El tratado secreto de Björkö (24 de julio de 1905)


Durante la tarde del 23 de julio de 1905 el yate real Polyarnaya Zvezda (Estrella polar) se encontraba anclado en un ‘lugar tranquilo’ de la isla de Björkö, había zarpado de improviso de Peterhoff con su majestad imperial el zar Nicolas II a bordo esa misma mañana. Muchos de los invitados se sorprendían cuando otro gran barco se aproximaba y se abarloaba a ellos. Era el Hohenzollerm, yate de la casa imperial alemana con el propio káiser Guillermo II abordo.

Ubicación de Björkö,

Ubicación de Björkö,

El encuentro no era casual, aunque sí algo precipitado, se había planificado con el mayor de los secretos cuatro días antes. Nadie debía de saber ni dar a conocer nada de lo que allí se hablara. Y así sucedió durante 12 años, hasta que fuera publicada en el año 1917 la correspondencia entre Niky y Willy (nombres familiares con los que firmaban ambos emperadores sus comunicaciones oficiales entre ellos).

El encuentro duró un día, el zar regresó a Peterhoff y el káiser continuó con su travesía veraniega hacia a Visby. En esas 24 horas, ambos jefes de estado habían firmado un tratado que podía cambiar toda la estructura geopolítica existente.

Tsar Nicholas II on board Kaiser Wilhelm's yacht Hohenzollern in 1905.

Tsar Nicholas II on board Kaiser Wilhelm’s yacht Hohenzollern in 1905.

Ese verano de 1905 Guillermo II iniciaba habitual crucero estival a bordo del Hohenzollern, esta vez no se dirigiría como habitualmente, hacia los fiordos noruegos, sino que se encaminaría en dirección a las costas de suecas del Báltico. Durante su travesía aprovechó para visitar en Gefle al rey de Suecia (13 de julio), y en su travesía de regreso a casa aprovechó para enviar a su primo el zar un telegrama. En él, a tenor de los sucesos posteriores, se puede entreleer la más sibilina de las dotes diplomáticas.

En breve estaré en mi viaje de regreso y no puedo pasar a través de la entrada del Mar de Finlandia sin enviaros mi cariño y mejores deseos. En caso de que desearas que nos viéramos, ya sea en tierra o en tu yate, por supuesto estaría siempre a tu disposición.

El zar no dudó en acudir al llamamiento del káiser, proponiendo él mismo, un tranquilo lugar en Bjoerkesund, cerca de Viborg, en el que pudieran encontrarse ambos primos en ‘sus yates’. Los siguientes mensajes cruzados reafirman la intención del káiser que deseaba un encuentro secreto, disfrazado de familiar. Se estaba preparando una reunión en que soberanos de dos imperios decidieran el futuro de sus naciones, sin que ministros, burócratas o cualquier otro pudiera interferir en el mismo o ‘aconsejar incorrectamente’.

Nadie tiene la más mínima idea de la reunión. Las caras de mis invitados serán dignas de ver cuando de repente aparezca tu yate. Una fina broma. Qué vestido para la reunión? Willy

Yate Imperial Ruso "Polyarnaya Zvezda (Estrella Polar)" pintado por Alexander Karlovich Beggrov (1841-1914)

Yate Imperial Ruso “Polyarnaya Zvezda (Estrella Polar)” pintado por Alexander Karlovich Beggrov (1841-1914)

El encuentro entre ambos yates tuvo lugar en la tarde del domingo 23 de julio de 1905. A la mañana siguiente ambos soberanos se sentaron a charlar. Los testigos aseguran que nadie, excepto ambos emperadores, estuvieron presentes en la mayor parte de la entrevista. De lo que se conoce de la misma se sabe que se trataron temas sobre la forma de gobierno del nuevo país, Noruega, que había surgido de su escisión de Suecia, y cuya casa real había sido ofrecida al príncipe danés con apoyo de Inglaterra. La injerencia inglesa en una zona que se consideraba clave para los intereses de ambos imperios era preocupante, más aún si se unía la situación en que podría quedar el Báltico, cuya desembocadura podría ser bloqueada por dos reinos ‘no afines’ que facilitaran la entrada a buques enemigos. Sobre este planteamiento y una vez creado el clima adecuado, el káiser propuso a su primo un tratado de alianza entre ambas naciones. No se sabe si el zar dudó o no, el caso es que al final del día fue firmado por ambos mandatarios.

