El “sauve-qui-peut” de la flota rusa de Port Arthur


En el consejo de guerra celebrado en Port Arthur el 1º de enero de 1905, se acordó la capitulación de la plaza. El contra-almirante Viren, que se encontraba al mando de los restos de la flota, pidió autorización para hacer un intento de romper el bloqueo japonés y salvar los navíos que se encontraran en estado de navegar.  El general Stoessel, agradecido por la muestra de valor, accedió a su petición, a la ve que ordenó que el resto de buques fueran destruidos. 

Los navíos encargados de esta salida a la desesperada tenían otra importante misión, salvar un preciado tesoro: todas las banderas de combate rusas de la plaza.

Robert Nikolayevich Viren

Robert Nikolayevich Viren

Ese mismo día a la caída de la noche, entre las seis y las once horas, por la bocana del puerto y con el mayor sigilo, se hicieron a la mar, cinco destructores (Skorny, Smelei, Statny, Ierdity, Boikri), un torpedero (Vlastny), un transporte y algunos buques más. Atrás dejaban Port Arthur entre explosiones que rompían de vez en cuando el silencio, esta vez no era la artillería japonesa, sino los propios rusos los que hacían saltar sus almacenes de torpedos, sus pañoles de pólvora y, también, sus propios navíos.

Бойкий (ex-Акула )

Бойкий (ex-Акула )

Cuando fueron detectados por los japoneses se declaró la caza general que continuó toda la noche. El Skorny, Statny, Ierdity y Vlastny lograron refugiarse en el puerto chino de Ché-Fou. El Smeley, Boikry y el transporte llegaron a Kiao-Tchéou, que se encontraba bajo control Alemán.

Puertos donde los buques fueron internados

Puertos donde los buques fueron internados

Japón, en esta ocasión, no violó la neutralidad de los puertos entrando en ellos, como sucedió tras la Batalla del Mar Amarillo. Sino que se procedió a su bloqueo hasta que se pudo verificar que los buques internados habían sido desarmados.

Ningún acorazado ruso se encontraba en condiciones intentar escapar, pues estaban en la rada interior con graves daños por el bombardeo continuo japonés. El Sebastopol era el único buque capital que no se encontraba atrapado, ya que se hallaba anclado en la Bahía del Lobo Blanco, al comienzo de la peninsula de Liao-ti- Shan y al exterior del puerto.

Acorazado Sevastopol

Acorazado Sevastopol

No podría acompañar a los que intentaban escapar de la capitulación pues había recibido severos daños en los ataques realizados por torpederos japoneses el 14 de diciembre, y su tripulación y parte de su artillería había sido desembarcada para colaborar con la defensa de la plaza. El Sebastopol recibió, como el resto de la flota que permanecía en Port Arthur, la orden de destruir el navío.

El Capitán de 1º clase von Essen no estaba dispuesto a que su buque fuera reflotado y que terminara en manos japonesas. Desembarcó las pertenencias personales de la tripulación, el resto de víveres que restaban a bordo, y encendió las calderas decidido a hundir su navío en un lugar en que no pudiera ser recuperado por el enemigo.

Nikolai Ottowitsch von Essen

Nikolai Ottowitsch von Essen

A las cinco de la mañana, con cuarenta hombres a bordo y remolcado por el Silatch, ya que el acorazado tenía problemas en su timón, el gran navío dejó su lugar de anclaje con destino a aguas profundas. A las ocho de la mañana, el cabo de remolque fue largado, se dio orden de abandonar el buque y de abrir todos los grifos y espitas. Cuando en el horizonte se avistaron unos torpederos japoneses, y tras una última revisión, abandonaron la nave el segundo, el jefe de máquinas y el capitán. El Sebastopol se fue rápidamente a pique dando la banda por estribor, sus chimeneas tocaron el agua mientras comenzaba a mostrar su obra viva pintada en rojo, en pocos momentos su popa desaparecía entre las aguas llevándose consigo al fondo del mar el acorazado ruso. Este espectáculo duró alrededor de 10 minutos.

Salida de los defensores de Port Arthur

Salida de los defensores de Port Arthur (1905)

El Capitán von Essen y su tripulación regresaron a Port Arthur donde fueron capturados junto al resto de la guarnición de la plaza tras su capitulación ese mismo día.

La capitulación de Port Arthur (2 de enero de 1905)


El 2 de enero de 1905 el general Stoessel al mando de las fuerzas rusas en Port Arthur se rendía ante el general Nogi. Tras 219 días de sitio, una plaza fortificada a conciencia, considerada inexpugnable al comienzo de la guerra, caía ante el asalto continuo de infantes lanzados en masa contra líneas de trincheras, ametralladoras y alambres de espino. Había nacido una forma de proceder en la guerra que sentenciaría la vida de miles de jóvenes soldados durante la IGM, lo que los teóricos franceses dieron a llamar la Offensive à Outrance. Pero… ¿Cómo se llevó a cabo la rendición de una plaza como Port Arthur?

