durante los trabajos a realizar.

Colocación de Campana de Reparación

Colocación de Campana de Reparación

La campana estaba calculada para resistir una presión de 2 atm., como sólo tuvo que trabajar a una profundidad de 4,86 m. no hubo problemas en este sentido.

Con este ingenio se desmontó el aspa de la hélice averiada, la cual se sacó fijada a la campana, una vez fuera se mandó a reparar. Este proceso se tuvo que realizar en dos ocasiones para reparar las dos piezas averiadas.

El invento permitió acortar el proceso de puesta a punto de los buques dañados, al no tener que esperar a que se terminaran de reparar unos para empezar con los siguientes.

Si vemos más allá de la anécdota y analizamos las actuaciones y sucesos, podemos destacar dos aspectos :

  • Las instalaciones de Port Arthur no eran las adecuadas para una escuadra como la que allí se refugiaba en tiempos de guerra. Carecer de un arsenal adecuado para reparar loa buques que allí se alojaba, navíos del tamaño de un acorazado pre-dreadnought ¡y llegaron a estar 7!.
  • Hay dos muestras del caracter del vicealmirante Makarov:
    • a su llegada a Port Arthur puso a todo el mundo a trabajar, intentando reducir la carencia de entrenamiento que tenía su escuadra. Cosa que no continuaron sus sucesores en el mando.
    • no le tembló la mano a la hora de destituir al oficial responsable de un acorazado como el Sebastopol, que se había demostrado negligente en las maniobras. Tampoco se vió muchas veces en el transcurso del conflicto.

Por último y como corolario del post una frase popular “si la necesidad aprieta, se agudiza el ingenio”. Como hemos visto el mando ruso tenía varios buques capitales tocados, le urgía la reparación, por lo que se vió obligado a usar sistemas no ortodoxos aunque efectivos.

Tanto los dibujos como la descripción de las reparaciones las encontramos en :

  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.