Las negociaciones de paz en Portsmouth (9-28 de agosto de 1905)


Cabecera de tarjeta emitida con motivo de las negociaciones

Cabecera de tarjeta emitida con motivo de las negociaciones

¿Cómo se desarrollan unas negociaciones de paz? Las iniciadas en Portsmouth en agosto de 1905 enfrentaban a rusos y japoneses con dos posiciones muy diferentes. Por un lado la delegación japonesa se presentaba consciente de su posición de vencedora en el campo de batalla, la cual le daba derecho de imponer sus condiciones a un enemigo vencido.

Por otro lado la delegación rusa llegó a la pequeña ciudad portuaria estadounidense con una situación militar y de política interior completamente desfavorable. Los protagonistas que debían de ‘torear este Miura’ eran conscientes de su posición, y de las armas que debían de jugar para poder salir airosos del trance.

Veamos como se sucedieron los acontecimientos.

Japanese plenipotentiaries arriving at Portsmouth

Japanese plenipotentiaries arriving at Portsmouth

El Portsmouth Navy Yard fue el lugar donde se desarrollaron las sesiones de la conferencia, un gran edificio de ladrillo rojo que se encontraba a 100 metros del puerto, en el mismo centro de los astilleros navales.

Peace Conference building. Portsmouth Navy Yard, 1905

Peace Conference building. Portsmouth Navy Yard, 1905

El primer día (9) se dedicó a reconocer los poderes de ambas delegaciones.  Fue el día 10 cuando se sentaron ante la gran mesa de madera por vez primera los comisarios de los países enfrentados. El ministro Komoura entregó las condiciones japonesas al plenipotenciario ruso Witte, estas consistían en 9 puntos:

  1. Rembolso de los gastos de guerra (sin especificación de suma)
  2. Cesión de Sakahline
  3. Cesión de la concesión rusa de la península de Liao Tung, incluidos los puertos de Dalny y Port Arthur
  4. Evacuación de Manchuria, devolución a China de todos los privilegios adquiridos por Rusia y reconocimiento del ‘principio de puestas abiertas’
  5. Cesión del ferrocarril del Este-Chino desde Kharbin hasta Port Arthur.
  6. Reconocimiento por Rusia del protectorado japonés de Corea
  7. Concesión de los derechos de pesca en el litoral siberiano al norte de Vladivostock hasta el mar de Bering
  8. Entrega de todos los navíos de guerra rusos internados en los puertos neutrales de Extremo Oriente
  9. Limitación de las fuerzas navales rusas en las aguas de Extremo Oriente
Serge Witte at Portsmouth

Serge Witte at Portsmouth

Las peticiones japonesas eran en su mayor parte una ratificación lo que hasta ese momento habían obtenido por las armas: La isla Sajalín estaba ocupada, así como la península de Liaotung,  en Corea se había firmado el protectorado en 1904, e incluso el tramo del transiberiano que reclamaban ya estaba en su poder, tampoco los rusos no podían impedir por la fuerza que los japoneses pescaran en sus aguas territoriales, pues carecían de escuadra en la zona. Únicamente el pago de indemnizaciones de guerra, la limitación de la presencia rusa en Extremo Oriente, y la entrega de los buques internados podían ser consideradas como las peticiones más duras y humillantes. Me imagino la cara de Witte, un político curtido y experimentado, al concluir la lectura de este documento, y como buen funcionario del estado, dió acuse del escrito japonés y se retiró de la mesa hasta el día siguiente. Las cosas no iban a ser fáciles.

Baron Komura y Kogaro Takahira en Portsmouth

Baron Komura y Kogaro Takahira en Portsmouth

En la jornada del día 11 de agosto fue a Witte a quién le correspondía contestar, su argumentación se basó en tres puntos:

  1. Rusia no se encontraba vencida y se encontraba en condiciones de continuar la guerra.
  2. Rusia no es responsable de una guerra que habían comenzado los japoneses.
  3. Rusia deseaba la paz, pero no una paz a cualquier precio, sino una paz honorable sin pago de indemnizaciones, ni pérdidas de territorio.

