La muerte de Makarov (13 de abril de 1904)


Hace unos días en una productiva conversación por twitter, discutíamos sobre la muerte de Makarov. La imagen que yo tenía de este suceso no sé muy bien de donde venía, pero era la del Almirante con su traje de gala en el puente del gran acorazado dirigiendo la evacuación del buque y resistiéndose a abandonarlo. Momento sublime, el terminar su vida hundiéndose con su navío, mientras sonaba de fondo una música de Wagner. Vamos igualito que el capitán Schettino en el Costa Concordia. Las fuentes que se aportaron al cruce dialéctico me convencieron que mi calenturienta mente me engañaba descaradamente y que la realidad fue otra muy distinta.

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata (1904)

@Rodericus_Rex, es el ‘ínclito elemento’ que ha motivado este post, en que he repasado mis fuentes en el intento descubrir lo que realmente le ocurrió al almirante y a su buque

Bien, comencemos por el escrito que nos aportó @Rodericus_Rex, el cual procede de una biografía sobre el Almirante Togo, escrita por Juan Ignacio Nuñez Iglesias, en su página 133 se cuenta como sucedieron los hechos del hundimiento del Petropavlosk:

Pocos instantes después una densa humareda ocultaba la proa del acorazado y este se escoraba sobre el costado de estribor. De repente […] una terrible explosión, con la rapidez del rayo se elevó hasta el cielo una inmensa llamarada e inmediatamente desaparecía el coloso entre las aguas […] hundido en menos de dos minutos.

Un  poco más adelante en el texto el Gran Duque Boris, relata lo que ocurrió en el puente por medio de lo que su hermano el Gran Duque Cirilo, uno de los pocos supervivientes del suceso, le había contado:

Al ocurrir el siniestro iba Makarov y su Estado Mayor en el puente alto, a babor. […] A la segunda explosión cayeron sobre el puente las chimeneas y los palos, con ruido ensordecedor y destrozando cuanto encontraban a su paso.

Cuando volvió en sí comprendió que una mina había explotado debajo de la santabárbara. Gateando como pudo, se trasladó a babor y allí encontró el cuerpo del almirante con la cabeza atrozmente mutilada.

[…] En lo tocante al almirante recuerdo que mandó cerrar las puertas estancas y que al decirlo se llevó las manos a la cabeza con gesto desesperación; a renglón seguido se desposeyó de las prendas de abrigo, y no supe más hasta verle casi decapitado.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Hasta aquí los hechos como se describen en el texto que facilitó nuestro amigo. Ahora vamos con la corroboración del mismo con la bibliografía que tengo en mi poder.

En el libro Blancs et Jeunes se cuenta la guerra ruso japonesa desde el punto de vista de un reportero francés testigo de los hechos. En el momento del hundimiento del Petropavlosk, se encontraba en el lado japonés y se relata el suceso a través de los comunicados que se enviaron al Ejército Japonés en Corea.

Los nuestros vieron al Petropaclosk envuelto en una espesa columna de humo amarillo y verde; sucesivamente el mástil, la chimenea y la pasarela se elevaron. El acorazado se escoró a estribor, la popa surgió del agua haciendo emerger su hélice cuyas aspas giraban rápidas. El Petropavlosk estaba envuelto en llamas. Comenzó a hundirse por la proa y desapareció en dos minutos.

Fue por los telegramas de Europa que tuvimos conocimiento que el Almirante Makarov y su Estado Mayor habían fallecido junto al Petropavlosk.

Esta fuente nos confirma la manera como se hundió el buque. Y aún más en una nota pie de página el traductor nos da más datos:

Casi todos los oficiales del Petropavlosk fallecieron igualmente. Solo el Gran Duque Kiril Vladimirovich, El Capìtan Jakovlev (comandante del navío), 3 tenientes, 2 Alféreces y 50 marineros fueron salvados.

Esta nota nos confirmó que el protagonista del relato del libro que nos aportaba @Rodericus_Rex, tenía muchas posibilidades de ser fiable, y que nuestra memoria nos remitía a una realidad que no era la correcta.

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk (1894)

Pero seguimos buscando en otros libros sobre el tema. Constantin Pleshakov, en su libro ‘La última armada del Zar’ hace referencia al diario de Yu. Vasiliev en el que para el asunto que tratamos muestra la situación de una forma mucho más cruda:

En ese momento una terrible explosión sacudió al Petropavlosk. El gran duque [Kiril] se volvió hacia Makarov: el cuerpo del almirante aún de pie, había sido decapitado.

Sobre el hundimiento del buque no aclara mucho:

El Petropavlosk se hallaba envuelto en una nube oscura; su proa se hundía en el mar mientras la popa se elevaba dejando ver las hélices, que aún giraban. […] el barco de guerra se fue a pique en cuestión de minutos.

Noticia en Le Petit Parisien

Noticia en Le Petit Parisien

En la obra de Semenoff “La escuadra de Puerto Arturo”, cuando trata de la muerte de Makarov nos cuenta que el autor se encontraba a bordo del Diana, acompañando en las operaciones al Petropavlosk por lo que pudo asistir al hundimiento del buque  en primera persona, lo que describe lo hace con precisión, e incluso da cuenta de las horas: en que sucedieron las primeras explosiones 9:43 y cuando todo había acabado 9:44 30′ (todo según su reloj).

Cuando un sordo fragor me hizo estremecer al mismo tiempo que a todo el crucero. Era como si hubieran disparado precisamente a nuestro lado una pieza de 305mm.[…] Vi a gigantesca nube de humo amarillento (¡la piroxilina!¡el pañol de torpedos! Pensé) y en esa nube extrañamente suspendido en el aire, girando y cayendo después, el palo de mesana… A la izquierda de la nube, la popa del navío como siempre, como si nada hubiera sucedido en la proa….¡Otra explosión!… torbellinos de vapor ocultaron la nube amarillenta…¡las calderas! La popa del acorazado se alzó tan brutalmente, tan perpendicularmente, que se hubiera dicho que se hundía partido por la mitad; durante un segundo pudieron distinguirse las hélices girando todavía en el aire… ¿hubo alguna otra explosión?… No lo sé, pero me parece que la popa del Petropavlosk, apenas visible entre las nubes de humo y de vapor, estalló y que una verdadera tromba de llamas brotó como del cráter de un volcán… también me parece que aún pasados algunos instantes después que hubieron desaparecido los últimos restos, el mar continuaba vomitando fuego.

Recuperando cadáveres del Petropavlosk cerca de Port Arthur

Recuperando cadáveres del Petropavlosk cerca de Port Arthur

El Capitan von Essen en sus memorias ‘Los últimos días del Sebastopol en Port Arthur’,  nos cuenta que se encontraba a bordo del Sebastopol saliendo de la bocana del puerto cuando le llegó la noticia

Distinguimos una espesa columna de humo amarillo detrás de la Montaña de Oro, era todo lo que quedaba del Petropavlosk, que había chocado con una mina. La primera explosión se debió de producir en la proa. Se escucharon seguidamente otras provenientes del interior: eran probablemente torpedos explosionando. Después el buque picó y se hundió en pocos instantes.

Como nota a pie de página de este libro el Comandante Balincour nos hace una muy curiosa anotación, de como se recuperó el buque hundido por los japoneses para ser vendido y lo se encontraron en él:

En mayo de 1913 un Japonés llamado Sakurai compró el pecio del Petropavlosk con el objeto de venderlo por piezas. Sus submarinistas entraron en una sala donde debía de estarse desarrollando algún tipo de consejo, y que debía de ser la cámara de los oficiales superiores, pues se encontraron varias piezas de plata. Alli reposaban 6 esqueletos, evidentemente de oficiales, ya que en uno de ellos se encontró un reloj de oro, en otro unos anteojos igualmente de oro, y en otro un puñal grabado con el nombre de Contralamirante Molas, jefe de estado mayor, y al lado una cartera cuyo contenido vino a confirmar la identidad de su propietario; varios revólveres, condecoraciones,  portafolios, etc… Pero aquello que chocó más a los japoneses fue encontrar un sable japonés con un anillo de oro que contenía el símbolo de la casa Tokugawa (mitsuba aoi) que se encontraba en perfecto estado de conservación, mientras las armas rusas estaban todo corroídas. Los japoneses vieron en esto un presagio.