Defensa de Port Arthur - Capitan Lebedieff

Asalto japonés de Port Arthur – Capitan Lebedeff

En la madrugada del 1º de enero de 1905, los ataques japoneses se centraban en el gran fuerte Ouantaï, entre la cresta del dragón y la colina de Cailles. Los primeros asaltos fueron rechazados, aunque antes del amanecer la posición fue tomada y asegurada por las fuerzas japonesas. Los combates continuaron durante la mañana, cuando una serie de explosiones convulsionaron a los presentes. Los rusos estaban haciendo saltar sus posiciones tras evacuarlas, el espectáculo comenzó con el fuerte de Kin-Ki-Chan, siguiendo otros dos más en el lado este de la línea de defensa. Otras explosiones se podían apreciar dentro del puerto, se estaba procediendo a la destrucción de los buques. Era la antesala del fín.

Del poblado de Chalitchodtza en la carretera entre el río de Loun-Ho y el vía férrea, partió una pequeña comitiva de oficiales rusos precedidos de una bandera blanca. El encuentro con las líneas japonesas fue a la altura de Susihiying. La lucha no se detuvo, los cañones no cesaban de disparar.

Port Arthur -Ubicación de Susihiying

Port Arthur -Ubicación de Susihiying

La nota entregada contenía un mensaje del general Stoessel para el general Nogi :

A juzgar por el estado general de toda la línea de posiciones hostiles que ustedes ocupan, encuentro toda resistencia de Port Arthur inútil, y,  con el objetivo de impedir un sacrificio inútil de vidas humanas, me propongo abrir negociaciones para la capitulación.

En caso de que usted consista, podrá usted nombrar comisarios para discutir el orden y las condiciones de la capitulación. Así como determinar un lugar donde estos comisarios irán a encontrarse con comisarios análogos nombrados por mí.

Aprovecho la ocasión para transmitir a Su Excelencia mis mayores respetos.

Stoessel

General Anatoly Mikhaylovich Stessel

General Anatoly Mikhaylovich Stessel

El general Nogi, transmitió este mensaje a Japón donde el mariscal Yamagata lo remitió al Emperador. En la contestación autorizando al inicio de las conversaciones venía una curiosa nota al respecto del comandante ruso:

Su Majestad [el emperador del Japón] ha querido declarar que el general Stoessel ha rendido, en medio de las dificultades, de loables servicios a su país. Su Majestad desea que se le rindan honores militares.

General Maresuke Nogi

General Maresuke Nogi

La mañana del día 2 se inició con un silencio no habitual, el ruido de los cañones había cesado. Un parlamentario japonés se aproximó a las líneas rusas con la comunicación de la respuesta japonesa:

Tengo el honor de responder a su comunicación de entrar en negociaciones con objeto de las condiciones y orden de capitulación. He nombrado como comisario al mayor general Ijichi, jefe de estado mayor de nuestro Ejército. Será acompañado por algunos oficiales de estado mayor y de funcionarios civiles. Se encontraran con sus comisarios el 2 de enero a mediodía en Susihiying.

Los comisarios de las dos partes tendrán el poder de firmar una convención de capitulación sin espera de ratificación y de dar a esta convención un efecto inmediato. La autorización para tales plenos poderes será firmada por el oficial de más alto rango de ambas partes en negociación y las autorizaciones serán intercambiadas por los comisarios respectivos.

Aprovecho la ocasión para transmitir a Su Excelencia mis mayores respetos.

Nogi

General Nogi Meets the General Forced to Surrender Port Arthur

General Nogi Meets the General Forced to Surrender Port Arthur

Las conversaciones tuvieron lugar en el fuerte llamado ‘nido del gran aguila’, cerca del poblado de Erhloungchan, el cual aun conservaba alguna sala intacta después de los combates. En el se preparó una mesa repleta de comida y vino para agasajar a unos rusos que se suponían llenos de privaciones. En las conversaciones participaron:

  • Por el lado japonés: mayor general Ichiri, comandante Gamaoka, capitán Okoubo, doctor Ariga y un interprete.
  • Por el lado ruso: coronel Reis (jefe de su estado mayor), coronel Nostock, cirujano jefe Balachoff, dos oficiales de estado mayor y dos interpretes.
The Surrender Of Port Arthur (1905)

The Surrender Of Port Arthur (1905)

Tras un inicio de conversaciones alabando la gallardía y valor de ambos contendientes se abordó las cuestiones objeto de la reunión.  La petición japonesa de una rendición sin condiciones, fue contestada por los parlamentarios rusos que no sería aceptada y que antes destruirían todas las instalaciones y enterrarían las ruinas que restaran de la fortaleza. Tras una larga jornada de negociaciones se llegó a un acuerdo de capitulación que fue firmado por ambas partes a las 8 horas de la tarde. Se recogía en un documento que incluía 11 artículos entre los que se estipulaba que:

