Eficacia en los ataques de torpederos japoneses.


El concepto de buque torpedero resulta de la aplicación en el ámbito de la guerra naval del principio económico de eficiencia en el gasto : “causar el mayor daño al mínimo coste posible”, y en nuestro caso “pequeños barcos armados con torpedos dañarán gravemente a grandes buques acorazados”.

Es en las teorías navales francesas del s.XIX donde se desarrolla una doctrina especifica para este tipo de embarcaciones, aunque ya a lo largo de la historia habíamos visto este concepto aplicado a la guerra naval, un ejemplo cercano lo tenemos en las cañoneras de D. Antonio Barceló. El éxito del ataque a Port Arthur por parte de la flota japonesa al comienzo del conflicto podría incitarnos a pensar que el torpedero era el arma idónea para el combate de superficie.

Propaganda japonesa : un torpedero destroza un acorazado ruso. (Fuente : http://universityofglasgowlibrary.files.wordpress.com/)

Propaganda japonesa : un torpedero destroza un acorazado ruso. (Fuente : University of Glasgow)

En este post vamos a analizar el conjunto de las actuaciones de los torpederos japoneses durante el conflicto, y veremos que resultados se obtuvieron. Obviaremos el caso de las acciones realizadas por torpederos rusos la cuales, salvo muy contadas excepciones, se limitaron a roles defensivos y vigilancia.

Ataque a Port Arthur

En la noche del 8 al 9 de febrero de 1904 a resultas del ataque de la flota japonesa, 3 navios rusos resultaron alcanzados por torpedos (los acorazados Retvizan y Csarevitch, así como el crucero protegido Pallada). En un primer momento los japoneses triunfales anunciaron su hundimiento, aunque al poco tiempo se dieron cuenta que los barcos rusos sólo habían recibidos averías de diversa consideración. Para darnos una idea de los daños producidos indicaremos que los navíos rusos pudieron ser reparados en las precarias instalaciones que se disponían en el puerto asediado y, en 4 meses, pudieron salir junto al resto de la flota para intentar ganar Vladivostok.

Ataque a Port Arthur 8 de febrero de 1904 (Fuente : http://memory.loc.gov/service/pnp/jpd/02500/02520v.jpg)

Ataque a Port Arthur 8 de febrero de 1904. (Fuente : Library of Congress)

Los torpederos japoneses que realizaron esta acción actuaron en las mejores condiciones posibles ya que

  • los navios rusos se encontraban anclados en la rada exterior,
  • no tenían vigilancia ya que la guerra no se encontraba declarada,
  • tenían las luces encendidas lo que permitia calcular distancias y elegir el punto de ataque,
  • había una docena de grandes buques en la rada donde elegir objetivo.

Diez torpederos actuaron, se realizaron dos ataques, y se lanzaron 18 torpedos. Los resultados son los que hemos expuesto, solamente 3 causaron un daño apreciable, que pudo ser reparado en un  breve espacio de tiempo, en unas instalaciones deficientes.

Aún después de esta pírrica victoria, se continuó con la creencia de que un único torpedo podría enviar al fondo del mar a un gran navío. Fue una victoria más bien moral que física, el efecto de psicosis de ataque de barcos torpederos continuó en la mente de los mandos rusos durante toda la guerra.

Ukiuo-e Ataque a Port Arthur  (Fuente : Massachusetts Institute of Technology © 2006 Visualizing Cultures)

Ukiuo-e Ataque a Port Arthur. (Fuente : Massachusetts Institute of Technology, Visualizing Cultures)

Ataques al acorazado Sebastopol

En los últimos momentos del asedio de Port Arthur los buques rusos anclados en la rada interior del puerto, se encontraban batidos por la artillería japonesa desde las alturas circundantes. El acorazado  Sebastopol que se encontraba aún en estado operativo fue llevado para su protección a la bahía del lobo, anclando al abrigo de la península del tigre. El 29 de noviembre de 1904 los torpederos japoneses comenzaron su ataque que se desarrolló sin descanso durante 4 días.

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

Las condiciones en las que se encontraba el Sebastopol eran bastante pobres, había destinado parte de su tropa a la defensa de la plaza (restaban 300 de 750 hombres), la mayor parte de su armamento ligero también había sido ‘requisado’ disponiendo sólo de sus piezas de más grueso calibre (305mm y 152mm) de las que no podía hacer uso completo al estar dispuestas en ambas costados.