Monumento al vicealmirante Makarovr en Kronshtadt

Monumento al vicealmirante Makarovr en Kronshtadt

Por ultimo una fuente japonesa, la del comandante Hesibo Tikovara en su libro ‘Diario de Operaciones’. El día de autos cuenta que estaba a bordo del torpedero Akasuki:

De repente vi, bajo la proa del buque que iba en primer termino, alzarse una nube de humo, primeramente blanco, después amarillo, y por ultimo una inmensa llama rojiza.[…] La llama, el humo amarillento habían casi desaparecido , cuando llegó el ruido, o por mejor decir, el retumbar sordo de la explosión seguida de otras varias menos intensas. Con los anteojos pude ver como se inclinaba el barco hacia proa primero, después hacia un costado. Y todo con una rapidez increíble.

Se vio fuera del agua las hélices y el timón; los palos se inclinaron más y más; el barco fue sumergiéndose y haciéndose más pequeño… cada vez más pequeño… ¡por fin desapareció! ¡Este fue el fin del Petropavlosk!

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk

Bien, con esto expió mi falta de rigor en la conversación que tuve con @Rodericus_Rex en twitter hace unos días, aunque todavía no sé de donde me viene la imagen que tenía de la muerte de Makarov la cual he tenido que leer en algún lugar que ya aparecerá… Probablemente sea de alguno de los ukiyo-e que tanto me gustan y que me hacen compañía.

Russian Flagship Destroyed by Japanese Torpedo (Yasuda Hanpo)

Russian Flagship Destroyed by Japanese Torpedo (Yasuda Hanpo)


 

Remitimos a un articulo de hace unos meses para conocer los momentos anteriores que llevaron al hecho que relatamos hoy El hundimiento del Petropavlosk.

Anuncios

Intentos de bloqueo del canal de Port Arthur.


Al comienzo de la guerra de 1904, las fuerzas navales enfrentadas en Extremo Oriente eran bastante parejas. Los japoneses habían dado el primer golpe, tras el primer ataque a la escuadra anclada en Port Arthur, aunque este no había sido todo lo definitivo que se esperaba. El siguiente paso fue intentar bloquear a la flota rusa dentro de su base utilizando brulotes que cegaran la salida de puerto, si esto se conseguía la supremacía en el mar sería completa y a un coste mínimo. Se realizaron 3 intentos:

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

1. Primer intento 23 de febrero de 1904

Bajo el mando del Capitán Arima, participaron en la operación 5 cargueros, dos escuadrillas de torpederos (una encargada de despejar la zona y otra de recoger los equipajes de los barcos hundidos) y un buque de aprovisionamiento.

La pequeña escuadra se reunió en Suni-do en la tarde del día 23. La 5º escuadrilla de torpederos en cabeza se presentó, sin ser detectada y ya anochecido, ante la bocana del puerto. Lanzaron los torpedos sin obtener daños en los buques de guardia rusos, abandonando posteriormente el lugar. Cuando una hora y media después llegaron los cargueros fueron rápidamente descubiertos, las baterías de costa rusa estaban alertadas.

Cegadas por los proyectores los brulotes, cargados de piedras, se dirigían hacia la entrada del puerto, el Tenshu Maru fue hundido por las baterías de costa. Dos buques consiguieron aproximarse lo suficiente:  el Hokoku Maru, acribillado, incendiado e incapaz de gobernar se hundió a menos de 200 metros de su objetivo. El Jinsen Maru que le seguía, al intentar evitarlo chocó con un arrecife que lo hundió. Los otros dos creyendo que estaban a la entrada del puerto fueron hundidos por sus dotaciones, aunque realmente se encontraban aún en la rada exterior.

Loa informes de las tripulaciones de estos dos últimos buques, hicieron creer a Togo que la operación había sido un completo éxito, las exploraciones posteriores confirmaron que dos cascos parecían embozar la entrada del canal y que dos cruceros y cinco destructores se encontraban en la rada exterior. Se preparó un ataque para acabar con los barcos aislados, que demostró que realmente la base seguía operativa.

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

1º Intento de bloqueo de Port Arthur

 2. Segundo intento 26 de marzo de 1904

Con la llegada del vicealmirante Makarov a Port Arthur, la flota rusa dejó de tener un papel pasivo a empezar a realizar salidas y enfrentarse cara a cara a la escuadra japonesa. Togo decidió nuevamente intentar bloquear la bocana del puerto. Esta vez serían 4 brulotes llenos de explosivos y escoltados, como en la anterior ocasión, por dos escuadrillas de torpederos, una encargada de abrir camino y otra de recoger las tripulaciones de los barcos.

Se partió el 26 de marzo, tras varios días a la espera de un tiempo que posibilitara la operación. Esta vez los brulotes irían en cabeza con las ordenes de golpear rápido y fuerte. A las 2 de la mañana se encontraron en posición de ataque, pero no era el día de suerte para los japoneses, la flota rusa acababa de entrar en puerto tras unos ejercicios en Liau-ti-san. En cuanto los cargueros fueron detectados, un nutrido y preciso fuego cayó sobre ellos. El primero logró acercarse a la entrada del canal antes de saltar por los aires. El segundo fue alcanzado y hundido antes de alcanzar su posición. El tercero explotó lejos de su objetivo. El cuarto logró entrar en el canal, pero no pudo anclar y la corriente lo introdujo dentro de la rada interior donde fue cañoneado y hundido.

Togo creyó nuevamente que la operación había tenido éxito, idea que le duró poco tiempo al ver a las pocas horas como la flota rusa realizaba una nueva salida.

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

1º y 2º intento de bloqueo de Port Arthur

3. Defensas rusas

El fuego de las defensas costeras se había demostrado insuficiente para detener a los brulotes japoneses, incluso uno de ellos había conseguido entrar en el canal, como hemos visto. Makarov ordenó tender nuevos campos de minas y hundir unos viejos cargueros para impedir la ruta directa a la entrada a puerto para los ataques enemigos. Se usaron 4 buques de la compañía ruso-china, los dos primeros formaron una mole exterior cerca de la Cola del Tigre, los otros dos un poco más cerca de la tierra a los pies de la Montaña de Oro. Estos buques fueron unidos por gruesos cables de acero entre ellos y a los cascos de los buques japoneses hundidos en las cercanías.

Situación a finales de marzo

Situación a finales de marzo

4. Tercer intento de bloqueo 2 de mayo de 1904

El desembarco del 2º ejercito en la península de Liao-tung, peligraba por las amenaza que suponía la flota rusa todavía activa en Port Arthur. Togo decidió lanzar un nuevo ataque, esta vez serían 12 cargueros los encargados de bloquear la base naval.

A las 1800 del 2 de mayo partieron para su objetivo. A las 2100 el tiempo cambió rápidamente, lo que hizo a uno de los brulotes volver a puerto, así como disgregó a la pequeña escuadra la cual llegó a Port Arthur en pequeños grupos de 2 o 3 barcos.

Los rusos, que habían reforzado sus defensas, los recibieron con un nutrido fuego. Los obstáculos colocados impedían el gobernar directamente al objetivo hizo que nuevamente ningún brulote llegara a conseguir su objetivo.