  • Todos los soldados, marinos, voluntarios y funcionarios rusos eran considerados prisioneros (art.1)
  • Todos los fuertes, baterías, navíos, armas, municiones, caballos, material y edificios del estado serían entregados al ejército japonés en su estado actual (art.2)
  • El día 3 de enero las fortificaciones de las alturas de Port Arthur serán entregadas a los japoneses (art.3)
  • Se entregaría una lista con los emplazamientos de los fuertes, las defensas, las minas terrestres y submarinas, así como, todos los nombres de los civiles y militares que estuvieran en la plaza, indicando su sexo, raza y ocupación. (art.5)
  • El Ejército japonés como honor a la valerosa resistencia del Ejercito ruso, permitirá a los oficiales del Ejército y la Marina, así como a los funcionarios a llevar su espada y sus objetos personales. (Art.7)
  • Los oficiales, funcionarios y voluntarios que bajo palabra se comprometiera a no tomar las armas y no actuar de ninguna manera posible contra los intereses del Ejercito japonés hasta el final de la guerra serán devueltos a su país. (art.7)
  • El cuerpo sanitario ruso serán retenidos por los japoneses y puestos bajo el mando del cuerpo de salud japonés (art.9)
  • El trato a los civiles y administración municipal será realizado en un documento aparte (art.10)

Surrender of the Russian defenders to the Japanese after the Siege of Port Arthur

Una petición adicional fue hecha por los rusos: el transmitir a través de las líneas japoneses un telegrama al Zar en los siguientes términos:

He sido obligado a firmar la capitulación de Port Arthur en el día de hoy. Los oficiales y civiles llevando su espada deberán de ser autorizados a regresar a Rusia comprometiéndose a no tomar parte en esta guerra, de otra forma quedarán prisioneros. Pido permiso a Su Majestad para que los oficiales puedan adquirir este compromiso.

Stoessel

El día 4 de enero el general Stoessel recibió dos telegramas, uno con la contestación del Zar autorizando a los oficiales la libertad bajo palabra. Otro mensaje del Emperador del Japón comunicando que la guarnición sería tratada con la mayor consideración.

El día 5 de enero se encontraron el general Stoessel y Nogi en Shouishi, ambos a caballo se estrecharon la mano, mientras el japonés le decía en lengua rusa “es con placer que me encuentro en presencia de un general que ha combatido bravamente por su emperador y su país”. A lo que el ruso contestó: “No es menor placer conocer al general que me ha vencido”. Tras bajar a tierra tuvieron una reunión de un par de horas en una cabaña medio derruida por los combates.

Encuentro entre Nogi y Stoessel

Encuentro entre Nogi y Stoessel

A la hora de la despedida, Stoessel ofreció su caballo de batalla al general japonés, el cual rechazó en un primer momento dicho regalo, pues en realidad ya pertenecía al Ejercito japonés por el tratado de capitulación, aunque por no despreciar el gesto quedó en sus manos, asegurándole a su oponente que sería bien tratado.

El caballo de Stoessel

El caballo de Stoessel

La entrada solemne del Ejercito Japonés en Port Arthur se hizo el 11 de enero. Precedido de música militar, el general Nogi seguido de su estado mayor, entró en la plaza destruida por lo obuses al frente de su Ejercito vencedor. El desfile se alargaba durante 5 millas y duró cerca de 3 horas. En la tarde se celebró una gran ceremonia religiosa en honor de las almas de los soldados que habían perdido la vida en la toma de la fortaleza.

Tropas japonesas entrando en Port Arthur

Tropas japonesas entrando en Port Arthur

El general Stoessel junto a gran número de oficiales rusos abandonó bajo palabra Port Arthur el día 12 de enero. Inicialmente camino de Dalny, donde se embarcaron a bordo del Kamakoura Maru que tomó rumbo a Nagasaki. El general ruso se encontraba acompañado de su esposa, su hija y seis huérfanos de oficiales que habían perecido en el asedio.

Durante su estancia en el puerto japonés, el general Stoessel y su séquito, permaneció en una villa decorada a la europea en barrio de Inasa. A su alrededor un gran número de policías aseguraban su protección. Allí recibió gran cantidad de visitas protocolarias, hasta que el 17 de enero partió  junto con 245 oficiales camino de Europa en el paquebote francés Australien de la compañía Messageries Maritimes.

General Stoessel en el Australien

General Stoessel en el Australien

La pérdida de la plaza fue un terrible golpe para el ejército ruso en cuatro aspectos:

  • Personal, con la captura de 8 generales, 4 almirantes, 57 coroneles y comandantes, 920 oficiales de tierra y mar, 109 médicos y cirujanos, 20 capellanes, 22.437 soldados, 4.500 marinos, 4.045 no combatientes y entre 15.000 y 16.000 enfermos y heridos en los hospitales
  • Material, con la captura de 546 cañones, 35.252 fusiles, 1.920 caballos, 4 acorazados, 2 cruceros, 14 cañoneras y torpederos, 45 buques menores .
  • Estratégico, al liberar al ejército japonés encargado del sitio de la plaza, el cual pudo derivarse en apoyo del resto de tropas japonesas que avanzaban en dirección a Manchuria.
  • Moral, la plaza se consideraba como un bastión inexpugnable donde se estrellarían el ejército y la armada japonesa, la prensa en los primeros momentos de la guerra así lo refleja. Su pérdida para Rusia fue un gran golpe. El efecto fue contrario para el bando japonés, donde la toma de la villa se consideró un gran triunfo celebrado con gran regocijo en todos los ambientes de la sociedad.