Los primeros ataques japoneses tuvieron que ser abortados por la mala mar, interesante apreciación que demuestra las limitaciones de estos buques en casos en que el tiempo no acompañe.

Los rusos dispusieron de una red antitorpedos, el primer ataque japonés se produjo cuando esta red no estaba totalmente instalada, el Sebastopol se defendió con su artillería principal y secundaria, ya que no disponía de terciaria iluminando a las torpederas japonesas con sus reflectores. Ningún torpedo alcanzó su objetivo. Notemos que las condiciones para los atacantes nuevamente son muy favorables, pues el acorazado se encontraba anclado, inmóvil y perfectamente iluminado por sus reflectores.

Redes antitorpedos en HMS Hotspur (Fuente : http://www.cityofart.net/bship/hms_hotspur_nets.jpg)

Redes antitorpedos en HMS Hotspur. (Fuente : cityofart.net)

Un nuevo ataque esa misma noche realizado por dos torpederas japonesas, lanzaron 2 torpedos a menos de 100 metros, uno de ellos explosionó cerca del acorazado ruso, causándole daños menores en el casco que fueron rápidamente reparados, el segundo quedó enredado en la red antitorpedos.

Al día siguiente continuaron los ataques, nuevamente sin novedad en el objetivo, explosionando en la red de defensa del acorazado.

La noche del 1º de diciembre se produce un ataque japonés con más de 20 torpederos, que lanzaron sus torpedos a 6 cables (1200mt) las defensas rusas que habían recibido el apoyo de 3 torpederos que protegían al Sebastopol. Los informes posteriores a la acción indican que 3 torpederos japoneses fueron hundidos y más de 10 dañados, se informa que más de 60 torpedos fueron lanzados (ojo, siempre siguiendo fuentes rusas). En esta última acción observamos la impotencia de los torpederos japoneses en acabar con un buque inmóvil, siendo rechazados por la artillería del barco atacado y no pudiéndose acercar al mismo a menos de 1200 mt.

La noche siguiente (2 de diciembre), una tormenta de nieve evita el uso de los proyectores rusos, lo que permitió a los torpederos japoneses aproximarse al buque y lanzar una ataque por 3 costados. Solamente tienen éxito los que se dirigen por el costado de estribor. 2 torpederos se introducen siguiendo la costa y lanzan dos torpedos, uno que se enreda en la red de defensa y otro que alcanza al acorazado en popa al lado del timón, lo que le produce graves daños y una escora del 10%. Se pudo taponar la via de agua y equilibrar el buque, realizando estos trabajos bajo el fuego enemigo.

Torpederas Japonesas (Fuente : http://www.cityofart.net/bship/jse_torpedoboats.jpg)

Torpederas Japonesas. (Fuente : cityofart.net)

Tras este ataque los japoneses creyeron al Sebastopol fuera de servicio, y cesaron sus ataques. El navío aunque inmóvil continuo apoyando la defensa de la plaza con sus piezas de 305mm.

En resumen, y siguiendo fuentes rusas, de los más de 150 torpedos lanzados por los japoneses en sus ataques solamente 4 alcanzaron al buque y su red protectora. Es de notar que todos los que tuvieron exito fueron lanzados desde posiciones muy cercanas, y siempre burlando la vigilancia de los rusos, ya que mientras el acorazado pudo defenderse digamos que ‘correctamente’ ningún torpedero japonés pudo acarcarse a la suficiente distancia para alcanzar al barco ruso.

Acorazado Sevastopol

Acorazado Sevastopol

Como último ejemplo de la ineficacia de estos ataques expondremos los sucesos acaecidos la noche anterior a la rendición de la plaza, el 2 de enero de 1905, cuando el CN von Essen llevó al Sebastopol a aguas profundas y lo hundió para que no cayera en manos enemigas. A pesar de todos los esfuerzos japoneses llevados acabo el mes anterior el buque seguía estando operativo.