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

Situación tras 3º intento de bloqueo japonés

5. Resumen

La inactividad del mando hizo más que los intentos japoneses por bloquear a la escuadra rusa. Ninguno de los tres ataques japoneses consiguió su objetivo de dejar encerrada a la flota rusa en su base de Port Arthur, si bien los primeros intentos tuvieron alguna oportunidad, los pocos medios empleados facilitaron la defensa rusa. Y en la tercera de las ocasiones, tras las defensas instaladas por Makarov, ni siquiera un masivo ataque pudo conseguir su objetivo.

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Brulotes hundidos a la entrada de Port Arthur

Si quieres saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999
  • von ESSEN, Nikolai Ottovich. Les derniers jours du Sebastopol à Port Athur. Paris: Agustin Challamel, 1914.

El hundimiento del acorazado Petropavlosk


Tras la incorporación del Vicelamirante Makarov a la escuadra del Pacífico, la flota rusa ya no dudaba de realizar salidas cada vez más audaces. El almirante japonés Togo se había apercibido de ello y decidió poner algún remedio.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

El 7 de abril de 1904 dio la orden al buque Koryo Maru para que, discretamente, tendiera un campo de minas a la salida de Port Arthur. La operación no era baladí, 4 escuadrillas de torpederos servirían de protección al minador, así como los cruceros acorazados Nisshin y Kasuga, recién llegados, harían de cobertura cercana. La escuadra de Dewa estaría alerta fuera del campo de visión enemigo por si fuera necesaria su intervención.

La operación tuvo que ser retrasada en numerosas ocasiones por las malas condiciones meteorológicas, para definitivamente el día 12 de abril lanzarse al mar los buques encargados de esta peligrosa misión. Las condiciones eran ideales, aunque la noche oscura y la llovizna no obstaculizaba la visión de los proyectores.

Torpederas Japonesas (Fuente : http://www.cityofart.net/bship/jse_torpedoboats.jpg)

Torpederas Japonesas

Los japoneses se acercaron a menos de 3 millas de la costa y los rusos detectaron una actividad sospechosa. Consultado al Almirante Makarov, que salía de una sesión a bordo del Diana, sobre si debían de disparar sobre las sombras que se apercibían a la entrada de Port Arthur contestó:

Háganlo [disparen] si están seguros , pero serán probablemente de los nuestros. No saben navegar de noche. Se habrán retrasado o perdido, y deambulan delante de Port Arthur  sin poder encontrar a sus compañeros y no intentan entrar temerosos de ser tomados por japoneses. Anotad el momento y la posición, por el caso de que no sean los nuestros, será necesario mañana por la mañana ir a dragar el lugar y asegurarse que no han dejado ninguna ‘suciedad’.

La mala suerte estaba del lado de los rusos esta vez, pues esa noche uno de sus torpederos el Strashny, se había extraviado tras un reconocimiento de las Islas Elliot. A su vuelta a puerto se topó con una escuadrilla japonesa, el combate se extendió hasta las 6 de la mañana, cuando un impacto en un tubo lanzatorpedos hizo que el buque ruso saltara por los aires.

Crucero Bayan saliendo de Port Arthur

Crucero Bayan saliendo de Port Arthur

El crucero ruso Bayan que estaba de vigilancia se aproximó al lugar del combate, cuando la escuadra japonesa del almirante Dewa hizo su aparición, con 4 cruceros acorazados. La espiral continuó, pues a la fiesta se incorporaron los acorazados rusos Poltava y Petropavlosk (enarbolando la insignia del almirante), junto a los cruceros Novik, Askold y Diana.

A las 6:30 Makarov ordenó ‘formar línea de combate con el Bayan en cabeza’, con dirección al lugar del combate del torpedero, con la esperanza de poder recoger algún superviviente.

A las 7:10 a parecieron en el horizonte 6 cruceros acorazados, pues a los 4 de Dewa se habían unido los dos ex-argentinos Nisshin y Kasuga. Los rusos abrieron fuego a unos 10.000 metros. La escuadra japonesa dio media vuelta, no fueron perseguidos.

Acorazado Petropavlosk

Acorazado Petropavlosk

A las 8:00 apareció el que faltaba en la fiesta, Togo, con todo el grueso de la escuadra japonesa. Los rusos se pusieron al abrigo de sus baterías de costa, intentando atraer hacia ellos a la flota enemiga.

Nadie se acordaba de  las acciones de la noche anterior, ni de las ordenes del almirante de proceder al dragado de la zona a la mañana siguiente.

A las 9:32 la formación rusa que había entrado en el campo de minas sembrado la noche anterior, cuando el Petrovaplosk colisiona con uno de los artefactos, comienza a escorar y se eleva una gran columna de humo amarillento. Al momento una nueva explosión reventó las calderas, la popa del acorazado se elevó sobre el agua, casi perpendicularmente comenzó a hundirse, se diría que partido por la mitad, las hélices se veían girar en el aire. En unos pocos segundos había sido completamente engullido por las aguas.

Hundimiento del Petropavlosk

Hundimiento del Petropavlosk

De los 735 hombres de su tripulación , sólo 81 marineros y 8 oficiales fueron rescatados. Entre los desaparecidos se encontraba el Vicealmirante Makarov, jefe de la escuadra rusa del Pacifico.

En palabras de un testigo presencial, el Capitán Vladimir Semenov ‘los japoneses acababan de ganar la guerra sin saberlo.’

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

Pero las desgracias de los rusos no acabaron ahí este día, de regreso a puerto el acorazado Pobieda colisionó con otra mina, sin llegar a hundirse. El pánico se extendió por toda la flota rusa que comenzó un fuego infernal contra un enemigo imaginario. Los japoneses no intervinieron.

Si quieres saber más:

  • PIOUFRE, Gerard. La guerre ruso japonaise sur mer, Nantes: Marines édition, 1999

La guerra ruso-japonesa a través de los ukiyo-e


Ukiyo-e es un tipo de arte popular japonés que recoge escenas de la vida común por medio de grabados, su historia es muy dilatada, ya que sus orígenes se remontan al siglo XVII. Este arte, tremendamente generalizado en la época, nos permite hacer un repaso de los hitos más importante acaecidos durante la guerra entre Rusia y Japón. 

Si bien la visión que reflejan los Ukiyo-e es lógicamente parcial y, lo que en ellos se representa no refleja una realidad histórica, sí que encontramos ejemplos donde se recogen la totalidad de los hechos de armas con las imágenes tópicas del conflicto. Es muy interesante ver el punto de vista del Japón en cada momento y como se trató de ‘vender’ al pueblo.

En esta primera entrega repasaré a través de los Ukiyo-e, a modo de historia gráfica, los acontecimientos ocurridos desde el inicio de la guerra (febrero 1904), hasta la caída de Port Arthur (enero 1905). Por ultimo, haré una pequeña reseña de los orígenes y lo que es este tipo de arte.

Todas las imágenes están sacadas de la página ukiyo-e.org la cual os recomiendo encarecidamente que visitéis y disfrutéis de los contenidos que en ella se atesoran. Si pincháis en cada uno de los grabados que ilustran el post enlazarán con la página originaria con más datos sobre la obra.

El ataque a Chemulpo (08/02/1904)

El primer acto de la guerra, cuando esta aún no se encontraba declarada, una flota japonesa fuerza a salir y ataca a dos barcos que se encontraban en el puerto de Chemulpo y que entorpecían el desembarco de tropas.

Vemos a la escuadra japonesa, y los vítores de sus tripulaciones, en el momento en que salen del puerto neutral de Chemulpo (Corea) el crucero protegido Varyag y la cañonera Koriev. No se aprecian daños en los barcos japoneses, los buques rusos terminarían hundidos.