Batalla de Sandepu (25-29 de enero de 1905)


Al comienzo del año 1905 encontrábamos una difícil situación para el bando ruso, donde se acumulaban noticias desalentadoras. Desde el frente de guerra con el Japón, la caída de Port Arthur, la fortaleza que se consideraba inexpugnable al inicio de la guerra, había supuesto un duro golpe para la moral del pueblo y del ejército, y aún peor liberaba un ejército japonés que en esta tarea se encontraba ocupado. La caída de la plaza supuso la pérdida de la flota que en aquel puerto se cobijaba, lo que dejaba a la escuadra de refuerzo que se había enviado en una posición comprometida, pues la superioridad que se esperaba tener al juntar ambas flotas se había perdido de un plumazo. Por otro lado en la capital, San Petersburgo, el año 1905 había comenzado con manifestaciones de decenas de miles de súbditos protestando por las condiciones en las que se encontraban, las cruda represión que trajeron consigo llevaron a que se conocieran como el Domingo Sangriento.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

Pero en el Lejano Oriente, las condiciones de los ejércitos rusos no eran las peores. Por primera vez desde el comienzo de la guerra disponían de suficientes fuerzas y suministros, el transiberiano ya se encontraba a pleno rendimiento. Las continuas retiradas habían acortado las líneas de suministro desde los centros de aprovisionamiento principales hasta la línea del frente.

Área de Sandepou

Área de Sandepou

Las condiciones climatológicas a finales de enero de 1905 eran extremas, con temperaturas de hasta 18 grados bajo cero, la que obligaba a las tropas a enterrarse vivas al abrigo de pobres hogueras hechas con cualquier combustible que estuviera a su alcance. Las líneas de avanzada de ambos ejércitos enemigos eran muy ligeras, pues el grueso de los ejércitos se encontraba en las poblaciones cercanas donde obtenían una mejor protección.

Es en esta coyuntura cuando se desarrolló la ofensiva rusa de Sandepu entre el 25 y 29 de enero de 1905.

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

Batalla e Sandepou (25-29 de enero de 1905)

La noche del 24 al 25 de enero de 1905, el 2º Ejército Ruso al mando del general Grippenberg se puso en marcha. A media noche las vanguardias partiendo de Tchan-Tan y de Nenioupou, en la rivera derecha del Kouen-Ho, hicieron una marcha de 7 millas, y atacaron las posiciones japonesas en Tou-Tai-Tse y Kailatoza. Mientras que otro destacamento, descendiendo por la rivera izquierda del rio, se apoderaba del puesto de Teou-Tai-Ho-za.

La resistencia japonesa no fue muy intensa, y se retiraron hacia Kekeoutai, la cual fue también tomada por los rusos al caer la noche.

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

55th Podolsk Infantry Regiment Before attack on Sandepu. Kissing of the Cross

Durante esta primera jornada, las tropas a caballo del general Michtchenko, se dirigieron hacia el sur siguiendo el curso del rio Kouen-Ho por su rivera izquierda y se apoderaron de los puestos de Tchi-Tai-tse y Mamykai.

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtenko

Revista italiana de la época, haciendo referencia a la acción del General Michtchenko

En este primer día de ofensiva las tropas rusas se habían apoderado de toda la línea defensiva a lo largo del ríos Kouen-Ho, y ponía en grave riesgo a toda el ala izquierda del general Oku, la cual podría ser envuelta por el sur, la posición clave de todo el sistema defensivo japonés se encontraba en Sandepou.

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

Soldados japoneses combatiendo cerca de Kitadaisu (16/01/1905)

El 26 de enero continuaron los combates. Dos columnas rusas, partían de Teou-Tai-Ho-za y Kekeoutai y convergían sobre Sandepu, mientras el cuerpo montado de Michtenko hacia un movimiento envolvente sobre Niou-Tchou y Santiaza.

Los japoneses realizaron una contraofensiva sobre Kekeoutai, lo que detuvo el avance de la columna rusa que se dirigía a Sandepu. Pero la otra columna rusa, profundizó con éxito apoderándose casi por completo de la plaza.

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Oficiales rusos durante la batalla de Sandepu (1905)

Los combates el 27 continúan en las mismas posiciones logrando los rusos romper la resistencia japonesa tanto en Sandepu como en Kekeoutai. Así como las tropas de Michtenko que continúan con su movimiento envolvente hacia Pao-Tsao, derrotando a la caballería japonesa que acudía en socorro de las tropas de pie en Kekeoutai, y apoderándose de Laboutai y Santiaza, al sur de Landounkeou en la importante ruta a Liao-Yang.

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

14 regimiento de caballería japonesa en marcha

Viendo como la situación se volvía más y más comprometida por momentos el general Oku decidió mandar poderosos refuerzos. Durante el día 28 se procedió a reforzar las posiciones japonesas sin que se produjera ningún ataque de importancia por parte de los rusos. Se ordenaron ataque generales en toda la línea japonesa con objeto de distraer y entretener al resto de fuerzas rusas.