Pero Witte no se levantó del asiento, ni se marchó, ni ese día, ni los siguientes. Las negociaciones continuaron, ambas delegaciones eran conscientes de que debían de llegar a un acuerdo. Y así se fueron escribiendo uno a uno, los artículos que compusieron el documento definitivo del conocido Tratado de Portsmouth, por el cual concluyó la guerra ruso japonesa de 1904-1905. El día 22 de agosto las negociaciones se estancaron, pues se empezaron a tratar los términos en que se redactarían los artículos más conflictivos. Los principales escollos se encontraban en los puntos ya mencionados:

  • Entrega de la isla Sakhaline, considerada como territorio ruso por los acuerdos con el propio imperio del Japón de 1875.
  • Indemnizaciones de guerra, los rusos se negaban a ellas al no considerarse vencidos. Witte no había ido a EEUU a pedir gracia, sino a negociar una paz honorable sin vencedores ni vencidos.
  • La entrega de los buques rusos internados en los puertos del Extremo Oriente,se argumentaba que era totalmente contraria al derecho internacional, sin precedentes en la historia.
  • La limitación de fuerzas navales rusas en Extremo Oriente, era una imposición humillante al honor ruso.
Newspaper correspondents at Portsmouth Peace Conference 1905

Newspaper correspondents at Portsmouth Peace Conference 1905

La negativa rusa a mover un ápice su posición de estos puntos tuvo su respuesta en un último intento del Japón el día 25: Se cedía en el punto de la entrega de los navíos internados, así como se proponía la ‘compra’ por Rusia del 50% de Sakhaline por tres mil millones -evitando así la palabra indemnización-.

Witte debió de ser el más sorprendido cuando el 28 de agosto el ministro japonés Komoura cambiaba la postura de so gobierno y aceptaba la postura rusa: “sin indemnización y partición de Sakhaline sin mediación de dinero”.

Russian envoys arriving to sign treaty, Peace Conference, Portsmouth, N.H., U.S.A.

Russian envoys arriving to sign treaty, Peace Conference, Portsmouth, N.H., U.S.A.

La ‘dudosa’ explicación. Aun aceptando las condiciones rusas, Japón conservaba sus conquistas en Extremo Oriente. Rusia caería en su propia trampa, la paz a la que temía y que trataba de evitar a toda costa, la que haría volver a su patria a las tropas derrotadas una y otra vez. La paz que se iba a firmar sería la peor de las derrotas del gobierno ruso desde el comienzo de la guerra.

Aunque a corto plazo los sucesos parecieron no dar la razón al Japón, a medio y largo plazo no hemos de dudar que la guerra con el Japón (y su paz firmada en Portsmouth), sí que influyó en la historia de la Rusia del primer cuarto del siglo XX.


Si queréis saber más hablamos del tratado en El tratado de Portsmouth

Anuncios

La capitulación de Port Arthur (2 de enero de 1905)


El 2 de enero de 1905 el general Stoessel al mando de las fuerzas rusas en Port Arthur se rendía ante el general Nogi. Tras 219 días de sitio, una plaza fortificada a conciencia, considerada inexpugnable al comienzo de la guerra, caía ante el asalto continuo de infantes lanzados en masa contra líneas de trincheras, ametralladoras y alambres de espino. Había nacido una forma de proceder en la guerra que sentenciaría la vida de miles de jóvenes soldados durante la IGM, lo que los teóricos franceses dieron a llamar la Offensive à Outrance. Pero… ¿Cómo se llevó a cabo la rendición de una plaza como Port Arthur?

Defensa de Port Arthur - Capitan Lebedieff

Asalto japonés de Port Arthur – Capitan Lebedeff

En la madrugada del 1º de enero de 1905, los ataques japoneses se centraban en el gran fuerte Ouantaï, entre la cresta del dragón y la colina de Cailles. Los primeros asaltos fueron rechazados, aunque antes del amanecer la posición fue tomada y asegurada por las fuerzas japonesas. Los combates continuaron durante la mañana, cuando una serie de explosiones convulsionaron a los presentes. Los rusos estaban haciendo saltar sus posiciones tras evacuarlas, el espectáculo comenzó con el fuerte de Kin-Ki-Chan, siguiendo otros dos más en el lado este de la línea de defensa. Otras explosiones se podían apreciar dentro del puerto, se estaba procediendo a la destrucción de los buques. Era la antesala del fín.

Del poblado de Chalitchodtza en la carretera entre el río de Loun-Ho y el vía férrea, partió una pequeña comitiva de oficiales rusos precedidos de una bandera blanca. El encuentro con las líneas japonesas fue a la altura de Susihiying. La lucha no se detuvo, los cañones no cesaban de disparar.

Port Arthur -Ubicación de Susihiying

Port Arthur -Ubicación de Susihiying

La nota entregada contenía un mensaje del general Stoessel para el general Nogi :

A juzgar por el estado general de toda la línea de posiciones hostiles que ustedes ocupan, encuentro toda resistencia de Port Arthur inútil, y,  con el objetivo de impedir un sacrificio inútil de vidas humanas, me propongo abrir negociaciones para la capitulación.