Victoria Naval en Chemulpo (Febrero 1904) por Kobayashi Kiyochika

Victoria Naval en Chemulpo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En este cuadro vemos a un crucero acorazado japonés (intacto) cañonea al crucero protegido ruso Varyag.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Ataque a Port Arthur (08/02/1904)

Ataque nocturno por flotillas de torpederos japoneses a la escuadra rusa anclada en la rada exterior de Port Arthur. La guerra aún no estaba declarada.

Sobre un mar embravecido (error histórico, el mar estaba en calma), con la noche iluminada por los haces de luz de los reflectores rusos, un ataque de torpederas japonesas a la rada exterior de Port Arthur

Ataque de torpederas a Port Arthur de Yasuda Hanpo

Ataque de torpederas a Port Arthur (autor: Yasuda Hanpo)

Un torpedero japones atacando a varios buques rusos, entre el fuego enemigo. Se ve que algunos barcos rusos explosionan en la lejanía. Un torpedo con forma de pez se aproxima a un acorazado ruso.

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Nuestro torpedo alcanzando un barco enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Otro destructor hundiendo un acorazado ruso (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Destructor hunde barco ruso durante el ataque a Port Artyhur (autor: Kôkyo)

Un torpedero japonés hunde un acorazado ruso a la entrada de Port Arthur (error histórico, nunca se hundió ningún buque ruso en este ataque)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Hundiendo el barco insignia ruso (autor: Nitei)

Intentos de bloqueo de Port Arthur (febrero – abril 1904)

Los japoneses intentaron bloquear a la escuadra rusa mandando cargueros repletos de piedras a la bocana del puerto para ser hundidos.

Nuevamente una imagen de una operación nocturna, con los reflectores iluminando la escena. Vemos una torpedera japonesa intentando rescatar a la tripulación de un carguero que se hunde a la entrada de Port Arthur intentando bloquear la entrada al puerto.

En los alrededores de Port Arthur por Kôkyo

En los alrededores de Port Arthur (autor: Kôkyo)

Muerte de Makarov (13/4/1904)

Los japoneses sembraron de minas la rada de Port Arthur, una de ellas se llevó por delante al comandante en jefe ruso y a su buque insignia.

Vemos al Vicealmirante Makarov en el puente de mando, arropado por la bandera de combate rusa, mientras el acorazado Petropavlosk se hunde al chocar con una mina japonesa. Se observa la flota japonesa a lo lejos a la cual Makarov dirige la mirada con desprecio (?)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Hundido con su barco (autor: Tsukioka Kogyo)

Muy interesante grabado en el que vemos nuevamente al Petropavlosk hundiéndose tras chocar con una mina japonesa, vemos al vicealmirante Makarov en el puente y a la flota japonesa al fondo (acudiendo? o huyendo?)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Barco insignia ruso hundiéndose (autor: Yasuda Hanpo)

Cruzando el Rio Yalú (30/04/1904)

Los japoneses cruzaron el Rio Yalú al asalto donde los rusos habían establecido su primera línea defensiva

Vemos a un oficial japonés cruzando a nado el rio, mientras el resto del ejército aguarda en la orilla. No hay oposición rusa en la acción.

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

Cruzando el Yalu (autor: Watanabe Nobukazu)

El General Kuroki observando el avance sobre el rio Yalú, al fondo la armada japonesa apoyando el ataque (error histórico, nunca estuvo, solamente algunas cañoneras apoyaron el ataque remontando el rió)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Batalla del Rio Yalú (autor: atribuido a Utagawa Kokunimasa)

Cruzando el Yalú en barca, asaltando la rivera rusa (error histórico, fue la infantería y no la marina la encargada de las operaciones de cruce del Yalú)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Lucha sobre el Rio Yalú (autor: Getsuzo)

Desembarco del 2º Ejercito Japones en Pisewo (05/05/1904)

Las tropas del segundo ejercito japonés desembarcaron en la retaguardia del frente ruso.

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Desembarco del Segundo Ejercito (autor: Kuroki)

Batalla de Nanshan (25/05/1904)

Tras el desembarco en la península de Liaotung, las tropas japonesas se dirigieron a Port Arthur. La fortaleza de Nanshan se les interponía en su camino.

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Destrozando al enemigo. Captura de la fortaleza de Nanshan (autor:Getsuzô)

Panorámica general de la batalla de Nanshan, al fondo se representa las alturas de Port Arthur y sus reflectores, un continuo en estos comienzos de la guerra.

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

En la batalla de Nanshan nuestras torpas cargan contra el enemigo (autor: Kobayashi Kiyochika)

Batalla de Te-li-Ssu (14/06/1904)

Tras la victoria japonesa en Nanshan, los rusos montaron una ofensiva desde Liao Yang, con poca preparación y pocos efectivos, para intentar impedir el cerco a Port Arthur. Los japoneses ya habían tomado el puerto de Dalny intacto por lo que tenían un importante punto de aprovisionamiento.

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Tras la batalla de Te li SSu, los prisioneros rusos son interrogados (autor: Kasai)

Inicio del sitio de Port Arthur (Agosto 1904 – Enero 1905)

El avance japonés en la península de Liaotung, culminó el cerco de Port Arthur donde quedaron sitiados unos 50.000 soldados rusos. La plaza no cayó hasta enero del año siguiente.

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Nuestras tropas atacan Port Arthur por la retaguardia (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Batalla del Mar Amarillo (10/08/1904)

Tras el cerco del Port Arthur, la escuadra se vio obligada a dejar el puerto e intentar ganar Vladivostock.

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Una gran victoria (autor: Migita Toshihide)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Gran batalla naval en la Bahia de Lushum (autor: desconocido)

Hundimiento del Rurik (14/08/1904)

Encuentro con la escuadra rusa de Vladivostock y su neutralización, culminó con el encuentro con los cruceros acorazados del almirante Kamimura y el hundimiento del crucero ruso Rurik. 

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Durante una dura lucha el crucero Rurik es hundido y otros dos seriamente dañados por nuestro Segundo Escuadrón (autor: desconocido)

Batalla de Liao Yang (24/08/1904)

El avance japonés por el interior se dirigió hacia este importante nudo de comunicaciones.

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Observando el campo de batalla de Liaoyang (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Otro grabado de la entrada al asalto en Liaoyang, atención al dirigible ruso en la parte superior.

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Nuestras tropas atacan y ocupan Liao Yang (autor: desconocido)

Batalla del Rio Sha-ho (05/10/1904)

Los refuerzos rusos llegados por el transiberiano, permitieron montar una gran ofensiva con objeto de conectar con la plaza sitiada de Port Arthur.

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

En la batalla del rio sha (autor: Toyokawa Yoshikuni)

Conquista de la colina de los 203 metros (05/12/1904)

La conquista de esta colina fue fundamental para la caída de Port Arthur, se tomó tal y como se muestra con asaltos frontales durante 3 meses, una carnicería que costó a los japoneses unos 6.000 muertos.

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Toma de la cota 203 (autor Kobayashi Kiyochika)

Rendición de Port Arthur (02/01/1905)

Con la llegada del nuevo año, la plaza sitiada de Port Arthur se rindió al ejercito japonés.

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Rendicion de Port Arthur (autor: Kobayashi Kiyochika)

Ukiyo -e

Texto sacado de Library of Congress : The Floating World of Ukiyo-E <Enlace>

Ukiyo-e (“pinturas del mundo flotante”, “imágenes del mundo efímero o mundo que fluye”) o estampa japonesa. Se desarrollan en la ciudad de Edo (actual Tokyo) durante el periodo Tokugawa (1615-1868).

La jerarquía social de la época, establecida oficialmente por los gobernantes shogun, colocó a los comerciantes, el segmento más rico de la población, en el extremo inferior de la escala social. Con su poder político eliminado, la clase comerciante se volvió hacia el arte y la cultura como áreas en las que podrían participar en igualdad de condiciones con las clases superiores (guerreros, agricultores y artesanos). Los Ukiyo-e proporcionaron a estos grupos sociales de un medio para alcanzar cierto estatus cultural fuera del ámbito del shogunato, el templo, y los tribunales.