El 29 de enero a las cinco y media de la mañana, ante el asombro de los japoneses se comenzó la retirada general rusa hacia las posiciones que habían ocupado antes de la ofensiva. Las tropas japonesas volvieron a ocupar Sandepu y Kekeoutai sin oposición.

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

8-inches mortar battery in 900 meters before the enemy positions at Sandepu

Según el parte médico del Ejercito de Manchuria entre el 26 de enero y 3 de febrero se registraron las siguientes bajas rusas: 317 oficiales heridos o enfermos y 10.765 soldados heridos o enfermos, la mayor parte pertenecientes al 2º Ejercito que había participado en esta ofensiva. Por parte japonesa se registraron 8.014 heridos de los cuales 271 eran oficiales. Muchos de las bajas fueron por congelación debido a las deplorables condiciones meteorológicas.

¿Qué ocurrió para que una de las pocas ofensivas rusas con éxito en la guerra se detuviera inexplicablemente? Hemos de buscar la explicación en dos pecados muy comunes en la raza humana, la envidia y la soberbia.

General Oskar Grippenberg

General Oskar Grippenberg

El nombramiento del general Grippenberg, de origen sueco, al frente del 2º Ejercito de Manchuria en noviembre de 1904, no fue del agrado del general en jefe Kuropatkine, pues este era muy crítico con el desarrollo de la guerra hasta el momento. El inicio de la ofensiva del 25 de enero, no debió de tener el beneplácito de alto mando, aún así Grippenberg adoptó una política de hechos consumados, lanzando a sus hombres al combate pensando que una vez iniciada con éxito el resto de fuerzas rusas se unirían a él. La decisión de Kuropatkine no fue esa, los otros dos ejércitos rusos permanecieron en sus posiciones, y se ordenó volver a sus posiciones al 2º ejército a pesar de los éxitos cosechados. El general Grippenberg fue fulminantemente depuesto de su cargo el mismo día 29 de enero y llamado por el Zar a San Petersburgo, donde fue destinado a tareas administrativas.

Grippenberg mantuvo un odio feroz a Kuropatkine, y lo criticó en medios públicos y privados durante el resto de su vida, culpándolo de la derrota de Rusia en la guerra con el Japón.

La flota rusa en Madagascar


El segundo escuadrón ruso del Pacífico tardó 7 meses en dar la vuelta al mundo que le llevó a su destrucción en la batalla de Tsushima. De este tiempo más de dos meses estuvo fondeado en Madagascar esperando refuerzos y decidiendo cual sería su destino.

A finales de 1904 la flota rusa al mando del almirante Rozhensvensky ya se encontraba de camino al Lejano Oriente. No era una única escuadra sino que, por diversos motivos, había partido escalonadamente y tomando caminos diferentes. Debía pues detenerse en un punto donde confluyeran todos los buques antes de partir hacia su objetivo.

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirant ruso

Zinovi Petrovich Rozhestvenski, almirante ruso

Inicialmente el almirantazgo ruso había previsto que el punto de reunión fuera la isla de Diego-Suarez, bajo control francés. Se mandaron construir varios almacenes, destacar equipos de mensajería marítima, y se acumularon gran cantidad de pertrechos y materiales. La operación no fue muy sutil, y no pasó desapercibida a nadie. El gobierno francés no queriendo verse inmiscuido en un affaire diplomático con los aliados del Japón (léase Gran Bretaña), prohibió la entrada de cualquier flota de guerra extranjera en este puerto.

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

Viaje del 2º Escuadrón del Pacifico

Las apelaciones del gobierno ruso a los acuerdos internacionales franco-rusos de 27 de agosto de 1891 y los acuerdos militares de 1893, no tuvieron efecto. Aunque el gobierno francés accedió a que la flota rusa pudiera fondear en Nossi-Bé al noroeste de la isla de Madagascar. La rada era magnifica, y la escuadra podría permanecer allí el tiempo que deseara. Le estaría permitido avituallarse, así como hacer las reparaciones que estimara oportunas, siempre que fuera por sus propios medios (el puerto no disponía ni astilleros ni talleres). De esta forma la neutralidad francesa no se vería comprometida, ya que este puerto no podría nunca considerarse como una base de operaciones permanente.

Monumento a los marinos rusos en Nossi Bé

Monumento a los marinos rusos de la escuadra de Rozhensvensky en Nossi Bé (Madagascar)

Detalle de monumento a los marinos rusos de la escuadra de Rozhenvensky en Nossi Be (Madagascar)

El grueso de la flota rusa dejó el puerto de Angra Pequeña el 17 de diciembre con muy mal tiempo camino de cruzar el Cabo de Buena Esperanza. La tormenta empeoró los días siguientes, llegando a tener olas de 12 metros el 21 de diciembre. Estas penosas condiciones meteorológicas hicieron que de la flota se tuvieran que separar algunos buques camino del abrigo de la costa.