Sus Majestades Imperiales, el emperador de todas las Rusias, por un lado, y el emperador alemán en el otro, con el fin de asegurar la paz en Europa, se han puesto de acuerdo en los siguientes puntos del tratado en este documento con respecto a una alianza defensiva:

Art. I. Si cualquier estado europeo ataca a uno de los dos imperios, una parte se compromete a ayudar a la otra parte contratante con todas sus fuerzas militares y navales.

Art. II. Las altas partes contratantes se obligan a no suscribir con cualquier enemigo común una paz separada.

Art. III. El presente Tratado entrará en vigencia desde el momento de la conclusión de la paz entre Rusia y Japón, pudiendo ser denunciado con la notificación previa de un año.

Art. IV. Cuando este tratado haya entrado en vigor, Rusia llevará a cabo las medidas necesarias para informar a Francia de la misma y proponer a este último a que se adhieran a ella como un aliado.

Firmado por Nicholas y William

Contrafirmado por Von Tschirschky, conde Benkendorf y Alexey Birilev, Ministro de Marina

Este tratado no fue improvisado durante la travesía estival de Guillermo II; sino que fue la culminación  de la política exterior de la Alemania del káiser de atraer a Rusia a su lado en un posible conflicto con Gran Bretaña.

La fuerza es el derecho

La fuerza es el derecho

Pero en política no todo es tan sencillo. El conde Lamsdorf, ministro de asuntos exteriores ruso, se echó las manos a la cabeza al tener conocimiento del acuerdo firmado, éste era incompatible con las obligaciones que Rusia tenía comprometidas con Francia y, por tanto, era imposible su ejecución. Witte, plenipotenciario ruso en las negociaciones de paz con Japón, que había partido para Portsmouth el 19 de julio, era de la misma opinión. El zar intentó mantener lo firmado (Nos unimos las manos y firmamos delante de Dios, que escuchó nuestros votos. Por tanto, creo que el tratado así puede llegar a existir. Lo que se firmó está firmado, y Dios es nuestro testador). Al final por mucha  empeño y grandilocuencia que usara en sus palabras, el emperador tuvo que ceder ante sus ministros. El tratado fue revocado por la vía reservada de la diplomacia y quedó oculto para el mundo.

Kaiser Wilhelm II. y Zar Nikolaus II. ¿Quien es quien?

Kaiser Wilhelm II. y Zar Nikolaus II. ¿Quien es quien?

Muy bien, todos estos hechos que hemos narrado han sido muy interesantes, pero… ¿Qué tienen que ver con la guerra ruso-japonesa? Buena pregunta, antes de responderla pongámonos en situación.

Estamos a finales de julio de 1905, la flota japonesa había acabado con la flota rusa de oriente, y otra más que se había enviado para sustituirla, ya no había más barcos pues la escuadra del mar negro no podía ser enviada al estar confinada en aquel mar. El ejército japonés había vencido al ruso en Mudken en marzo, su ofensiva se había detenido, y en julio se encontraba conquistando la isla Shakaline. Por el lado ruso el general Linievich había sustituido a Kuropatkine en el mando, y se encontraba reorganizando su ejército a la espera de la llegada de cuatro nuevos cuerpos que se habían formado en Europa. Las negociaciones de paz estaban por comenzar en Portsmounth.

La situación no pintaba bien para el zar tras las continuas derrotas militares

La situación no pintaba bien para el zar tras las continuas derrotas militares

Y llegamos a la razón que me ha llevado a escribir este post que no es otra que imaginarme al señor emperador del Japón, o a sus ministros reunidos, cuando les llegara la noticia que se había producido una entrevista secreta entre Niky y Willy. Si la cara de los acompañantes que iban en los yates imperiales cuando se encontraron debió de ser de sorpresa, la de los ministros japoneses debió de ser cuanto menos de preocupación, por no decir de pánico.