Otras operaciones menores

Podemos ver otros tres ejemplos de actuaciones de torpederos japoneses con nulos resultados :

  • La noche del 23 de junio tras  la tentativa de romper el bloqueo de Port Arthur de la flota rusa y en el momento de su regreso a puerto, la escuadra del Zar recibió dos ataques de torpederos japoneses. El primero cuando los barcos estaban entrando en la rada exterior y posteriormente se recibió un nuevo ataque contra los navios que se encontraban anclados en la misma rada pendientes de entrar a puerto. Tras 8 horas de combate ningún barco ruso sufrió averias, es probable que ningún torpedo alcanzara su objetivo.
  • El 1 de julio el escuadrón de cruceros de Vladivostock, al mando de Brezobrazoff, fue atacado por 11 torpederos en el estrecho de Corea, nuevamente sin sufrir ninguna avería.
  • Tras la batalla del 10 de agosto, los torpederos japoneses se lanzaron a la persecución de los buques rusos tocados (el acorazado Csarevich, y los cruceros Diana, Askold y Pallada), sin ningún resultado. En el caso del Crucero Protegido Askold, rechazó él solo el ataque de 4 torpederos enemigos.

    Off an Island in the Open Ocean, Our Fleet wins a Glorious Battle (Kiyochika (1904))  Fuente : The Art of Japan)

    Off an Island in the Open Ocean, Our Fleet wins a Glorious Battle (Kiyochika (1904))
    (Fuente : The Art of Japan)

La batalla de Tsushima

Los torpederos japoneses no actuaron en la primera parte de la batalla de Tsushima, se desarrolló esta fase mediante el duelo artillero de los grandes buques de línea. Los buques torpederos sólo iniciaron sus acciones durante la noche del 27 al 28 de mayo una vez finalizado el combate de artillería. El almirante Togo lanzó entre 70 y 100 torpederos a la caza de los restos de la flota rusa.

De los resultados de las acciones de los torpederos se les otorga el hundimiento de dos acorazados (Sissoi-Veliki y Navarin), junto al crucero acorazado Vladimir Monomach. Estos barcos rusos se encontraban en perdición y casi sin capacidad de oponer resistencia cuando los torpederos les dieron el golpe de gracia.

Ataques de torpederos en Tsushima  (Fuente : http://www.cityofart.net/bship/russo_jap_war.html)

Ataques de torpederos en Tsushima. (Fuente : cityofart.net)

El único navio que puede considerarse como víctima directa y exclusiva de los torpederos es el crucero acorazado Almirante Nakhimov, el cual se hundió la tarde la de batalla de Tsushima tras el impacto de un torpedo que le produjo un gran boquete que no puede reparar cerca de la isla de Tsushima (su tripulación fue rescatada por el crucero japonés Sado Maru).

Observamos que el papel reservado a los torpederos en una gran batalla como Tsushima fue el de atacar a los barcos ya ofendidos por la artillería y terminar de hundirlos, Nuevamente vemos que estas acciones se desarrollan en condiciones muy favorables, pues se trataba de navios medio inudados, casi sin artillería de tiro rápido (solía ir sin protección y se encontraba desmontada), sin proyectores destruidos, y sin el apoyo de otros barcos cercanos.

En resumen de los 38 navios rusos que participaron en la batalla de Tsushima, 20 fueron hundidos, y de ellós sólo 4 por la acción de los torpederos, con las anotaciones que hemos realizado.

Tipos de Torpederos Japoneses en Scientific American (Fuente :http://www.scientificamericanpast.com/)

Tipos de Torpederos Japoneses en Scientific American. (Fuente : scientificamericanpast.com)

Corolario

Como hemos podido comprobar durante el desarrollo de las operaciones navales en la guerra rusojaponesa, las acciones protagonizadas por torpederos no causaron un daño sustancial al enemigo. Fueron usados en gran cantidad y con mucha profusión por el bando japonés, aunque no podían actuar bajo todas las condiciones meteorológicas y siempre que el buque ruso opuso resistencia (con artillería y reflectores) el ataque fue rechazado. Únicamente obteniendo éxitos limitados en condiciones optimas y contra buques aislados y ya previamente alcanzados.

Vemos pues como tras los resultados obtenidos en la guerra ruso-japonesa, se desmitifica la idea que indicábamos al principio de que el barco pequeño pudiera acabar con el grande en operaciones ofensivas, y mucho menos reemplazarlo.