La orden de cambio de puerto de recalada llegó durante la travesía, los problemas que esto suponía eran importantes, no solo por las millas suplementarias de camino, sino porque las cartas hidrográficas del Canal de Mozambique eran bastante imprecisas.

Acorazado Kniaz Souvorov, buque insignia de la flota

Acorazado Kniaz Souvorov, buque insignia de la flota

Rozhensvensky comunicó que utilizaría el Cabo Santa María, en la punta sur de Madagascar, como punto de reunión, y que este hecho fuera comunicado a la escuadra de Felkersam. El grueso de la flota arribó el 29 de diciembre, y poco a poco fueron incorporándose los buques que habían quedado descolgados.

Detalle de ruta de la ecuadra de Rozhensvensky

Detalle de ruta de la ecuadra de Rozhensvensky

El puerto de Santa María carecía de estación telegráfica, por lo que las noticias se conocían a través de los buques de la escuadra que iban llegando o por estafetas que se enviaban al cercano puerto de Tamatave. Los comunicados que recibía el almirante ruso no podrían ser más preocupantes: los informes de inteligencia indicaban que escuadras enemigas habían sido avistadas atravesando el estrecho de Singapur rumbo sur, no se sabía la ubicación de la escuadra de soporte que había partido en noviembre de Libau, los barcos de Felkersam se encontraban en Nossi-Bé realizando reparaciones que los mantendrían inoperativos 15 dias al menos, de los 5 cruceros auxiliares que se esperaban sólo uno había llegado el resto se encontraban en alguna parte del Mediterráneo y la peor de todas fue rendición de Port Arthur y la consecuente pérdida de la escuadra rusa que en él se protegía.

Flota rusa fondeado en Nossi Bé

Flota rusa fondeado en Nossi Bé

La flota rusa dejó Santa María y se dirigió a Nossi-Bé donde llegó el 9 de enero, en los planes iniciales de Rozhensvensky su escala en este puerto sería de 10 días. Estaba autorizado a continuar su marcha sin que se aguardara a la 3º Escuadra de Nebogatov, aunque sí que debería de esperar a la fuerza de soporte que llegaría ‘en seguida’ (realmente llegó el 15 de febrero).

Flota rusa dejando Nossi-Bé

Flota rusa dejando Nossi-Bé

La pérdida de Port Arthur y su escuadra ya no exigía premura, el almirantazgo ruso debió entonces de replantearse su plan de actuación. La estancia en Nossi-Bé de la escuadra se prolongó hasta el 15 de marzo de 1905, cuando dejaron el puerto rumbo este. La flota no estaba al completo pues la escuadra al mando de Nebogatov se encontraba en esa fecha en Djibuti, y no alcanzaría al resto hasta el 8 de mayo en las inmediaciones de la Bahía de Vanfong en la costa de la Indochina francesa.

Nota: Como contemporáneo al presente post sería interesante el conocer los artículos del Nicolai Klado ya relatados hace unos meses El poder de la prensa durante la guerra ruso japonesa.

“Pour le Merité” en la guerra rusojaponesa


Por Arthur era considerado antes de la guerra como una plaza inexpugnable, fuertemente fortificada, con suministros suficientes, una poderosa flota para poder asegurar las rutas y una gran guarnición, su conquista parecía imposible. Su rendición el 2 de enero de 1905 supuso una gran conmoción no solo a nivel de los contendientes, sino entre las grandes potencias que, como espectadoras, ensayaban en cabezas ajenas sus armas y tácticas. Como muestra de este hecho traemos hoy un suceso curioso.

Articulo West Gippsland Gazette de 21 de marzo de 1905

Articulo  21/03/1905

Tras la rendición de la plaza, el Emperador de Alemania Guillermo II,  concedió a los mandos en jefe responsables de la defensa (General Stoessel) y toma (General Nogi) de Port Arthur la más alta condecoración del imperio alemán, la cruz de la orden “pour le merité”.

Pour le Merité

Pour le Merité

Como no eran miembros del ejercito alemán se dirigieron sendos telegramas a los emperadores de Rusia y Japón, pidiendo permiso para poder distinguir a sus generales con esta mención. La diferencia de expresiones en ambos textos  es signo de la simpatía  que profesaba el Káiser por cada uno de los contendientes; mientras al Zar se dirige en tono personal (espero que me aprobarás) al Mikado el tono es mucho más formal (espero que Vuestra Majestad tendrá a bien de aprobarme)

Generales Nogi y Stoessel, tras la rendición de Port Arthur

Generales Nogi y Stoessel, tras la rendición de Port Arthur

Al Zar de Rusia, le fue enviado el siguiente telegrama:

La defensa de Port Arthur quedará como un ejemplo para los soldados de todas las naciones. El héroe que comandaba a tus fieles tropas es objeto de admiración por el mundo entero y en particular por mi ejercito y por mí. Deseando expresar n nuestra simpatía y nuestra admiración por el general Stoessel y sus heroicas tropas, espero que me aprobarás de conceder a Stoessel nuestras más alta distinción militar, la Orden “Pour le merité”, fundada por Federico el Grande. Deseo conceder el mismo honor a su bravo adversario el general Nogi.