Alemania no había ocultado su simpatía con Rusia en el conflicto con Japón, que se había materializado en apoyo logístico de sus transportes, y bases a lo largo de todo el mundo. No es probable que la orgullosa Rusia, hubiera pedido ayuda a Alemania para una guerra con un país de menor entidad como Japón. Pero los rumores, ante la falta de información del suceso, surgieron en todos los periódicos. Algunos de los que he encontrado: El zar habría pedido apoyo financiero a Alemania. El káiser habría aconsejado al zar continuar con la guerra, argumentando que el regreso de un ejército derrotado acrecentaría los problemas internos, y que el ejército reconstituido de Lineivich podría conseguir la victoria por aplastante superioridad de números. Las conversaciones de paz eran sólo una argucia para conseguir tiempo.

ABC de 25/07/1905 pág 11

ABC de 25/07/1905, pág. 11.

Ninguno de los rumores duraría mucho tiempo. El tratado de paz se firmaría el 5 de septiembre, apenas un mes después de los sucesos que aquí narramos. Lo que sí que tengo claro es que noticias como ésta influyeron profundamente en los negociadores japoneses a la hora de llegar a un acuerdo de paz que no sería el mejor para sus intereses.

Las pretensiones del káiser no se cumplieron. El tratado de Björkö, que podría haber supuesto una crisis sin precedentes entre los miembros de la Doble alianza (Francia y Rusia), acabó difuminándose en las entrañas de la burocracia, del secreto de estado y de la rumorología de la prensa. Lo que en manos de hábiles políticos como Witte y Lamsdorf fue en un elemento más de negociación vez en favor de intereses rusos.

Negociando el Tratado de Portsmouth (1905) -- de izquierda a derecha: Rusos en el lado alejado de la mesa Korostovetz, Nabokov, Witte, Rosen, Plancon; y los japoneses en el lado cercano de la mesa Adachi,Ochiai, Komura, Takahira, Sato

Negociando el Tratado de Portsmouth (1905) — de izquierda a derecha: Rusos en el lado alejado de la mesa Korostovetz, Nabokov, Witte, Rosen, Plancon; y los japoneses en el lado cercano de la mesa Adachi,Ochiai, Komura, Takahira, Sato


Para interesados podéis encontrar más en el artículo en inglés: SIDNEY B. Fay. The Kaiser’s Secret Negotiations with the Tsar, 1904-1905 <enlace>

Anuncios

El frente interior, la revolución rusa de 1905


El conocimiento de la realidad social de los contendientes nos ayuda a conocer los hechos de armas. Esta semana traemos un articulo que analiza como era el ambiente en el interior de Rusia durante la guerra rusojaponesa, movimientos sociales que colaboraron a la derrota de las armas del Zar.

(Nota: todas las fechas se encuentran con el calendario juliano, para el gregoriano añadir 13 días)

El 3 de enero de 1905, los obreros de la fábrica Putilov, en San Petersburgo, detuvieron el trabajo para protestar contra el despido de cuatro de ellos. La huelga que se extendió y el 8 de enero ya eran más de 150.000 obreros los que participaban de ella.

El padre Gapón en una asamblea de trabajadores

El padre Gapón en una asamblea de trabajadores (Fuente : culturabolchevique.com)

El 9 de enero (Domingo Sangriento), una muchedumbre de más de 140.000 personas, dirigidas por el Pope Gapón, avanzó hacia el palacio de Invierno al borde del Rio Neva, cantando salmos y cantos religiosos, agitando retratos de Nicolás II.

“Hemos venido a verte a ti, Señor, para buscar justicia y protección. Hemos caído en la miseria, se nos oprime, se nos aplasta de trabajo por encima de nuestras fuerzas, se nos insulta, no se nos reconoce como seres humanos, se nos trata como esclavos”

Pero el Zar no se encontraba allí sino en su palacio de Sarkoie-Selo, a treinta kilómetros de la capital. Su hermano, el Gran Duque Constantin, no tuvo piedad e hizo fusilar a los manifestantes, que proclaman el apoyo al zar, contra el gobierno y los patrones.