Aunque los Ukiyo -e inicialmente se les consideró un como un arte “pobre”, por y para las clases fuera de la élite, su calibre artístico y técnico es notable. La completa lectura de las imágenes y textos requieren de un alto nivel de alfabetización cultural.

Desde sus inicios los temas tratados se amplían constantemente para reflejar los gustos, preocupaciones e innovaciones, que van variando y adaptándose durante la vida de esta forma de expresión (dos siglos y medio). El resultado fue un arte que era a la vez populista (de y para el pueblo, fácilmente accesible, abundante y asequible) y altamente sofisticado.

El arte del woodblock se ejemplifica en los Ukiyo -e, donde se explota todo el potencial de esta forma de grabado. En los Ukiyo -e, cada imagen fue creada a través de la colaboración de cuatro personajes:

  • el editor, quien coordinó los esfuerzos de los artesanos especializados y comercializa las obras de arte,
  • el artista, que diseñó las obras de arte y los dibujó en tinta sobre papel,
  • el tallador, que meticulosamente talla los diseños en una o varias maderas (durante el período Edo el número de bloques era de un promedio de diez a dieciséis ),
  • el impresor, que aplica pigmentos para las planchas de madera e imprime en papel hecho a mano.

Tal vez asociamos al Ukiyo -e con estampados de hojas sueltas, pero también se encuentra en libros ilustrados en madera (ehon). Las técnicas de impresión talladas en bloques de madera del texto y las ilustraciones, permitieron que un gran número de libros se pudieran producir sin tener que pasar por el laborioso y costoso proceso de la copia a mano. Libros populares, manuales de arte y álbumes fueron producidos en cantidad con las mismas técnicas que permitieron la producción en masa de los Ukiyo-e.

Reflexiones sobre el paso del Río Yalú


Durante los primeros meses de la guerra, el avance del 1º Ejército japonés a lo largo de la península de Corea se produjo sin oposición alguna. El alto mando ruso determinó que la primera línea defensiva se encontraría a lo largo del rio Yalú, frontera natural entre Corea y Manchuria. Por tanto, las fuerzas bajo el mando del teniente general Kuroki, que habían desembarcado el primer día de la guerra en el puerto de Chemulpo siguieron la ruta de la costa, no había (ni habría a corto plazo) ningún ejército enemigo en su camino que se les opusiera.

Operaciones en tierra enero a abril 1904

Operaciones en tierra enero a abril 1904 (Fuente : Elaboración propia/mapa Gallica)

Los japoneses no avanzaron rápido, la distancia que separa a Chemulpo de Wi-jou la realizaron en 2 meses. No tenían prisa, la flota rusa se encontraba atrapada en Port Arthur, y en sus planes todavía había que poner en funcionamiento dos nuevos ejércitos en el campo de batalla. Esto requería tiempo.

Todo cambió el 17 de marzo de 1904, este día llegaron noticias de que se estaba aprestando la flota rusa del Báltico la cual tomaría camino a Extremo Oriente. Si las dos escuadras llegaban a reunirse, los japonses perderían la supremacía en el mar y no podrían aprovisionar a sus ejércitos en tierra. La guerra estaría perdida para ellos. Tendrían pues que apresurarse conseguir sus objetivos estratégicos antes que los barcos rusos pudieran dar la vuelta al mundo.

Los rusos estaban tranquilos, el transiberiano aseguraba la llegada de refuerzos y suministros, no del todo lo bien que ellos esperaban, pero lo suficiente. Sólo tendrían que retener lo suficiente a los japoneses y la guerra estaría ganada.

Teniente General Zasulitch

Teniente General Zasulitch (Fuente : Wikipedia)

En esta situación nos encontramos a finales de abril de 1904. Los rusos habían planteado una línea defensiva adelantada en el Yalú, la cual se le encomendó al teniente general Zasulitch, para ello disponía de una fuerzas que se estiman a todas luces muy escasas: 2 divisiones de tiradores, 1 brigada de cosacos y 7 baterias. Si bien es cierto que el río le ofrecía unas condiciones defensivas idóneas, pues en la zona donde se disponían a realizar el ataque tenía una anchura que llegaba a los 5000 metros.

Frente a ellos se encontraba todo el 1º Ejército Japonés, y si fuera necesario el 2º Ejercito de encontraba en Chinampo dispuesto para actuar. La superioridad numérica era apabullante. Pero los rusos no pretendían una victoria, solamente retener al enemigo el tiempo suficiente para que llegaran refuerzos, o no, el pensamiento del alto mando ruso en esos momentos era que el rol del 1º Ejército japonés sólo trataba de atraer el máximo número de fuerzas rusas fuera del verdadero teatro de operaciones que sería el que desarrollaran el 2º y 3º Ejército japonés. Se barajaba que desembarcaran cerca de Port Arthur o Vladivostock, las principales bases rusas en Extremo Oriente. Para cubrir esta eventualidad el grueso del Ejército y las reservas rusas se concentraban en Liao-Yang, a 133 millas del Yalú.

Kokunimasa (1874 - 1944) Panorama of the Japanese Victory at the Battle of the River Yalu, 1904

Kokunimasa (1874 – 1944) Panorama of the Japanese Victory at the Battle of the River Yalu, 1904 (Fuente : Toshidama Gallery)

La táctica desarrollada por el Ejercito japonés fue muy sencilla, aprovechar su superioridad numérica y la longitud del frente. Los rusos no podrían defender todo el territorio. Comenzaron con ataques de tanteo, ocupando las islas que hay en el rio frente a Kia-ten-tsé. El dia 28 de abril los japoneses de la 12º división de infantería pasaron el rio en Soukochine a 21 kilometros de distancia de Wi-jou. El día 30 la toma de la montaña del Tigre y sus alturas fueron la antesala del asalto final a las posiciones rusas, que se produjo al día siguiente tras una fuerte preparación artillera. Los rusos no opusieron gran resistencia cuando aparecieron los japoneses a la carga, y procedieron a retirarse a posiciones fortificadas de antemano en las inmediaciones de Feng–suan-cheng.

Operaciones en el Rio Yalú

Operaciones en el Rio Yalú (Fuente : russojapanesewar.com)

En todas las acciones japonesas fueron apoyadas por las cañoneras del almirante Hosoya que remontaban el rio Yalú.

Estos sucesos son un ejemplo de la estrechez de miras de la dirección de operaciones rusa. Todo el plan estratégico japonés de la guerra se hubiera venido abajo como un castillo de naipes, si la línea defensiva del Rio Yalú se hubiera mantenido.

El alto mando ruso se encontraba más preocupado por adivinar donde sería el próximo ataque japonés, acumulando tropas y materiales en emplazamientos muy lejos de la linea donde se estaban desarrollando las operaciones y donde, a la postre, se demostrarían como inútiles y no cumplirían su objetivo pues tampoco realizaron su función de rechazar el desembarco japonés (ver Enlace).

La traición que sufrió Zasulitch por sus jefes fue manifiesta, no se le dotó con suficientes efectivos y no se le envió ningún refuerzo. Kuropatkin en sus memorias se justifica y nos cuenta que la orden era de no oponer resistencia y retirarse a las posiciones de Feng–suan-cheng, actuando por iniciativa propia. Cuando se le requirió por los motivos de su acción Zasulitch contestó: ‘porque tenía esperanzas de poder vencer’.

Tropas japonesas atravesando el Rio Yalú

Tropas japonesas atravesando el Rio Yalú (Fuente : Wikipedia)

Tras esta victoria, los japoneses tenían el camino libre, el 1º Ejercito podría apoyar las operaciones de desembarco que estaban proyectadas, cubriendo su flanco derecho e impidiendo que el grueso del ejército ruso los atacase por retaguardia. El día 5 de mayo, sólo 4 días después de haber cruzado el Yalú, los japoneses desembarcaron en Pi-tsé-ouo (ver Enlace).

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov


Makarov fue indiscutiblemente uno de los oficiales más inteligentes y versátiles en la historia de la Armada Imperial Rusa. Aunque se recuerda hoy principalmente por su breve y efímero mando al frente del Escuadrón de Port Arthur, ya anteriormente Makarov había demostrado un talento notable como líder, táctico e innovador en materia de tecnología marina.

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov

Vicealmirante Stephan Osipovich Makarov. (Fuente : wikipedia.org)

Su padre Osip Makarov llegó a ser contramaestre ascendiendo por escalafón. Stephan nació 27 diciembre 1848 (8 de enero del 1849) en Nikolaiev. Osip Makarov fue trasladado al Extremo Oriente en 1858, y su esposa e hijo fueron con él. Allí, en septiembre de 1858, Stephan Osipovich entró en la Academia Naval de Nikolaevsk-na-Amure, escuela que formaba a oficiales para la marina mercante. Sus habilidades llamaron la atención de Almirante P.V. Kazekevich, comandante de Nikolaevsk, en 1863, y el almirante solicitó al Ministerio Naval aceptar Makarov como cadete naval. El ministerio accedió y Makarov sirvió como cadete a bordo la corbeta Bogatyr durante su visita a San Francisco en 1863, como una unidad del escuadrón del Almirante A.A. Popov. Dejó la nave 31 de marzo de 1864 volviendo a Nikolaiev, Makarov completó sus estudios en 1865, terminando a la cabeza de su clase. Le destinaron a la Flota del Báltico en 1866.

La inventiva de Makarov era evidente, en 1870 inventó el pallete de colisión, un dispositivo adoptado por casi todas las armadas; se le premió con 200 rublos de paga extraordinaria y la promoción a teniente.

Pallete de colisión, inventado por Makarov. (Fuente : drewil.pl)

Makarov transferido al Escuadrón del Pacífico hasta 1871, fue destinado nuevamente a la Flota del Báltico; allí, entre otras naves, sirvió a bordo del buque de defensa costera Rusalka. Siempre interesado más allá de sus horizontes inmediatos, Makarov estaba preocupado por el débil estado de la Flota del Mar Negro, las únicas naves pesadas allí eran dos baterías redondas (popovkas) Novgorod y Vicealmirante Popov. El enemigo más probable de la Flota del Mar Negro, la Armada turca, tenía al menos de dieciséis ironclads construidos o en construcción. En 1876 Makarov propuso convertir el buque de vapor rápido Velikii Kniaz Konstantin en un barco-madre para torpederos, con el fin de contrarrestar la superioridad naval turca. El Jefe de la armada, el Almirante General Gran Duque Konstantin Nikolaievich apoyó este plan y en 1876 Makarov fue transferido a la Flota del Mar Negro para empezar a desarrollar las tácticas y equipo necesario poner su plan en marcha. Cuando la Guerra Russo-turca comenzó en 1877, los torpederos que eran transportados por el Velikii Kniaz Konstantin se pusieron bajo las ordenes de Makarov. Siempre con un ojo puesto en el detalle, Makarov alimentó las naves con carbón galés porque producía menos humo que otros carbones; también pintó los torpederos para armonizar con el mar.

Vapor Armado "Velikii Kniaz Konstantin"

Vapor Armado “Velikii Kniaz Konstantin”. (Fuente : shipandship.chat.ru)

La primera vez que las tácticas de Makarov fueron probadas fué el 12 de mayo de 1877, cuando los barcos Chesma, Sinop, Navarin y Sukhum Kalé intentaron atacar varios ironclads turcos anclados en Batûm, pero un barco de guardia dio la alerta y comenzó a disparar sobre los torpederos, forzando a que el ataque se concentrara sobre este navío sin éxito. El siguiente ataque en Sulina, el Velikii Kniaz Konstantin se acompañó por otro buque mercante reformado, el Vladimir. En la noche del 12 de junio, seis barcos torpederos, bajo el orden del teniente I.M. Zatzarennii zarparon con la intención de atacar los ironclads turcos Idjalieh, Fethi Bulend y Mukaddami que eran protegidos por barcos de guardia unidos por cables. Un torpedero tropezó con el cable de defensa y se hundió por la explosión de su propio torpedo. Otro barco, mandado por el teniente Z.P. Rozhdestvenskii, se deshizo de la defensa de cables y logró lanzar su torpedo, pero este estalló en la red antitorpedo del Idjalieh, causando al atacante más daño que a su víctima. Los barcos restantes no lograron nada.

La fuerza provisional de Makarov hizo otro ataque el 24 agosto; el blanco principal era el ironclad Assari Shevket. El ataque se llevó de nuevo por Zatzarennii, y cuatro barcos torpederos fueron utilizados. El torpedo de un barco golpeó una lancha que se encontraba junto al ironclad, otro barco se hundió casi por la explosión de su propio torpedo, el tercero se arrastró casi bajo el ironclad, y el cuarto perdió el rumbo y se perdió. Aunque el daño que se hizo en este ataque fue realmente pequeño, los rusos creyeron que el Assari Shevket había sido hundido, y Makarov fue promovido a capitán. Estos ataques causaron a los Turcos un daño pequeño, pero combinado con la falta general de iniciativa por parte de la armada otomana, neutralizó la superioridad material de los Turcos en el mar. Sus ironclads terminaron la guerra anclados, haciendo poco para la causa turca. Makarov se convirtió en un héroe nacional y se le otorgaron varias decoraciones.

Después de la guerra, en 1878, Makarov contribuyó al diseño del torpedero Sirena (después llamado No. 21). Participó en la campaña en Turkestan y comandó el buque de vapor de guardia Taman en 1881. Él estudió el Bosforo, y basado en estas investigaciones después publicó su libro “En el Intercambio de Aguas Entre los Mares Negros y Mediterráneo” (1885) al cual se otorgó un premio por la Academia rusa de Ciencias.

Makarov sirvió en la Flota báltica de 1882 a 1886 en el personal de Almirante Popov, y circunnavegó el globo en la corbeta a vapor de madera Vitiaz en 1886-1889. Este viaje escribió otro libro “El Vitiaz y el Océano pacífico” (2 vols., 1894) que le ganó la aclamación internacional.

Corbeta a vapor Vityaz

Corbeta a vapor Vityaz. (Fuente : wikipedia.org)

En 1890 a la edad de 41 años, se hizo el almirante más joven de Rusia y fue asignado a la Flota del Báltico. En 1891 fue nombrado Inspector Principal de Artillería Naval. Inventó un tipo de detonador para los proyectiles perforantes, llamadas las espoletas de Makarov en la armada rusa.

En 1894 Makarov fue nombrado comandante de la Escuadra del Mediterráneo. En noviembre tomó posesión del mando, arbolando su insignia en el acorazado Imperator Nikolai I.

En 1895 fue nombrado jefe de la escuadra de formación, llevó a su flota al Lejano Oriente, viajando a través del Canal de Suez. En 1896 continuó su viaje a través del Océano Pacifico llegando a Estados Unidos, y completando su segundo viaje alrededor del mundo.

En este año de 1896, fue nombrado jefe de la escuadra del Báltico y ascendido a vicealmirante. Participó en el diseño del primero de los barcos específicamente diseñados para el minado en el mundo, los minadores de la clase Amur.

A principios de 1898 volvió a visitar Estados Unidos, en busca de astilleros que pudieran construir buques de guerra para Rusia.

En 1897 publicó su obra más famosa “Cuestiones de Táctica Naval”, que fue traducido a varios idiomas extranjeros. En este libro diserta sobre diversas cuestiones derivadas de los buques acorazados a vapor, entre otras cosas la guerra de minas, la lucha contra formaciones, las embestidas, y maniobras.

Discussion of Questions in Naval Tactics

Discussion of Questions in Naval Tactics. Pulsa para acceso a libro online. (Fuente : book.google.es)

Continuó con sus actividades científicas. Propuso y ayudó a diseñar el primer rompehielos de gran alcance para la exploración del Ártico; en marzo de 1899 cuando las capas de hielo eran importantes en el golfo de Finlandia, Makarov zarpó en este nuevo tipo de barco, el Ermak de fabricación británica, de Newcastle a Kronshtadt. En junio-agosto de 1899, se llegó con el Ermak hasta el Mar de Barents, consiguiendo llegar a 81’E21’N al norte de Spitsbergen. Los viajes de Makarov en el Ermak tuvieron dos propósitos. El primero la investigación científica (Makarov tenía la esperanza de ser el primero en llegar al Polo Norte), el segundo fue intentar conseguir un paso por el norte hacia el Océano Pacifico, lo que habría significado una simplificación enorme de los problemas estratégicos de Rusia, dando a su armada una ruta hacia el Lejano Oriente que no dependería de ninguna potencia extranjera (cosa que no se consiguió hasta muchos años después de la muerte de Makarov).

Rompehielos Ermak

Rompehielos Ermak. (Fuente : Krylov State Reseach Centre)

En Marzo de 1898, cuando Rusia de apoderó de Port Arthur, Makarov escribió al Ministro de Marina, manifestando una clarividencia sobre hechos que transcurrirían unos años después : “La caída de Port Arthur sería un golpe terrible para nuestra posición en el Lejano Oriente. Port Arthur debe de hacerse inexpugnable”. Por desgracia sólo se tomaron unas pocas medidas para realizar esto antes del estallido de la guerra con el Japón en 1904.

En diciembre de 1899 Makarov fue nombrado comandante de la base de Kronstadt, aunque continuó con su trabajo científico, embarcando hacia Zemlia Frantsa Iosifa y la costa noroeste de Novaia Zemlia. En su siguiente libro “Sin velas” (1903) abordó la cuestión de la educación naval en la era de los barcos a vapor.

Tras el ataque japonés a Port Arthur el 9 febrero de 1904, Makarov manifestó que la flota del lejano oriente debía de ser reforzada, sugiriendo que 40 torpederos fueran desmontados y enviados a Port Arthur a través del transiberiano. También desaprobó la decisión de la orden del regreso del escuadrón del almirante Virenius en camino a Port Arthur que constaba del acorazado Osiliaba y los cruceros acorazados Aurora y Dmitri Donskoi.

El 14 de febrero 1904 fue nombrado comandante de la Escuadra del Pacifico en sustitución del almirante Stark. Rápidamente reunió a su personal y junto con cinco vagones repletos de pertrechos navales así como 200 trabajadores de los astilleros de Kronshtadt partió para el Lejano Oriente. Llegó a Port Artur el 7 de marzo y de inmediato puso a los trabajadores a trabajar en los barcos dañados en el ataque inicial de torpederos japoneses. Debido a que Port Arthur carecía de un dique seco lo suficientemente grande para reparar a grandes acorazados, Makarov mandó construir unas grandes cajas de madera que se ajustaban contra el casco de la nave, dando así a los trabajadores de un espacio de trabajo seco en el fondo de la nave (ya hicimos hincapié en este caso en este enlace).

Tras su llegada, izó su enseña en el crucero Askold. El 9 de marzo, se dio aviso al almirante en medio de una conferencia de oficiales, que el destructor Steregushchii se encontraba combatiendo con buques enemigos en el exterior de la rada. Makarov se levantó abandonando la sala, arrió su bandera del Askold ante el asombro de los presentes la izó en el pequeño crucero Novik, saliendo del puerto en ayuda del destructor ruso. Aunque no logró salvarlo, si que demostró con su ejemplo la manera en que tenía intención de dirigir la campaña.

von Essen y Makarov a bordo del crucero Novik

Capitan de Navio von Essen y vicealmirante Makarov a bordo del crucero Novik. (Fuente : http://thethingsienjoy.blogspot.com.es)

Makarov se lanzó a intentar remediar los defectos de la flota, una tarea a la que se aplicó con una energía tremenda. Al respecto y con motivo de una salida nocturna, se manifestaron las carencias de las que adolecía la flota:

Verdaderamente nuestros hombres necesitan de todo, no saben navegar en la oscuridad, mal dirigidos, incapaces de identificarse unos a otros. ¡Una completa desgracia!

Sin embargo su liderazgo se acrecentaba. Se dio a conocer entre todos los oficiales y marineros de la flota, iniciando un intensivo entrenamiento con el que mejorar la capacidad combativa de su escuadra. Se le conocía como el ‘viejo oso’ a causa de su prominente barba.

Para darse tiempo en su programa de entrenamiento, inició dos medidas defensivas; la primera hundiendo dos cargueros en la rada exterior de entrada del puerto, para evitar que fuera bloqueado por los japoneses mediante otros cargueros, conduciendo los posibles intentos directamente a zonas donde pudieran ser batidos por las baterías de costa. La otra medida fue intentar cubrir los ángulos muertos de las baterías de costa mediante fuego indirecto de los acorazados anclados en el interior del puerto, de esta forma se dañó al acorazado Fuji el 22 de marzo, el cual tuvo que retirarse a Sasebo para su reparación.

Con sus defensas aseguradas, se centró en formar a la flota mediante pequeños combates con los japoneses evitando una acción decisiva hasta que la escuadra tuviera cierto grado de competencia. Exigió que la escuadra fuera capaz de hacer salidas de puerto de forma rápida, hasta ese momento se necesitaban remolcadores para realizar las maniobras de los grandes barcos, y consiguió que la escuadra entera abandonara el puerto en 2 horas y media, cuando anteriormente necesitaba 24 horas para hacerlo.

Port Arthur

Port Arthur. (Fuente : lsg.musin.de)

Se plan consistía en que la escuadra cambiara de base a Vladivostock, un puerto más seguro, desde donde batiría las líneas de comunicación japonesas de una manera más eficaz que desde Port Arthur, donde las dimensiones del Mar Amarillo lo convertían en un callejón sin salida.

Sin embargo Makarov no pudo nunca llevar a cabo sus planes, la noche del 12 de abril el minador japonés Loryu Maru, sembró un campo de minas a la salida del puerto, los destructores que cubrían la operación fueron observados por Makarov desde lo alto de la montaña de oro, pero no el minador. Un poco más tarde de este hecho el destructor Strashnyi, que había salido a reconocer las Islas Elliot entró en combate con una flotilla de destructores japoneses. Los cruceros Bayan y Diana, fueron enviados en ayuda del destructor ruso. Aparecieron al poco tiempo los cruceros acorazados japoneses Asama y Tokiwa junto a otros cuatro pequeños cruceros. La escalada de la operación continuó, los rusos enviaron como refuerzos los cruceros Novik y Askold, así como los acorazados Poltaba y Petropavlosk donde arbolaba su insignia el propio Makarov. Los japoneses se retiraron intentando atraer a los rusos al campo de minas recientemente sembrado. Los buques rusos lo atravesaron sin golpear ningún artefacto. Para completar el ‘rendez-vous’ aparecieron los acorazados japoneses. Ante la fuerza superior japonesa Makarov puso rumbo a Port Arthur para unirse al resto de la flota que se encontraba saliendo de puerto, y así poder batir a la flota de Togo.