Contestación del Zar

En el nombre de mi ejercito, te agradezco la alta distinción que deseas conceder al general Stoessel. A la cabeza de su valiente guarnición, ha realizado hasta el final su deber de bravo. Soy extremadamente sensible a los sentimientos de estima y de simpatía que me expresas en tu nombre y en el nombre de tu ejercito por su conducta heroica.

General Stoessel, con la Pour le Merité en el pecho a derecha de la cruz de San Jorge

General Stoessel, con la Pour le Merité en el pecho a derecha de la cruz de San Jorge

Al Emperador del Japón le fue enviado el siguiente telegrama

El asedio y toma de Port Arthur han mostrado, en el general Nogi, un bravo y hábil jefe de ejercito. Sus actos heroicos  y los de sus tropas serán por siempre objeto de todos los soldados y particular míos y de mi ejercito. Espero que vuestra majestad tendrá a bien de aprobarme de conceder, en testimonio palpable de esta admiración, la más alta distinción militar prusiana, la Orden “pour le merité”, al general Nogi; su bravo adversario, el general Stoessel, ha recibido la misma distinción.

Contestación del Mikado,

Agradezco a vuestra Majestad de la admiración que le inspira la toma de Port Arthur, y es con alegría que acepto el deseo expresado por vuestra Majestad de conceder al general Nogi la más alta distinción del ejercito prusiano.

General Nogi con la "pour le merité" en el cuello.

General Nogi con la “pour le merité” en el cuello.

Como colofón a esta entrada indicaremos que no solamente  se le concedió a estos personajes esta medalla sino que también otros países reconocieron sus meritos militares:

Condecoraciones extranjeras concedidas al general Nogi:

Condecoraciones extranjeras concedidas al general Stoessel:

Si quieres saber más:

Reparaciones de la flota japonesa tras la batalla del mar amarillo.


Tras las batallas navales de agosto de 1904 muchos de los buques capitales de la flota japonesa quedaron bastante tocados. Los ingenieros encargados de las reparaciones tendrían un grave problema si toda la escuadra se presentara para su reparación en un corto periodo de tiempo, es por lo que se solicitó al Estado Mayor que se enviaran en pequeños grupos para evitar el colapso de los talleres.

Daños del Acorazado Mikasa tras la batalla del mar amarillo

Daños del Acorazado Mikasa tras la batalla del mar amarillo

La toma de la colina 203 a principios de diciembre de 1904 terminó con la amenaza de la flota rusa embotellada en Port Arthur, y liberó a la escuadra japonesa que estaba encargada de su bloqueo. Únicamente se dejó una fuerza simbólica compuesta por 7 cruceros, 3 cruceros auxiliares, 5 destructores, 4 torpederos y 9 cañoneras, bajo el mando del almirante Kataoka, con la misión de impedir que la plaza fuera reavituallada por mar y asegurando el apoyo naval del Ejercito. El resto de buques fueron enviados a los arsenales para su puesta a punto en espera de la nueva amenaza para el Imperio que suponía el 2º Escuadrón de Rozhensvensky.

Puerto de Yokosuka en 1904

Puerto de Yokosuka en 1904

Los encargados de la puesta a punto de los navíos enviaron a cada buque donde las reparaciones fueran realizadas en mejores condiciones, teniendo en cuentas los siguientes condicionantes: la importancia del buque en la línea de batalla (criterio principal) y, el tamaño del buque y las averías identificadas. Así los acorazados y cruceros acorazados gozaron de una prioridad absoluta. Solamente dos arsenales disponían de diques lo suficientemente grandes para acoger a estos barcos, por lo que fueron enviados a Kure y Yokosuka. Los navíos con menos averías fueron a Tokyo o Sassebo. Los destructores y torpederos son revisados y reparados en los astilleros de Nagasaki, Takeshiki, Ominato, Kobe o Maitzuru.

Acorazado MIkasa

Acorazado MIkasa

 Los trabajos realizados a cada uno de los buques consistieron en:

  • Les fueron desmontadas las calderas y máquinas para ser revisadas.
  • Sus cañones fueron reparados o cambiados
  • le fueron añadidos nuevos pañoles de munición para aumentar su autonomía de combate

A la salida del astillero se encontraban en mejores condiciones que al comienzo de la guerra. Los obreros, técnicos en ingenieros eran conscientes de lo que estaba en juego, por lo que trabajaron sin descanso, día y noche. Y consiguieron el milagro de reparar una flota en un tiempo record, así como al mismo tiempo fueron capaces de botar tres nuevos destructores, un torpedero y poner en servicio el buque capturado Reshitelny, rebautizado como Akatzuki.

Flota Japonesa camino de Tsushima

Flota Japonesa camino de Tsushima

El 1º de abril de 1905 la flota japonesa al completo se reunió en el puerto de Masampho, solamente el Akashi faltó a la llamada por encontrarse aún en reparaciones en Japón (ya estaría dispuesto y participaría 50 días después en la batalla de Tsushima)

La toma de la colina 203 y el final de la flota de Port Arthur


A finales de noviembre de 1904 los restos de la flota rusa del Pacífico se encontraban encerrados en Port Arthur, tras la batalla del Mar Amarillo de agosto. Sus medios eran escasos y no disponían ni de capacidad, ni de moral, para enfrentarse a la que se había demostrado como muy superior escuadra japonesa.