Mañana 09 de enero en la Puerta de Narva. Grabado

Mañana 09 de enero en la Puerta de Narva. Grabado (Fuente : dic.academic.ru)

El 18 de febrero, se convoca a los representantes de la población. Un decreto del Ministro del Interior, Bulyguin, precisa el objetivo del proyecto: “participar en la elaboración y la discusión preparatoria de las propuestas legislativas”. El proyecto, culminará en dos textos: el Manifiesto del 6 de agosto (que anuncia la convocatoria de una Duma con funciones puramente consultivas) y un reglamento electoral definiendo las modalidades de elección a esta Duma.

El 10 de marzo, las tropas japonesas combaten a las rusas en Mukden. Algunos días después, los obreros en huelga de la textil de Ivanovo-Voznessensk, crean el primer soviet (“consejo”) obrero de la historia. (Su presidente Nozdrin, será fusilado bajo el gobierno de Stalin en 1938).

En mayo de 1905, la flota rusa enviada del Báltico hacia Japón, en un vasto viaje alrededor del mundo, es aplastada por la flota japonesa en Tsushima. La derrota suscita una nueva ola de indignación y de huelgas, dejando a la vista la desorganización del régimen.

Acorazado Kniaz Potemkim, rebautizado como Panteleimon tras el motín (1906)

Acorazado Kniaz Potemkim, rebautizado como Panteleimon tras el motín (1906) (Fuente : wikipedia)

El 14 de junio, los marineros del acorazado Potemkin se amotinan y tiran a sus oficiales al mar. En este mismo mes, los delegados de los zemtsvos (asambleas locales) reúnen en Moscú un congreso de delegados, a pesar de la prohibición del Zar, que demanda la elección de una Asamblea Nacional por sufragio universal. Al mismo tiempo, los campos se agitan, en numerosas aldeas, los campesinos invaden las tierras de los propietarios. Para impedir que vuelvan queman sus mansiones, sus galerías de cuadros y sus bibliotecas. Las expediciones punitivas son de una gran brutalidad.

El 5 de septiembre, Witte, primer ministro desde 1903, firmó un tratado de paz con Japón, en Portsmuth, en los EE.UU. Gracias a la presión de estos últimos, inquietos por el expansionismo japonés, las condiciones de la paz son muy favorables: sin reparaciones financieras; Rusia cede el sur de Sakhalin y reconoce el protectorado japonés sobre Corea. Es una derrota a bajo precio en el plano diplomático. Ocurre otra cosa en política interna.

El 19 de septiembre, los obreros de una imprenta de Moscú van a la huelga (disminución de las horas de trabajo y aumento del salario por producción). En dos semanas, la huelga se extiende a una cincuentena de imprentas de Moscú, luego a las de San Petersburgo.

Tren saboteado por trabajadores en huelga en Tiflis (1905)

Tren saboteado por trabajadores en huelga en Tiflis (1905) (Fuente : wikipedia)

El 7 de octubre, se inicia la huelga en los ferrocarriles de Moscú y gana todas las líneas. El 9 de octubre, un congreso de los ferroviarios de San Petersburgo adopta una carta reivindicativa expedida por el telégrafo a todas las líneas, exigiendo la jornada de trabajo de 8 horas, las libertades cívicas, la amnistía para los prisioneros políticos, la Asamblea Constituyente. Cada día, la huelga gana una nueva línea, un nuevo centro: el 13 de octubre, Riga, el 15, Bakú, el 17, Odesa. La mayoría de los 670.000 ferroviarios del Imperio están en huelga.

La ola revolucionaria exalta a toda una parte de los intelectuales y el mundo de la cultura. El pintor Valentín Serov, autor de un gran retrato de Nicolás II, reclama la dimisión del gran príncipe Vladimir, principal organizador del fusilamiento del “Domingo Rojo” y presidente de la Academia de las Bellas Artes; el compositor Skriabin añade a su Poema del éxtasis, un epígrafe: “De pie, levántate pueblo obrero”. Constantin Balmont, el poeta simbolista, escribe en un texto de octubre de 1905: “Obrero, tú eres la única esperanza de toda Rusia”.