 A direct torpedo hit on a Russian ship at the great naval battle of Port Arthur (Kobayashi Kiyochika)  (Fuente : Japanese Art Open Database)

A direct torpedo hit on a Russian ship at the great naval battle of Port Arthur (Kobayashi Kiyochika). (Fuente : Japanese Art Open Data Base)

Si quieres saber más :

  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Arthur. Paris: Agustin Challamel, 1914.
  • LARESAN, Jean Louis de. Les enseignements maritimes de la guerre russo-japonaise, Paris : F.Alcan,  1905
Anuncios

El oro del Dmitri Donskoi


El crucero acorazado Dmitri Donskoi

En la marina rusa se consideraba al Dmitri Donskoi como un crucero acorazado, aunque mejor podría encuadrarse dentro de la categoría de fragata blindada, de las que proliferaron en muchas marinas (incluida la española) durante la segunda mitad del s XIX.

Crucero Dmitri Donskoi a la vela

Crucero Dmitri Donskoi a la vela

El casco era el de un navío de vela, contaba con un espolón a proa y disponía a su alrededor de una cinta de blindaje formado por planchas de acero y hierro de 6”, que era mucho para un buque acorazado de primera generación (la Numancia española sólo tenía un máximo de 5,1”),  y que de poca protección serviría, como veremos, para las armas de los buques japoneses 20 años después.

El sistema de propulsión mixto (vela y carbón) que inicialmente montaba le permitía alcanzar velocidades de 15 nudos, y con vientos favorables navegaba bien a la vela. En 1905 todo su aparejo se había desmontado aunque aun conservaba sus palos.

Otra caracteristica fatal del Donskoi era que carecía de protección contra torpedos y de compartimentos estancos en su bodega; deficiencias que no fueron corregidas en su modernización de 1898, que se limitó a mejorar su armamento y propulsión.

Clase Dmitri Donskoi

Clase Dmitri Donskoi

Especificaciones:

  • Construido en New Admiralty Yard, San Petersburgo, 1880-1885.
  • Reformado en 1897-98 : se sustituyó el sistema de propulsión, se retiraron los aparejos, y se modernizó el armamento. Tras la reconstrucción de 1898 su configuración quedó como sigue:
    • Dimensiones: 90.43m x 15.9m x 7.85m
    • Desplazamiento: 5796 tons.
    • Armamento: (6) 6″/45 de tiro rápido; (10) 4.7″/45 de tiro rápido; (6) 3-pdr; (10) 1-pdr. (5) 15″ tubos de torpedos submarinos.
    •  Velocidad maxima: 18 Nudos.
    • Dotación: 507.

Segundo Escuadrón del Pacifico

El Donskoi partió camino de Vladivostock junto al Segundo Escuadrón del Pacífico, al mando del almirante Rozenvensky en octubre de 1904. Su participación en este hecho de armas y su azaroso viaje es un ejemplo de lo que Rusia tuvo que sufrir para conseguir armar una flota como la enviada con buques en algunos casos obsoletos y con dotaciones mal entrenadas.

Dmitri Donskoi

Dmitri Donskoi

Apesar de sus limitaciones, el Donskoi demostró en la batalla de Tsushima que era capaz de protagonizar una de las más heroicas acciones que ocurrieron en esa jornada.

Encuadrado en el escuadrón de cruceros al mando del vicealmirante Oskar Enquist, en la tarde del 27 de mayo y debido a su inferior velocidad se separó del resto de la escuadra, decidiendo su capitán intentar alcanzar por sus propios medios Vladivostock. En su viaje recogió a más de 270 náufragos del malogrado acorazado Oslyabya y del destructor Buiny. Perseguido por un grupo de 3 cruceros japoneses logró mantener las distancias hasta la caída de la noche cuando otro grupo de barcos japoneses apareció por el NO. Pasó entonces a enfrentarse a 4 destructores y 6 cruceros japoneses (Naniwa, Takachiho, Akashi, Tsushima, Otowa y Niitaka). Su protección se demostró completamente ineficaz ante las modernas armas japonesas las cuales hicieron un daño terrible en el viejo buque.

Final de batalla de Tsushima - Donskoi

Final de batalla de Tsushima – Donskoi

El Donskoi combatió durante toda la noche del 27 de mayo, rechazando varios ataques de torpedos, y causando grandes daños a sus oponentes. Acorralado por sus perseguidores, no dando las bombas a achicar el agua que entraba por los agujeros del casco, herido de muerte su comandante el Capitán de Navío Ivan Lebedev (moriría poco después en cautiverio), y sin posibilidad alguna de llegar a Vladivostock, se procedió a desembarcar a los supervivientes en la cercana isla de Ulleung; y en la mañana del 28 de mayo se procedió a hundir el buque por su dotación en aguas profundas donde no pudiera ser recuperado por el enemigo.

El Donskoi, descansa definitivamente a 2km ENE de la punta Hangnammal de la isla de Ulleung (Matsushima) a unos 400 m de profundidad. Pero su história no acaba aquí

Actualidad

La leyenda ha perseguido a este episodio, iniciandose cuando los habitantes de Ulleung observaron como los marineros rusos que desembarcaban en su isla llevaban consigo una caja fuerte llena de monedas, probablemente el efectivo de a bordo de la contaduría del buque. La rumorología local y el paso del tiempo hizo el resto : El Donskoi transportaría el oro del Zar para financiar la guerra, ¡llegando la cifra a inflarse hasta 14.000 Toneladas! (ver los articulos mencionados en las fuentes y recordemos que el desplazamiento del Donskoi era de sólo 5800Tn )

Pero aún hay más, estos rumores se transformaron en realidad en el año 2000, cuando una empresa constructora coreana llamada Dong Ah Construction anunció el descubrimiento del barco y su oro. Las acciones de la constructora, que se encontraba en quiebra, se dispararon en bolsa de Seul esa semana un 70% a causa del pecio fantasma. Se habló en esos días que con el oro del Donskoi, se podría pagar la deuda de Corea del Sur que ese momento se encontraba asistida por el FMI.

Isla Ulleung

Isla Ulleung

Ante las sospechas de manipulación, la bolsa de valores suspendió de cotización las acciones de Dong Ah, a la espera de una aclaración de los hechos. La empresa que apostó por una nueva fiebre del oro para poder salvarse, terminó por tener que reconocer que sólo había firmado un contrato con el Korean Ocean Research and Development Institute (KIOST) para salvar el barco en octubre de 1999; y el bluf tal como vino desapareció.

El oro es capaz de transformar a las personas y varios cazatesoros de los EE.UU. y Japón también han buscado por mucho tiempo el Donskoi. Incluso intrigado por el mito, James Cameron, el galardonado director de la exitosa película Titanic, viajó a Corea del Sur para entrevistarse con los descubridores de los restos del naufragio.

El pecio del crucero Dmitri Donskoi descansan a 400 metros bajo la superficie del agua, en una pequeña plataforma en medio de un acantilado que cae 1,5 kilometros. En contraste con el mar Amarillo, el lado oriental de Corea del Sur es un abismo. Isla Ulleung son los restos de un volcán extinto, que emerge del fondo del mar de 2.000 metros de profundidad. Para más complicaciones el conjunto de las islas Tokdo, donde se encuadraría la isla de Ulleung, son un territorio en disputa por la riqueza de sus caladeros entre Japón y Corea del Sur.

Atención al siguiente video (en coreano subtitulado en ruso 🙂 ) con la noticia del hallazgo del Donskoi, las imagenes no tienen desperdicio, merece la pena verlo.

Fuentes :

  • Noticia en BBC news, 2000 (Aquí)
  • Noticia en New York Times, 2000 (Aquí)

Reparaciones de fortuna en el acorazado Sebastopol


La falta de coordinación y entrenamiento, fue el mayor de los problemas de la flota rusa durante la guerra ruso-japonesa. Un claro ejemplo lo encontramos en los accidentes que se produjeron entre los propios buques de la escuadra a comienzos del conflicto.

Uno de los percances más graves ocurrió durante los ejercicios ordenados por el vicealmirante Makarov a su llegada a Port Arthur, cuando el acorazado Peresviet embistió por popa al también acorazado Sebastopol, dañándole la obra viva y una de sus hélices.

Acorazado ruso Sebastopol

Acorazado ruso Sebastopol

Las consecuencias de este accidente fueron de dos tipos: unas militares, se cesó inmediatamente al oficial al mando del Sebastopol, y otras técnicas, la operatividad de este barco quedó muy reducida, descendiendo su velocidad a 10 nudos.

El problema que se les planteaba a los rusos era como realizar las reparaciones del acorazado en el arsenal que se disponía en Port Arthur. Las instalaciones ya se habían tenido que adecuar, agrandándolas para poder acoger al acorazado Retvizan (dañado en el ataque del 9/2/1904) y, ni por asomo, se disponía de espacio suficiente para dos buques de ese tamaño. Habría que esperar a que el Retvisan  estuviera reparado para poder comenzar los trabajos necesarios de reparación en el Sebastopol.

Hasta aquí el problema, pero Makarov no se conformaba con esta solución y encargó construir, al ingeniero de marina Kouteinikow , un ingenio para poder proceder a la reparación sin tener que entrar en el arsenal.

Este artefacto consistía en una especie de campana de acero de un diámetro de 2,28m. y de una altura de 2,74m. que se encontraba abierta en su parte inferior, y que se comunicaba con un tubo cilíndrico de 0,81m de diámetro y 4,86m de altura, que servía a su vez de cámara de acceso. La disposición de las piezas permitía al artefacto colocarse encima de las hélices, sin que se tocara al casco del buque.

Campana de Reparación

Campana de Reparación

En la parte superior y a mitad del tubo se situaban unas válvulas de caucho permitían a los encargados de realizar los trabajos equilibrar la presión a la que se encontraba el cajón con  la atmosférica ambiente . Un práctico grifo en esta cámara permitía realizar los ajustes.

Todo el conjunto se aseguraba mediante cadenas de anclaje. Incluso en su interior había dispuestos unas fijaciones para que las aspas de las hélices evitaran cualquier movimiento durante los trabajos a realizar.

Colocación de Campana de Reparación

Colocación de Campana de Reparación

La campana estaba calculada para resistir una presión de 2 atm., como sólo tuvo que trabajar a una profundidad de 4,86 m. no hubo problemas en este sentido.

Con este ingenio se desmontó el aspa de la hélice averiada, la cual se sacó fijada a la campana, una vez fuera se mandó a reparar. Este proceso se tuvo que realizar en dos ocasiones para reparar las dos piezas averiadas.

El invento permitió acortar el proceso de puesta a punto de los buques dañados, al no tener que esperar a que se terminaran de reparar unos para empezar con los siguientes.

Si vemos más allá de la anécdota y analizamos las actuaciones y sucesos, podemos destacar dos aspectos :

  • Las instalaciones de Port Arthur no eran las adecuadas para una escuadra como la que allí se refugiaba en tiempos de guerra. Carecer de un arsenal adecuado para reparar loa buques que allí se alojaba, navíos del tamaño de un acorazado pre-dreadnought ¡y llegaron a estar 7!.
  • Hay dos muestras del caracter del vicealmirante Makarov:
    • a su llegada a Port Arthur puso a todo el mundo a trabajar, intentando reducir la carencia de entrenamiento que tenía su escuadra. Cosa que no continuaron sus sucesores en el mando.
    • no le tembló la mano a la hora de destituir al oficial responsable de un acorazado como el Sebastopol, que se había demostrado negligente en las maniobras. Tampoco se vió muchas veces en el transcurso del conflicto.

Por último y como corolario del post una frase popular “si la necesidad aprieta, se agudiza el ingenio”. Como hemos visto el mando ruso tenía varios buques capitales tocados, le urgía la reparación, por lo que se vió obligado a usar sistemas no ortodoxos aunque efectivos.

Tanto los dibujos como la descripción de las reparaciones las encontramos en :

  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.

La guerra ruso-japonesa (1904-05) en el mar


Colaboración realizada en el blog de Cátedra de Historia Naval (Universidad de Murcia – Armada Española).

Blog Cátedra de Historia y Patrimonio Naval

Esta semana uno de nuestros colaboradores ha enviado un texto sobre un enfrentamiento por un territorio costero en el que la parte naval fue decisiva. Es una guerra poco conocida, pero que tuvo importantes consecuencias para los hechos que a posteriori acaecieron, ya entrado el siglo XX, y que conformarían un nuevo orden mundial.

Por Fernando Gómez-Juárez de la Torre (@tsushima_1905)

Orígenes

El conflicto rusojaponés se desarrolló entre los años de 1904 y 1905. Japón por entonces era una potencia de segundo orden, aunque sus planes de expansión territorial y militar eran muy importantes. Rusia a finales del s. XIX, continuaba su avance en el lejano oriente.