Pero un hecho podía cambiar completamente las condiciones en que se estaba desarrollando la guerra en el mar. Una segunda flota rusa había partido del Báltico en octubre de 1904, si esta llegaba a las inmediaciones del mar del Japón, el almirante Togo debería de debilitar la vigilancia sobre Port Arthur para enfrentarse a este nuevo enemigo. Si ambas lograban unirse la supremacía naval cambiaría.

Batalla del mar amarillo

Batalla del mar amarillo

La flota japonesa no estaba completamente reparada después del enfrentamiento de agosto y no lo estaría completamente hasta enero o febrero de 1905. La situación era pues bastante complicada para Togo. El futuro de la guerra pasaba por la rápida rendición de la plaza y la eliminación de los buques que en ella se cobijaban.

Para miles de soldados japoneses esta situación supuso su sentencia de muerte, pues el general Nogi ya no tenía tiempo para economizar vidas humanas. Se debía hacer el trabajo que se había resistido seis meses en apenas dos (el asedio que se inició en mayo de 1904).

Todos los esfuerzos del ejercito nipón se centraron en la conquista de la colina 203, la cual les permitiría tener toda la rada del puerto a sus pies. Los rusos conscientes de la importancia de esta posición no se la iban a ceder gratuitamente, deberían pagar un muy alto precio en sangre.

Colina 203

Colina 203

El 3º Ejercito japonés, reforzado por la 7ª división inició el ataque el 27 de noviembre, pronto se convirtió en una gran carnicería. Tras dos asaltos infructuosos, los japoneses se apoderaron de una trinchera cercana a la cima, la cual consiguieron mantener tras varios contraataques rusos. Los ataques japoneses se reiniciaron en la noche, logrando hacer cima de la que fueron rápidamente desalojados. Cada metro de terreno se peleó con saña, llegando las más de las veces al cuerpo a cuerpo.

A la mañana siguiente se reiniciaron los combates, cada vez más furiosos y sangrientos. Estos continuaron hasta que el 1º de diciembre los japoneses consiguieron una vez más apoderarse de la cima de la colina 203, pero esta vez rechazaron todos los contraataque rusos.

En una trinchera soldados rusos de pié y multitud de japoneses muertos.

En una trinchera de Port Arthur, soldados rusos de pié y multitud de japoneses muertos.

Togo cablegrafió a Nogi:

La flota combinada le presenta sus calurosas felicitaciones por la gran victoria que su Ejercito viene de conseguir tras una lucha encarnizada de una posición a partir de la cual podremos golpear de muerte a la flota de Port Arthur. Le expresamos nuestra profundo respeto por las numerosas pérdidas en oficiales y hombres que ha sufrido.

Port Arthur bajo el fuego de la artilleria japonesa

Port Arthur bajo el fuego de la artilleria japonesa

Los rusos continuaron realizando contraataques que fueron rechazados, hasta que definitivamente abandonaron las posiciones sobre la colina 203 y toda su línea de defensa el 4 de diciembre. Comenzó entonces lo que el ingeniero diseñador del sistema defensivo ruso, y alma de la resistencia, general Kondratenko, denominó la lenta agonía de Port Arthur.

Sobre la cima se estableció un puesto de observación de artillería. En la tarde del 5 de diciembre comenzaron a caer sobre los buques anclados en la rada los primeros proyectiles, su objetivo el acorazado Poltava que fue alcanzado. El 7 fue hundido el Retvizan. El 9 se pudo observar como se encontraban tocados de diversa gravedad el Pobieda, Pallada y Gilyak; el Perestviet era un amasijo de hierros y el Bayan se encontraba en llamas. Sólo estaban más o menos operativos el acorazado Sebastopol y la cañonera Otvashni, que se pusieron al abrigo en la dársena del este, al abrigo de la colina del lobo.

Flota Rusa en Port Arthur

Restos de la flota rusa en Port Arthur

El 9 de diciembre el Sebastopol salió fuera de la rada y se posicionó al abrigo de las baterías del costa fuera del alcance de la artillería japonesa. Se rodeó de redes antitorpedos. Noche tras noche, entre el 9 y el 16 de diciembre, fue atacado por torpederos japoneses, que le lanzaron 98 torpedos, de los que 3 le llegaron a alcanzar sin conseguir hundirlo. De los 30 barcos japoneses que participaron en el ataque 2 torpederos fueron hundidos, así como, indirectamente, el crucero Takasago, que colisionó con una mina mientras cubría los ataques.

El Sebastopol permaneció a flote hasta la rendición de la plaza. El 2 de enero fue conducido a aguas profundas y hundido por su tripulación para no caer en manos enemigas.

Oficiales japoneses tras la captura de Port Arthur

Oficiales japoneses tras la captura de Port Arthur

Existe una película Japonesa sobre este hecho de armas: ‘203 kochi’