Sergei Witte obliga al Zar Nicolas II a firmar el Manifiesto de Octubre 1905

Sergei Witte obliga al Zar Nicolas II a firmar el Manifiesto de Octubre 1905 (Fuente : blogs.lt.vt.edu)

El 17 de octubre, el Zar publica un manifiesto, redactado por Witte, que promete el ejercicio de un cierto número de libertades públicas, como la libertad de expresión y la elección de una Cámara por sufragio universal. El mismo día, el soviet de San Petersburgo publica el N° 1 de su diario Izvestia y elige a León Trotsky para su comité ejecutivo. El soviet reúne cada día de 400 a 500 diputados de las fábricas de la capital. A pesar de la desconfianza que suscita, el Manifiesto del 17 de octubre aparece como una victoria para los huelguistas, que retoman poco a poco el trabajo.

El 22 de octubre, el Zar promulga una amnistía parcial de aquellos que “antes de la promulgación del Manifiesto, son culpables de actos criminales contra el Estado”. Esta promulgación inmediatamente es seguida de otra ola de violencia esta vez por parte de las Centurias Negras, inspirados y hasta organizados por las mismas autoridades, contra los pogroms, acusando a los judíos y sus “cómplices” socialistas de una profanación.

El 26 de octubre, los marineros de Cronstadt se sublevan contra la disciplina de hierro impuesta por los oficiales. El 28, el motín es aplastado. El soviet de San Petersburgo llama a la huelga que, el 2 de noviembre, paraliza la capital.

Part of the First St. Petersburg Soviet of Workers Deputies in 1905  Trotsky is in the middle row, fourth from the left.

Part of the First St. Petersburg Soviet of Workers Deputies in 1905 Trotsky is in the middle row, fourth from the left (Fuente : marxists.org)

El presidente del soviet, Krustalev-Nossar, detenido el 26 de noviembre, es reemplazado por León Trotsky al día siguiente.

El 2 de diciembre, ocho periódicos de Petersburgo publican un manifiesto económico del soviet. La reacción del poder es inmediata: al mediodía del 3 de diciembre, el ejército rodeó la sede del soviet. El soviet designa al día siguiente un nuevo comité ejecutivo, que sólo puede reunir en la clandestinidad a una cuarentena de diputados y no es más que la sombra del precedente. El reflujo del movimiento conduce al soviet a la agonía.

Barricadas en las calles de Moscú, diciembre de 1905

Barricadas en las calles de Moscú, diciembre de 1905 (Fuente : wikipedia)

El 4 de diciembre, el soviet de Moscú, llama a la huelga general para el 7 en Moscú donde, el 9, la tropa ataca a cañonazos un mitin del sindicato de ferroviarios; las calles son surcadas por los cosacos y los dragones, que dan sablazos sistemáticamente a la altura del rostro de los huelguistas; se erigen barricadas para impedir sus movimientos. La huelga estalla en Tbilisi y frente a la represión policial y militar, se transforma en levantamiento. El 17 de diciembre, en Moscú, los 1.000 militantes bolcheviques, mencheviques y SR mal armados no pueden impedir el aplastamiento sangriento de la huelga convertida en insurrección.

Si quieres saber más:

La conquista japonesa de Sakhaline.


Tras la batalla de Tsushima, la derrota de la flota imperial rusa fue total. Ya no restaba nada que se pudiera interponer en los planes navales del Japón y se barajaba cual sería el siguiente objetivo al cual se dirigirían sus ojos. Los servicios secretos japoneses se dedicaron a mandar señuelos de que sería el puerto de Vladivostock. El General Kuropatkine también se encontraba convencido de ello, por lo que lo reforzó con 22 batallones de infantería y 4 de artillería, así como suministros para resistir un asedio de 15 meses y se realizaron grandes trabajos de fortificación.