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata

A Great Victory for the Great Japanese Imperial Navy, Banzai! Ikeda Terukata. (Fuente : Museum of Fine Arts, Boston )

A dos millas del puerto el Petropavlovsk colisionó con dos minas, en pocos momentos su santa barbara hizo explosión con tal violencia que la torreta de proa saltó por los aires. El gran acorazado se hundió en dos minutos. Algunos testigos presenciales indicaron que vieron al almirante en el puente de rodillas en actitud de oración conforme el barco se hundía.

El acorazado Pobieda colisionó momentos después con una nueva mina, corriéndose el rumor de que los submarinos japoneses estaban cerca. Todas las naves rusas comenzaron a disparar al agua.

Los destructores enviados a sitio del desastre rescataron a 58 supervivientes, 680 oficiales y marineros rusos murieron junto al barco entre ellos la mayor parte del personal de confianza de Makarov, y el famoso artista Vasili Vereshchaguin. Del Almirante Makarov sólo encontraron su abrigo.

Como todo marino fallecido en combate su tumba es el mar. El reconocimiento a la labor de este personaje le sobrevino de inmediato, el presidente Teodoro Roosevelt envió un telegrama de condolencia a la esposa de Makarov, incluso el gobierno japonés emitió un comunicado que recordó los logros científicos del almirante.

Con posterioridad varios buques, tanto militares y como civiles, han llevado el  nombre de Almirante Makarov:

  • En 1906 sólo dos años después de su muerte se empezó la construcción de un crucero acorazado

    Crucero acorazado Admiral Makarov (1908)

    Crucero acorazado Admiral Makarov (1908)

  • Tras la II Guerra Mundial, en periodo soviético, la URSS puso su nombre a un crucero ligero capturado a los alemanes el Nurnberg

    Crucero Ligero Admiral Makarov (1955)

    Crucero Ligero Admiral Makarov (1955)

  • En la actualidad se encuentra en construcción una fragata tipo Krikav IV que será entregada a la armada rusa con el nombre de Almirante Makarov (otra llevará el nombre de von Essen que también participó en la guerra ruso japonesa)

    Fragata Krivak IV class

    Fragata Krivak IV class

  • Uno de los grandes rompehielos rusos lleva su nombre en homenaje a uno de sus precursores.

    Rompehielos admiral Makarov

    Rompehielos admiral Makarov

Monumentos al vicealmirante Makarov, también encontramos muchos repartidos por la geografía rusa:

  • En la base naval de  Krondshtadt

    Monumento a Makarov en Krondshtadt, Rusia

    Monumento a Makarov en Krondshtadt, Rusia

  • En Nikolaiev, monumento a los constructores navales
Monumento a los constructores navales (Nicolaiev, Rusia)

Monumento a los constructores navales (Nicolaiev, Ucrania)

  • Tambien en Nicolaiev su ciudad natal, Monumento a Makarov

    Monumento a Makarov (Nicolaiev, Ucrania)

    Monumento a Makarov (Nicolaiev, Ucrania)

  • En Vladivostock, Monumento a Makarov

    Monumento a Makarov en Vladivostov, Rusia

    Monumento a Makarov en Vladivostov, Rusia

Muchos más monumentos, puentes, etc. recuerdan el nombre de este personaje. Como último botón de muestra del reconocimiento que ha tenido, y tiene, indicaremos que la universidad nacional de construcción naval de Ukrania, que se encuentra en Nikolaiev  se denomina Almirante Makarov. (Enlace)

Si quieres saber más:

Estrategia naval rusa, Fleet-in-Being vs. Jeune École


Port Arthur / Fleet in Being

El 31 de marzo de 1904, la muerte del contraalmirante Makarov y la pérdida del acorazado Petropavlosk dió un giro de 180 grados a la estrategia de la flota rusa en los siguientes meses de la guerra. Ya no se saldría a batir a la flota japonesa, sino que se esperaría a que se enviaran refuerzos desde Europa, trayendo barcos de las flotas del Báltico y del Mar Negro, y una vez reunidos se utilizaría la táctica muy rusa de aplastamiento por superioridad.

Flota Rusa en Port Arthur

Flota Rusa en Port Arthur

La escuadra de Port Arthur al mando del contraalmirante Witheft, superior en acorazados a la japonesa en esos momentos, quedaría amarrada a puerto sin realizar salidas, debiendo la flota japonesa vigilar sus posibles movimientos. Esta actitud se refleja en la doctrina naval de conocida como Fleet in Being.

Fleet in Being, este término se usó por primera vez por Lord Torrington en 1690, y se desarrolló por Rudyard Kipling en 1898; viene a significar que la flota no se pierde si no sale del puerto, a la vez que causa al enemigo daño al tener que mantener recursos para controlar su potencial daño.

El mando ruso cedió el control del mar, y lo dejó en manos de su enemigo, que era exactamente lo que estos buscaban. Las operaciones de transporte de tropas y desembarcos de la península de Corea se desarrollaron sin interferencias por parte de la flota rusa.

Los éxitos continuos en tierra de las armas japonesas demostraron lo equivocada de esta estrategia. Los ejércitos japoneses pusieron cerco a Port Arthur, donde se refugiaba la escuadra, forzándola a salir.

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

Flota rusa en Port Arthur batida por fuego artillero

En agosto de 1904 el contraalmirante Witheft, ordenó a la flota salir e intentar ganar Vladivostock, las condiciones no eran las idóneas  y, los japoneses los estaban esperando en las proximidades con todas sus fuerzas. La protección que suponía el puerto fue su perdición y acabó con el escuadrón de Port Arthur, tras la Batalla del Mar Amarillo (10/8/1904).

Vladivostock / Jeune école

Pero los rusos no sólo tenían en extremo oriente la base de Port Arthur, disponían también de la base de Vladivostock, donde se encontraba el escuadrón de cruceros al mando del vicealmirante Bezobrazov y posteriormente el contraalmirante Jessen (con 3 cruceros acorazados y 1 crucero ligero). La escuadra japonesa de bloqueo a la que se enfrentaba era superior en potencia y unidades, por lo que sus movimientos consistirían en mantener en jaque permanente a las líneas de transporte japonesas realizando continuas salidas, y evitando el enfrentamiento directo con el enemigo. La estrategia que desarrollaron estos buques durante las operaciones de 1904, se basó en postulados de la Jeune École .

Jeune école, fue desarrollada por los teóricos navales franceses durante el siglo XIX, reconociendo la abrumadora superioridad de la Royal Navy e intentando contrarrestarla. Esta doctrina de guerra naval abogó por el uso de pequeñas unidades para luchar contra una flota más poderosa, así como, realizar raids sobre las rutas de aprovisionamientos, capaces de poner fin al comercio de la nación rival. 

Cruceros Gromoboi y Rossyia en Vladivostock (1904)

Tal fue el éxito del escuadrón de Vladivostock, que la prensa japonesa llegó a pedir la cabeza (lo que en la cultura japonesa se conoce como hacerse el Hara Kiri ) del vicealmirante Kamimura, el comandante japonés encargado de bloquear y neutralizarles.

El final de esta escuadra fue consecuencia de la renuncia a sus principios. En agosto de 1904,  cuando se forzó la salida de la escuadra de Port Arthur, el contraalmirante Witheft telegrafió a Jessen para que apoyara la operación y realizara a su vez una salida. El momento conocido, y el rumbo previsto por el enemigo, supuso que se eliminara la sorpresa que reinaba en las operaciones de este escuadrón. Fue finalmente cazado por la flota de Kamimura en la llamada Batalla de Ulsan (14/8/1904), donde se hundió un crucero acorazado (Rurik), y se dañó gravemente al resto de buques.

Batalla de Ulsan (14/8/1904)

Batalla de Ulsan (14/8/1904)

En agosto de 1904 los japoneses habían terminado con el peligro de la flota rusa en el Pacifico al completo, ahora podían suministrar sus tropas sin peligro, reparar sus buques, y esperar a que los rusos mandaran una nueva flota.