La lucha por el enclave de Port Arthur (que hoy forma parte de China) fue la causa que en toda la prensa se mencionó como origen de la guerra. Aunque hemos de mirar más allá: la otra variable no menos importante…

Ver la entrada original 1.385 palabras más

Estrategia naval rusa, Fleet-in-Being vs. Jeune École


Port Arthur / Fleet in Being

El 31 de marzo de 1904, la muerte del contraalmirante Makarov y la pérdida del acorazado Petropavlosk dió un giro de 180 grados a la estrategia de la flota rusa en los siguientes meses de la guerra. Ya no se saldría a batir a la flota japonesa, sino que se esperaría a que se enviaran refuerzos desde Europa, trayendo barcos de las flotas del Báltico y del Mar Negro, y una vez reunidos se utilizaría la táctica muy rusa de aplastamiento por superioridad.

Flota Rusa en Port Arthur

Flota Rusa en Port Arthur

La escuadra de Port Arthur al mando del contraalmirante Witheft, superior en acorazados a la japonesa en esos momentos, quedaría amarrada a puerto sin realizar salidas, debiendo la flota japonesa vigilar sus posibles movimientos. Esta actitud se refleja en la doctrina naval de conocida como Fleet in Being.

Fleet in Being, este término se usó por primera vez por Lord Torrington en 1690, y se desarrolló por Rudyard Kipling en 1898; viene a significar que la flota no se pierde si no sale del puerto, a la vez que causa al enemigo daño al tener que mantener recursos para controlar su potencial daño.

El mando ruso cedió el control del mar, y lo dejó en manos de su enemigo, que era exactamente lo que estos buscaban. Las operaciones de transporte de tropas y desembarcos de la península de Corea se desarrollaron sin interferencias por parte de la flota rusa.

Los éxitos continuos en tierra de las armas japonesas demostraron lo equivocada de esta estrategia. Los ejércitos japoneses pusieron cerco a Port Arthur, donde se refugiaba la escuadra, forzándola a salir.

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

En agosto de 1904 el contraalmirante Witheft, ordenó a la flota salir e intentar ganar Vladivostock, las condiciones no eran las idóneas  y, los japoneses los estaban esperando en las proximidades con todas sus fuerzas. La protección que suponía el puerto fue su perdición y acabó con el escuadrón de Port Arthur, tras la Batalla del Mar Amarillo (10/8/1904).

Vladivostock / Jeune école

Pero los rusos no sólo tenían en extremo oriente la base de Port Arthur, disponían también de la base de Vladivostock, donde se encontraba el escuadrón de cruceros al mando del vicealmirante Bezobrazov y posteriormente el contraalmirante Jessen (con 3 cruceros acorazados y 1 crucero ligero). La escuadra japonesa de bloqueo a la que se enfrentaba era superior en potencia y unidades, por lo que sus movimientos consistirían en mantener en jaque permanente a las líneas de transporte japonesas realizando continuas salidas, y evitando el enfrentamiento directo con el enemigo. La estrategia que desarrollaron estos buques durante las operaciones de 1904, se basó en postulados de la Jeune École .

Jeune école, fue desarrollada por los teóricos navales franceses durante el siglo XIX, reconociendo la abrumadora superioridad de la Royal Navy e intentando contrarrestarla. Esta doctrina de guerra naval abogó por el uso de pequeñas unidades para luchar contra una flota más poderosa, así como, realizar raids sobre las rutas de aprovisionamientos, capaces de poner fin al comercio de la nación rival. 

Cruceros Gromoboi y Rossyia en Vladivostock (1904)

Tal fue el éxito del escuadrón de Vladivostock, que la prensa japonesa llegó a pedir la cabeza (lo que en la cultura japonesa se conoce como hacerse el Hara Kiri ) del vicealmirante Kamimura, el comandante japonés encargado de bloquear y neutralizarles.

El final de esta escuadra fue consecuencia de la renuncia a sus principios. En agosto de 1904,  cuando se forzó la salida de la escuadra de Port Arthur, el contraalmirante Witheft telegrafió a Jessen para que apoyara la operación y realizara a su vez una salida. El momento conocido, y el rumbo previsto por el enemigo, supuso que se eliminara la sorpresa que reinaba en las operaciones de este escuadrón. Fue finalmente cazado por la flota de Kamimura en la llamada Batalla de Ulsan (14/8/1904), donde se hundió un crucero acorazado (Rurik), y se dañó gravemente al resto de buques.

Batalla de Ulsan (14/8/1904)

Batalla de Ulsan (14/8/1904)

En agosto de 1904 los japoneses habían terminado con el peligro de la flota rusa en el Pacifico al completo, ahora podían suministrar sus tropas sin peligro, reparar sus buques, y esperar a que los rusos mandaran una nueva flota.