En caso de que usted consista, podrá usted nombrar comisarios para discutir el orden y las condiciones de la capitulación. Así como determinar un lugar donde estos comisarios irán a encontrarse con comisarios análogos nombrados por mí.

Aprovecho la ocasión para transmitir a Su Excelencia mis mayores respetos.

Stoessel

General Anatoly Mikhaylovich Stessel

General Anatoly Mikhaylovich Stessel

El general Nogi, transmitió este mensaje a Japón donde el mariscal Yamagata lo remitió al Emperador. En la contestación autorizando al inicio de las conversaciones venía una curiosa nota al respecto del comandante ruso:

Su Majestad [el emperador del Japón] ha querido declarar que el general Stoessel ha rendido, en medio de las dificultades, de loables servicios a su país. Su Majestad desea que se le rindan honores militares.

General Maresuke Nogi

General Maresuke Nogi

La mañana del día 2 se inició con un silencio no habitual, el ruido de los cañones había cesado. Un parlamentario japonés se aproximó a las líneas rusas con la comunicación de la respuesta japonesa:

Tengo el honor de responder a su comunicación de entrar en negociaciones con objeto de las condiciones y orden de capitulación. He nombrado como comisario al mayor general Ijichi, jefe de estado mayor de nuestro Ejército. Será acompañado por algunos oficiales de estado mayor y de funcionarios civiles. Se encontraran con sus comisarios el 2 de enero a mediodía en Susihiying.

Los comisarios de las dos partes tendrán el poder de firmar una convención de capitulación sin espera de ratificación y de dar a esta convención un efecto inmediato. La autorización para tales plenos poderes será firmada por el oficial de más alto rango de ambas partes en negociación y las autorizaciones serán intercambiadas por los comisarios respectivos.

Aprovecho la ocasión para transmitir a Su Excelencia mis mayores respetos.

Nogi

General Nogi Meets the General Forced to Surrender Port Arthur

General Nogi Meets the General Forced to Surrender Port Arthur

Las conversaciones tuvieron lugar en el fuerte llamado ‘nido del gran aguila’, cerca del poblado de Erhloungchan, el cual aun conservaba alguna sala intacta después de los combates. En el se preparó una mesa repleta de comida y vino para agasajar a unos rusos que se suponían llenos de privaciones. En las conversaciones participaron:

  • Por el lado japonés: mayor general Ichiri, comandante Gamaoka, capitán Okoubo, doctor Ariga y un interprete.
  • Por el lado ruso: coronel Reis (jefe de su estado mayor), coronel Nostock, cirujano jefe Balachoff, dos oficiales de estado mayor y dos interpretes.
The Surrender Of Port Arthur (1905)

The Surrender Of Port Arthur (1905)

Tras un inicio de conversaciones alabando la gallardía y valor de ambos contendientes se abordó las cuestiones objeto de la reunión.  La petición japonesa de una rendición sin condiciones, fue contestada por los parlamentarios rusos que no sería aceptada y que antes destruirían todas las instalaciones y enterrarían las ruinas que restaran de la fortaleza. Tras una larga jornada de negociaciones se llegó a un acuerdo de capitulación que fue firmado por ambas partes a las 8 horas de la tarde. Se recogía en un documento que incluía 11 artículos entre los que se estipulaba que:

  • Todos los soldados, marinos, voluntarios y funcionarios rusos eran considerados prisioneros (art.1)
  • Todos los fuertes, baterías, navíos, armas, municiones, caballos, material y edificios del estado serían entregados al ejército japonés en su estado actual (art.2)
  • El día 3 de enero las fortificaciones de las alturas de Port Arthur serán entregadas a los japoneses (art.3)
  • Se entregaría una lista con los emplazamientos de los fuertes, las defensas, las minas terrestres y submarinas, así como, todos los nombres de los civiles y militares que estuvieran en la plaza, indicando su sexo, raza y ocupación. (art.5)
  • El Ejército japonés como honor a la valerosa resistencia del Ejercito ruso, permitirá a los oficiales del Ejército y la Marina, así como a los funcionarios a llevar su espada y sus objetos personales. (Art.7)
  • Los oficiales, funcionarios y voluntarios que bajo palabra se comprometiera a no tomar las armas y no actuar de ninguna manera posible contra los intereses del Ejercito japonés hasta el final de la guerra serán devueltos a su país. (art.7)
  • El cuerpo sanitario ruso serán retenidos por los japoneses y puestos bajo el mando del cuerpo de salud japonés (art.9)
  • El trato a los civiles y administración municipal será realizado en un documento aparte (art.10)