Mar del Japón

Mar del Japón

El objetivo real estaba brillantemente enmascarado, los japoneses nunca tuvieron intención de capturar la base rusa de Vladivostock, tras la experiencia que tuvieron en Port Arthur donde pudieron sufrir en propias carnes el gigantesco coste en materiales y vidas humanas de la toma de una posición bien fortificada. El Japón para esta fecha de mayo de 1905 se encontraba agotado militar y económicamente y no podría soportar otro asedio de 8 meses a otra plaza fortificada.

Por otro lado Vladivostock era considerado por Rusia como una parte del Imperio, de la madre Rusia, no era una zona como Manchuria o China que realmente poco importaban al ciudadano ruso. Su conquista podría suponer un punto de no retorno en la guerra. Es más los objetivos inicialmente planteados por el Japón estaban todos prácticamente conseguidos.

Desembarco cerca de Mereya del los regimientos de infanteria 49 y 50

Desembarco cerca de Mereya de los regimientos de infanteria 49 y 50. (Fuente : BaxleyStamps.com)

El verdadero objetivo para el que Japón se estaba preparando no era Vladivostock, sino la isla de Sakhaline.

Sakhaline se consideraba parte del archipiélago japonés. En ese momento la isla no era más que un establecimiento penitenciario ruso. Habitaban en ella unos 40.000 indígenas, 15.000 forzados y deportados así como personal penitenciarios, y un millar de colonos de los que un tercio eran japoneses. La principal riqueza era la pesquera, pero para Japón la importancia geoestratégica era enorme pues con la posesión de esta isla se cerraba completamente el mar del Japón, el cual pasaría a considerarse como un lago propio. A lo largo de la historia se habían alternado los asentamientos rusos y japoneses en este territorio, hasta que en 1805 el ruso Krusenstern funda Alexandrovsk y reclama el territorio para Rusia, a la cual se le reconoce como territorio propio en la convención internacional de 1.867. Los japoneses nunca reconocieron esta convención.

General Liapounov. Gobernador de Sakhaline

General Liapounov. Gobernador de Sakhaline en 1905. (Fuente : L’Illustration)

En este territorio los rusos no tenían muchas tropas y no eran las mejores. Korsakov disponía de 1300 hombres y sólo 8 cañones de campaña. En el norte de la isla en Alexandrovsk 6000 hombres de la milicia local contaban con 16 piezas de artillería. Ninguna de estas dos plazas contaba con fortificaciones.

La conquista de la isla se lanzó en dos fases. Un primer desembarco de 20.000 hombres en Korsakov el 8 de julio, seguido de otro en Alexandrovsk el 23. Fue todo un paseo militar, tras una resistencia testimonial por las tropas rusas el 30 rindieron sus armas. Las bajas rusas registradas en esta operación es de 100 muertos y 1660 desaparecidos, del lado japonés no se han encontrado.

Conquista de Sakhaline. Julio 1905

Conquista de Sakhaline. Julio 1905. (Fuente : L’Illustration)

Con la impopularidad del gobierno en los más altos niveles de toda las capas de la sociedad rusa, las huelgas paralizan el país, el 27 de junio se había amotinado el Potemkine. El conocimiento de que la paz se estaba negociando en esos momentos jugó en favor de los japoneses y la falta de combatividad rusa.

Para finalizar esta entrada, en la Paz firmada en Portsmouth <Enlace> se recuperó por Rusia parte de lo que perdió militarmente. En el artículo 9 del tratado se establecía que :

Rusia cede a Japón a perpetuidad la plena soberanía de la porción sur de la isla de Sakhalin y todas sus islas adyacentes, así como sus obras publicas y propiedades, a partir del paralelo 50 de latitud Norte.

Tratado de Portsmouth - Art 9 y 11

Tratado de Portsmouth – Art 9 y 11 (Fuente : Japan-America Society of New Hampshire)

Tras la segunda guerra mundial fue ocupada por las tropas soviéticas y en 1951 la Conferencia de San Francisco debía resolver la frontera definitiva entre ambos países. Fue boicoteada por la delegación rusa que se negó a firmar el documento final. Japón renunció a sus derechos sobre el sur de la isla, sin reconocer la soberanía rusa. Actualmente en los mapas del Japón la frontera entre dos países permanece sin definir y el territorio aparece como tierra de nadie.

Si quieres saber más: