La guerra financiera: El comercio ruso en Manchuria en 1904


Ya hablamos hace unos meses de los diferentes problemas de abastecimiento que tuvieron las intendencias de los ejércitos ruso y japonés durante la campaña de 1904-1905. Hoy vamos a centrarnos en un caso concreto, las transacciones comerciales entre rusos y chinos para el suministro de bienes en Manchuria y como los japoneses usaron estas para abrir un nuevo ‘frente de guerra’ en al retaguardia de su enemigo.

Map of Japan, Korea, and adjacent areas in 1903

Map of Japan, Korea, and adjacent areas in 1903

Manchuria es un territorio gigantesco que abarca 1.200.000 km2 y que en 1904 disponía de una población de 15 millones de habitantes (12 hab/km2). Un macizo montañoso central separa dos fértiles valles por donde discurren ríos navegables para barcos de gran tonelaje como son el Amur, Ousouri, Sungari y Liao-Ho. Situado entre Corea y China, con unas lineas de comunicación importantes pues, además de las fluviales, es en su capital -Kharbin- donde confluyen las ramas del transiberiano que parten de Valdivostock y China. Los rusos inicialmente, y los japoneses conforme avanzaban a lo largo de la campaña, iban a aprovechar la riqueza del territorio para el abastecimiento de sus tropas.

Las transacciones en Manchuria estaban monopolizadas por comerciantes chinos. Para los rusos el pagar a estos comerciantes locales era terriblemente complicado, debido fundamentalmente a la falta de moneda local.

Chinese 20 cash copper coin of Wen Zong, 1853-5 (Fuente: Fitzwilliam Museum)

Chinese 20 cash copper coin of Wen Zong, 1853-5 (Fuente: Fitzwilliam Museum)

Para las transacciones se utilizaba una moneda de cobre llamada tzan (los ingleses la denominaban cash y los rusos tchok), que en su parte central tenía un agujero cuadrado que les permitía entrelazarlas con un hilo y formar una especie de rosarios denominados diaos. 

Diaos

Diaos

Para los pagos importantes los chinos utilizaban lingotes de plata que estaban agujereados en forma de suelas cuyo valor era el de su peso. En los grandes núcleos de comercio y puertos también se podían encontrar dolares americanos o mejicanos e inclusos reales de a 8 españoles, estas monedas eran valoradas únicamente por el peso de su metal y no por su valor de acuñación.

50 Tael Boat Cast by the Shanghai Branch of the Sino-Russo Asiatic Bank

50 Tael Boat Cast by the Shanghai Branch of the Sino-Russo Asiatic Bank

Los rusos se enfrentaron a estos problemas desde el comienzo de su presencia en la zona allá por 1900. No se podía pensar en introducir el rublo como moneda de intercambio, pues al ser una moneda fiduciaria la población local la aceptaban únicamente por su valor intrínseco (peso en cobre o plata). De hecho se dieron casos de una vez en posesión de chinos las monedas de rublos, se procedió a una posterior reentrega a los rusos por su valor de acuñación, con los consiguientes enormes beneficios para los cambistas chinos.

A “Cash” Transaction in Korea

A “Cash” Transaction in Korea

La otra opción era el pago en lingotes de plata lo que habría causado enormes problemas a los rusos que carecían de este material, debiendo de adquirir en el extranjero en grandes cantidades a precios que suponemos se incrementarían conforme a la mayor necesidad del comprador. Por no decir tiene que habría que añadir los problemas de su manipulación y pesaje.

La solución adoptada fue una menos onerosa para las arcas rusas, pero que traería consecuencias más adelante durante la guerra con el Japón. Se empezó a usar el pago por medio de papel moneda, estableciendo en las plazas importantes una reserva de plata suficiente para poder responder ante cualquier petición de cambio por los comerciantes locales.

One Mexican Dollar 1901 Russo-Chinese Bank

One Mexican Dollar 1901 Russo-Chinese Bank

Los chinos ya estaban habituados a este sistema de pago con occidentales, donde en las casas de comercio se les hacia efectivo en cobre o plata su importe contra la presentación de estos papeles moneda. Este sistema fue rápidamente adoptado y, no se detectaron gran cantidad de cambios a metales preciosos. Los bancos locales aceptaron el rublo de papel y así continuó hasta el momento del estallido del conflicto con el Japón.

El comienzo de las hostilidades en febrero de 1904 quebró el sistema monetario en Manchuria. El sistema de pago en plata o en papel moneda ya no fue válido para muchos comerciantes chinos que ya no aceptaron billetes rusos, cambiando a no importa que precio los que tenían en su poder.

Russo-Asiatic bank $500 note

Russo-Chinese bank $500 note

El ministerio de finanzas ruso estableció, ante esta nueva situación, las medidas necesarias para reestablecer la confianza. Por una parte el Tesoro envió a las pagadurías del ejercito lingotes de plata suficientes para asegurar los pagos allí donde se les exigieran. Por otro lado, el Banco Ruso Chino incrementó sus reservas de plata, garantizando a los chinos el cambio del rublo papel por plata en cada una de sus sucursales de China.

Un problema adicional se precipitó sobre las finanzas rusas, los japoneses inundaron Manchuria de papel moneda falso con el fin de desacreditar la credibilidad de su enemigo. Los responsables rusos aún informando de las falsificaciones que corrían por el territorio se vieron obligados muchas veces a aceptar el cambio de estos billetes falsificados ante la duda de si eran o no verdaderos. El costo financiero para las arcas rusas de esta ‘acción de retaguardia’ fue enorme. Un ejemplo más de que las guerras no sólo se vencen en el campo de batalla.

Anuncios

La batalla de Nanshan (23-26 de mayo de 1904)


El ejercito japonés era dueño de la iniciativa desde el mismo comienzo de la guerra, no sólo había logrado encerrar a la flota rusa en Port Arthur, sino que sus tropas de tierra habían logrado dos grandes éxitos a comienzos de mayo de 1904: el cruce del rio Yalú y el desembarco del 2º Ejercito del general Oku en Pi-tse-ouo. En un claro ejemplo de lo que unos años más tarde sería la guerra relámpago, las tropas japonesas no se detuvieron sino que siguieron avanzando en dos ejes uno en dirección norte con la misión de cortar el cordón umbilical del suministro ruso que era el transiberiano y su nudo de Liao-yang, y otro en dirección suroeste para la toma de la plaza fuerte donde se refugiaba su mayor amenaza, los acorazados rusos que podrían cortar, a su vez, sus lineas de comunicación con el Japón. Hoy nos vamos a centrar en esta segundo eje, el avance del 2º Ejercito japonés en dirección a Port Arthur.

Lineas de avance japonés en Mayo de 1904

Lineas de avance japonés en Mayo de 1904

Los rusos no habían opuesto mucha resistencia durante las operaciones de desembarco, pensando que se trataba de una operación de distracción y que el verdadero ataque se realizaría en Dalny un puerto más cercano y mejor preparado que Pi-tse-ouo  – ¿no me suena esto de algo? ¿Normandía 1944? -. Es en este entorno donde se concentraba el grueso de su ejercito y donde se había procedido a realizar trabajos de fortificación.

General Count Oku Yasukata

General Count Oku Yasukata

El caso es que el general Oku no perdió el tiempo y el 16 de mayo – sólo 11 días después del desembarco – las tropas japonesas ya se encontraban en las afueras de Kin-Tcheou, enclave estratégico donde la península de Kuan-tung se estrecha, formando un cuello de botella de apenas 3 millas. Los rusos habían fortificado el enclave, si los japoneses querían progresar iban a tener que pagarlo caro.

Detalle la Peninsula de Kuan-tung desde Kin-tcheuo a Port Arthur

Detalle la Peninsula de Kuan-tung desde Kin-tcheuo a Port Arthur

Las posiciones rusas estaban ocupadas por un solo regimiento -el 5º de tiradores siberianos del este-, y se encontraban bajo el mando del general Fok. Se habían realizado trabajos en todas las alturas desde la población de Kin-Tcheou y la bahía de Talien-wan, colocando baterías de cañones y ametralladoras, excavando trincheras, poniendo minas y tendiendo barreras de alambre de espino. No, las cosas no tenían pinta de ser fáciles para los japoneses, iba a ser un primer ensayo de lo que ocurriría tras 6 meses en la colina 203 y pasados 10 años durante la guerra de trincheras de la I Guerra Mundial.

Alexander Viktorovich Fok

Alexander Viktorovich Fok

Las primeras escaramuzas serias comenzaron el 21 de mayo, aunque ya desde el día 16 el ejercito japonés había empezado a tomar posiciones frente al dispositivo ruso. De estos primeros contactos Oku se apercibió que el sector norte era el más débil, por lo que seria por el ala derecha japonesa donde se volcaría el mayor esfuerzo del ataque.

Posiciones defensivas rusas entorno a Nanshan

Posiciones defensivas rusas entorno a Nanshan

Durante las jornadas del 23 y 24 de mayo los japoneses no lograron progresos reseñables, sólo durante los ataques nocturnos lograron apoderarse de algunas posiciones que permitirían después el asalto definitivo.

El día 25 a las 05h30 comenzó con un duelo artillero que duró cerca de tres horas entre las baterías japoneses y las rusas que se encontraban en la colina  de Nanshan. La flota japonesa destacó a la bahía de Kin-Tcheou una pequeña escuadra para apoyar a las tropas de tierra, aunque su efectividad no fue la esperada debido al mal tiempo. Las operaciones continuaron durante toda la tarde, al finalizar la misma los japoneses habían logrado apoderarse de Mao-Kia-Yug, posición situada a unos 4 km al sur de Kin-Tcheou.

Movimientos japoneses en la batalla de Nanshan

Movimientos japoneses en la batalla de Nanshan

Terminó la primera fase de la batalla, en la que los movimientos de flanqueo japoneses aislaron los dos centros de resistencia rusos, por un lado la ciudad de Kin-Tcheou y por otro la colina de Nanshan. Restaba para el día siguiente la tarea de reducir estas posiciones, y la manera de hacerlo era una, terribles asaltos frontales.

Asalto japones a trincheras rusas en Kin-tcheuo

Asalto japones a trincheras rusas en Kin-tcheuo

La orden de reanudación de las operaciones se dió a la 01h00 del día 26, pero una espesa niebla aplazó el comienzo hasta las 02h35. Se desencadenó entonces un duelo artillero que duró tres horas. La flota acudió otra vez en ayuda de las tropas de tierra con 4 cañoneras (Tsukushi, Heiyen, Atago y Chokai) y 6 torpederos que bombardearon desde la bahia de Kin-Tcheou la retaguardia y el flanco izquierdo de las posiciones rusas. Al otro lado del itsmo la cañonera rusa Bobr hizo su aparición para hacer lo propio desde la bahía de Talien-Wan.

“The Fall of Jinzhoucheng. The Scene of Our Second Army Occupying Nanshan after a
Fierce Battle” by Banri, June 1904 [2000.446] Sharf Collection, Museum of Fine Arts, Boston

A las 05h20 la infantería se lanzó al ataque entrando en la ciudad de Kin-Tcheou, mientras los rusos se replegaron hacia el sur. Comenzó entonces el asalto a la colina de Nanshan. Las fuerzas rusas se componían del 5º regimiento siberiano del este, bajo el mando de coronel Tretyakoff; mientras el ataque japonés fue realizado por 3 divisiones de infantería, la 4º en el ala derecha, la 1º en el centro y la 5º en el ala izquierda.

The attack on Nanshan.

The attack on Nanshan.

Un nuevo duelo artillero, por el lado japones alrededor de 125 piezas concentraron su fuego en intentar acallar las baterias rusas (unas 70 piezas). A las 11h00 la infantería japonesa estaba a unos 600 metros de las posiciones rusas, cuyos cañones empezaban a ser silenciados, A las 17h00 la artillería japonesa estaba casi sin munición, es cuando el general Oku ordenó el asalto general, encabezado por la 1º División de Infantería. Un camino a la muerte para miles de soldados japoneses, que puede recordar las imagenes que tenemos de la I Guerra Mundial donde se lanzaban oleadas de infantes contra posiciones de trincheras, con ametralladoras y alambres de espino. Numerosas cargas sucesivas fueron realizadas sin éxito, los soldados y oficiales japoneses caían sin siquiera llegar a poner pie en las posiciones rusas.

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

El general Oku, viendo la ineficacia del ataque trasladó el esfuerzo hacia su ala derecha, donde se concentró el fuego artillero de tierra, junto al de las cañoneras y torpederos que no cesaban de apoyar con sus piezas. A las 18h00 un nuevo asalto de la infantería logró un pequeño éxito al apoderarse de algunas trincheras rusas, la defensa comenzaba a flaquear. Fue en este momento cuando Oku lanzó el resto de sus reservas al ataque. Los rusos viendo como los japoneses tomaban posición a posición ordenaron la retirada, que se realizó de manera ordenada. A las 20h00 la bandera del sol naciente ondeaba en las alturas de Nanshan.

Las perdidas japonesas fueron enormes (750  muertos y 3500 heridos), los primeros batallones en ser lanzados al combate fueron prácticamente borrados del mapa, y pudieron ser mayores si los japoneses no hubieran conseguido cortar los hilos que comunicaban con las minas sembradas por los rusos, que podrían haber causado un daño enorme durante los ataques.

JAPANESE DIGGING UP MINES PLANTED BY' THE RUSSIANS AT NANSHAN.

JAPANESE DIGGING UP MINES PLANTED BY’ THE RUSSIANS AT NANSHAN.

Los rusos tuvieron en la batalla entorno a 1.400 bajas, lo que hace una relación de 3 a 1. Las perdidas materiales rusas fueron cuantiosas: 68 piezas de artillería, 10 ametralladoras y numerosa munición. Pero lo más importante era la victoria estratégica, pues los japoneses lograron aislar Port Arthur y, el desprotegido puerto de Dalny tuvo que ser abandonado el 28 de mayo, lo que dió a los japoneses una base con unas instalaciones perfectas para abastecer a su 2º Ejercito.

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Las tropas rusas del 5º regimiento de siberianos del este no recibieron ningún refuerzo durante la batalla en la que tuvieron en jaque a 3 divisiones japonesas durante 3 largos días, tal vez con un poco de ayuda hubieran podido resistir, pero el miedo del alto mando ruso hizo que las reservas se mantuvieran desplegadas en espera de un nuevo desembarco japonés que nunca se llegó a realizar.