Surrender of the Russian defenders to the Japanese after the Siege of Port Arthur

Una petición adicional fue hecha por los rusos: el transmitir a través de las líneas japoneses un telegrama al Zar en los siguientes términos:

He sido obligado a firmar la capitulación de Port Arthur en el día de hoy. Los oficiales y civiles llevando su espada deberán de ser autorizados a regresar a Rusia comprometiéndose a no tomar parte en esta guerra, de otra forma quedarán prisioneros. Pido permiso a Su Majestad para que los oficiales puedan adquirir este compromiso.

Stoessel

El día 4 de enero el general Stoessel recibió dos telegramas, uno con la contestación del Zar autorizando a los oficiales la libertad bajo palabra. Otro mensaje del Emperador del Japón comunicando que la guarnición sería tratada con la mayor consideración.

El día 5 de enero se encontraron el general Stoessel y Nogi en Shouishi, ambos a caballo se estrecharon la mano, mientras el japonés le decía en lengua rusa “es con placer que me encuentro en presencia de un general que ha combatido bravamente por su emperador y su país”. A lo que el ruso contestó: “No es menor placer conocer al general que me ha vencido”. Tras bajar a tierra tuvieron una reunión de un par de horas en una cabaña medio derruida por los combates.

Encuentro entre Nogi y Stoessel

Encuentro entre Nogi y Stoessel

A la hora de la despedida, Stoessel ofreció su caballo de batalla al general japonés, el cual rechazó en un primer momento dicho regalo, pues en realidad ya pertenecía al Ejercito japonés por el tratado de capitulación, aunque por no despreciar el gesto quedó en sus manos, asegurándole a su oponente que sería bien tratado.

El caballo de Stoessel

El caballo de Stoessel

La entrada solemne del Ejercito Japonés en Port Arthur se hizo el 11 de enero. Precedido de música militar, el general Nogi seguido de su estado mayor, entró en la plaza destruida por lo obuses al frente de su Ejercito vencedor. El desfile se alargaba durante 5 millas y duró cerca de 3 horas. En la tarde se celebró una gran ceremonia religiosa en honor de las almas de los soldados que habían perdido la vida en la toma de la fortaleza.

Tropas japonesas entrando en Port Arthur

Tropas japonesas entrando en Port Arthur

El general Stoessel junto a gran número de oficiales rusos abandonó bajo palabra Port Arthur el día 12 de enero. Inicialmente camino de Dalny, donde se embarcaron a bordo del Kamakoura Maru que tomó rumbo a Nagasaki. El general ruso se encontraba acompañado de su esposa, su hija y seis huérfanos de oficiales que habían perecido en el asedio.

Durante su estancia en el puerto japonés, el general Stoessel y su séquito, permaneció en una villa decorada a la europea en barrio de Inasa. A su alrededor un gran número de policías aseguraban su protección. Allí recibió gran cantidad de visitas protocolarias, hasta que el 17 de enero partió  junto con 245 oficiales camino de Europa en el paquebote francés Australien de la compañía Messageries Maritimes.

General Stoessel en el Australien

General Stoessel en el Australien

La pérdida de la plaza fue un terrible golpe para el ejército ruso en cuatro aspectos:

  • Personal, con la captura de 8 generales, 4 almirantes, 57 coroneles y comandantes, 920 oficiales de tierra y mar, 109 médicos y cirujanos, 20 capellanes, 22.437 soldados, 4.500 marinos, 4.045 no combatientes y entre 15.000 y 16.000 enfermos y heridos en los hospitales
  • Material, con la captura de 546 cañones, 35.252 fusiles, 1.920 caballos, 4 acorazados, 2 cruceros, 14 cañoneras y torpederos, 45 buques menores .
  • Estratégico, al liberar al ejército japonés encargado del sitio de la plaza, el cual pudo derivarse en apoyo del resto de tropas japonesas que avanzaban en dirección a Manchuria.
  • Moral, la plaza se consideraba como un bastión inexpugnable donde se estrellarían el ejército y la armada japonesa, la prensa en los primeros momentos de la guerra así lo refleja. Su pérdida para Rusia fue un gran golpe. El efecto fue contrario para el bando japonés, donde la toma de la villa se consideró un gran triunfo celebrado con gran regocijo en todos los ambientes de la sociedad.